PUBLICIDAD
 
lunes, 9 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Derechos Humanos, los cristianos y los pobres (45)
    12
     

    Los DDHH y la teología muda

    La teología muda es un horror, un escándalo cuyo silencio se convierte en un ruido atronador de las conciencias.
    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro Fernández 07 DE MAYO DE 2013

    Nosotros, los cristianos en general, podemos hablar, pero hay otros que no pueden hacer lo mismo. Unos, porque ya son víctimas del pasado y su voz ha quedado muda, callada por la muerte. Otros, porque se les ha puesto una mordaza para que no hablen o porque no tienen ni la formación ni la motivación, ni las fuerzas suficientes para poder hablar, para poder denunciar.

    Las víctimas, los débiles e indefensos presa de las injusticias humanas, amenazados y privados de sus más elementales derechos, no dejan oír su voz, su denuncia es muda, su forma de hacer teología es una teología silente, que sólo Dios puede oír desde los latidos de sus corazones… Es la teología muda. La de los muertos por abusos, violencias e injusticias y la de los vivos humillados y ofendidos que sólo hablan desde la profundidad de su corazón sin poder mover los labios.

    Teología silente que no va a sonar desde los púlpitos o altares de las iglesias, que no va a sonar en las páginas de nuestra revista, no va a hacer ningún ruido en los modernos y potentes medios de comunicación social. Protesta muda, silente, tensa como el silencio que, a veces, es molesto. Son las bases de una teología muda.

    Esa teología muda, esa protesta silente, esa forma de vivir la vida por parte de muchos en soledad silenciosa y con miedo, necesita de voces que no sean precisamente la de las víctimas actoras de esta teología muda: Se necesitan voceros que hablen desde los púlpitos a favor de los que les han arrancado la lengua, si no de una manera literal, sí de una manera que ha acallado sus voces. Hablar no en su lugar, sino en su nombre.

    ¿Cómo llega el silencio de los maltratados, de aquellos a los que se les ha privado de sus derechos, al Dios de la vida? ¿Quién escucha ese clamor silente? ¿Quién transformará esa teología muda en la teología del grito, en la teología que se apoya en el megáfono de Dios para potenciar su voz de denuncia? ¿Dónde está la tan nombrada “voz de los sin voz”? ¿Hablarán las piedras si nos callamos nosotros?

    Es imperativo que la voz de los maltratados, aunque sea a través de la “voz de los sin voz”, resuene en todos los medios posibles. Que resuene en Internet, en las televisiones del mundo, en la prensa diaria, en los púlpitos de las iglesias, de las catedrales… Que todo el mundo sepa que existen personas que no sólo han sido privadas de sus derechos, de su economía, que están en el sufrimiento, en la miseria y que, además, no tienen voz. Por allí es donde se mueve la teología silente que ellos hacen, la teología muda, teología que nos interpela tanto o más que la que se hace desde los púlpitos y desde los seminarios.

    Es necesario, es urgente, es legítimo, es bueno que algunos presten su voz a estas teologías mudas, a estos gritos silentes. Si no, no hablemos de projimidad, no hablemos de amor al prójimo… no hablemos del amor a Dios. Mejor que nos dediquemos a gritar en los campos de fútbol o a cantar como posesos músicas estentóreas. La voz que se presta a los silentes del mundo, debe ser una voz comprometida, una voz de amor y de liberación, de justicia.

    Tenemos que hacer lo posible para que esa voz llegue a sonar en los oídos de la humanidad entera. Debemos usar el amplificador que Dios nos puede prestar para que atronemos al mundo. La voz que salga a través de ese megáfono de Dios, no la podrá acallar nadie. La teología muda se convertirá en un clamor sonoro clamando por justicia, por derechos, por misericordia para los maltratados y quebrantados del mundo, para aquellos que, al robarle sus derechos, les han robado su dignidad.

