PUBLICIDAD
 
jueves, 22 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Reforma de la Educación
¿Qué solución prefiere respecto a la asignatura de religión en las escuelas?





VER MÁS ENCUESTAS
 



Ministerio en prisiones
2
 

“Si Junqueras solicitara una Biblia, se le daría en catalán o el idioma que necesitase”

Hablamos con Samuel López, el coordinador de ministros evangélicos del centro penitenciario de Estremera, donde se encuentra preso el ex–vicepresidente de la Generalitat.

AUTOR Redacción P+D, Jonatán Soriano MADRID 23 DE FEBRERO DE 2018 17:23 h
La prisión de Estremera, donde se encuentra Oriol Junqueras. / Marta Rovira (elmón.cat)

Oriol Junqueras ingresó en la cárcel pasado 2 de noviembre y, desde entonces, muchos medios de comunicación han alentado la polémica con publicaciones acerca de lo que come o lo que hace el ex–vicepresidente de la Generalitat en prisión. El último episodio que ha generado debate ha sido el del envío de una Biblia, en catalán, del 500 aniversario de la Reforma por parte de Josep Lluís Carod-Rovira, ex-líder de Esquerra Republicana, la formación que sigue presidiendo Junqueras.



Samuel López es el coordinador de ministros evangélicos del centro penitenciario Madrid VII Estremera, donde se encuentra Junqueras. Según López, la llegada del político catalán no ha afectado la vida del centro, más allá de la “repercusión mediática”. Niega que exista ningún trato preferencial a políticos dentro de la prisión, por donde también han pasado autoridades de la Comunidad de Madrid, dice.



Su rutina en la cárcel, donde sirve desde hace siete años, incluye desde la celebración de cultos y bautismos hasta salidas programadas con internos a campamentos cristianos. Preguntado sobre si existe alguna limitación a la Biblia dentro de las paredes de Estremera, asegura que “todo el mundo tiene el derecho y la oportunidad de recibir su Biblia en el idioma que lo desee”.



 



Pregunta: ¿Qué hacéis en la cárcel, Samuel?



Respuesta: Somos un equipo de personas que pertenecen a iglesias de diferentes denominaciones y de diferentes puntos de Madrid y trabajamos como ministros y auxiliares de culto a través de FEREDE, dando la asistencia religiosa evangélica en Estremera. Realizamos cuatro cultos cada semana, uno por sección, que es donde están organizados los diferentes módulos. Estremera es una prisión grande y, por eso, un día se hace un culto para las mujeres, otro día se hace uno para una mitad de la cárcel, etc..



 



P: Aparte de los cultos, ¿lleváis a cabo más actividades?



R: Sí. También hacemos reuniones de discipulado, para ayudar a la gente a crecer más en Dios, y asistencia pastoral, visitando a los internos en el módulo o bien recibiéndolos en nuestro despacho. Aunque preferimos ir personalmente para visitar a cuantas más personas mejor. Por ejemplo, hace unos días una compañera y yo estuvimos en un módulo hablando con varios internos que tenían problemas, tanto a nivel familiar como espiritual. Entonces tenemos un tiempo personal, de tú a tú, para poder hablar con cada uno de los internos.



Por otro lado, también hay salidas programadas, en las que sacamos a internos a campamentos cristianos, hay conciertos de góspel y de grupos de música cristianos, obras de teatro y actividades especiales, por ejemplo, para Semana Santa o Navidad.



 



P: ¿Cómo comienza tu experiencia personal con la cárcel, Samuel?



R: Llevo siete años trabajando en la prisión de Estremera. Lo compagino con la prisión de Alcalá Meco de hombres. (En el centro para mujeres de Alcalá Meco estuvieron presas Dolors Bassa y Mertixell Borràs, consejeras del ejecutivo catalán junto a Junqueras). También he trabajado en la prisión de Aranjuez. Así que, desde hace siete años mi vida está en torno a una cárcel. Estoy más tiempo dentro que fuera. (Ríe).Yo empecé cuando entré, en una ocasión, a cantar con el Coro Gospel de Madrid en un concierto que hubo en la prisión. Encontré un sitio en el que Dios me llamó y me quedé, hasta el día de hoy. En un principio fui voluntario, dando talleres de teatro y de rap. Posteriormente comencé como asistente de ministro de culto, después como ministro de culto y, finalmente, ahora soy el coordinador del equipo que trabaja aquí, en la prisión. Somos un total de cinco personas a las que, en breve, se van a agregar tres nuevas porque cada dos años se renueva el equipo y se producen cambios. Solemos ser entre ocho y nueve personas las que estamos trabajando dentro de Estremera.



