PUBLICIDAD
 
viernes, 23 de febrero de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    4
     

    De héroes, cobardes y otras gentes

    En las olimpiadas de Méjico de 1968, en la prueba de maratón, John Stephen Akhwari -el corredor de Tanzania- llegó el último, cuando ya todo el mundo daba la carrera por finalizada desde hacía mucho rato.
    DESDE MI BALCóN AUTOR Febe Jordà 10 DE JULIO DE 2011

    Entró en el estadio con las piernas sangrando, pues había caído y se había lesionado seriamente. Al verle llegar, y una vez atendido, varios periodistas se acercaron, y uno de ellos le preguntó: "¿Cómo no abandonó usted la carrera?".

    Su respuesta fue la siguiente: "Mi país no me envió para que empezara la carrera, sino para que la terminara".

    Cuando escucho una historia así, o en algún libro o en alguna película alguien muestra valor, bondad, coraje, perseverancia o valentía, por un momento yo quisiera ser el pequeño héroe de la historia. Y entonces pienso que mi vida, que nuestras vidas, son también, en realidad, una película, en la que el argumento depende en gran parte de nosotros.

    ¿Recordáis la alegría allí, en la salida de nuestra carrera cristiana?

    Teníamos por delante toda una vida, y la veíamos teñida de un nuevo color y un nuevo sabor. Sabíamos que ya no estábamos solos y, con la ayuda del Señor, íbamos a comernos el mundo.

    Ha pasado el tiempo. Y en algunos casos no ha sido fácil llegar hasta aquí, ¿verdad? Y una se hace mayor. No sólo son las canas y las arrugas: es esta sensación de tener perspectiva de las cosas.

    ¿Sabéis qué me ha parecido observar? Que mientras que en la vida nos esforzamos, luchamos y nos sacrificamos por alcanzar las metas que nos proponemos, en las cosas del Señor tenemos a veces otra actitud.

    ¿No habéis estado trabajando duro más de un verano o en navidades, para conseguir el dinero que necesitáis para la cámara, o el viaje, o el primer plazo de la moto? Y merecía la pena, ¿no? ¿No habéis ido durante meses al gimnasio y, poco a poco, habéis conseguido poneros en forma, tal como deseabais? ¿No habéis estudiado durante años, para estar bien preparados y obtener el mejor trabajo posible? ¿No habéis tenido que sacrificar más de una posible comida en un restaurante, incluso un viaje entero, para poder pagar el piso? Y lo habéis hecho con ilusión, pues el piso en cuestión iba a ser el hogar compartido con la persona amada. ¿Y no os ha costado, todo eso?

    La carrera cristiana, la vida cristiana, no es un camino de rosas. Ya lo sabíamos.El camino es largo y lleno de pruebas y obstáculos. A veces parece que el cansancio nos va a vencer. Otras veces son las heridas recibidas.

    En ocasiones son los tropezones y las caídas que, por descuido o deliberadamente, vamos teniendo. A veces nos invade el desánimo. Otras perdemos las energías luchando en el bando equivocado, contra los nuestros...

    Pueden ser mil cosas. Y, ¿sabéis qué es lo peor? Que asumimos, sin mucha resistencia, el fracaso. El fracaso que no admitiríamos de ninguna manera en otras áreas de nuestra vida.Y nos encogemos de hombros y pensamos: "no hay nada que hacer"; “la vida es así”. ¡Pero bueno!

    Volvamos a las películas, si me permitís. Yo sé que no voy a ser la gran heroína de ninguna gran película. Pero, sin duda alguna, soy la protagonista de mi vida, la gran y única protagonista de mi película. Lo mismo que tú de la tuya. A mí me gustaría hacer un buen papel. Y ahora sé que la mayoría de héroes son anónimos; ¿lo sabías tú? Anónimos pero valientes; anónimos pero fieles; anónimos pero perseverantes; y bondadosos, sinceros y gozosos; anónimos pero parecidos a Cristo; anónimos para todos... menos para Él.

    Los héroes de la Biblia eran personas muy parecidas a nosotros… ¡pero que muy parecidas a nosotros!Y a pesar de sus flaquezas, debilidades y pecados, el Señor, que mira el corazón, se alegraba de las vidas de muchos de sus hijos e hijas, por el empeño que ponían en agradarle, en seguirle, en obedecerle.

