PUBLICIDAD
 
domingo, 19 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
25 años de los Acuerdos de Cooperación
¿Cómo valora el desarrollo de la libertad religiosa en España en los últimos 25 años?






VER MÁS ENCUESTAS
 



Entrevista
20
 

‘España quiso los logros de la Reforma, pero dejando el fondo’

“El pensamiento calvinista elaboró profundamente el concepto del necesario control al poder”, explica Evangelina Sierra, historiadora.

AUTOR Joel Forster OURENSE 30 DE OCTUBRE DE 2015 10:53 h
reformadores El muro de los reformadores, en Ginebra.

¿Es posible ver aun hoy en Europa el impacto que tuvo la Reforma protestante hace 5 siglos? ¿Se puede decir que la visión bíblica de Lutero y Calvino cambió la historia del continente? Y sobre todo, ¿cómo sería España si se asentaran los valores bíblicos reformados?



Evangelina Sierra, historiadora especializada en la Reforma, ha respondido a algunas de estas preguntas en una entrevista con Protestante Digital.



P. ¿Qué imagen tienen de los conceptos “Reforma” o “Protestantismo” los académicos en España actualmente? ¿Los asocian con la Historia de Europa? ¿Para bien o para mal?



R. Desde hace unos años, la imagen sobre la Reforma va lentamente evolucionando positivamente en los medios académicos, gracias a la aparición de algunas monografías interesantes sobre el tema, que han aportado nueva luz y nuevos datos, aunque todavía hay muchísimo por hacer. El concepto ‘protestantismo’ todavía ‘goza’ de total incomprensión en la mayor parte de los ambientes académicos españoles. No podemos olvidar que el historiador es sobre todo, un ser humano, sujeto también a subjetividad y el estigma que durante siglos ha acompañado en España a ese término hace que muy pocos investigadores se acerquen al tema sin prejuicios.



Por otra parte, se hace muy difícil acabar con las ideas estereotipadas sobre la Reforma y España, de modo que lo más común es comprobar que una y otra vez se repite que no hubo Reforma en España o que los pocos que la siguieron no eran gente de nivel ni de gran talla intelectual.



También en el caso de que se equipare al proceso en Europa se tiende a asociarla negativamente, mostrando también ideas preconcebidas: Miguel Servet, la guerra de los campesinos, los ejércitos hugonotes franceses, etc., se sacan de contexto con una facilidad pasmosa para entablar discusión y hacer ver que se tienen conocimientos sobre la materia, sin percibir que son lugares comunes recurrentes, en la mayoría de los casos, argumentado de forma simplista.



 



Evangelina Sierra.

P. La Reforma empezó con Lutero rebelándose contra unas prácticas que consideraba injustas porque chocaban con la verdad de la Biblia. ¿Crees que desde su rebelión, se convirtió en más habitual la idea de controlar al poder (o incluso rebelarse contra el?



R. La idea de la rebelión contra lo establecido por motivos de conciencia no fue nueva con Lutero, se había producido muchas veces antes que en aquel momento en el que él se las tuvo que ver con el emperador y con los representantes del poder eclesiástico.



Desde Prisciliano hasta Jan Huss pasando por otros muchos que el mismo Lutero reconoció como una larga estirpe de valientes, la confrontación con las verdades bíblicas llevaron a esas personas a posicionarse frente a lo que consideraban injusto.



Lo que pasa es que su disidencia pudo extenderse, gracias a la acción de la imprenta, con tal rapidez que ya fue un movimiento y un pensamiento imparables.



Fundamentalmente, los conceptos de conciencia individual ligada a la Palabra de Dios y del valor del individuo (ejemplificado en la parábola de la oveja perdida) abrieron lentamente las puertas del pensamiento de los creyentes respecto a la disidencia frente normas antibíblicas.



Pero fue el pensamiento calvinista el que elaboró mucho más profundamente este concepto del necesario control al poder (basado en la desconfianza de la capacidad del ser humano de mantenerse íntegro por sí mismo) y a partir del que se establecieron sistemas eficaces para detectar y denunciar actitudes tiránicas de cualquier índole



P. Hay movimientos ideológicos actuales (secularismo, extrema izquierda) que abogan por eliminar totalmente de la vida pública a todo lo que tenga que ver con la fe religiosa. Con ello argumentan que el avance hacia la libertad, la tolerancia y la democracia sería más rápido. ¿Les da la razón la Historia de Europa?



