PUBLICIDAD
 
domingo, 17 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    14
     

    Señor: ¿qué atractivo tienen los pobres?

    Jesús llamó a los pobres y los buscó por caminos y veredas para su banquete del Reino. ¿Seguimos su ejemplo?
    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro Fernández 27 DE MAYO DE 2014

    Un hombre en el parque / bayek (sxc.hu)


    Cuando comencé a trabajar con pobres urbanos en Misión Urbana de Madrid allá por el año 1985, era difícil para algunos voluntarios trabajar entre ellos. Eran tiempos más difíciles que ahora a pesar de la crisis actual. Numérica y estadísticamente, la situación en aquel año que comencé a trabajar entre los excluidos sociales, no era peor que ahora. El paro llegó hasta el 22% que daba el resultado de unos tres millones de parados. La crisis que se dio en aquellos años, desde los años setenta, hizo que la economía sumergid se disparara con unas condiciones tan lamentables que leo que el Ministro de Economía y Hacienda dijo que en España había “un tercer mundo en pleno corazón de Europa”.

    La tasa de paro de los jóvenes menores de 25 años triplicaba la de los mayores de esa edad y de las mujeres se hablaba también de la feminización de la pobreza en aquellos años. Los inmigrantes ya eran legión los ilegales y había más de trescientos mil que no tenían los papeles en regla, eran los llamados “sin papeles”. La protección social cayó y dejó a muchos pobres en la estacada. Crisis de valores, prostitución, delincuencia y mucha drogodependencia. En este contexto social es cuando comienzo a trabajar en Misión Urbana, una experiencia totalmente nueva en España, y comienzo a promocionar la obra social evangélica sensibilizando y concienciando a los creyentes.

    Aunque numéricamente la situación no era peor que en los momentos que estamos viviendo con la crisis actual, los pobres urbanos estaban en una situación más deplorable que ahora: desprendían un olor que, a veces, era casi inaguantable, tenían infecciones, piojos, ladillas y otros. Los que dormían en los parques, en las calles y en los chopanos eran una cantidad grande y que se dejaba ver en la ciudad.

    Muchos bancos en la ciudad estaban ocupados por pobres con sus pocas pertenencias. Los que podían dormir en algún coche, se consideraba un privilegiado. La mendicidad infantil estaba al orden del día, el número de mujeres que venían a la Misión y lloraban en el despacho de atención individualizada eran muchas con una característica común: Le habían quitado sus hijos y se los habían tutelado, quizás por mendigar con ellos, por prostituirse y, cuando no podían pagar la pensión, dormían con sus niños en la calle. Al final se los tutelaban. Ellas se consolaban diciendo que si se los daban a otra familia, estarían mejor que con ellas en su situación de pobreza... pero lloraban.

    Muchos pobres se concentraban en los centros urbanos antiguos que en aquellos años estaban mucho más degradados que ahora. Era el tiempo de los “sin techo”, de los que por la noche no podían dormir por el frío y se la pasaban en vela andando, sin parar, para no congelarse. Muchos de esos pobres fueron los primeros usuarios de la Misión en la C/ Calvario donde todavía estamos.

    Cuando algunos voluntarios de la Misión hablaban con ellos, muchos dejaban salir de sus bocas un olor a podrido, quizás por el vino, pues el alcoholismo entre los pobres en aquellos momentos era grande. Tenían problemas en los pies, heridas, zapatos rotos y malolientes. Muchos se quitaban los zapatos ya totalmente destrozados en el despacho asistencial para que le viéramos los pies. Recuerdo que uno de ellos nos dijo que tenía bichos en las heridas de sus piernas, tobillos, las plantas de sus pies, y tuvimos que llamar una ambulancia para que lo llevaran al hospital... y no os digo más del ambiente de aquellos años en los que algunos líderes evangélicos que nos visitaban intentaban estar el menos tiempo posible dentro de nuestros locales.

    Sin embargo, nosotros sabíamos que los pobres fueron los preferidos de Jesús, el único grupo específico que se cita como destinatario del Evangelio, aunque, lógicamente, el Evangelio era para todos. ¡Qué difícil era entender para algunos esa preferencia de Dios por los pobres, esa cercanía de Jesús hacia los don nadie, los desclasados, los proscritos, los marginados, los excluidos sociales y hacia los que los religiosos de la época de Jesús llamaban “malditos” porque no entendían la ley. ¡Qué poco entendían sobre las prioridades de Jesús!

