PUBLICIDAD
 
domingo, 8 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Antonio Monroy
    1
     

    J. D. Salinger: el guardián entre el centeno

    Al que cae no se le permite ni oír ni sentir que ha llegado al fondo. Sólo sigue cayendo y cayendo. Es el tipo de caída destinada a los hombres que en algún momento de su vida buscaron en su entorno algo que éste no podía proporcionarles.

    EL PUNTO EN LA PALABRA AUTOR Juan Antonio Monroy 29 DE JUNIO DE 2018 09:35 h

    J.D. Salinger nació en Nueva York el 1 de enero de 1919, el mismo día que Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht fundaron en Alemania el partido comunista. El padre era judío y la madre protestante. Estudió en una academia militar, en las Universidades de Nueva York y Columbia. Entre 1942 y 1946 participó en la segunda guerra mundial. De vuelta a la vida civil, inició una exitosa carrera literaria. Publicó relatos, algunas novelas cortas, artículos que se disputaron importantes medios escritos, entre ellos el prestigioso THE NEW YORKER, la revista de la élite intelectual. En 1951 aparece la primera edición en inglés de EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO. El éxito es fulminante. En poco tiempo se venden varios millones de ejemplares en diferentes idiomas.



    A partir de entonces Salinger se convierte en un eremita. Jamás concede una entrevista. Exige que eliminen su foto de las sucesivas ediciones del libro. Continúa escribiendo, según contó una vez, pero sin publicar nada. Abandona Nueva York y se instala en un pueblo de Vermont. Vive integrado en la comunidad. Va en bicicleta. Cena en restaurantes. Le dan igual las críticas que le llegan. “Ya no hay escritores de verdad –solía decir- sólo charlatanes y patanes que venden libros”.



    En 1958, viviendo en Tánger compré un ejemplar en francés de EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO, publicado por “Librarie Gallimard” en París. Pudieron ocurrir dos cosas: O que la novela de Salinger no me impactara o porque me enfrasqué en la lectura del gordo tomo EL SER Y LA NADA, de Sartre; el hecho verídico es que dejé el libro de Salinger en la página 20. No volví a retomar la fábula hasta muchos años después, esta vez en español.



    A Salinger se lo llevaron de éste mundo el 27 de enero de 2010. Había cumplido 91 años. Con motivo de su muerte, prensa diaria y revistas especializadas recordaron la vida y la fama de un hombre que ponía el punto de felicidad en no dejarse ver. Cuentan que a Salinger se le rompió el tarro de la paciencia y harto de editores, promotores, críticos, lectores, medios de comunicación y demás fauna relacionada con la literatura, optó por instalarse en Vermont, Cornish, en los Estados Unidos, y dedicarse a buscar setas, a jugar al golf, a cartearse con quien le apetecía y no permitir que nadie se inmiscuyera en la vida que había elegido.



    Se pagaron grandes cantidades de dinero para llegar hasta Salinger y descubrir a qué dedicaba realmente la vida. Nada se consiguió. Una hija suya, Margaret, contó por un puñado de dólares algunas intimidades del célebre escritor. Dijo que en ocasiones desvariaba. Que era adicto a la filosofía Zen y a la Iglesia de la Cienciología, que tenía inclinaciones sadomasoquistas. Rumores. Abejorreos de insectos.



    La lectura completa de EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO me ha gustado, pero no me ha enloquecido. En esa misma línea prefiero el libro de Glendon Swarthout DONDE SE REUNEN LOS MUCHACHOS. El largo párrafo del joven Basil sobre lo bueno y lo malo de la juventud de postguerra me parece uno de los más certeros y profundos análisis que existen en la literatura actual en torno a este tema.



    Con todo, Holden Caulfield, el personaje de Salinger que ha entusiasmado a varias generaciones de jóvenes, llega a emocionar. Con 17 años lo tiene todo, unos padres ricos, colegios caros, es atractivo, no tiene problemas con las chicas, es un niño bien. Pero en su adolescencia empieza a entender que el mundo en el que había sido educado no es real. Se siente defraudado de sus padres, sus profesores, cuestiona el mundo de los adultos y el de los compañeros que no son como él; se encierra en sí mismo para defenderse de un mundo exterior que no le comprende. Idolatra a su hermana pequeña y recuerda con lágrimas al hermano muerto cuando tenía tres años menos que él.



    He de admitirlo: Holden Caulfield cautiva, enternece, dan ganas de recogerlo en un permanente abrazo de ternura. Sartre se equivocaba. Los demás no son el infierno, son el único paraíso posible aquí.



    Pero independientemente del personaje, la novela de Salinger no me parece tan perfecta. Hay ideas reiterativas en los capítulos 15 y 16. Encuentro en ellos algunas historias de relleno, concebidas para aumentar páginas. El encuentro en el tren con la madre de un conocido suyo me parece muy forzado. Tampoco es habitual que en una ciudad tan grande como Nueva York, con más de trescientos clubs nocturnos, encuentre en uno de ellos por casualidad a una joven que fue amiga de su hermano mayor. El episodio del ascensorista y la prostituta en un hotel barato de la gran ciudad es creíble en su primera parte, pero no en lo que sigue. Que un chico al cuidado del ascensor penetre en la habitación de un cliente para robarle y amenazarle, exponiéndose a una denuncia y a perder el empleo, no es del todo razonable.



    En cambio, fascina el discurso del señor Antolini en el capítulo 24 de la novela y sus reflexiones sobre la caída hacia la que se va precipitando el joven Holden. “Esta caída a la que te diriges –le dice- es de un tipo muy especial, terrible. Al que cae no se le permite ni oír ni sentir que ha llegado al fondo. Sólo sigue cayendo y cayendo. Es el tipo de caída destinada a los hombres que en algún momento de su vida buscaron en su entorno algo que éste no podía proporcionarles. O que creyeron que su entorno no podía proporcionárselo. Así que dejaron de buscar. Abandonaron la búsqueda antes de iniciarla siquiera”.



    EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO ha llegado a ser una novela de culto entre jóvenes de todo el mundo desde su publicación en 1951, convertida en manifiesto de generaciones que han visto en ella el reflejo de la incomprensión de los adultos hacia sus inquietudes. El consagrado crítico literario Harold Bloom, autor de SALINGER: MODERN CRITICAL VIEWS, dice en su libro que Holden Caulfield es el símbolo de una juventud perdida, vacía por dentro, sin sueños y sin ilusiones, sin metas y sin objetivos, que se mueve al compás del viento, sin importarle de dónde viene ni adónde va. Pudiera ser. De cualquier manera, gloria a Salinger por esta estupenda novela y larga vida en el lugar donde se encuentre.


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Ignatius (de Loyola)
    29/06/2018
    19:05 h
    1
     
    Borges afirma que un clásico es el libro que diversas generaciones leen con idéntico fervor. Salinger ha de pasar esa prueba.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - J. D. Salinger: el guardián entre el centeno
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

    En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

    El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

     
    7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

    Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

    Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.