R. De ninguna manera, este tipo de movimientos confunde fe con integrismo intolerante y, por cierto, asume que el integrismo intolerante sólo es producto de la fe, como si este tipo de actitudes no se dieran y no se hayan constatado, de hecho, fuera de ese ámbito.



La historia de Europa demuestra que los grandes logros democráticos y las mayores libertades para todos los colectivos se han conseguido a partir de postulados bíblicos y de la fe coherente de sus promotores: los primeros movimientos feministas, los abolicionistas, los constructores de la democracia occidental... Todos ellos tienen en su base la fe y el concepto bíblico sobre el hombre en relación con Dios y en relación con los demás hombres organizados en sociedad y convivencia.



Por el contrario, basar el avance social exclusivamente sobre la fe en el ser humano ya ha dado ejemplos tremendos de opresión en la historia. Quizá el que nos viene a la mente con más fuerza puede ser el nazismo, pero no es ni mucho menos el único ejemplo.



Es importante tener muy en cuenta que los individuos con unos valores y fe profundos suelen ser muy incómodos para aquellos que desean construir una sociedad aparentemente más libre pero olvidando deliberadamente la figura trascendente de Dios.



Cuando las personas tienen un concepto de libertad y de justicia que está basado en el conocimiento de la verdad se hace mucho más complicado manipularles. Definitivamente son elementos incómodos.



P. ¿Puedes enumerar algunas diferencias sociales que podemos observar entre países que han vivido una Reforma y países que no la vivieron?



R. La primera y más evidente ha sido el nivel educativo. Hasta el siglo XIX el nivel de analfabetismo en España era de un vergonzoso índice en torno al 60-70% del total de la población y cuando se trataba de las mujeres, el porcentaje subía en algunas regiones a más del 90% frente a índices bajísimos del resto, de la Europa protestante.



Precisamente los modelos educativos más avanzados y desarrollados en esos países fueron los que se trataron de implantar en España para elevar la educación y la alfabetización.



Educación integral de los ciudadanos, niveles democráticos altos y también a nivel cultural y social, la capacidad de dialogar, de respetar los puntos de vista de los demás.



También hay algo que cada vez me admira más de los países con tradición en valores reformados y que han vivido un conflicto. Los procesos y tribunales populares de reconciliación en los que verdugos y víctimas deben escucharse son, con todas las limitaciones que podamos argumentar, un ejemplo de capacidad bíblica de resolución de conflictos que, desde luego, no parece posible en países como, por ejemplo, el nuestro, en el que hay cosas absolutamente intocables. Por cierto, esas obligatorias amnesias históricas forzadas siempre acaban pasando factura porque las heridas quedan enquistadas y tarde o temprano afloran, radicalizadas.



P. ¿Cómo moldea los valores y las interacciones de una sociedad la noción de que existe un Dios soberano, y a la vez cercano, que lo ve todo y que al final hará justicia?



R. Pues en mi opinión es la clave. Si los que practican el cohecho y los procesados por corrupción en nuestro país hubiesen tenido clarísimo que, aunque nadie les veía mientras se dejaban sobornar o los que sisaban de fondos públicos, Dios sí les estaba viendo, si hubiesen tenido esa convicción a buen seguro muchos de ellos habrían sentido el freno que supone tener que rendir cuentas ante quien un día sin la menor duda, juzgará a todos.



Mientras se tiene un concepto del pecado jerarquizado en categorías y niveles de gravedad, se encuentra justificación para casi todo. El recurso de la "mentira piadosa" en España es un comodín  excelente para justificar infinidad de irregularidades que siempre convergen en el interés personal.



Por otro lado, para quienes pretenden aprovechar el poder para beneficio propio prefieren claramente gente a su lado que tenga los mismos criterios sobre la flexibilidad de los valores éticos, así no hay problema; si todos hacen lo mismo no hay ningún ‘pepito grillo’ que les toque sus conciencias y les recrimine. Si todos participan, no lo que cada uno hace a nivel individual  no es inmoral, no está mal...



P. “Ecclesia Reformata, Semper Reformanda”. ¿Ha habido momentos en los que también los movimientos protestantes se hayan estancado, perdiendo así su función renovadora? ¿Cómo se ha ido reformando la propia fe reformada?