    Yo no quiero ser el cobarde de la película. Ni el traidor. Ni el necio. Ni el malvado. Ni el imprudente, ni el renegado, ni el enemigo...

    La percepción que teníamos al empezar la carrera era bastante correcta: no estamos solos, ¡el Señor sigue a nuestro lado... si no le hemos echado fuera, claro! Y es verdad que puede ayudarnos en todo lo que necesitamos... si se lo pedimos, y si nos interesa en algo el tema de la fidelidad, la fidelidad por amor, por supuesto. Si nos interesa el tema de la extensión del reino, y el de la gloria de su Nombre Santo, y el de la victoria espiritual.

    Y hay algo estupendo: que podemos andar el camino juntos. Tú y yo. Y el Señor; que realmente es quien dice ser. ¡Pues venga! ¡Adelante!¡Que no hay más tiempo que perder... y el Amado nos espera con los brazos abiertos, con la mirada tierna y con su cariñosa sonrisa al final del camino!
     

     


    4
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    JRRiudoms
    15/07/2011
    01:17 h
    4
     
    Gracias por este artículo. Atentamente
     

    Rosa Jordán de Franco
    13/07/2011
    12:16 h
    3
     
    FEBE, me gustó mucho la analogía del corredor de Tanzania con la carrera del cristiano Su respuesta a la pregunta: '¿Por qué no abandonó usted la carrera?' debería ser la nuestra cuando viene el desánimo, por la causa que sea: 'No abandonaré la carrera porque Dios no me mandó a comenzarla, y no me daré por vencida hasta terminarla.' Podemos estar derruídos pero no destruídos, como dice San Pablo. SALUDOS, Febe.
     

    republic
    11/07/2011
    13:09 h
    2
     
    Bien Febé.Deduzco que has recorrido muchos kilómetros.Aún te quedan y creo que llegarás incluso magullada o herida como el atleta. Yo antes de ser cristiano participé en Javieradas(castillo de javier en NAvarra,ya que donde estudiaba eran devotos de aquello.Llegaba siempre con los pies llenos de ampollas,sediento,con hambre,cansado (algunos incluso en ambulacia).Aquello me sirvió para aprender lo que tu expones.El final de la carrera es lo importante,no tanto el como se llega. Creo que también a los nuevos habría que explicar esto(el evangelio completo).No ponerles sólo la miel en la boca,sino también las duras advertencias de Nuestro Señor Jesuscristo.Por supuesto que ánimo en el Señor a
     

    Teresa
    10/07/2011
    19:18 h
    1
     
    Necesitaba que alguien me diera ánimos. Gracias, Febe.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - De héroes, cobardes y otras gentes
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Aarón Lara: ser sal y luz en todo Iberoamérica Aarón Lara: ser sal y luz en todo Iberoamérica

    Entrevista al presidente de los dos Congresos Iberoamericanos celebrados en México, el último el 14-17/02/18. Proyectos conjuntos sociales, políticos y en los medios por una mayor presencia e influencia de iglesia y creyentes evangélicos en la sociedad. 

     
    ¿Una fe que razona o una razón que cree? ¿Una fe que razona o una razón que cree?

    En nuestras decisiones cotidianas ¿unimos la fe y la razón? ¿Es la fe cristiana una “fe ciega”?

     
    “La cristianofobia es una realidad en Europa”

    Ted Blake, director de Puertas Abiertas en España, analiza en profundidad la Lista Mundial de Persecución 2018.

     
    El cristiano y la ideología de género: Juan Varela

    “No podemos ser pasivos y sí huir del liberalismo y del fariseísmo", dice Juan Varela, autor de la "Guía sobre ideología de género, familia y matrimonio" de la Alianza Evangélica Española.

     
    “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

    Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    ‘Aquí estamos’, Marcos Vidal ‘Aquí estamos’, Marcos Vidal

    En el ministerio hay desgaste, pero la gracia del Señor siempre está presente.

     
    La Biblia, ¿machista? La Biblia, ¿machista?

    Al acercarnos a la Biblia, es importante entender el contexto en el que fue escrita.

     
    Toda la Biblia: 1º Crónicas Toda la Biblia: 1º Crónicas

    ¿Qué aprendemos de las genealogías de la Biblia? Entre otras cosas, que Dios cuida los detalles.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.