PUBLICIDAD
 
jueves, 23 de marzo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Noa Alarcón
    3
     

    Tiempo de YouTube

    Lo más triste es cuando se han puesto versículos bíblicos en medio defendiendo que, en la docta opinión de alguno, estos inventos tenían que ser cosa del demonio. Aunque más adelante sirvieran como magníficos instrumentos para gloria de Dios.

    PREFERIRíA NO HACERLO AUTOR Noa Alarcón Melchor 01 DE SEPTIEMBRE DE 2016 19:10 h
    Una imagen promocional de Youtube.

    Las cifras hablan de que tres mil de los siete mil millones de personas que hay en el mundo son usuarios de Internet. De ellos, mil millones usan YouTube. La plataforma recibe dos mil millones de visitas al día. El diez por ciento del tráfico mundial de Internet lo acapara YouTube. Cada minuto se suben 300 horas de video a la plataforma, y una persona necesitaría 1700 años para ver todo lo que hay allí subido. En YouTube hay de todo. Literalmente. Desde conciertos de música hawaiana hasta cosas como esta, que dicen que son pruebas de video, pero que nadie sabe explicar bien. Incluso existen tutoriales para aprender a hacer tutoriales en YouTube.



    Para millones de personas YouTube ha sustituido a la televisión, y supone su fuente primaria de ocio. Para muchos también supone su trabajo y su fuente de ingresos. Ellos son los youtubers.



    Se llama youtuber a la persona que tiene una cuenta de YouTube y sube contenido regularmente. La plataforma da dinero a los que se suscriben al programa y va premiando a los alcanzan hitos de suscriptores (botón de plata con 100.000 suscriptores, oro con un millón y diamante con diez millones). El youtuber con más seguidores es el sueco PewDiePie (con más 45 millones de suscriptores), y su canal se puede considerar una mezcla entre humor y verle a él jugando a videojuegos, y podría resultar una incongruencia en pleno siglo XXI, en plena era del transmedia y de los grandes avances audiovisuales… pero ahí están, ofreciendo su contenido único a un público entregado.



    Hay varias opiniones acerca de lo que gana un youtuber, pero hay quien dice que con unos 200.000 suscriptores ya tienes acceso a un sueldo mensual bastante decente.



    Solo con estos datos (se podrían dar muchos más) uno empieza a tomar conciencia de que no es un fenómeno que se pueda ignorar. Y el hecho de que haya gente que lo ignore, o que lo desprecie directamente, es el tema de este artículo. Vayamos por partes.



    Mario Barceló empezó hace unos meses un canal centrado en una clase específica de videos: reseñas de libros. Se hacen llamar booktubers y son la niña mimada de la industria editorial. ¿A quién se le ocurriría hacer videos sobre algo tan poco visual como un libro? Y, sin embargo, esta gente tiene miles de seguidores y sus recomendaciones realmente funcionan. Son videos caseros, hechos por los mismos autores en sus casas, sin más aspiración (en la mayoría de los casos) que hablar de lo que les gusta. Sin embargo, a pesar de su aparente ingenuidad, funcionan muchísimo mejor que cualquier esfuerzo de cualquier gran empresa de publicidad. ¿Por qué? Porque ninguna gran empresa puede prefabricar lo que a estos booktubers les sobra: autenticidad.





    El canal de Mario está centrado en reseñas de libros cristianos, y él me contó que pensó en empezar a hacerlo porque la avalancha de títulos que nos llegan de librerías cristianas hacen que muchas veces no sepamos cómo analizar si un libro es bueno o no. Es una técnica muy común en la industria editorial: el libro que más se publicita es el que más se vende, y la calidad, la buena doctrina, la teología y la profundidad del texto no entran en la ecuación. No es que la publicidad sea mala, sino que no siempre se usa con buenos fines. Los booktubers vienen a rellenar el hueco de lo que antes se llamaba “el boca a boca” y son un atajo para saltarse la inevitable avalancha del marketing y el merchandising.



    Y esa exposición pública, al fin y al cabo, es un arma de doble filo: aunque hay millones de personas en todo el mundo a los que les encanta lo que los youtubers les están contando, el número de haters, de “odiadores”, es similar. Y esta es la otra parte a tratar.



    Los seres humanos hemos odiado todo lo que haya sido alguna vez adelanto tecnológico. Ya existen estudios que han analizado el impacto negativo de los adelantos tecnológicos en la sociedad en los últimos seiscientos años, y las conclusiones a las que han llegado no nos dejan en buen lugar: aunque se pruebe que esos adelantos han acabado siendo una bendición, lo primero que hacemos es rechazarlos. Hemos odiado el teléfono, la radio, la televisión, el frigorífico, Internet, los móviles e incluso la margarina. A pesar de que somos los habitantes de la civilización que más rápido avanza en la historia del mundo, nuestros cerebros no están nada acostumbrados al cambio.



    Los cristianos, históricamente, por supuesto que no han sido menos. Y lo más triste es cuando se han puesto versículos bíblicos en medio defendiendo que, en la docta opinión de alguno, estos inventos tenían que ser cosa del demonio. Aunque más adelante sirvieran como magníficos instrumentos para gloria de Dios. Por ejemplo, nadie pone en duda el instrumento maravilloso que ha sido la televisión para la expansión del evangelio en los últimos cincuenta años. Sin lugar a dudas, también ha servido, como auguraban muchos en sus inicios, para atrapar al espectador y reducirlo a un amasijo de carne incapaz de razonar o de percibir la moralidad. Sí, las dos cosas han ocurrido a la vez porque todo lo que produce el hombre es así: puede ser la mayor de las bendiciones o la mayor de las maldades. Pero es que la realidad es que si andamos esperando a que las cosas sean buenas o malas en absoluto, andaremos perdidos sin saber qué esperar de nada toda nuestra vida.



