PUBLICIDAD
 
jueves, 20 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Retazos del evangelio a los pobres (31)
    5
     

    Dios pide agua, tiene sed

    “Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed”. Juan 19:28. Texto completo en Juan 19:17-30.
    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro Fernández 18 DE ABRIL DE 2011

    Dios pide agua. Al dolor físico que Jesús tuvo que soportar en la cruz, se le añade el de la sed. La sed es un tormento terrible en situaciones extremas. Situación extrema era la de los crucificados.

    Dios pide agua. Algunos tuvieron compasión y le acercaron una esponja con una mezcla de vinagre que Jesús aceptó. No le dieron un agua limpia, pero muchos piensan que esa mezcla les adormecía y evitaba sufrimiento. Lo aceptó como un acto de misericordia a un sufriente, a un torturado, con la boca seca y próximo a la muerte. Quizás lo acepta como aprobación de los actos de misericordia que nosotros debemos de tener para con los sacrificados de la historia, como aprobación y aceptación de los que son movidos a misericordia, como llamada a la solidaridad para con los tantos condenados que se mueven en el mundo hoy.

    Dios pide agua. ¡Qué importante debe ser el hombre para Dios cuando Jesús sufre el dolor físico, el tormento de la sed y el derramamiento de sangre a su favor! Tanta sangre perdió que la sed se convirtió en algo insufrible, un tormento inaguantable.

    Dios pide agua. Jesús nos pide de beber. Sufre por los sedientos del mundo y nos recuerda la sed de justicia que sus seguidores deben de tener. La sed de justicia se debería despertar hoy de una forma inmediata ante la exposición que al mundo se hace a través de los potentes medios de comunicación. Podemos estar comiendo en nuestras casas mientras contemplamos el hambre del mundo.

    Dios pide agua. La sed de Jesús, a pesar de la intensidad con que la sufrían los crucificados, va más allá y es más profunda que la sed de agua física. El grito de Jesús: “Tengo sed”, refleja también la preocupación de Jesús por el despojo de los pobres, de los excluidos, de los hambrientos que, a su vez, son sedientos. No tienen agua potable y limpia y beben de charcas infectas hasta morir. Tienen sed. Mueren uniéndose al grito de Jesús. Jesús tiene sed y se une a los sedientos del mundo, a los hambrientos y sufrientes de nuestra historia.

    Dios pide agua. Negamos el agua al Dios sufriente, al Jesús crucificado, cuando se la negamos al hombre empobrecido y despojado. Negamos el agua al hombre y a Dios, cuando nos resistimos a la ayuda a los humillados y dejados en el sin vivir de los márgenes del camino. Negar el agua al hombre es negar el agua a Dios... y viceversa. Cuando Jesús grita su sed, pide nuestra práctica de la projimidad a los sedientos del mundo. Muere por ellos. Es verdad que su muerte tiene una trascendencia que va más allá de las miserias humanas, pero Jesús nunca separó el cielo de la tierra, el amor a Dios y al prójimo en necesidad, lo divino y lo humano, el dar de beber a Dios o el darle al hombre que se muere en el tormento de su sed.

    Dios pide agua. Jesús con su grito de sufrimiento extremo por la sed, motivó la compasión de los que le dieron a beber ese vinagre que calmaba y adormecía. Jesús, con su voz forzada para implorar el agua, nos está pidiendo que seamos sensibles ante el dolor humano y ante las carencias que hacen sufrir y que acaban matando. Si alguien reaccionó ante la muerte de Jesús ahogado por la sed, ese grito seco nos pide compromiso con los sufrientes que, siendo coetáneos nuestros, nos lanzan su grito angustioso por ayuda. Tenemos que aceptar la parte que nos corresponde... la parte de culpa que nos toca, que depende también de nosotros mismos.