    Tampoco los voluntarios o los que trabajábamos con ellos, podíamos decir que esas personas empobrecidas tenían cualidades muchos mejores que los que mínimamente estaban integrados en la sociedad. Algunos eran alcohólicos como medio de evitar soledad. La soledad pesaba en ellos como una losa y se agarraban al alcohol como falso recurso o como forma de irse quitando la vida lentamente. Así, todos los colaboradores notaban que los pobres tienen también muchos defectos psicológicos, morales, de pecado. Sin ningún atractivo para que nos sintamos impelidos a abrazarles, a ayudarles, a lavarles los pies... y sin embargo muchos lo hacían. Se notaba que seguían al Maestro que tuvo ese estilo de vida de cercanía a los pobres. Seguían a un Jesús del que dicen los profetas que era “sin atractivo para que lo deseemos”.

    Jesús buscaba lo perdido, también lo social y económicamente perdido y destrozado. La línea de cercanía que usó con los pobres, era la misma línea que usó con todo lo perdido. Jesús llamó a los pobres y los buscó por caminos y veredas para su banquete del Reino. ¿Es que eran mejores, tenían unas cualidades más especiales? Seguramente no. El Maestro sólo seguía su línea, su estilo de vida, sus preferencias.

    ¿No fue Jesús con los pobres algo parecido a lo que nos enseñó de la oveja perdida? ¿Acaso nos dice la parábola que la oveja perdida era más gorda, más grande, que daba más leche o que era más obediente? No. Simplemente esa oveja tenía una característica: estaba perdida y necesitaba ayuda. Y esa es la misma línea que Jesús sigue en su cercanía y amor a los pobres. Les buscaba y les amaba porque eran pobres, desvalidos, despreciados por los religiosos de la época... ovejas perdidas aunque no tuvieran atractivo, ni características especialmente importantes, pero eran pobres, despreciados, marginados, abandonados de todos y a los que incluso los religiosos les daban la espalda como si fueran malditos de Dios. Jesús, con sus prioridades y preferencias nos dice un no rotundo. ¡No!

    Además, no sólo que se muestra con esa cercanía a los pobres, sino que nos dice que nos da ejemplo de servicio para que nosotros hagamos lo mismo que él y nos deja el amor al prójimo como semejante al amor que hemos de tener a Dios mismo.

    Los pobres son los pequeños de Dios, los débiles que potencian el poder de Dios en el mundo, los específicamente citados como destinatarios del Evangelio. Esto es así porque entra en juego y en acción la justicia de Dios. Las desigualdades, los injustos repartos de la riqueza de la tierra que debe ser para todos, la locura y necedad de los acumuladores que desequilibran el mundo, el egoísmo humano, la maldad que se ve en el desprecio de unos hombres para con otros, está en contra de la justicia de Dios. Él no tenía otro remedio que ponerse del lado de los pobres y oprimidos, de los considerados malditos de Dios. Eran los enfermos que necesitaban médico. Muchos de los autoconsiderados puros y que se autojustifican no necesitan al sanador divino. Jesús con su cercanía a los pobres restablece el fiel de esa balanza que estaba totalmente desequilibrada a favor de los poderosos, de los ricos y de los acumuladores de la tierra.

    Señor, y aún hoy parece que los cristianos no hemos entendido tu mensaje transmitido no sólo con tus palabras, sino con tu ejemplo. Perdónanos, Señor, y ayúdanos a entender el profundo significado que tiene tu cercanía a los más pobres, oprimidos y privados de hacienda y dignidad. Que nosotros también aprendamos a amarlos y encontrar en ellos ese atractivo que tú encontraste… aunque humanamente no lo tengan. Queremos seguirte, Señor.
     

     


    12
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    luis alberto
    03/06/2014
    22:23 h
    12
     
    Sr .Roto(11), tomaré en cuenta su recomendación.
     

