PUBLICIDAD
 
jueves, 23 de marzo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Sentencia de la UE y libertad religosa
¿Le parece bien el veto a todo signo religioso en el trabajo?
34%
No
66%
Encuesta cerrada. Número de votos: 99
VER MÁS ENCUESTAS
 



6
 

Nuestros hiyabs invisibles

Es loable que la actual campeona de ajedrez de EEUU, se niegue a jugar el próximo Campeonato Mundial con el velo que impone la ley iraní a las mujeres. Pero hay también velos invisibles en nuestra “sociedad moderna”.

AUTOR Redacción P+D 07 DE OCTUBRE DE 2016 22:00 h
hiyab, fútbol La selección femenina afgana integra el hiyab en su nueva equipación

Hemos publicado una noticia que sin duda nos conmueve: Nazi Paikidze-Barnes, actual campeona de ajedrez de Estados Unidos, no quiere jugar bajo las restricciones que impone la ley iraní a las mujeres.



La jugadora lidera un movimiento de boicot al Campeonato del Mundo de Ajedrez Femenino -que se celebrará en Teherán el próximo año- por verse obligadas a cubrirse la cabeza con el pañuelo islámico.



Sin duda es loable este posicionamiento, que sirve para hacer una llamada a la acción, a la remodelación de la cultura hacia la identidad de la mujer. Algo que no es cómodo ni agradable, porque puede suponerle enfrentamientos, choques, y la posible pérdida de un título mundial.



Al hilo de este hecho, hay al menos dos aspectos que nos gustaría tratar.



El primer aspecto es la importancia de los gestos firmes que obligan a los demás a posicionarse. Esto es muy habitual en política, y en la actuación de los diversos lobbys sociales. Pero no en la iglesia evangélica.



En general, hay dos tendencias. La primera a la confrontación directa, al choque bélico, a la actuación por aplastamiento: "NO a tal" (y en tal pongan lo que quieran, ya sabemos lo que es más frecuente). Sin diálogo, sin acercamientos, sin entendimiento del otro. Sin duda esto puede ser necesario en casos extremos, pero no como una conducta habitual.



La segunda tendencia es el elegante silencio. No estamos de acuerdo, pero miramos para otro lado. O pronunciamos una frase genérica que nos deja satisfechos, pero que en nada ni a nadie afecta. Es el silencio de los hombres buenos, que como dijo Martin Luther King, a veces hace más daño que la maldad de los malvados.



Un segundo aspecto es el que lleva al titular de este Editorial. Unido a lo loable de la actuación de la ajedrecista Nazi Paikidze-Barnes, nos surge la pregunta: ¿por qué un torneo mundial femenino?



No nos interpreten mal. Si quieren hacerlo, que lo hagan. Pero ¿por qué no existe un Campeonato Mundial de ajedrez abierto a hombres y mujeres?



En atletismo u otros deportes de fuerza, parece lógico que exista una desventaja por características físicas propias de cada sexo.



Pero en inteligencia ¿es inferior la mujer o superior el hombre? Parece que estamos diciendo que sí al separar a ambos campeonatos -masculino y femenino- como si la mujer fuese incapaz de enfrentarse en un tablero de ajedrez “de tú a tú” al hombre ¿O es que hay miedo o vergüenza de que una mujer sea la que se lleva la victoria?



Es como un hiyab invisible que ponemos los occidentales, que nos consideramos muy igualitarios y demócratas, sobre el cerebro de la mujer (también hay "burkas occidentales" tristemente muy visibles, como la trata de mujeres, pero ese es otro tema).



A nivel de iglesia (evangélica), como decía Noa Alarcón en uno de sus siempre interesantes artículos, ¿por qué no suele haber mujeres ponentes en los grandes encuentros o conferencias evangélicos? No estamos hablando de ejercer o no el pastorado, sino de dones, talentos y personas que tienen mucho que dar a la comunidad de la fe; y a las que se pone un velo (invisible a menudo para quien lo coloca y para quien lo lleva).



Jesús se posicionó de forma clara y contundente ante la sociedad en multitud de temas, y no le importó que eso trajera consecuencias (!Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas -Lucas 6:26).



También incluyó de una forma -extraordinaria, más aún para su tiempo- a la mujer en su vida y sus Buenas Nuevas, hasta el punto de que el primer testigo de su resurrección fue María Magdalena (cuando las leyes judías no daban credibilidad al testimonio de una mujer sola).



Los errores en estos dos aspectos -firmeza y claridad, hiyabs invisibles- son sin duda desafíos para nuestro tiempo, como sociedad y como iglesia.


