PUBLICIDAD
 
viernes, 19 de julio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Leopoldo Cervantes-Ortiz
 

Adélia Prado: Poesía y fe audaz en diálogo creativo (II)

El momento político era del auge de la dictadura, y, en el plano de la poesía, se propagaba lo que se convenció llamar de poesía marginal. La poeta llega con una obra que pasa a lo largo de estos elementos contextuales.

GINEBRA VIVA AUTOR Leopoldo Cervantes-Ortiz 26 DE ABRIL DE 2019 09:00 h
La poetisa brasileña Adélia Prado.

Desde la época de Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695) surgió, en lo que ahora es América Latina, una poesía que, en el tratamiento de lo sagrado, manifestaría una audacia poco común producto de la familiaridad con lo religioso y sus múltiples posibilidades. De ahí que sea posible rastrear en cada país, muestras de un fervor espiritual acompañado de insinuaciones líricas profundas y abiertamente provocadoras, guiadas por el temperamento y el talento de las autoras. En versos que van desde la innegable mística hasta la iracunda increencia, la poesía latinoamericana escrita por mujeres ha sido capaz de presentar todos los registros imaginables. En el siglo XX, algunos nombres resultan obligados: Romelia Alarcón Folgar (Guatemala, 1900-1970), conscientemente irreverente y renovadora; Dulce María Loynaz (Cuba, 1902-1997, Premio Cervantes 1992), con una poesía intimista, pero resultado de una fe abarcadora; Clara Silva (Uruguay, 1905-1976), de líneas feroces y heterodoxas; Concha Urquiza (México, 1910-1945), de trágico final, pero cuya obra es desgarradora y exigente; Enriqueta Ochoa (México, 1928-2008), atrevida en una época de represión religiosa atroz: Las urgencias de un Dios (1950) fue una auténtica bomba en la pequeña ciudad donde vivía; Belkis Cuza Malé (Cuba, 1942), penetrante y aguda en su neobarroquismo; y Gioconda Belli (Nicaragua, 1948), abanderada de un erotismo y una feminidad desbordantes. Se mencionan aquí sin ánimo de alcanzar la exhaustividad.



 



Diferentes portades de Bagaje.



A esa vertiente pertenece la brasileña Adélia Prado desde Bagagem (Bagaje), su primer libro aparecido en 1976, y vertido en 2000 al castellano por el sacerdote y pintor jesuita peruano José Francisco Navarrete (Huancayo, 1959, fallecido inesperadamente en 2017), quien se sumergió en esta poesía y salió airoso con la traducción de éste y otros cuatro volúmenes, además de que trabó una amistad personal con ella. La tesis doctoral, fruto de esa enorme pasión, llevó por título La mística de la vida cotidiana en la poesía de Adélia Prado y se publicó como La mística de cada día. Poesía de Adélia Prado, por el Fondo Editorial de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya en su país natal, en 2009. En la edición mexicana de Bagaje (México, Universidad Iberoamericana-Praxis, 2000), Navarro esboza las grandes líneas espirituales de esta obra lírica después del magnífico esfuerzo académico por interpretarla:




Adélia Prado es lectora asidua de la Biblia, en especial de los Salmos, Cantar de los cantares, Libro de Job, Isaías y los Evangelios. También es lectora constante de las Florecillas de San Francisco de Asís y de lo más granados de los autores místicos: Teresa de Jesús, Juan de la Cruz y de Teresa del Niño Jesús. Además de esas lecturas, dedica largos espacios a la meditación, al retiro, y, a sus tiempos, a los Ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola. De esta práctica ignaciana valora principalmente el arte del discernimiento espiritual, lo compara con las pautas psicoanalíticas para el conocimiento interior, eso que Roland Barthes llamó lo peculiar de la mántica o “arte destinado a determinar la interlocución divina” (Sade, Fourier, Loyola. Madrid, Cátedra, 1997, p. 59) (p. 10).




 



Portada de La mística de cada día.

Navarro destaca, además, sus lecturas e influencias iniciales: Olavo Bilac, Alphonsus de Guimarães, Augusto dos Anjos, Castro Alves, Manuel Bandeira y, por supuesto, Drummond y Guimarães Rosa, autor de El gran sertón. En realidad, es una poeta algo tardía, hasta que se decidió a mostrarle sus textos a Affonso Romano de Sant’Anna, entonces director del suplemento dominical del Journal do Brasil. Este poeta quedó sorprendido y comunicó su hallazgo a Carlos Drummond de Andrade, “monstruo sagrado” de la poesía brasileña, quien de inmediato la saludó como una escritora original y valiosa. Bagaje apareció en sus 40 años. La clásica novela de Guimarães Rosa dejó en ella una gran marca, pues en ambas obras, la narrativa y la lírica, explica Navarro, “junto a la travesía geográfica se realiza una travesía al interior de la persona; la meta es el autoconocimiento y el encuentro de la identidad del sujeto” (p. 11). Y es que, como en tanta poesía brasileña escrita por autores formados en el catolicismo, el vaivén existencial y religioso apunta casi siempre hacia los rumbos de la heterodoxia. Por ello, lo que Prado hace es un continuo ejercicio intertextual de “salir hacia sí misma”, lo que explica su gran afinidad con la visión franciscana dela vida, mediante una apertura “ecuménica” de amplio espectro para incorporar en un misticismo de corte panteísta, todas las experiencias vitales. Su religiosidad, por lo tanto, no se restringe a las estrecheces de una mirada confesional ni mucho menos panfletaria.



