PUBLICIDAD
 
domingo, 8 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Derechos Humanos, los cristianos y los pobres (51)
    17
     

    ¡No! no es justo, aunque sea legal

    Yo creo que la Biblia es aún más dura. Mucho más dura. Enfoca la justicia más que a la aplicación de la ley.
    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro Fernández 18 DE JUNIO DE 2013

    No siempre hacer justicia es aplicar la ley. El auténtico concepto de justicia hemos de buscarlo otros lugares. Los cristianos lo tenemos en la propia Biblia. También nos pueden ayudar los Derechos Humanos.

    Éstos, los DDHH también se ocupan del tema de la justicia, de reconocer la personalidad jurídica en todas partes, del hecho de que toda persona tenga derecho a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial. Así, el artículo 10 dice: “Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones…”.

    Yo creo que la Biblia es aún más dura. Mucho más dura. Enfoca la justicia más que a la aplicación de la ley. Así dice Dios a través de la boca del profeta Jeremías: “Haced justicia, y librad al oprimido de la mano del opresor, y no engañéis ni robéis al extranjero, ni al huérfano y a la viuda” (Jr. 22:3). Los profetas claman por que se haga justicia a estos colectivos representantes de los marginados de la tierra en aquel momento: los oprimidos, los extranjeros, los huérfanos, las viudas. Así, Isaías también clama en la misma línea: “Buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda”. (Is. 1:17). No pensaban en las leyes, sino en el concepto de auténtica justicia.

    Nosotros, hoy, cuando pedimos justicia, debemos tener cuidado porque podemos pensar que hacer justicia es simplemente aplicar la ley, cuando sabemos que hay multitud de leyes humanas que no son justas y que pueden haber sido redactadas desde el prisma de los poderosos de la tierra, de los que detentan las riquezas, de aquellos que practican la acumulación injusta de bienes.

    Muchas resoluciones de justicia para con los hombres se basan en el principio, un tanto abstracto de “dar a cada uno lo suyo”. Bajo este principio hay muchos a los que no se les podría hacer justicia porque no tienen nada. ¿Qué es lo “tuyo”, qué es lo “suyo”, qué es lo “mío”? Muchos lo pueden decir porque tienen guardadas escrituras hechas ante notario que certifican propiedades… otros no tienen nada. Algunos reciben herencias, consiguen grandes ganancias que desequilibran el mundo… otros no reciben nada de nada, ni siquiera para poder ir viviendo con la dignidad que todo ser humano debe tener. A otros se les roba o niega incluso su dignidad.

    Quizás, la justicia, en lugar de rezar “dar a cada uno lo suyo”, debería estar afirmando que hacer justicia, buscar lo justo, es dar a cada uno la posibilidad real de poder vivir en dignidad como persona y de tener los bienes suficientes y necesarios para ellos y para sus hijos, evitando las acumulaciones que desequilibran el mundo envolviéndolo en el sinsentido de lo que la Biblia llamaría “los ricos necios”, o los “ricos insensatos”. Así, dice Dios: “Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has almacenado, ¿de quién será?”. Así, muchos desequilibran el mundo practicando la insensatez y la necedad. Se necesita del juicio de otros capaces de demandar y de hacer justicia.

    Para entender lo que puede significar hacer justicia en el mundo, se deberían reconsiderar asuntos como el de la propiedad privada que nunca debería ser considerada como un derecho totalmente absoluto. ¿Qué derecho tiene ningún ser humano a guardar y reservar para sí, de forma absoluta, bienes acumulados y que les sobran, cuando hay tantos otros seres humanos a los que les falta lo más imprescindible para vivir con dignidad? Así, no cabe la menor duda que la abundancia y lo sobrante de los acumuladores es lo que alimenta la escasez y el hambre de los pobres. La abundancia de unos contrasta escandalosamente con la escasez de otros. Ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres.

    Faltan jueces en el mundo que, en lugar de administrar la legalidad, administren la justicia. ¿Dónde están esos jueces capaces de administrar auténtica justicia en lugar de administrar una legalidad humana que, muchas veces ni se compadece con lo auténticamente justo, con lo moral, con lo ético, con las líneas de justicia que demarca la Biblia con los valores del Reino, con los valores bíblicos en general?

    Cuando no se cumplen en el mundo con los derechos humanos de alimentación, agua potable, medicinas, capacitación de las personas, estamos cayendo en la injusticia. Se necesitarían nuevos “jueces” capaces de impartir y buscar justicia, no solamente capaces de administrar legalidad. La justicia bíblica puede dar una llamada de atención a lo mío, lo tuyo o lo suyo, cuando, realmente, en estos posesivos hay sobrante, superabundancia que desequilibra el mundo, sobras que fundamentan la escasez de los pobres de la tierra que son legión. Los sobrantes de muchos, en justicia auténtica en el mundo, es más de los pobres que de los que, bajo el concepto de propiedad privada llevado a lo absoluto, almacenan y guardan abultando sus posesiones y sus cuentas corrientes.

    ¿Cuesta trabajo enseñar estos postulados de justicia en la iglesia hoy? ¿Se viven los valores del Reino hasta el punto de dar a los últimos, a los que han sido llevados misericordiosamente al trabajo ya al final de la jornada, pero que se les ha pagado los primeros y en plan de igualdad con los fuertes que han trabajado todo el día? ¿Se enseñan hoy estos valores bíblicos y, más aún, se practican?

