PUBLICIDAD
 
sábado, 14 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    1
     

    Locura de amor

    Toda acción deriva de una convicción. El amor en los tiempos modernos es y debe ser una locura para ser amor (no me lo invento, lo dicen las canciones).
    PREFERIRíA NO HACERLO AUTOR Noa Alarcón Melchor 08 DE FEBRERO DE 2014

    Lorena solía asistir a las retransmisiones de radio de Paco González.


    A la espera de saber más del caso en las próximas semanas (y sin duda sabremos más de uno de esos casos que deleitan a los programas de sucesos por su nivel de monstruosidad, es decir, por el horror y el asombro que nos produce el monstruo en cuestión al que nos enfrentamos), las primeras informaciones acerca del intento de asesinato de la mujer y la hija del periodista Paco González suenan a ridículo guión de telenovela barata. Y sin embargo, tienen a una mujer ingresada en la UVI, con una mano casi amputada, una hemorragia interna y varias puñaladas realizadas con un cuchillo de treinta centímetros, nada menos.

    Para los que no se han enterado (si es que hay algún feliz desconectado por ahí), el miércoles 5 de febrero, a primera hora de la mañana, la mujer del periodista salió de su casa en coche con su dos hijos. Dejó al pequeño en el colegio y se dirigía a dejar a la mayor en la universidad cuando dos desconocidos, un hombre y una mujer, asaltaron su coche. Iban con cuchillos y forcejearon, y le dijeron a la esposa del periodista que la iban a matar. La hija logró escaparse, y la mujer asaltante la siguió. Dentro, el hombre apuñaló a la mujer provocándole graves heridas. La hija consiguió ayuda de un trabajador que pasaba con su furgoneta por la zona, que redujo a los asaltantes hasta que tuvieron que huir, y algunos vecinos los persiguieron por el pueblo y dieron pistas a la policía, que los capturó al poco tiempo.

    Fue entonces cuando descubrieron que la trama la había urdido la mujer, una chica de Valladolid de 25 años, Lorena, obsesionada con el periodista deportivo, que había tomado la decisión de deshacerse de su esposa para allanar el camino hacia su amor. En ese momento tomaron sentido las denuncias que meses atrás había puesto el periodista contra alguien, anónimo, que les había estado siguiendo y realizando llamadas amenazantes. Ese alguien había sido unos sicarios (se habla de dos rusos y un búlgaro) a quienes Lorena había contactado por medio del camello de su novio-barra-amigo Iván (el otro asaltante) para asesinar a Mayte, la mujer de Paco González, pero que no solo no habían realizado el trabajo sino que les habían estafado los treinta mil euros del adelanto.

    Si todo esto no fuera suficiente, cuando la policía empezó a investigar llegaron a descubrir que los dos asaltantes tenían una mochila con sábanas y grilletes en el coche que habían aparcado cerca del cementerio de Majadahonda, donde pensaban deshacerse de la mujer una vez asesinada.

    El perfil de la agresora no puede ser más pintoresco. Quienes la conocen, los pocos que lo hacen, hablan de una persona reservada, tímida y bastante inexperta en situaciones sociales; un tanto manipuladora, que hace años también estuvo obsesionada platónicamente de un jugador de la Real Sociedad, a quien mandaba cartas de amor y perseguía en las concentraciones. Desde hacía años seguía la carrera del periodista y frecuentemente asistió como público al estudio del programa de radio. Debido a la asiduidad, en alguna ocasión los miembros del equipo les habían invitado a acompañarlos en celebraciones más personales. Todo apunta a que nunca tuvo ninguna relación personal ni íntima con el periodista, no al menos fuera de su cabeza. A su padre y a sus conocidos les hablaba de que cada vez estaba más obsesionada con él, que estaba enamorada y que él era para ella. A sus conocidos les decía que “colaboraba” con el programa y que se iba de copas con su amor, ellos solos, y que ella estaba convencida de que él estaba interesado en ella.

    Es como el acertijo del psicópata. En el funeral de su madre, una mujer conoce a un hombre maravilloso. Días después, ella mata a su hermana. ¿Por qué? Porque así volverá a ver a ese hombre maravilloso en un funeral de la familia. Del mismo modo, seguramente los peritos psiquiátricos averigüen que ella no veía ningún inconveniente en pretender acceder a la vida del periodista a pesar de haber sido ella quien asesinara a su esposa. A pesar de que a cualquiera el plan le parecería una chifladura. Para ella tenía sentido.
    Lo más escalofriante del asunto no han sido los hechos en sí, sino la normalidad de la muchacha hasta la fecha. Trabajaba en una clínica dental. Sus compañeros de trabajo, sus conocidos y su familia estaban en shock, incapaces de creer lo que había hecho alguien que ellos consideraban una mosquita muerta.

    Solamente alguien que entiende el amor como algo inevitable, como una locura, es capaz, vista en una situación mental comprometida, de llegar a estos extremos. Pero es que desde siempre nos han dicho que el amor es eso: una locura, una suerte que te toca y de la que no puedes escapar. Las mujeres de mi generación nos hemos criado con esa idea en la cabeza, completamente diferente a la idea de responsabilidad, elección y compromiso que supone el verdadero amor. No estoy justificando a la agresora. Pero entiendo cómo es posible que esto haya podido llegar a pasar.

    Toda acción deriva de una convicción. El amor en los tiempos modernos es y debe ser una locura para ser amor (no me lo invento, lo dicen las canciones). Debe ser obsesivo, absorberte el ánimo y las emociones; si no, no es suficientemente fuerte ni verdadero. Debe ser inevitable e incontrolable. Debe llegarte de una manera sobrenatural, confundirte los sentidos. Ese amor va y viene a su antojo, por eso a veces nos desenamoramos, y una vez desenamorados es imposible volver a invocarlo para salvar un matrimonio o una relación. Nos enseñan que si el motivo de nuestras vidas no es ese amor, nosotras como mujeres no valemos nada. Y, por supuesto, nuestro deber tiene que ser seguir y perseguir a nuestro corazón y a sus desvelos para realizarlo. Cueste lo que cueste, por encima de cualquiera.

    Si a eso le sumamos una personalidad trastornada y una historia familiar nebulosa, me pregunto cómo es posible que hayamos tenido que esperar hasta ahora para presenciar un suceso así.
     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Irene
    22/04/2014
    00:11 h
    1
     
    No sé lo que pasó ni toda la historia, pero pienso que eran más q amigos. Porque por muy mal que esté la joven era enfermera e higienista bucodental y no la iban a tener en un hospital si estaba mal. Muchos creemos y creo que acertamos q hubo rollo, vamos que fueron más q amigos. Porque no es muy normal todo esto, nadie hace estas cosas por un simple capricho.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Locura de amor
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: El origen de la realidad Intervalos: El origen de la realidad

    Hoy vamos a indagar en el sentido de realidad que hay tras la Palabra, según la carta de Pablo a los Colosenses, capítulo 2, versículo 17. También comentamos un relato de Chéjov y una pregunta de Pilato sobre este asunto que aparece en Juan 18:38.

     
    7 Días 1x08: COP25, la fe de Alisson Becker 7 Días 1x08: COP25, la fe de Alisson Becker

    La Cumbre del Clima en Madrid y su impacto informativo en redes y las muestras de fe de los deportistas de élite son los temas de la tertulia semanal.

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: una mujer admirable Héroes: una mujer admirable

    Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.