PUBLICIDAD
 
martes, 28 de febrero de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Alfredo Pérez-Alencart
     

    Ciclo vital de un funámbulo, del chileno Víctor Ilich

    Tres textos extraídos del último libro publicado por este cristiano y poeta que ejerce de juez.

    BARRO DEL PARAíSO AUTOR Alfredo Pérez Alencart 16 DE FEBRERO DE 2017 22:25 h
    El poeta Víctor Ilich.

    Presentamos algunos poemas de Víctor Ilich (Santiago de Chile, 1978). Egresado del Instituto Nacional y de la Escuela de Derecho de la Universidad Finis Terrae, en la cual estudió becado. Abogado y Juez Titular del Juzgado de Garantía de San Vicente de Tagua Tagua. Autor de más de una decena de obras literarias, tanto reflexivas como poéticas. Algunas de ellas han sido prologadas y comentadas por destacados académicos como Hugo Zepeda Coll, Thomas Harris y Andrés Morales. Entre sus obras se puede citar ‘Infrarrojo’ (poemario presentado por el académico, escritor, poeta y miembro de la Academia Chilena de la Lengua, Juan Antonio Massone del Campo, quien le incluyó en una antología de poesía); además, es autor de ‘Réquiem para un hombre vivo’, poemario dedicado al poeta Juan Guzmán Cruchaga. También es autor de ‘La insurrección de la palabra’, ‘Arte de un ocaso vital’, ‘Baladas de un ruiseñor’, ‘Dragón, escorpiones y palomas’, ‘Hojas de Té’, ‘La letra mata’, ‘El Silencio de los Jueces’ y ‘Disparates’ (Mago Editores, Santiago, 2016).



     



    CICLO VITAL DE UN FUNÁMBULO




    “La justicia del justo no lo librará



    el día que se rebelare; y la impiedad



    del impío no le será estorbo el día



    que se volviere de su impiedad”.



    Ezequiel 33:12




     



    RIDÍCULUM VÍTAE



    Ni residente ni visitante,



    peregrino entre AFPs e isapres,



    del linaje de los pumas que juegan con el cordero.



    Ni marioneta ni titiritero.



    Mediocre desde los 12 años,



    nadie dijo que sería fácil resolver ecuaciones vitales



    y logaritmos cuando se es cojo



    y se quiere caminar por la cuerda floja.



    Del montón, para ser más exacto,



    el primer foco de luz de la nación



    fue un espejismo hasta que recuperé el tacto.



    Enamorado a más no poder, el verdadero poder,



    aunque el acné develaba la verdadera revolución,



    no la de la Primavera, ni de plazas ni de banderas,



    sino la de debajo del pantalón.



    A los 17 años toqué guitarra clásica en el Teatro Municipal,



    era el aniversario del colegio, no invité a mi papá,



    y aunque se me cortó una cuerda



    no perdí de vista al director de la orquesta,



    a los treinta y tres años le pedí perdón a mi viejo,



    como buen papá me perdonó.



    Y he tocado más de una vez para él, en señal de compensación.



    A los 22 años terminé la carrera, la formal,



    en verdad la carrera era una maratón



    y me quedan como veinte mil leguas por correr



    como extranjero en corral ajeno.



    A los 27 años me casé. Después de la primera noche,



    en la primera mañana del recuerdo,



    se me ocurre preguntarle a mi mujer ¿cómo estás?



    Y me contesta ¿por qué?



    Allí supe que comenzaba el misterio.



    Llevo 10 años casado



    y la comezón del séptimo año es una falacia,



    hay comezón al primer, al segundo, en fin todos los años



    y el calendario no sabe de atajos.



    Fui padre a los 33, sin ser minero



    y planté un ficus, sin ser dueño de un vivero.



    Tengo un par de libros y fieles lectores,



    mi esposa, mi madre y espero que mis hijos.



