PUBLICIDAD
 
sábado, 19 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

El evangelio kryptonita

Desde su inicio, el mito de Superman ha tenido siempre un carácter mesiánico. Presentado en el comic, como un “salvador de los indefensos y oprimidos”, por sus creadores judíos en los años treinta, es llevado finalmente al cine en los años setenta por el director de La profecía, una película sobre el Anticristo inspirada por un evangélico. Donner hace con Superman un claro paralelismo con la figura de Cristo. El personaje regresa ahora a las pantallas de todo el mundo con una histo
MARTES AUTOR José de Segovia Barrón 25 DE JULIO DE 2006

Cuando Superman nació el año 1938 en la revista Action Comics, no era simplemente alguien que saltaba edificios. Los autores de Superman eran dos chicos judíos, que se habían conocido en un colegio de Nueva York, en plena persecución nazi. Su Hombre de Acero era un Super-Judío, capaz de enfrentarse a sus opresores. Su héroe llevaba una ese en el pecho, que hacía referencia a sus apellidos: Siegel y Shuster. Aunque estaban en la Gran Manzana, Jerry Siegel (1914-1996) había nacido en Cleveland (Ohio) y Joe Shuster (1914-1992) en Toronto (Canadá). Los dos eran aficionados a la ciencia-ficción y entraron a trabajar en la compañía DC, después de haber creado Superman en 1933. Siegel hacía los guiones, y Shuster los dibujos.

Cuando uno ve las historias originales de Los Archivos de Superman (el primer tomo lo publicó Norma Editorial de Barcelona el año 2005), es sorprendente hasta qué punto ha cambiado la serie. El héroe de la América conservadora, amable y decente, era en realidad alguien mucho menos políticamente correcto. Sus aventuras de los años treinta le muestran como un personaje al margen de la ley, que se enfrenta al poder establecido, como un salvador de los oprimidos.
Así en la revista nº 8 de enero de 1939, Superman destroza las casas de un barrio pobre, para obligar a las autoridades a construir edificios más modernos de apartamentos, que tengan mejores condiciones. Su idea de justicia le enfrenta una y otra vez a la libertad de empresa, luchando por un estado de bienestar, en la línea del New Deal de Roosevelt.

Lo más sorprendente sin embargo es su carácter mesiánico. Superman viene de un planeta llamado Krypton, cuya pronunciación recuerda el Tikkum Olam hebreo, un concepto de restauración de los males de este mundo, qué está en el fondo mismo de la esperanza mesiánica bíblica. La mujer de Siegel, que todavía vive, ha hablado con frecuencia de esta influencia judía, que ha hecho finalmente que su marido forme parte del famoso listado de los cien judíos más influyentes que ha habido en el mundo. Siegel aparece así junto a Moisés, Kissinger o Spielberg. Pero si Superman en comic, representa en los años treinta la fe del Antiguo Testamento de un pueblo judío, que anhela la liberación de su opresión, su llegada al cine en los años setenta, anuncia la llegada del evangelio de Krypton, en un Nuevo Testamento, que proclama el cumplimiento de la esperanza mesiánica


DE LA PROFECÍA A LA VENIDA DEL HIJO
Cuando Richard Dooner lleva a Superman al cine, acababa de hacer en 1976 una película sobre el Anticristo, La Profecía, inspirada por un evangélico. Superman fue concebida originalmente como un díptico. Por lo que la continuación fue rodada en seguida por Richard Lester, ante los desacuerdos de Donner con la producción, pero estrenada dos años después. La historia ha sido recientemente revisada, pero en una de esas versiones inútiles, con las que el Hollywood actual se esfuerza por contar lo peor posible la misma historia. La película de Superman (1978) comienza cuando el planeta Krypton está destinado a la destrucción. Hay tres criminales que han sido juzgados y considerados culpables, como la trinidad de Apocalipsis 16:13: el dragón, la bestia y el falso profeta. Van a ser expulsados, como Satanás del Cielo (Lucas 10:18). La Trinidad del Padre Jor-El (basado en el nombre bíblico de Dios), que representa Marlon Brando, decide enviar a su Hijo Kal-El al mundo, cuyo nombre kryptoniano significa Estrella.