 



P: ¿Cómo es Estremera?



R: Estremera es la última prisión que se hizo en Madrid y es una de las más nuevas, en cuanto a instalaciones, si se compara con otras como Alcalá-Meco. Hay una gran diferencia en el sistema modular y cómo conviven las personas. Aún así, no deja de ser un lugar en el que no dejas de estar privado de tu libertad, por el motivo que sea, y no solamente la persona sino también la familia. Es un lugar que está lejos de Madrid, a unos 75 quilómetros, en medio de la nada. Pero hay la posibilidad de hacer bastantes actividades.



Está clasificada como una de las prisiones más conflictivas de España pero, a nivel personal, en los siete años que llevo me he sentido como en mi casa. No he tenido ningún problema con internos, ni con funcionarios, ni con directivos, ni con nadie. Soy uno más para un funcionario y uno más, igualmente, para una persona presa.



 



P: ¿Por qué es de las más conflictivas?



R: Es una prisión de máxima seguridad pero no todo el mundo que está allí tiene que cumplir ese requisito. Es cierto que el perfil de persona que suele entrar sí lo cumple, pero también hay quien está dentro por haber robado una manzana, en sentido metafórico. Hay dos perfiles, dos tipos de población reclusa que no conviven entre sí.



Los cultos, en cambio, son para todo el mundo por igual. Cualquiera que lo desee puede venir al culto, en el día en que le corresponda a su módulo, sin ningún tipo de problema.  



 



P: En este sentido, ¿cómo está siendo la experiencia espiritual?



R: Cada verano hacemos bautismos dentro de la cárcel, en el mes de junio. Es una maravilla ver cómo Dios cambia la vida de las personas y cómo, cuando salen en libertad, se incorporan a iglesias.



 



P: Y las iglesias, ¿están preparadas para recibirlas?



R: Es necesario, como iglesia en conjunto, una mayor involucración. Tener más memoria de las prisiones y los hospitales que, muchas veces, pasan desapercibos. Se necesita mucha oración por las personas que se encuentran aquí para que Dios las cambie.



Este no es uno de los ministerios más populares. Todo el mundo parece estar dispuesto a participar pero nadie quiere involucrarse. Sí que en un ministerio de misiones o apadrinamiento se pueden enseñar fotos de niños y parece que la gente se sensibilice más. Nosotros no podemos mostrar de manera visual el trabajo que hacemos porque, obviamente, no podemos incorporar una cámara en el interior de la cárcel. Entonces, parece que hoy en día en la iglesia mueven más los sentimientos que el llamado. Me doy cuenta de ello cuando me toca compartir acerca de este ministerio.



 



P: Pasemos a hablar de Oriol Junqueras ¿Habéis notado su llegada?



R: La única diferencia que ha habido hasta la fecha es que antes no éramos una prisión conocida y ahora salimos en todos los medios. En el día a día no hay ningún cambio. No solamente está Junqueras. También han estado políticos de la Comunidad de Madrid. Ya ha habido otros políticos antes. Hoy en día, que haya un político en la cárcel puede parecer más normal de lo que creíamos hace años. Y todavía faltan más por llegar, porque hay muchos casos de corrupción.



Cuando han estado dentro no ha habido diferencia entre un político de aquí de Madrid, por ejemplo, que otro. Simplemente es la repercusión mediática.



 



P: ¿Habéis atendido a Junqueras?



R: No podemos revelar ninguna asistencia religiosa que hayamos dado a cualquier persona. La Ley de Protección de Datos nos impide filtrar detalles de los servicios que prestamos porque es un delito. Cada persona, en su privacidad, tiene derecho a asistir o a no hacerlo. Además hay un secreto de confesión. Aún así, todas las personas que hay en la cárcel, en cualquiera de los módulos, tiene la oportunidad de llamarnos y de acercarse a personas que vienen de las iglesias. Tenemos un acceso muy cercano con toda la prisión.



 



P: ¿Los políticos encarcelados tienen un trato preferencial respecto de los demás?