    A los 34 años concursé en un certamen



    para los pequeños dioses... no gané,



    porque soy de carne y huesos,



    nunca he ganado nada, ni siquiera una rifa o un bingo,



    tampoco me llaman mintiéndome diciendo que he ganado



    un auto o un televisor led.



    Es verdad: han sido más las veces que he perdido,



    incontables veces, memorables veces.



    Pero me quedo tranquilo,



    porque a los 40quizás ponga el verdadero premio en mi currículum:



    Descubrir el misterio



    de cómo se abre mi flor.



    Por eso leo y releo El Principito.



    Y les hago el quite a los zorros ladinos.



    Y les aplasto la cabeza a los relámpagos amarillos.



    El que tenga oídos para oír, que oiga



    y si no que compre un audífono.



    Sé que otra cosa es con guitarra,



    aunque he roto más de una cuerda.



    Y, a ratos, cojeo sigo mirando al director de la orquesta.



     



     





     



    EPITAFIO DE UN DISIDENTE



    Aquí no yace Víctor Ilich,



    está tumbado en la tumba de al lado.



     



     



    COLOFÓN



    Se terminaron de escribir estos textos enfermos



    sin iras, ni contiendas, comenzando agosto en paz,



    pidiendo perdón por la sublime existencia,



    tratando de honrar a la familia, la amplia y la pequeña



    escuchando a los amigos, signo unívoco de la cordura,



    por ende, me declaro lúcido, sanado como Alonso Quijano.



    ¡Viva el Rey! ¡Viva!



    ...Llamen a Colón y díganle que tenía razón:



    la tierra no era plana,



    y díganle a Ernesto Sábato



    que el túnel está iluminado.



     



     


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Ciclo vital de un funámbulo, del chileno Víctor Ilich
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Las lecciones del Caso Nóos: César Vidal Las lecciones del Caso Nóos: César Vidal Análisis del significado profundo del primer juicio a un miembro de la Casa Real, Cristina de Borbón, cuya sentencia ha condenado a su marido Iñaki Undargarín a más de seis años de cárcel.
     
    La Biblia del Oso ya tiene su tesis

    Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

     
    Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

    “Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

     
    Política de Trump: análisis de C. Vidal

    Relación con Israel y cristianos, Decreto refugiados, muro con México, política antiabortista, elección juez conservador para Supremo, postura internacional. Análisis de César Vidal. 

     
    Idea2017: ruptura y reconciliación

    El teólogo José Hutter introduce el principio bíblico de reconciliación y explica el desafío que supone vivirlo para los cristianos en un mundo roto.

     
    Pastor David Ortiz, superviviente y vencedor en el nombre de Jesús en Israel

    Entrevista al pastor David Ortiz, cuyo hijo Ami salvó milagrosamente la vida en Ariel (Israel) al estallarle una bomba que era para él. Su historia y la de su esposa Leah es un mensaje de esperanza y perdón en medio de la barbarie, y del poder de Dios obrando de una forma tan real como sobrenatural.

     
    España, paraíso de la trata en Europa

    Miles de mujeres son traficadas en España para su explotación sexual. Carolina Sánchez dirige dos casas de acogida para víctimas de trata en nuestro país.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

    Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

     
    Los poetas y Dios 2016 Los poetas y Dios 2016

    Culminó el XIII Encuentro celebrado en Toral de los Guzmanes (León), con apoyo de ADECE y bajo el lema 'Natividad del Amado galileo'. Fotos de Pablo Rodríguez.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

    Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

     
    3MJ #50: no hay lugar para Dios 3MJ #50: no hay lugar para Dios

    Al rechazo y desprecio hacia Jesús, él responde ofreciéndonos un lugar. De eso trata el evangelio.

     
    8 causas: mártires 8 causas: mártires

    Muchos mantuvieron su fe en Cristo hasta las últimas consecuencias: llegaron a entregar la vida por mantener sus convicciones.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.