    Sólo si actuamos con voz solidaria y amorosa, llegará a los oídos de Dios como olor suave, fragante. La voz de amor y solidaria no la va a confundir Dios con “el metal que resuena o címbalo que retiñe”, porque es voz de amor, solidaria en busca de la justicia. Dios, así, nos ayudará para que esa voz llegue a los confines del mundo, a toda la humanidad, que traspase palacios, sedes de gobiernos, estructuras económicas injustas que pueden ser cambiadas y destruidas, voz prestada a los sin voz, que suena en el nombre de ellos: “Por mí lo hicisteis”, será la respuesta del Señor para todas aquellas voces solidarias.

    Tenemos que pedir ayuda a Dios para que nuestra voz sea realmente efectiva. Que no sea una voz teñida de paternalismo fofo, sino una voz que busca que también los sufrientes e injustamente tratados puedan llegar a ser sujetos de su propia liberación, que no hablemos sólo en lugar de ellos, sino en su nombre, una voz humilde que se apoya en el poder de aquél que nos puede empoderar y hacernos fuertes en nuestra debilidad, que nos puede convertir en actores de cambio, agentes de liberación, de salvación.

    Realmente, si usamos nuestra voz bien, se trataría de que ellos, los de la teología silente, la teología muda, puedan llegar a tener una voz real y clara que clame por su liberación y por su restitución en justicia. Que ellos puedan llegar a ser los agentes de su propia liberación… con la ayuda de Dios.

    Para esto, no pedimos violencias con palos, ni con puños, ni con armas. Sólo la violencia de una voz justa que cambie el mundo, una denuncia sin odio, pero con firmeza por amor a los sufrientes, a los desclasados, a los injustamente tratados, a los pobres de la tierra.

    En tu nombre hablamos, Señor. Queremos ser empoderados por ti, que nos conviertas en agentes de cambio, en actores de una liberación que los silentes del mundo necesitan. Que nos ayudes a convertir la teología muda o silente, en un manantial de voz que transforme al mundo, que transforme los corazones y llene la tierra de nuevos valores, los valores del Reino que tú, en tu misericordia y amor a los hombres, nos dejaste como modelo.

    Escucha, Señor, la teología muda y conviértela, usándonos a nosotros como agentes del Reino de Dios, para que la voz de los sin voz, hablado en su nombre y en el tuyo, transforme nuestras sociedades y nuestras vidas.La teología muda es un horror, un escándalo cuyo silencio se convierte en un ruido atronador de las conciencias.
     

     


    12
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Desi Burgos
    13/05/2013
    18:41 h
    12
     
    Si no hablamos más de las problemáticas del hombre, Felipe, nos podemos perder en la jungla espiritualista desencarnada. Yo creo que en Simarro se complementan muy bien las palabras de Jesús con el análisis solidario de los desmanes de la jungla humana.
     

    María G. Garrido
    13/05/2013
    18:41 h
    11
     
    Dichosos soñadores, Pep. Y el artículo, de simplificador, nada. Ya que pudiéramos leer muchos como éste, rebosando compromiso y amor por los más débiles.
     

    Felipe
    12/05/2013
    23:20 h
    10
     
    Las palabras de Jesucristo en el evangelio deben ser nuestro alimento: 'A QUIEN IREMOS SEÑOR SI TU TIENES PALABRAS DE VIDA ETERNA'. 'LAS PALABRAS QUE YO OS HABLO SON ESPÍRITU Y SON VIDA'. Si no se habla más del Señor Jesucristo y de sus palabras, nos podemos perder en la jungla humana.
     

    Pep Porta
    12/05/2013
    23:21 h
    9
     
    Dña. Rosa Jordán de Franco es persona sensata y realista: '...trinchera de guerra que destruye, como la que llevaron a cabo en mi país'. Simarro me parece, cuando menos, un soñador y un simplificador.
     