 

 


6
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Manuel5
14/10/2016
10:11 h
4
 
El hiyab discrimina a la mujer (por motivo de género) ante el hombre. El cabello de la mujer es considerado "tentador" así como su cuerpo. Sin embargo para el cuerpo del hombre no existe esa restricción. Vean como un "mandamiento" medieval humano llega hasta nosotros (siglo XXI) con el pretexto de haber sido ordenado por "el mismísimo Dios"
 

Alfonso Chíncaro (Perú)
11/10/2016
01:30 h
3
 
Desde hace mucho tiempo, como una cosa mía, también pienso lo mismo acerca del ajedrez. No existen razones para obligar a enfrentar a jugadores distinguiéndolos por su sexo. Aunque quizás en los combates prolongados (las lides por el título mundial, por ejemplo), sí sea importante la resistencia física, a causa de un desgaste natural en el tiempo, no en la contienda.
 

Galo Nómez
09/10/2016
17:12 h
2
 
De hecho hay un deporte donde no existen competencias separadas por género: la equitación
 

Marc
08/10/2016
01:40 h
1
 
Una pregunta: ¿dejarían entrar una mujer o un hombre desnudo a la iglesia a tomar la Santa Cena? Claro que no. Sería un horrendo sacrilegio. En el mismo sentido, la mujer sin hiyab es para los islámicos una ofensa mayor. ¿Qué tiene de malo ir a jugar tapandose los pelos por un rato? Lo que pasa es que estamos en medio de una guerra odiosa donde hasta las costumbres son utilizadas para argumentar en contra. Y culpa de esto la tienen los islamistas con su prepotencia. Pero no le vamos a la saga.
 
Respondiendo a Marc

Manuel5
14/10/2016
10:15 h
5
 
"¿Qué tiene de malo taparse los pelos por un rato?" ..Entonces también valdrá decir:"¿Qué tiene de malo recordar a la Virgen Maria en las oraciones?" ..¿Verdad? Y así todas las creencias (falsas) de nuestro prójimo.
 
Respondiendo a Manuel5

Blanco
17/10/2016
13:34 h
6
 
Mezclar el cubrirse el pelo con el dirigir oraciones a María es mezclar la velocidad con el tocino. Son conceptos que no tienen nada que ver. De hecho, en la más grande iglesia evangélica en España, la Iglesia de Filadelfia, hombres y mujeres se sientan en bancadas distintas, separados. Y en muchas otras iglesias las mujeres se visten o acuden a la iglesia cubriéndose la cabeza. Por favor, sean coherentes y veraces. Lo triste es que cada personaje evangélico tiene su propia doctrina personal.
 



 
 
ESTAS EN: - - Nuestros hiyabs invisibles
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Ley Mordaza para evangélicos españoles Ley Mordaza para evangélicos españoles

Un análisis de la actualidad social y política de César Vidal. Podemos y su postura ante las misas, los ataques a HazteOir, la libertad de expresión, la Iglesia confesante.

 
La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
 
Ideología de género, la familia y los cristianos

Análisis de la campaña del bus de HazteOir contra la ideología de género y de esta corriente de pensamiento en España y a nivel internacional. Entrevista a César Vidal.

 
¿Libertad de expresión o delito de odio?

La tendencia en España es la de que las mayorías ideológicas aplasten a aquellos que piensen distinto. Jaume Llenas analiza el caso del autobús de HazteOir.

 
La Biblia del Oso ya tiene su tesis

Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

 
Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

“Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

 
Pastor David Ortiz, superviviente y vencedor en el nombre de Jesús en Israel

Entrevista al pastor David Ortiz, cuyo hijo Ami salvó milagrosamente la vida en Ariel (Israel) al estallarle una bomba que era para él. Su historia y la de su esposa Leah es un mensaje de esperanza y perdón en medio de la barbarie, y del poder de Dios obrando de una forma tan real como sobrenatural.

 
FOTOS Fotos
 
La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

 
Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

 
Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

 
VÍDEOS Vídeos
 
3MJ #53: el equipo de Jesús 3MJ #53: el equipo de Jesús

¿Habrías escogido a los discípulos como lo hizo Jesús? Fueron personas comunes, pero cuando fueron llenas del Espíritu, cambiaron el mundo.

 
8 causas: razas y culturas 8 causas: razas y culturas

A veces pensamos que todos deben ser como nosotros y rechazamos a quienes no lo son. Sin embargo, Dios valora a cada persona sin importar su procedencia.

 
Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.