    Dios pide agua. No se trata de sentir una compasión fofa, un contemplar el sufrimiento de forma que pasemos nuestra pena y un sentimiento de compasión pasiva. No se trata de quedarse paralizado ante el dolor ajeno, sea el de Jesús o del hombre, con una especie de resignación paralizadora. Se trata de asumir el reto de una compasión activa que acepta el reto de llevar algo de humedad a unos labios secos, de llevar algo de alimento a los estómagos vacíos. “Tengo sed”, nos invita a la acción, a que tomemos nuestras esponjas y las empapemos... de agua limpia, pues si el mundo cambiara sus valores, sería posible.

    Dios pide agua. “Tengo sed” es la frase que deberían asumir los cristianos no sólo en épocas de celebración de la Semana Santa, sino que la deberíamos asumir como solidaridad con el prójimo empobrecido y sufriente. Es el grito por sed solidaria.

    Dios pide agua. Tenemos que gritar, sentir y experimentar el tener sed. Sed de justicia, de solidaridad, de amor al prójimo apaleado, despojado y tirado al lado del camino... sed de amor que avala toda búsqueda de justicia. Vivir sin esa sed que nos impele, que nos empuja, que nos lleva irremisiblemente a la solidaridad, es vivir una vida sin sentido, sin dar, sin darse. Vidas egoístas que nunca lograrán la felicidad del clamar por agua por el hecho de estar sediento de justicia para el mundo.

    Dios pide agua. Esa expresión “tengo sed”, debe ser una consecuencia de nuestra vivencia de la fe, de la fe activa que actúa a través del amor. Es la sed que reclama nuestra corresponsabilidad en la sed de la víctimas del mundo. Si no actuamos, si no tenemos sed de justicia, estaremos dejando a Jesús con su boca seca, con el terror de la sed de un crucificado por buscar justicia para el mundo, por una justificación para el más allá que, a través de los valores del reino, ya empieza a actuar acercando el Reino de Dios y su justicia a la tierra, a los sedientos de nuestra historia.

    Dios pide agua. No hemos de hacer en Semana Santa una exposición de la teología de la cruz como símbolo de ignominia y dolor que nosotros contemplamos pasivamente, sino una teología del dolor que nos anima a mancharnos las manos como buenos samaritanos buscando ayuda y justicia para el mundo de los sufrientes, de los sedientos del mundo, de los hambrientos y despojados de dignidad. Danos esa sed, Señor, de tal manera que clamemos por justicia a favor de los excluidos de los bienes que tú nos dejaste en la tierra. Danos esa sed, Señor, para que clamemos por justicia... para que también hoy calmemos tu sed. Dios pide agua.
     

     


    4
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Santiago
    25/04/2011
    13:49 h
    4
     
    Juan Simarro, castellano-manchego, ¿te acuerdas de que Murcia también tiene sed y tu tierra le quiere negar el agua? Y eso que no es suya. Hay que ocuparse también de los de casa
     

    Josema
    20/04/2011
    11:06 h
    3
     
    Christian, debes leer Juan 19: 28 al 30, ahí se indica claramente que Jesús dijo tengo sed, le dieron vinagre y él LO TOMO. Debes tener cuidado de emplearle a la gente calificativos como 'mal informado'...más allá de eso, la reflexión nos invita a darle de beber a los sedientos que nos rodean y eso es muy retador!!
     

    christian
    19/04/2011
    23:44 h
    2
     
    q mal informado estas Jesus no tomo el agua con vinagre y no tomo justamente x eso para sufrir como hasta lo ultimo..
     

    Ronnie Jimenez
    19/04/2011
    08:43 h
    1
     
    Gracias por su mensaje claro , transparente. Necesitamos ser sensibles a las necesidades de un mundo sediento de amor verdadero manifestado a traves del sacrificio perfecto de nuestro Senor jesucristo. Dios lo bendiga.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Dios pide agua, tiene sed
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    Cuidado pastoral y psicología Cuidado pastoral y psicología

    El teólogo Julio Díaz Piñeiro explica el desarrollo histórico del cuidado pastoral en Estados Unidos, con sus aciertos y errores a la hora de aplicarse a un contexto como el español.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: 2ª Pedro Toda la Biblia: 2ª Pedro

    Un Dios lleno de gracia prepara algo especial para nosotros en los cielos nuevos y la tierra nueva.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.