R. Yo creo que en los lugares en los que la sociedad se organizó a partir de los valores surgidos en la Reforma siempre se ha contado con un remanente que ha liderado movimientos de renovación. Eso no significa que esos movimientos  hayan sido bien vistos por el poder, pero creo que siempre ha estado presente el germen de la renovación y de la denuncia del punto en el que el movimiento se ha estancado.



Lo que es muy importante es tener presente que la denuncia de estancamiento legítima, adecuada y además sugerida en la propia Reforma debe ir siempre acompañada de la idea clara de pertenencia, de identificación con la misma Reforma. Tenemos tendencia a despreciar lo que hicieron quienes nos precedieron y eso es un elemento absolutamente disgregador para cualquier grupo humano. Así que, conocer nuestra historia de modo cabal, nos ayuda a avanzar reformando continuamente pero sin perder las señas de identidad como pertenecientes a una misma estirpe. Hablar mal de tus abuelos o desmarcarte de tus ancestros te desvincula de tu familia, ¿no? Pues el desconocimiento y el desprecio de lo que hicieron los que nos precedieron nos incapacita para actuar de manera constructiva en nuestra propia generación y, seguramente, nos condena a repetir los mismos errores y a no aprovechar sus logros y conquistas.



P. Hay países en los que ahora la población ya no se considera cristiana mayoritariamente, pero que sin embargo mantienen valores bíblicos. ¿Pueden los valores bíblicos incluso ser buenos para gobiernos, empresas, organizaciones que no ven la fe cristiana como una prioridad?



R. Hay dos niveles, entiendo. Uno está ligado a la convicción de la transformación que recibe el ser humano, del cambio que se opera cuando Dios entra de lleno en su vida, porque los valores éticos cambian y eso se ve reflejado en su relación con su familia, con sus vecinos, con sus compañeros, etc; sin embargo esto es una cuestión totalmente personal, de decisión individual, algo entre Dios y cada uno.



Ahora bien, todos los seres humanos claman por justicia, todos desean la convivencia en armonía y con unas bases éticas, unos principios morales que hagan funcionar los gobiernos, las empresas, las asociaciones de cualquier tipo. En esto no tiene por qué haber un deseo de tener un encuentro personal con Dios o, de encontrase con él, estar dispuesto a llevar ese encuentro hasta el fondo; de nuevo, es una cuestión de cada individuo.



Quiero decir que no todos los seres humanos estarán dispuestos a encontrarse con Dios pero al mismo tiempo todos buscan justicia y sólida convivencia en paz. Dice en Proverbios 11:10a: "en el bien de los justos la ciudad se alegra", y en 11ª: " por la bendición de los rectos la ciudad será engrandecida". En ningún caso dice: "será salva", de modo que hay efectos sociales y económicos en la actitud basada en valores bíblicos que, en el fondo, todos los seres humanos desean, aunque no quieran ir más allá en su relación con el creador de esos mismo valores.



P. ¿Qué valores bíblicos crees que necesita España como sociedad, en estos momentos?



R. España es, como bien sabemos, uno de los países que ha vivido al margen de los valores reformados y que se ha sumado al carro de los logros políticos y sociales surgidos inicialmente de la Reforma pero negando el valor de la Reforma en sí misma.



Ha intentado quedarse precisamente con la forma y ha dejado el fondo. En ese fondo que no ha querido asumir están gran parte de las carencias que vemos. De modo que la forma democrática no asegura la capacidad de escuchar al ‘otro’, de ponerse en el lugar del ‘otro’. Tampoco la forma capacita para respetar las voces que se encuentran en minoría, porque en este país se ha aprendido a través de los siglos de andadura que la discrepancia (religiosa, política, en gestión de la educación, por poner ejemplos) eran signos de traición a los valores identitarios españoles, por lo que el fondo el principio que sustentó el nacimiento de la democracia occidental no ha permeado, no ha empapado la sociedad española.



Y tampoco lo ha hecho a la hora de asumir las culpas ante quienes se es responsable de nuestra gestión (jefes, ciudadanos, clientes de nuestras cajas de ahorros, etc.)



Ni que decir tiene que la esencia del concepto bíblico de ‘Verdad’ está ausente en la sociedad española como tal y, en mi opinión, eso explica claramente, por ejemplo, todo el entramado de corrupción que está sacudiendo el país, dando igual el signo político de los implicados porque  dicha implicación afecta por igual a todos y en todas las esferas sociales.