    Rosa Jordan de Franco
    10/05/2013
    01:21 h
    8
     
    c.7. Sr. Agudo, aunque pense que podria ser mal interpretado mi c.# 4, lo escribi como una advertencia a mis hnos. evangelicos que se preocupan por los pobres, para que en su celo se cuidaran de caer en tan lamentable error como el de los curas y monjas catolicos de la 'Teologia de la Liberacion'. Los excesos no son buenos. Amo en Cristo a Hno. Juan Simarro y conozco su 'Grito a la Conciencia' a los hnos. cristianos, para que no nos conformemos con ser salvos, volvamos nuestros ojos a los necesitados y actuemos. Amo sinceramente a mis projimos que carecen de lo necesario, me muevo entre ellos y los ayudo, especialmente para q' vayan a la escuela. Eso esta en mi corazon. No hablo negativame
     

    José Luis Agudo P.
    09/05/2013
    18:37 h
    7
     
    A la señora Rosa Jordán decirle que no se fije tanto en lo malo que algunos pueden hacer usando el nombre de los pobres o, incluso, desde posicionamientos que aparentemente están en línea con los Derechos Humanos. Fíjese en todo lo positivo que hay entre tantos que se convierten en la voz de los sin voz y en tantos que luchan por los Derechos Humanos. No se exprese siempre 'vía negativa'. Le irá mejor en este mundo injusto.
     

    Desi Burgos
    09/05/2013
    18:37 h
    6
     
    Dª Josefina Echevarría: Las declaraciones doctrinales y la praxis diacónica deben estar relacionadas consecuentemente y en equilibrio. No hay supeditación de un ministerio a otro. Ese es su error de apreciación, Josefina. En cuanto a la experiencia política del mundo contemporáneo de la que usted habla, se expresapor sí misma: más de media humanidad en pobreza. Lo del Sr. Simarro es en realidad una 'concientización' como usted dice, pero una 'concientización' cristiana basada en la Palabra.
     

    LPG
    09/05/2013
    01:47 h
    5
     
    Hace mucho tiempo no leía una expresión tan palpitante del amor de Dios por los desposeídos y maltratados de nuestra sociedad. Esta es sin duda una de las mejores exposiciones -aun brevísima- sobre la teología que se ignora porque no se oye y acerca de la que poco o nada se escribe. Que esto nos motive a la oración por los que sufren y a llevarles mediante el poder de Dios la ayuda práctica que necesitan.
     

    Rosa Jordan de Franco
    08/05/2013
    18:02 h
    4
     
    Amado hno. Juan, me gustaria enviarle informacion de lo que, 'hablando por los pobres', ha hecho en mi pais la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, ODHAG, adoctrinando y/o soliviantando a las poblaciones indigenas, junto con la guerrilla marxista dirigida por religios@s catolicos, quienes en toda A. Latina han hecho lo mismo, auspiciados por gobiernos extranjeros y los DDHH de las Naciones Unidas, que Ud. ya sabe que paises estan en ello. Ahora quieren usar la, segun ellos, 'estrategia de las iglesias evangelicas', que por la gracia de Dios abundan en mi pais, para obtener un resultado de convencimiento mas rapido de 'las masas'. Que le parece? Nosostros, como nos lo pi
     

    Pep Porta
    08/05/2013
    18:02 h
    3
     
    Doña Febe Altar, es usted una revolucionaria. Lea la biografía de los grandes revolucionarios de los siglos XIX y XX y verá qué mal suenan sus palabras de usted: 'Que los pobres y marginados lleguen a ser sujetos de su propia liberación'. Dios nos libre. Doctrina social de la Iglesia sí, revolución no.
     

    Josefina Echeverría Aycón.
    08/05/2013
    18:04 h
    2
     
    El ideal de Simarro es convertir a las iglesias en ONGs de ayuda social, importando menos las declaraciones doctrinales que la praxis diacónica. Le parece de lo más normal que todos los demás ministerios estén supeditados al 'servicio de las mesas'. Hace apología de un socialismo igualitario sin reflexionar en torno a la experiencia política del mundo contemporáneo. Su accionar es propio de los legitimadores del status quo, por cuanto la tendencia 'natural' del hombre es inducir centralismo opresor. Lo suyo es concientización e ideología. No faltan los ingenuos que siguen este tipo de liderazgo destructivo
     

    Febe Altar
    07/05/2013
    15:57 h
    1
     
    Que los pobres y marginados lleguen a ser sujetos de su propia liberación. Dales voz, Seór, y que su voz sea escuchada.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Los DDHH y la teología muda
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

    En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

    El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

     
    7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

    Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

    Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.