PUBLICIDAD
 
miercoles, 21 de febrero de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    ¡Nuestra boca se llenará de risa!

    En el dolor, ¿es posible hacerlo de verdad, sin ser sólo la palabra correcta, que nos toca usar, porque es lo que se espera de personas de fe?
    DESDE MI BALCóN AUTOR Febe Jordà 05 DE NOVIEMBRE DE 2011

    A veces, en algunas situaciones, sentimos tanta alegría, tenemos el corazón tan lleno de gozo, que se nos hace muy difícil no sonreír e, incluso, parece que la risa se nos escapa por la boca. En ocasiones coincide con la alegría de otros, por ejemplo con el juego feliz y despreocupado de los niños, o con una boda, o por haber alcanzado una meta largamente trabajada.

    En otras circunstancias, simplemente ser conscientes de los instantes de paz y plenitud nos produce gozo en el corazón, y entonces somos capaces de disfrutar de una lluvia suave, o de un día soleado, de la bendición del trabajo, de la tranquilidad de la rutina…

    Pero hay momentos en que la tristeza y el dolor se hacen presentes en nuestra vida, porque el camino no sólo no siempre es fácil, sino que muchas veces es muy duro caminar, con tantos tropiezos y pruebas que nos hieren, nos atormentan, nos agotan, con golpes secos que nos dejan sin aliento. ¿Cómo hablar, entonces, de gozo? ¿Es posible hacerlo de verdad, sin que sea solamente la palabra correcta, la que nos toca usar, porque esto es lo que se espera de personas de fe? ¿De verdad se puede experimentar algo así?

    La respuesta es sí. En primer lugar, porque el gozo es diferente de la alegría, aunque a veces usamos las palabras como sinónimas. Podríamos decir que mientras que la alegría es una expresión de júbilo como respuesta a alguna situación, el gozo es un estado de base, de fondo. Y mientras que la primera se fundamenta en los sentimientos, el segundo se edifica más sobre la razón y, por tanto, es más sólido.

    ¿Cuáles son, entonces, estas razones de base que nos pueden hacer sentir gozo a pesar de las circunstancias adversas que podamos estar viviendo?Para empezar, que el Dios creador de cielo y tierra es un Dios cercano al ser humano, y no sólo esto, sino que además nos ama, y hasta tal punto, que ha comprometido la vida de su Hijo en nuestra ventura.

    Y este Dios del que hablamos sabe de qué va nuestro sufrimiento y nuestro dolor, porque en carne propia conoce de necesidades, agotamiento, enfermedades, abandono, pérdidas, traición, soledad; porque en Jesús lo ha sufrido, y se compadece. Y, aquí viene lo mejor, promete hacer el camino junto a nosotros.

    Además de por quién es nuestro Dios, que nos ama y se compromete con nosotros, este gozo de fondo lo tenemos también por las cosas que Él ha hecho a nuestro favor: librarnos de la cautividad, que no podíamos ni soñarlo, atrapados e incapacitados para ser libres como estábamos. Por eso, por sorprendente que parezca, puede surgir una genuina alabanza al considerar todas estas cosas, y escapársenos la risa aun en medio de la tristeza y las dificultades, porque nos sentimos amados de una manera tal que no podíamos ni imaginar.

    Uno de los hechos que más me llama la atención es que muchos de los más preciosos himnos de adoración han surgido en momentos de intensa prueba y dificultad de sus autores, cuando estaban abrumados por el dolor y sus pérdidas eran humanamente insoportables. Pero… ellos conocían a su Dios, sabían en quién habían creído.

    También es cierto que cuando nuestra alma está tan lesionada, tan herida que no tenemos ya palabras ni fuerzas para continuar el camino que intuimos que nos queda por delante, la alabanza al Señor es el único bálsamo eficaz para el espíritu, porque al dirigir nuestra mirada hacia Él, su majestad nos desborda. Y entonces, cuando consideramos que se acuerda de nosotros, de nuestras cosas, que se ha perfeccionado a través del sufrimiento obediente para llegar a la cruz que nos salva, ¿qué puede brotar de nuestro corazón sino una gratitud sincera y una adoración rendida, que se expresa en alabanzas?

    Y cuando, en otros momentos, nos llegan las lágrimas porque estamos obedeciendo el mandamiento de nuestro Señor de sembrar, haciendo uso de los talentos con que nos dotó personalmente, y la tarea es ardua, o no es comprendida y tal vez, incluso, criticada, tenemos su promesa de que, de regreso, volveremos con regocijo, trayendo las gavillas, como dice el salmo[i].

    Foto: Copyright (c) 123RF Stock Photos

     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¡Nuestra boca se llenará de risa!
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Una fe que razona o una razón que cree? ¿Una fe que razona o una razón que cree?

    En nuestras decisiones cotidianas ¿unimos la fe y la razón? ¿Es la fe cristiana una “fe ciega”?

     
    “La cristianofobia es una realidad en Europa” “La cristianofobia es una realidad en Europa”

    Ted Blake, director de Puertas Abiertas en España, analiza en profundidad la Lista Mundial de Persecución 2018.

     
    Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal)

    Análisis de las principales profecías cumplidas en la persona de Jesús, especialmente en su nacimiento. Entrevista a César Vidal 

     
    El cristiano y la ideología de género: Juan Varela

    “No podemos ser pasivos y sí huir del liberalismo y del fariseísmo", dice Juan Varela, autor de la "Guía sobre ideología de género, familia y matrimonio" de la Alianza Evangélica Española.

     
    “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

    Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    ‘Mi primer beso’, Débora Romo ‘Mi primer beso’, Débora Romo

    Una canción sobre el conocimiento eterno que Dios tiene de cada uno de sus hijos.

     
    Toda la Biblia: 1º Crónicas Toda la Biblia: 1º Crónicas

    ¿Qué aprendemos de las genealogías de la Biblia? Entre otras cosas, que Dios cuida los detalles.

     
    Cerca Cerca

    Una canción sobre el deseo de conocer a Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.