R: No. Un preso es una persona y a todo el mundo se le trata por igual. Es cierto que hay algunos más mediáticos que otros pero a nadie se le trata diferente por venir de un lugar o de otro. Son políticos presos, y no presos políticos. Son iguales al resto de los compañeros que están allí por incumplir una ley determinada. No veo una diferencia de trato en nadie dentro de la prisión.



 



P: En relación a la polémica suscitada por la Biblia que envío Carod-Rovira y que no llegó a manos de Junqueras, ¿qué opinas?



R: Anualmente compro 3.000 biblias, de las que prácticamente la mitad van a parar a Estremera. Constantemente entro con biblias en la cárcel y en todos los idiomas. Chino, rumano, inglés, castellano. Todo el mundo tiene el derecho y la oportunidad de recibir su Biblia en el idioma que lo desee. La prisión nunca se ha opuesto a eso porque se entiende que forma parte del servicio y la prestación que nosotros estamos dando. Nunca hemos tenido ningún problema.



Ahora bien, hay cierto tipo de cosas que no entran de fuera a dentro de la prisión. Meter una Biblia por una vía ordinaria, cuando ya se le proporciona una dentro a cualquier interno, no tiene sentido. Exactamente igual que si hay jabón dentro de la cárcel, porque se puede comprar en el economato, y un interno intenta entrar una botella le dirán que no. Muchas veces se olvida que hay unas líneas de seguridad que se deben tomar. Si Junqueras solicitara una Biblia, se le daría en catalán o en el idioma que él necesitase para leerla. A mí eso no me importa. A mí lo que importa es que conozca a Dios. Él y todos.



 



P: Pero Carod-Rovira dijo que en un primer momento la prisión no había puesto trabas.



R: Nunca hemos utilizado una “palabra clave”. Cuando llega una Biblia, la cojo y la reparto. También hay que tener en cuenta el sensacionalismo que crea la situación en Cataluña. Al final de su comunicado, Carod-Rovira hablaba de terminar con la Santa Inquisición y a mí me parece algo incoherente si no se sabe lo que estamos haciendo aquí y que la prisión nos está ayudando en nuestra labor de predicar el evangelio. Presume de ser una persona experta en el protestantismo pero no tiene ni idea del trabajo que están haciendo los protestantes dentro de un centro penitenciario. Él podría haberle dicho a Junqueras que nos pidiese una Biblia evangélica en catalán en lugar de hacer lo que hizo y, después, salir con el victimismo. Lo que pasa es que eso no rellena un periódico y, al final, las revoluciones hay que mantenerlas metiéndoles paja durante todo el día para que la llama arda. Decir “la Santa Inquisición del Estado español” es quedarse a gusto diciendo las mismas cinco palabras de siempre. Nosotros nunca hemos tenido ningún problema a la hora de llevar a cabo nuestro trabajo aquí.


 

 


2
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

GospelBox
01/03/2018
12:02 h
2
 
No sabía que el coordinador evangélico del centro de Estremera tenga en su cargo la opción de opinar políticamente, de algo que hasta Amnistía Internacional a puesto nombre PRESOS POLÍTICOS. Lo único que hace es constatar lo que dice Carod, seguimos en tiempos pasados donde la Santa Inquisición decide que y como se hace. El nunca habrá tenido problema en llevar a cabo su trabajo aquí, pero el si que nos hace tener problemas para hacer llegar una Biblia si no pasa explicitamente por el.
 

JRRiudoms
24/02/2018
00:33 h
1
 
¡Vaya coordinación! O sea, que si una persona "externa" quiere regalar una Biblia a una persona en presidio, no lo puede hacer. Es "el coordinador" quien tiene la potestad de entrar -o no- Biblias. Exclusivismo... No llamaría a esa situación "Inquisición", pero es muy poco cristiano el argumento que da el coordinador para negar que un recluso reciba un obsequio en forma de Biblia de alguien con quien tiene lazos de amistad. Y no nos venga con las medidas de seguridad: no contenía ninguna lima!
 



 
 
ESTAS EN: - - “Si Junqueras solicitara una Biblia, se le daría en catalán o el idioma que necesitase”
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
El crecimiento evangélico en Córdoba y España El crecimiento evangélico en Córdoba y España

Máximo Álvarez, director del ministerio Evangelismo a Fondo España (EVAF), expone las causas del crecimiento evangélico y su perspectiva sobre los próximos años.

 
Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

“Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

 
Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.