PUBLICIDAD
 
lunes, 19 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Antonio Monroy
     

    Celine: escritor maldito

    Fue, a mi juicio, un hombre que combatió en su época todas las formas de inhumanidad en el orden social.

    EL PUNTO EN LA PALABRA AUTOR Juan Antonio Monroy 13 DE JULIO DE 2018 08:40 h

    Louis-Ferdinand Céline está considerado, junto a Marcel Proust, uno de los más grandes novelistas franceses del siglo XX, pero bajo el signo de la protesta, de la ruptura. Nació en Courbevoire el 27 de mayo de 1894 y murió en Meudon el 1 de julio de 1961. Al día siguiente Ernesto Hemingway abandonó también la tierra mediante un tiro de escopeta que él mismo disparó a su cabeza.



    Céline se alistó voluntario por Francia a la primera guerra mundial, que tuvo lugar entre 1914 y 1918. Tenía sólo 18 años. Fue herido de gravedad en el brazo derecho y condecorado por su valor. En su primera novela, VIAJE AL FIN DE LA NOCHE, publicada en 1932, considera que su incorporación al ejército fue un acto de estupidez. La novela pinta el absurdo y la brutalidad de la guerra. En uno de sus párrafos, avisa: “Os lo digo, infelices, jodidos de la vida, vencidos, desollados, siempre empapados de sudor; os lo advierto: cuando los grandes de este mundo empiezan a amaros es porque van a convertiros en carne de cañón”.



    En la segunda guerra mundial, 1939-1945, toma partido por la Alemania nazi, incorporándose a la Francia del mariscal Petain. Publica una serie de panfletos donde denuncia a judíos y bolcheviques, a quienes acusa de la decadencia que tiene postrada a Francia. Encarcelado en Dinamarca por sus ideas políticas, se le concede una amnistía y regresa a París. Aquí reanuda su carrera literaria escribiendo y publicando. En 1961, mientras redactaba el tercer volumen de una trilogía, muere de una hemorragia cerebral. Tenía 67 años.



    Francia motejó de malditos a dos escritores que fueron contemporáneos: Jean Genet y Louis-Ferdinand Céline. Malditos cada uno a su manera, y por distintas razones, pero dos brillantes estilistas que redimieron sus demonios a golpe de palabras y de finura lingüística.



    Céline escribió 19 libros, entre novelas y narrativas. Sus obras consideradas más antisemitas son BAGATELAS PARA UNA MASACRE (1938). MEA CULPA (1936) y LA ESCUELA DE LOS CADÁVERES (1938).



    Aún cuando su nihilismo, antisemitismo y colaboracionismo le convirtieron en un escritor polémico, extraordinariamente controvertido, está considerado como el autor más popular y traducido de la literatura francesa del siglo XX. Su producción literaria, caracterizada por la maestría verbal, abarca varios géneros. Cierto que escribe con un estilo crudo, pero original y popular. María del Mar García, en su ensayo sobre Céline, dice que “las turbulencias de un mundo caótico que el escritor transmite al lector, perturbándolo, molestándolo en ocasiones, constituyen una denuncia sobre la explotación de la clase obrera, las condiciones de vida miserables e insolubles del proletariado que se hacina en los barrios periféricos” .



    En los primeros meses de 2011 Francia estuvo en el centro de una polémica –una más- en torno al genial escritor. Céline formaba parte de la Selección de Celebraciones Nacionales 2011, una lista de eventos y personalidades elaborada por una comisión de expertos para ser homenajeados ese año por la República Francesa. El académico Henri Godard, uno de los mayores especialistas del escritor, fue encargado de redactar el texto para el reconocimiento que se le iba a tributar. A última hora el ministro de Cultura dio marcha atrás. El abogado judío Serge Klarsfeld, conocido cazador de nazis y presidente de la asociación de hijos de deportados judíos, presentó una denuncia contra el acto que se preparaba, recordando el antisemitismo de Céline. El ministro aceptó la denuncia y quitó a Céline de la lista de personalidades que serían honradas en el curso del año. En la escuela de Bellas Artes de París el ministro explicó que “tras una profunda reflexión, y sin dejarme llevar por la emoción del momento, he decidido que no figure Céline en las celebraciones nacionales”. Subrayó la contribución de Céline a la historia de la literatura, “pero el hecho de haber puesto su pluma a disposición del antisemitismo, no se inscribe en el principio de las celebraciones nacionales”, añadió el entonces ministro de la República, Frédéric Mitterrand. El escritor y académico Godard, quien había redactado el ensayo que en principio el Ministerio de Cultura iba a dedicar a Céline, declaró a los medios: “Estoy un poco indignado, creía que este tema estaba solucionado”. El filósofo judío Bernard-Henri Lévy se pronunció a favor del reconocimiento a Céline, aunque la conmemoración sirviese para acabar con el problema que data de más de medio siglo. Solo por esto, añadió, “habría sido no solo legítima, sino útil y necesaria”.



    A propósito de este incidente Mario Vargas Llosa escribió un penetrante e imparcial artículo que fue publicado por el diario EL PAÍS. Decía el Premio Nobel de Literatura que “la decisión del Gobierno francés envía a la opinión pública un mensaje peligrosamente equivocado sobre la literatura y sienta un pésimo antecedente… Sólo en el rubro del antisemitismo- añadía Vargas Llosa- la lista es tan larga que habría que excluir del reconocimiento público a una multitud de grandes poetas, dramaturgos y narradores, entre los que figuran Shakespeare, Quevedo, Balzac, Pío Baroja, T.S. Eliot, Claudel, Ezra Pound, Cioran y muchísimos más”.



    Maldito o bendito, Céline fue, a mi juicio, un hombre que combatió en su época todas las formas de inhumanidad en el orden social. Los personajes de sus novelas son individuos miserables dispuestos a convertirse en lo que sea para mejorar su situación económica, zarandeados por los caprichos de una Historia que gira en torno a la guerra.



    Maestro de la palabra, Céline la utiliza para denunciar la vanidad de su uso. A través de la palabra el autor registra las turbulencias de un mundo caótico, perturbador, que aprisiona en su centro al ser humano. Discurriendo sobre la muerte dice en VIAJE AL FIN DE LA NOCHE: “Cuando no se tiene imaginación, morir es poca cosa; cuando se tiene, morir es demasiado”. Tal vez sea verdad.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Celine: escritor maldito
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.