PUBLICIDAD
 
sábado, 14 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Oidores y hacedores

Retazos del Evangelio a los pobres (XVI)

“Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante”. Texto completo en Lucas 6:46-49.
DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro Fernández 04 DE ENERO DE 2011

La parábola de los dos cimientos pone de relieve que la Palabra y la acción deben marchar juntas. Esta parábola es una de las mayores críticas y de las mayores advertencias de amenazas de derrumbe de la vida espiritual insolidaria que se dan en la Biblia. Una crítica a la religiosidad vivida en la pasividad, sin dar frutos de acción. Una crítica a la espiritualidad vivida de espaldas al prójimo sufriente. Es, si se quiere, una crítica a los sistemas de evangelización que no evangelizan desde la acción comprometida con el prójimo, desde el simple hablar y la búsqueda de oidores, sin que se preocupen, ni desde el que emite el mensaje, ni desde el que escucha, de la acción de misericordia que debe preceder y seguir a la Palabra como dándole credibilidad. Esta parábola nos enseña que los hechos son los que avalan la Palabra. Es una parábola en la línea del Evangelio a los pobres que estamos comentando.

La Biblia es insistente en esto y lo que llama la atención es que la iglesia no haya sabido recoger este reto de acción y siga, en muchos casos, con un autodisfrute de comodidad y verborrea que no da lugar a hacer lo que nos enseña la Biblia: Hay que ser hacedores de la Palabra. La Palabra no sólo se debe oír, sino hacer. Hay que quedarse con el concepto de hacer la Palabra, el mandamiento de que debemos ser hacedores de la Palabra. La Palabra no es sólo para oírla, ni para leerla. Hay que hacerla. Este hacer la Palabra no puede ser ajeno a la solidaridad misericordiosa para con el prójimo. Esta parábola es una de las bases de la acción social cristiana, del Evangelio a los pobres.

Por tanto, el que oye la Palabra y la hace, tiene una consideración para con Dios muy diferente de aquel que oye la Palabra y no la hace. Los inactivos, insolidarios y que no se ponen en marcha para realizar con hechos la Palabra en el mundo, están condenados a ser destruidos, a desaparecer de la faz de la tierra. Permanecerá todo aquel que se dedica a que la Palabra sea realizada en el mundo, a hacerla vida, a acercar el reino de Dios a la tierra, a realizar y encarnar la Palabra, a hacer que la Palabra se haga vida actuante en el mundo acercando los valores rehabilitadores y dignificadotes del Reino de Dios que se dirigen muy específicamente a los pobres, a los desheredados, a los sufrientes, a los robados de dignidad, a los enfermos, marginados y excluidos del mundo.

Por tanto el cristianismo no está relacionado solamente con escuchar la Palabra, ni siquiera con el comunicarla de forma inactiva e insolidaria. La auténtica vivencia de la espiritualidad cristiana consiste en una mezcla de oír y de hacer. Consiste en la mezcla de gritar la Palabra, comunicarla, hacer que muchos la puedan oír. Es la suma de comunicadores y oidores que, necesariamente, se deben convertir en hacedores de la Palabra, en los brazos y los pies del Señor que se mueven en medio de un mundo de dolor.

Esta idea de a parábola de Jesús, se ve también en otros contextos bíblicos. Se ve muy claramente en el, a veces, olvidado apóstol Santiago. En el capítulo 1:22 de su Epístola nos dice en forma imperativa que seamos “hacedores de la Palabra”. Una Epístola que en todo su contexto nos habla de la necesidad de la acción, de las obras que, imprescindiblemente, debe tener la fe para no morirse y dejar de ser, para no ser cristianos de fe muerta. Así, nos dice como un mandamiento: “Sed hacedores de la Palabra”, porque el jugar con la Palabra para oírla o decirla de forma insolidaria con el hermano pobre o sufriente, es como un engaño personal. Como si de alguna manera se pudiera vivir el cristianismo de forma engañosa, “engañándonos a nosotros mismos”.

El problema es que el que es sólo oidor o, en su caso, sólo comunicador, se aleja del auténtico Evangelio, del Evangelio a los pobres, no entiende el concepto de projimidad que nos dejó Jesús, no sabe amar al prójimo sufriente… y pasa de largo ante el dolor de los hombres. Se engañan o se consideran a sí mismo, como dice el Apóstol, porque les falta la dimensión del tú, del otro. Sólo piensan en ellos mismos y esto les impide la vivencia integral del Evangelio.

El que sólo oye palabras, o las pronuncia, pero no las hace, puede decir palabras preciosas, que suenan bien al oído, pero que en el fondo son satánicas. Dice palabras hueras, vanas, que no dan frutos y que son una molestia a los oídos de Dios mismo. Son palabras como las que nos comenta el Apóstol Santiago, como Apóstol que recoge la idea de Jesús de que hay que hacer la Palabra: “Vete en paz, hermano, el Señor te ayudará y te dará lo que necesitas”, pero no le ayuda como hizo aquel hombre samaritano que nos dejó Jesús como ejemplo de solidaridad. Así, los religiosos insolidarios pueden decir palabras bellas, que parecen adecuadas, pero teñidas de insolidaridad y de pecado contra el prójimo. Palabras que no entienden de projimidad. Palabras bellas que no se mojan en la solidaridad actuante.

Así, el que quiera vivir el cristianismo de forma integral, el que quiera captar la integralidad de una espiritualidad cristiana no mutilada, tienen que convertir la Palabra en hechos, dejar paso a que la fe actúe a través del amor para no convertirse en un cadáver de fe.

Señor, ayúdanos a ser hacedores de la Palabra. Que no nos gocemos ni encontremos satisfacción en los sonidos de palabras vacías, sino que las llenemos de sentido a través de una acción comprometida en ayuda de tantos pobres y sufrientes como hay en el mundo. Que podamos ser, Señor, oidores y hacedores. Aunque lleguemos a ti cansados y rotos. Tú reestructurarás todo nuestro ser y nos acogerás como siervos fieles.


Artículos anteriores de esta serie:
 1El evangelio a los pobres: retazos 
 2El rico y Lázaro 
 3Los pobres, Moisés y los profetas 
 4Todo en el cielo y todo en la tierra 
 5Ricos inquietos y ricos satisfechos 
 6El deber del siervo 
 7Siervos inútiles somos 
 8El examen del juicio global 
 9La omisión de la ayuda 
 10Cuando oramos con nosotros mismos 
 11Fariseos, el ritual y el prójimo 
 12Evangelio, fariseísmo y humildad 
 13Precedente del cántico de María 
 14El cántico de María 
 15Sin lugar en el mesón 
 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Oidores y hacedores
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: El origen de la realidad Intervalos: El origen de la realidad

Hoy vamos a indagar en el sentido de realidad que hay tras la Palabra, según la carta de Pablo a los Colosenses, capítulo 2, versículo 17. También comentamos un relato de Chéjov y una pregunta de Pilato sobre este asunto que aparece en Juan 18:38.

 
7 Días 1x08: COP25, la fe de Alisson Becker 7 Días 1x08: COP25, la fe de Alisson Becker

La Cumbre del Clima en Madrid y su impacto informativo en redes y las muestras de fe de los deportistas de élite son los temas de la tertulia semanal.

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: una mujer admirable Héroes: una mujer admirable

Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.