    Pedro Luis R. Roto
    02/06/2014
    22:30 h
    11
     
    Alberto, nº: Deberías leer más la Biblia y los Evangelios. El que tanto Jesús como los cristianos que deben ser sus seguidores se preocupen de los pobres, no significa que el Reino tenga sólo un objetivo terreno. Debes reflexionar y pensar un poco más allá, alarga tus cuerdas y no seas escaso.
     

    luis alberto
    02/06/2014
    18:23 h
    10
     
    El nacionalismo exacerbado concentra su mirada en los perjuicios, las faltas e injusticias de las demás naciones y el espíritu de la lucha de clases estimula el odio, poniendo en la picota los errores de una clase social y reduciendo a sistema la denuncia de la explotación u opresión, que atribuye exclusivamente a los demás y a una categoría colectiva. Los teólogos de la liberación, se han esforzado en justificar con toda suerte de pretextos sus puntos de vista, como, por ejemplo, el de que si Jesús ordenaba a amar a los enemigos es porque reconocía que podía haber enemigos, o, también, que la mejor manera de amarlos era combatiéndolos. Ciertamente, la existencia de enemigos, es un hecho s
     

    luis alberto
    02/06/2014
    18:23 h
    9
     
    Febe (8) creo que Juan Simarro confunde la pobreza con el pobre. ¿Quién es el pobre en labios de Jesús?: el hombre. Todos hablan hoy del pobre. El Marxismo con el Evangelio en la mano también se preocupaba por los pobres y por supuesto eliminando a Dios en la historia de los pobres. Si el reino hubiese tenido un objetivo terreno, ¿cómo habría podido decir Jesús: “Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de los cielos”. Entonces los que viven en espíritu de pobreza son los pobres para Jesús. Un programa político y social no podía promover, ni aconsejar, el espíritu de la pobreza, y mucho menos la pobreza en sí misma.
     

    Febe Altar
    31/05/2014
    22:46 h
    8
     
    Luis Alberto #7. Yo me uno a los gestos revolucionarios a los que se uniría Juan Simarro: El uso de la voz, de la palabra, de la denuncia de la injusticia y de la opresión, un grito a voz en cuello por la libertad y la igualdad de los pueblos. Si todos los cristianos nos uniéramos a esa voz la tierra temblaría y se soltarían todas las cadenas de todas las mazmorras del mundo, esas mazmorras en donde el poder que se une a los más fuertes y acumuladores de la historia allí se pudre haciendo que esa putrefacción fortalezca las raíces injustas de los que desequilibran la tierra estando ahítos y con sus estómagos llenos mientras otros se mueren de hambre. Uníos todos a nuestro grito, cristianos d
     

    luis alberto
    30/05/2014
    21:45 h
    7
     
    Febe (6) sería bueno que des el método de cómo hacer este “gesto “revolucionario” para conseguir trabajo.
     

    Febe Altar
    29/05/2014
    11:30 h
    6
     
    Pep Porta #1, Dios mío, qué mas quisieran las familias de hoy tener acceso al trabajo. ¿Quién tiene ese antídoto hoy? Estoy de acuerdo con el sabio Quin #4. Aquí hay que hacer algo muy revolucionario para que se consiga el derecho a trabajar. ¡Qué pena que hoy haya tantos pobres con trabajo!
     

    luis alberto
    29/05/2014
    11:30 h
    5
     
    Jesucristo habla con claridad y sin tapujos, ¿quieres seguirme con el corazón y con tu razón? “Va vende TODO lo que tienes dáselo a los POBRES y sígueme”. El que ha experimentado esto, ese es un auténtico israelita. Lo demás son palabras que se las lleva el viento.
     

    Pep Porta
    28/05/2014
    21:34 h
    4
     
    Era el Fuero de los Españoles. Pero, ¿no querían democracia? ¿Ahora de qué se quejan?
     

    quim
    28/05/2014
    16:53 h
    3
     
    Con el actual marco laboral ya no tengo tan claro que el trabajo sea antídoto de la miseria.
     

    Luisma R. Zapico
    28/05/2014
    16:53 h
    2
     
    'Verlo hemos, mas sin atractivo para que lo deseemos'. Eso se dijo del Siervo Sufriente en la Biblia referido a Jesús. ¡Qué atractivos más especiales, Señor! Ayúdanos a saber valorar esos atractivos.
     

    Pep Porta
    28/05/2014
    11:27 h
    1
     
    El antídoto contra la pobreza es el trabajo desde el primer libro de la Biblia. Qué tiempos aquellos en los que había una constitución que decía del trabajo: 'Todos los españoles tienen el derecho y el deber de trabajar' -y se cumplía- !!
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Señor: ¿qué atractivo tienen los pobres?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio

    Una reflexión sobre Juan el Bautista y la manera en la que Dios lo utilizó para cambiar el transcurso de la humanidad.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.