La capacidad de meter la mano en el saco sólo depende del puesto en el que se está colocado; obviamente, si se ocupa el puesto municipal relacionado con las obras públicas o en la dirección de la banca se tendrá mayor capacidad de ‘sustraer’ pero, si aplicásemos en este país el concepto bíblico de que no hay pecados de diferente categoría y gravedad y que todas las faltas son una agresión igualmente brutal a la santidad que Dios reclama y a la responsabilidad que tenemos en la gestión de nuestro país -da igual si te pillan que si jamás se llega a saber-, pues los secretarios tampoco harían uso personal de las fotocopiadoras ni perderían el tiempo en medio del horario laboral por el que son remunerados para consultar Facebook, el personal sanitario no saquearía los almacenes de guantes estériles, gasas y un larguísimo etc., que me tocó ver en mis tiempos de auxiliar de clínica en varios hospitales, o infinidad de funcionarios dejarían de pedir bajas injustificadas para obtener o prolongar vacaciones a costa del trabajo del resto de sus compañeros. Aunque parezca que estas pequeñas ‘sisas’ no van a ninguna parte y no sacan a un país de la crisis, la ética bíblica llama a todos sus practicantes de la misma manera, da igual el lugar o el puesto de trabajo en el que se esté colocado.


 

 


20
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

EZEQUIEL JOB
30/10/2014
14:18 h
5
 
Lutero, lo único que hizo para cambiar fue leer una Biblia que encontró encadenada en la Biblioteca de su monasterio, estaba escrita en Latín. Sin embargo, ahora tenemos la misma Biblia en Español, una gran bendición, y no quiero preguntar si la leemos o nó. La gran diferencia entre Lutero y nosotros es que él si creyó lo que dice La Biblia, tanto así que hasta su conciencia se guiaba en base a los principios Bíblicos, para hacerlos. Hagamos lo mismo, el mismo Dios de Lutero está con nosotros.
 
Respondiendo a EZEQUIEL JOB

flash
01/11/2015
12:29 h
16
 
La teóloga católica Jutta Burggraf dijo en una ocasión: “es preciso conocer muy bien la vida de lutero, precisamente a la luz de la época”. Han pasado más de 400 años y evidentemente que no podemos hacer una crítica desde el 2015 sobre el “encadenamiento” de las Escrituras. No olvidemos que Lutero en la traducción de su Biblia, agrego la frase “sola” la fe salva. Como todos sabemos, esta frase no existe en la Escritura. Así que Ezequiel, no puedo hacer lo mismo que hizo Lutero.
 
Respondiendo a flash

ikari
05/11/2014
16:42 h
10
 
Cada cosa que se lee, Biblias encadenadas en Bibliotecas ¿para que estaban ahi si no eran para ser leidas? ¿para que encadenarlas y porque no simplemente ocultarlas de ahi? El hecho de clavar las 95 tesis (de dudosa autenticidad) correspondía a un procedimiento reglado de disputa en materia teologica que se desarrollaba en las universidades o sedes catedralicias ¿cómo era posible si el contenido de la Biblia era desconocida? Es hora de derribar mitos y hablar con la verdad.
 
Respondiendo a ikari

EZEQUIEL JOB
08/11/2014
04:47 h
12
 
He querido decir que la Iglesia Católica, no tenía ninguna intención de hacer conocer la Biblia al pueblo, ni el clero la conocía bien, mas aún estaba escrita en Latín, es decir la palabra de Dios estaba "encadenada". Lutero la tradujo al alemán en 1522 para que el pueblo la conozca, es decir "desencadenó" a La Biblia, Casiodoro de Reina la tradujo al español en 1569 (en Suiza), porque si la publicaba en España, la Inquisición lo mataba. Señor Jesús, gracias por la Biblia, ahora soy salvo.
 
Respondiendo a EZEQUIEL JOB

ikari
02/11/2015
21:34 h
18
 
Permitame corregirlo. En primer lugar, en la antiguedad no existía el sistema educativo obligatorio y para todos como lo es hoy. En segundo lugar, no existía la imprenta .. los libros que habían eran manuscritos, quien tenía 5 libros ya tenía toda una biblioteca!!! En tales circunstancias, la Iglesia dio a conocer la Palabra en las lecturas dominicales, predicas, arte pictorico, esculturas, catecismos etc. Los abundantes testimonios exitentes dan por falsa su afirmación.
 
