PUBLICIDAD
 
sábado, 7 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    1
     

    Globalización, ricos y pobres

    Muchas veces se dan ejemplos de países o ambientes de pobreza que han logrado sumar beneficios de forma positiva como consecuencia de la globalización. La verdad es que pueden existir casos aislados de mejoras económicas en países pobres. Algo, aunque es nada comparado con los grandes beneficios de los ricos, pueden subir sus niveles de exigua renta, aunque haya países, como es el caso de muchos de los africanos, que pueden estar hoy peor que hace veinte años. Los defensores de la globalización
    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro Fernández 08 DE JULIO DE 2008

    Sin embargo, los defensores de la globalización se plantean pocas veces cómo es, realmente, esa redistribución de las sumas positivas que se producen en este proceso mundial liderado por el neoliberalismo. Si a algunos países pobres les pueden llegar pequeños crecimientos, en la mayoría de los casos poco perceptibles, los países ricos se llevan casi la totalidad de esta tarta que tan jugosamente aumenta las sumas de la economía mundial. Los países ricos engordan y mejoran ostensiblemente su abundancia, mientras que los países pobres apenas ven crecimientos positivos. La conclusión está clara en términos económicos: cada vez es mayor la brecha o sima que existe entre los países ricos y los pobres. Comparativamente se puede hablar de ricos muy ricos y de pobres muy pobres, aunque a algunos pobres les haya llegado algo de las sobras o de las migajas de la globalización neoliberal. Los países ricos mejoran ostensiblemente tanto su renta per cápita como su Producto Interior Bruto; los pobres mejoran algo, se mantienen en su pobreza o empeoran, pero la sima de las desigualdades se aumenta. En el mundo hay un proceso de separación económica cada vez mayor entre los países ricos y los países pobres.

    Además, como es una economía en que las grandes empresas multinacionales pueden pasar los trabajos a cualquier parte del mundo, pueden asignar, sin ningún tipo de trabas, los trabajos de lujo y que generan los mejores salarios del mundo a los países ricos. Los trabajos más bajos y con salarios ínfimos, los pueden pasar a los países ya empobrecidos. Es posible que los empobrecidos puedan conseguir algunos puestos de trabajo y crecer al menos unos mínimos, pero las distancias entre los ricos y los pobres se agrandan. Hay una gran sima entre los ricos y los pobres.

    Al hablar de estas distancias y simas, me recuerda la gran sima que había, en la Parábola del Rico y Lázaro, prototipos de la riqueza y la pobreza en el mundo. Era una gran sima que traspasa nuestro mundo de nuestro aquí y nuestro ahora y se traslada hasta el más allá, en el tiempo metahistírico y apocalíptico, cuando realmente, en el más allá, también el rico y el pobre están separados por una gran sima. El rico, en condenación, quería que el pobre Lázaro le siguiera sirviendo para aliviar sus tormentos. Se lo pedía al padre Abraham. La respuesta dada por el patriarca fue ésta: “Una gran sima está puesta entre vosotros y nosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá” (Luc. 16:26).

    Pareciera como que la sima condenatoria hay que superarla y eliminarla en nuestro tiempo, en nuestro aquí y nuestro ahora, porque esta sima se prolonga después, incluso después de la muerte, como un grito de Dios hasta el infinito y acaba condenando a los acumuladores que sólo piensan en sumar positivamente para ellos, pensar solamente en que el juego de suma positiva que muchos ven en la globalización neoliberal favorezca sus bolsillos, mientras que se pasa por el lado de Lázaro sin rehabilitarle, sin dignificarle, sin socorrerle, sin pararse, movidos a misericordia, ante el despojado.

    Los cristianos no deberían permanecer callados ante estas situaciones de crecimiento de las desigualdades. No deberíamos permitir que mientras que la tarta de la economía de la aldea global crece, la justicia vaya disminuyendo.

    Si la economía es global, la justicia debería serlo también. Recordemos que al Dios que decimos servir los cristianos, es el Dios de la justicia, una justicia que, además, siempre va teñida de misericordia. Y una justicia misericordiosa, jamás podrá aprobar la tan desigual redistribución que hoy practica la globalización neoliberal.
     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Globalización, ricos y pobres
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

    En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

    El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

     
    7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

    Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

    Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.