    Ahora está ocurriendo exactamente lo mismo con YouTube. Semana tras semana, desde que empecé a investigar el fenómeno, me encuentro con gente que observa aterrorizada cómo los jóvenes ya no se sientan a ver la televisión. Sus ídolos son personajes absolutamente desconocidos para un gran parte de la población, y esas brechas suelen ser muy dañinas. Y la capacidad de ciertos sectores de la sociedad para increpar y condenar a los jóvenes por el simple hecho de ser jóvenes y hacer las cosas de manera diferente (y, por supuesto, dicen, de manera mucho más estúpida que ellos) debe ser caldo de otro artículo porque hay que analizarlo minuciosamente. Pero quedémonos con algo: mucha gente vive completamente al margen de la impresionante herramienta que se nos abre entre manos para alcanzar al mundo con el evangelio en esta generación, y no solamente viven al margen, sino que, como es un cambio, lo desprecian. Y no son capaces de ver lo que pueden hacer cada uno de los cristianos desde sus casas, con su cámara, sus experiencias, poniendo al servicio del Señor el arma más poderosa para transmitir el mensaje de Cristo: simplemente, ser testigos de él. Pura y genuina autenticidad.



    “Todo es del Señor”, dice Mario, “Hasta el momento me siento bendecido, edificado, animado y retado. Esto no ha hecho más que empezar”. Realmente hacen falta más personas como Mario en YouTube, haciendo de todo para la gloria de Dios, hasta donde nos alcance la imaginación. “Todo tiene su tiempo”, me comenta Mario en su e-mail. Tiempo de la radio y tiempo de la televisión. Tiempo de los smartphones y tiempo de YouTube.


     

     


    3
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    DanielHofkamp
    04/09/2016
    22:38 h
    3
     
    Genial artículo, Noa. No sé si te acuerdas de la revista de verano que hicimos en P+D, en el último número, escribí sobre cómo el vídeo era una herramienta cada vez más importante, nada que no hayas dicho tú mejor aquí (https://issuu.com/protestantedigital/docs/pd-verano-n8) Buen trabajo el de Mario también. Dentro de unos días sacaremos un repor sobre youtubers cristianos, creo que tienen mucho que decirnos.
     

    Andrés
    03/09/2016
    19:39 h
    2
     
    estoy convencido, pero absoutamente convencido, que tanto los foros como youtube son medios que sirven para dos cosas: para predicarle al creyente (comentarios tipo ¨que bendición!¨) y para pelear entre creyentes (comentarios tipo ¨jaja que ignorante¨). El resultado es desprestigiar el evangelio, fomentar el aislamiento y hacer evidentes desequilibrios emocionales y las divisiones grupales. Eventualmente el youtuber cristiano lo que puede, en medio de esto, es aspirar a ganar unos pesitos.
     

    IsaacCarrera
    03/09/2016
    14:42 h
    1
     
    Toda la razón! Ya que youtube se ha convertido en una de las mayores puertas de la información, sepamos aprovecharla con sabiduría. Tenemos que adaptarnos a los medios y las herramientas que se nos presentan. El verdadero problema radica cuando en vez de adaptar las formas, adaptamos el mensaje del evangelio y lo hacemos ''light'', lo que crea cristianos ''light''. Soy youtuber, de Barcelona y me ha gustado mucho encontrar a hermanos que hacen lo mismo, en la misma ciudad!
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Tiempo de YouTube
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Ley Mordaza para evangélicos españoles Ley Mordaza para evangélicos españoles

    Un análisis de la actualidad social y política de César Vidal. Podemos y su postura ante las misas, los ataques a HazteOir, la libertad de expresión, la Iglesia confesante.

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    Ideología de género, la familia y los cristianos

    Análisis de la campaña del bus de HazteOir contra la ideología de género y de esta corriente de pensamiento en España y a nivel internacional. Entrevista a César Vidal.

     
    ¿Libertad de expresión o delito de odio?

    La tendencia en España es la de que las mayorías ideológicas aplasten a aquellos que piensen distinto. Jaume Llenas analiza el caso del autobús de HazteOir.

     
    La Biblia del Oso ya tiene su tesis

    Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

     
    Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

    “Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

     
    Pastor David Ortiz, superviviente y vencedor en el nombre de Jesús en Israel

    Entrevista al pastor David Ortiz, cuyo hijo Ami salvó milagrosamente la vida en Ariel (Israel) al estallarle una bomba que era para él. Su historia y la de su esposa Leah es un mensaje de esperanza y perdón en medio de la barbarie, y del poder de Dios obrando de una forma tan real como sobrenatural.

     
    FOTOS Fotos
     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

    Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #53: el equipo de Jesús 3MJ #53: el equipo de Jesús

    ¿Habrías escogido a los discípulos como lo hizo Jesús? Fueron personas comunes, pero cuando fueron llenas del Espíritu, cambiaron el mundo.

     
    8 causas: razas y culturas 8 causas: razas y culturas

    A veces pensamos que todos deben ser como nosotros y rechazamos a quienes no lo son. Sin embargo, Dios valora a cada persona sin importar su procedencia.

     
    Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

    Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.