En un agudo abordaje de esta poesía, José Hélder Pinheiro Alves señala sus coordenadas cronológicas y estéticas: “Cuando, en 1976, surgió en el escenario de la poesía brasileña el libro Bagaje, de Adélia Prado, hubo un impacto, entre otras razones, nacido de la novedad formal y temática traída por la obra de la poeta minera. El momento político era del auge de la dictadura, y, en el plano de la poesía, se propagaba lo que se convenció llamar de poesía marginal. La poeta llega con una obra que pasa a lo largo de estos elementos contextuales. Lo que no significa estar al margen de cuestiones humanas de mayor interés” (“De Bagagem a Miserere: ‘a inominável corisca poesia’ de Adélia Prado”, en Scripta, Belo Horizonte, vol. 18, núm. 35, 2º semestre de 2014, pp. 125-126). Pinheiro agrega: “La obra revelaba una madurez estilística y una densidad en el tratamiento de los temas atípicos para un primer libro. Se trataba de una debutante a los 40 años de edad, con un lastre de vivencias y de trabajo con el lenguaje bastante madurado”. Los libros posteriores profundizarían en ese estilo conversacional, coloquial, directo, pero profundamente dubitativo.



 



José Francisco Navarro.

Bagaje (integrado por 102 poemas) es un título paradigmático para toda su obra. Le puso así porque, señaló: “Resume mi experiencia vital; es el otro, la perla. Cuando se viaja se lleva lo necesario”. Y la decantación selectiva del volumen no deja lugar a dudas en sus diversas secciones, que ameritan detenerse en cada una de ellas: Modo poético, Una manera y un amor, La zarza ardiente I y II, y Aduana. Navarro afirma también en el prólogo: “La obra poética de Prado es la búsqueda de sí, es una poesía indagadora. Pero, atención, su búsqueda no es meramente psicológica o espiritual, es una indagación que se integra con toda circunstancia y materia, es pregunta por Dios marcada en el cuerpo, es un entrar en el cuerpo, es reconciliarse con él” (p. 16, énfasis agregado). Algo a lo que poesía brasileña nos tiene bastante acostumbrados, pero que en voz de Prado alcanza resonancias claras de la mejor poesía mística aderezada con una sensible recuperación de lo corporal, tan urgente siempre, que no duda incluso, en ser autorreferencial.





Para seguir avanzando va una muestra de la primera sección, con poemas bastante emblemáticos.




Gran deseo



No soy matrona, madre de Gracos, Cornelia,



soy mujer de pueblo, madre de hijos, Adélia.



Hago comida y como.



Los domingos golpeo el hueso en el plato para llamar al perro



y le tiro los restos.



Cuando duele, grito ay,



cuando algo es bueno, quedo bruta



a las sensibilidades sin gobierno.



Sin embargo, tengo mis llantos,



claridades atrás de mi estómago humilde



y fortísima voz para cantos de fiesta.



Cuando escriba un libro con mi nombre



y el nombre que voy a ponerle, iré con él a una iglesia,



a una lápida, a un descampado,



para llorar, llorar y llorar,



fina y excéntrica como una dama. (p. 29)




 




Sensorial



Obturación, pongo de las amarillas.



Pimienta y clavo,



mastico a boca desnuda y me regalo.



Amor, tiene que hablar mi vida,



regalarme caja de música,



conocer varios tonos para una sola palabra.



Espíritu, si es de Dios, lo adoro,



si es de hombre, lo examino



con mis seis instrumentos.



Me quedo gustando o perdono.



Procuro sol, porque soy animal de cuerpo.



Sombra tendré después, la más fría.




 




Antes del nombre



No me importa la palabra, la palabra común.



Lo que quiero es el espléndido caos de donde emerge la sintaxis,



los sitios oscuros donde nacen: de, sino,



el, sin embargo, que, esta incomprensible



muleta que me apoya.



Quien entiende el lenguaje, entiende a Dios,



cuyo Hijo es Verbo. Muere quien entiende.



La palabra es disfraz de una cosa más grave, sorda-muda,



fue inventada para ser callada.



En momentos de gracia, infrecuentísimos,



se la podrá atrapar: un pez vivo con la mano.



Puro susto y terror.



 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Adélia Prado: Poesía y fe audaz en diálogo creativo (II)
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

 
“Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

 
“Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

 
“Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

 
“Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

 
FOTOS Fotos
 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Judas Toda la Biblia: Judas

Esta carta confronta el engaño y a los engañadores que estaban dentro de la iglesia.

 
El informativo #7: Victoria para la libertad de expresión en Reino Unido El informativo #7: Victoria para la libertad de expresión en Reino Unido

Nos acercamos a las marchas profamilia en República Dominicana y la celebración del Foro Mundial del Trabajo en Filipinas.

 
Toda la Biblia: 3ª Juan Toda la Biblia: 3ª Juan

En el ministerio, la clave es servir, darnos a los demás.

 
‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia

Unas mil personas atraviesan cada día la frontera cerca de Cúcuta. JUCUM y Operación Bendición han establecido un espacio para dar refugio y ayuda al caminante.

 
El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid

90 organizaciones provida estuvieron presentes en la reunión anual de la OEA. En Europa, una red de entidades cristianas trabajan juntas para luchar contra la trata.

 
El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

 
Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.