Respondiendo a ikari

flash
01/11/2015
12:52 h
17
 
Ezequiel, no sabias que conocías "la intención" de las personas. En toda la Historia de la Iglesia, las herejías han nacido precisamente porque algunos "iluminados" han conocido subjetivamente y arbitrariamente la Biblia. Por ejemplo: Lutero y Calvino no se pusieron de acuerdo sobre el tema de la Eucaristía. Los Testigos de Jehova, los Mormones,los Israelitas del Nuevo Pacto etc. Es decir, hay para todos los gustos de cómo conocer las Escrituras.
 
Respondiendo a flash

Mariano
06/11/2014
15:53 h
11
 
Por supuesto, ikari, las biblias estaban a disposición de los que quisieran leerlas. Bastaba aprender latín durante unos años -la lengua sagrada, cualquiera lo sabe-, pedir permiso para entrar en alguna de los recintos que la tenían, y en el peor de los casos llenar algún formulario ante el Santo Oficio explicando porqué siendo laico quería leerla directamente. ¡No sé de qué se quejaba este Lutero!
 
Respondiendo a Mariano

ikari
30/10/2015
14:29 h
13
 
Amigo, su ironía de poco sirve, sabiendo que los reformadores tambien escribían en latin. Existe un articulo aqui mismo en que habla de la necesidad de redescubrir el latín como parte de la identidad protestante. En los tiempos que nos ocupa, el latín era lengua corriente y su aprendizaje era libre. El tema no se lo puede leer con los ojos del siglo XXI amigo.
 
Respondiendo a ikari

Mariano
03/11/2015
19:48 h
19
 
Buenas Ikari, ¡casi un año esperando a que apareciera un artículo en este portal hablando bien del latín! ¡Eso es perseverancia! Pero la perseverancia no disimula la falacia argumental ni el error histórico en los que ud. cayó: Que algunos supieran latín -incluyendo los reformadores-, no explica por qué la Biblia no estaba en lengua vernácula, que era la lengua de la inmensa mayoría del pueblo al momento de la reforma. Un saludo, hasta 2016 supongo!
 
Respondiendo a Mariano

ikari
04/11/2015
13:29 h
20
 
La razón estimado amigo, es la misma que hoy podemos argumentar. La fidelidad en la traducción. Debe reconocer hno. que el latin era el idioma no solo de la Iglesia, sino que era idioma universal de occidente por aquellas epocas. Sin embargo, los misales estaban escritos en idioma vernacula. Habian versiones biblicas autorizadas en Hebreo, 22 en griego, 20 en italiano, 26 en francés, 19 en flamenco, dos en español, entro otros, cuyas copias aun existen. Debe desligarse de los mitos hermano.
 

Fernando Rico
30/10/2014
13:22 h
4
 
Con todo respeto por la reforma protestante, pero de esta se ha enfocado más en los asuntos moralmente religiosos y sociales que en los espirituales conforme la Fe perfecta en JESUCRISTO. Colose: 3.9, y de ahí que para alcanzar más y mayores logros debemos aplicar lo dicho por JESUCRISTO: Si vuestra justicia no supera a la de los escribas y fariseos no entraréis en el Reino de los cielos. Mat: 5.20. 5.17-20; por lo cual debemos mirar, no en lo que pudo haber sido, sino lo que en JESUCRISTO será.
 

Pablo García Alós, feligrés católico en Alzira.
30/10/2014
11:06 h
3
 
Muy buena entrevista. Es una lástima que los cristianos no-católicos españoles poco o nada tengan que ver con el protestantismo histórico europeo: luteranismo, calvinismo y anglicanismo.
 
Respondiendo a Pablo García Alós, feligrés católico en Alzira.

sergio de lis
31/10/2014
11:14 h
6
 
'Cristianos evangélicos españoles', Pablo. ¿Le queda aún mucho veneno? En ud, según el dicho... ahora no lo recuerdo: nos detesta más a los CRISTIANOS EVANGÉLICOS, porque nos conoció ya que formó parte de la Iglesia Reformada española; hasta que cometió el incomprensible error de 'bajar' a formar parte de una enésima iglesia, la herética ICR. Y, por lo dicho al principio, no creo que le apene nada; y se equivoca, algo deberemos tener que ver con ellos, adoramos al Dios desvelado por la Reforma.
 