    Podrán basarse en la legalidad vigente, pero se violenta la justicia cuando, basándose en esa legalidad, unos tienen tanto y otros no tienen nada. Eso no es justicia, aunque sea legal. Los cristianos deben trabajar más por una justicia que supera lo legal y que no se limita a practicar una legalidad humana, sino una justicia amorosa y misericordiosa que no puede aguantar el escándalo de un mundo en donde algunos nadan en la superabundancia mientras otros lloran sumergidos en el no ser de la miseria y de la marginación social. Eso es injusto… aunque sea legal.
     

     


    14
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Gastón R.
    24/06/2013
    21:22 h
    14
     
    Muy bien, Joaquín González. Me alegro que esos razonamientos sean de un abogado creyente contrarrestando un poco tantas mentes iluminadas. Seguro que a Juan le ha gustado y a muchos de nosotros nos abre un poco las entendederas. Un abrazo.
     

    luis gomez
    23/06/2013
    23:07 h
    13
     
    Joaquin.Si el banco mas pequeño no hubiera sido rescatado,los españoles hubieran trasladado su dinero fuera de España
     

    Pep Porta
    23/06/2013
    23:07 h
    12
     
    Jajaja, Don quim, un jurista cristiano apelando a la desobediencia civil en un país archidemocrático no, lo siguiente.
     

    Edgar Eliazar Tallet López(Dios Cuerpo Presente)
    23/06/2013
    01:56 h
    11
     
    .-..-.La Biblia es cumplir los Mandamientos que ha NADIE le Gústaría Que NO Se los Cumplieran.-..-.
     

    Joaquín González
    23/06/2013
    01:56 h
    10
     
    Ay querido Juan, grave dicotomía Justicia-Legalidad, los que nos dedicamos a lo jurídico lo sufrimos en carne propia, no siempre lo Legal es Justo y lo que debiera ser Justo frecuentemente es Alegal o Ilegal, siendo que la Ciudadanía debe recurrir a la Movilización (e incluso a la Desobediencia Civil) para cambiar leyes injustas. La lucha de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca contra Desahucios de Bancos Injustamente rescatados con dinero público es un claro ejemplo (aunque el PP haga oídos sordos). Recuerdo siempre 2 citas, una de la Facultad “Justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada cual conforme a su Derecho” Justiniano dixit, otra fuera de la Facultad “la Justic
     

    Albert
    21/06/2013
    02:34 h
    9
     
    Patxi, la Biblia no me cansa, las interpretaciones sesgadas si.
     

    Patxi de los Santos
    20/06/2013
    11:43 h
    8
     
    Albert: Supongo que si te cansa el debate ricos y pobres de Juan Simarro, supongo que la Biblia te cansará mucho más, sí, muchísimo más. Hay que ser coherentes.
     

    luis gomez
    19/06/2013
    15:31 h
    7
     
    Febe.Estoy de acuerdo contigo,pero si el pueblo dspreciara la corrupcion,creo que los politicos que sean corruptos lo tendrian mas dificil
     

    Albert
    19/06/2013
    15:31 h
    6
     
    Estoy de acuerdo con Luis Gomez. Los jueces deben velar la aplicación de la ley, no cambiarla. La garantia de cualquier sistema democratico es la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En cuanto al contenido del articulo, la verdad es que ya cansa la visión obsesiva de los ricos malos, acumuladores y avaros, y la de los pobres pobrecitos, desposeidos, inocentes victimas de los ricos. La realidad no es siempre así. El último capitulo de Proverbios nos muestra otra cara del trabajo y la prosperidad, y Jesús no condenó las riquezas sino el 'amor al dinero'.
     

    Restituto Albino.
    19/06/2013
    15:31 h
    5
     
    Daniel B: No seas extremista ni caigas en radicalidades. De defender el autor algún tipo de comunismo, sería el comunismo bíblico. Olvídate de estados comunistas o de otros sistemas humanos. Estamos caminando sobre la realidad bíblica que no es ajena a las problemáticas del mundo. El autor lo que quiere es que los valores del Reino y sus influencias positivas se expandan por el mundo y lo redima.
     

    Daniel B
    18/06/2013
    18:46 h
    4
     
    Me da la impresión que el escritor piensa que la solución a todas estas desigualdades seria un estado comunista, sacarle todo a ricos y clase media y repartirlo entre todos, parece que eso seria la autentica justicia y todos felices. Igualdad sin libertad es igual a dictadura (comunismo) y libertad sin igualdad igual a injusticia (capitalismo), esos son los dos sistemas reales que hay en el mundo y si hay que escoger, yo siempre prefiero la libertad.
     

    Febe Altar
    18/06/2013
    18:46 h
    3
     
    Luis Gómez: Si los jueces no pueden administrar justicia, ¿Cómo es que los políticos, presionados por la lucha por el poder, velando por sus intereses y muchos de ellos en antros de corrupción, sí crees que pueden hacer leyes justas? Por favor, Luis, medita lo que escribes y sal de la ingenuidad.
     

    luis gomez
    18/06/2013
    14:35 h
    2
     
    Si los jueces administran la justicia en vez de la legalidad,tendremos una justicia basada en criterios personales.Necesitamos leyes mas justas que permitan sentencias mas justas.Por favor ,Simarro,medita mas lo que escribes
     

    Desi Burgos
    18/06/2013
    14:35 h
    1
     
    Difícil el tema de la búsqueda de justicia en el mundo, pero es una labor de los cristianos, labor profética a la que se suma Jesús mismo. Sólo los auténticamente comprometidos con el Evangelio, podrán ser los paladines de la lucha por la justicia. La legalidad es otra cosa que, incluso, puede estar contaminada por los intereses de los poderosos de la tierra.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¡No! no es justo, aunque sea legal
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

    En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

    El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

     
    7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

    Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

    Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.