Respondiendo a sergio de lis

Pablo García Alós, feligrés católico en Alzira.
04/11/2014
08:56 h
8
 
Don Sergio (#6): Los ‘evangélicos’ adoran al mismo Dios desvelado por la Reforma porque no les queda otro remedio, porque no pueden reescribir la Historia a su antojo, y usted lo sabe, que cuando se les dice que son herederos de la Reforma, inmediatamente, alegan que no tienen ni aceptan ninguna tradición de los hombres, sino tan sólo la Biblia como Palabra de Dios. De verdad, me sorprende que celebren el Día de la Reforma. Bueno, no tanto, les viene bien para atacar a la Iglesia Católica.
 
Respondiendo a Pablo García Alós, feligrés católico en Alzira.

sergio de lis
05/11/2014
11:15 h
9
 
Parece ser que no entiende qué significa que alguien no conteste a una respuesta, o comentario, que se le dirige. No puede captar que esa persona ha dicho todo lo que tenía que decir al respecto. Con esta última que me dirige, completa la imagen que tenía de ud. Se puede comprender muy bien por ella la confusión en la que vive, después de haber realizado esas afirmaciones: un conjunto de desatinos, un absurdo completo.
 
Respondiendo a sergio de lis

Pablo García Alós, feligrés católico en Alzira.
02/11/2014
19:35 h
7
 
Don Sergio (#6): Nunca he sido miembro de la Iglesia Reformada. Fui bautizado a los 16 años y pasé a formar parte de la congregación evangélica bautista (UEBE) del municipio donde vivía de joven. Más tarde, tuve contacto con la Iglesia Evangélica Española (IEE). Y luego, fui confirmado a los 29 años en la Iglesia Española Reformada Episcopal (IERE). Hoy en día soy católico, por la Gracia de Dios. Y no le puedo dispensar ningún veneno, porque no soy farmacéutico. Lo siento.
 
Respondiendo a Pablo García Alós, feligrés católico en Alzira.

ikari
30/10/2015
14:34 h
14
 
Mi solidaridad con Vd don Pablo. Todos debemos saber escuchar y saber respetar. Las respuestas hacia su persona no son la mejor muestra de tolerancia de la que muchos hermanos separados afirman equivocadamente poseer. La intolerancia es una moneda de circulación corriente por sus ambientes. Ojalá haya mas moderación en los comentarios.
 

sergio de lis
30/10/2014
10:37 h
2
 
Me ha parecido ejemplar la claridad y acierto de Evangelina respondiendo; y un cuestionario en torno a la Reforma, pero que ha sabido situar sus consecuencias en el devenir de los países implicados. Sin la menor intención partidista por su parte, no ha podido evitar reflejar la realidad de las sociedades influidas por los principios de la Reforma: mejor y más extendida educación, ética pública determinante, avances sociales, técnicos, organizativos... Y la pervivencia de esos principios bíblicos
 
Respondiendo a sergio de lis

flash
01/11/2015
12:11 h
15
 
Don Sergio, seamos sinceros y conscientes en reconocer las limitaciones tanto de Lutero como de Calvino de ciertos efectos negativos de sus acciones. No olvidemos los excesos y escritos antijudíos del doctor Martin Lutero. Me hubiera gustado preguntarle a la entrevistada ¿Por qué Lutero tenía mucho odio hacia los judíos de su época?
 

LOGOS
30/10/2014
09:50 h
1
 
Excelente entrevista. La pena es que observo que, a veces, el ADN de la cultura católica de España está incrustado en parte del pueblo evangélico español ¡Es tiempo de volver a los principios de la Biblia!
 



 
 
ESTAS EN: - - ‘España quiso los logros de la Reforma, pero dejando el fondo’
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

 
Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

 
El camino de la Reforma protestante: César Vidal

Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

 
95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

 
José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

 
“La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

 
“El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

 
Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

"El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

 
FOTOS Fotos
 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

 
Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Historia de tres reyes Historia de tres reyes

El egoísmo nos hace creer que es mejor y más fácil hacer todo solos.

 
Toda la Biblia: Génesis Toda la Biblia: Génesis

En el primer libro de la Biblia encontramos a un Dios que, desde el principio, está buscando  restablecer la relación rota con las personas.

 
Lutero en España: la reforma invisible (documental) Lutero en España: la reforma invisible (documental)

El documental emitido en TVE realiza un recorrido histórico desde el S. XVI hasta llegar a la actualidad para mostrar la realidad del protestantismo en España.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.