Jor-El bendice a su hijo, asegurándole que nunca le abandonará. Todo lo que tiene, le da. Él mismo le llevará en su interior el resto de los días de su vida. “El hijo se convierte en el padre, y el padre en el hijo”, dice Brando en unas palabras que recuerdan al Evangelio de Juan. El Hijo vendrá a este mundo de una forma sobrenatural, en una cueva en forma de útero, creada por una nave espacial, que trae el Nacimiento de la Estrella. Como Cristo, Superman tiene una doble naturaleza. Vive en una familia humana, pero tiene un origen celestial. Sus prodigios recuerdan los milagros de Jesús, y trabaja en un periódico, que va a dejar registro de las hazañas, que anuncian su venida.

El enemigo de Superman, Lex Luthor, suena en inglés como Lucifer. Vive bajo tierra, y ofrece a nuestro héroe un reino en este mundo. Superman, sin embargo lleva su cruz colgada al cuello en forma de kryptonita. Enterrado bajo el agua, experimenta una resurrección, con una nueva Eva como testigo. Superman baja al fuego del infierno, en medio de un terremoto, en el que muere su amada Lois, con un coche como tumba, siendo resucitada por Superman. Para ello nuestro héroe tiene que alterar el tiempo. Lo que logra dando vueltas a la Tierra, para invertir su rotación. Tras cambiar así la Historia, Superman levanta los brazos y asciende a los cielos…

LA SEGUNDA VENIDA DE SUPERMAN
Diecinueve años han pasado desde la última película sobre Superman, el cuarto largometraje titulado en inglés La búsqueda de la paz. Ahora un director judío retoma la serie, volviendo a los orígenes. Aunque Bryan Singer nació en una familia secularizada, cree que “la primera película se inspiró en la historia de Moisés”. Su lectura de la serie es por lo tanto típicamente judía, pero también cristiana. “Sería estúpido no admitir la clara alegoría judeo-cristiana de los orígenes de Superman”, dice Singer, que vivió en un barrio católico de New Jersey y recuerda haber ido incluso a un club de jóvenes cristianos. Su familia era también adoptada. Sufrió las consecuencias del divorcio. Y curiosamente, el otro grupo que parece haber adoptado a Superman como uno de sus iconos, la comunidad gay (que ve en su encubrimiento en la persona de Kent, a alguien que no “ha salido del armario”) no le es ajena, ya que él es también homosexual.

Varias revistas evangélicas han entrevistado a Singer sobre el aspecto religioso de su película, aunque parece que no le entusiasma hablar del tema. “Sería absurdo decir que esas imágenes mesiánicas no existen en la película”, dice a Christianity Today. Algunas de ellas no son intencionadas, pero otras están “muy bien pensadas”, hasta el punto de calificarlas de “celebración”. ¿Significa eso que él es creyente? Como tantos hoy, Singer piensa que su espiritualidad pertenece a un mundo particular, que no se identifica con un solo credo. “Al crecer en una cultura judeo-cristiana, estas cosas encuentran su camino en tu inconsciente y tu forma de narrar historias, pero no hablo mucho sobre esto, ya que soy un director de cine, ¡no un predicador!”, dice riéndose. “Tengo mi propia espiritualidad”, dice Singer: “Oro a mi manera”...

El crítico de El País, Javier Ocaña, cree que la película “convierte a su personaje en una especie de Jesucristo que muere y resucita, para seguir salvando a la humanidad, a través no sólo de una trama que abunda en esos detalles vitales, sino también de una inconfundible iconografía religiosa”. Volvemos escuchar aquí a Brando como Jor-El, enviando su hijo al mundo. Como Dios hecho hombre, Superman sufre un proceso de humanización, que le lleva a un dolor supremo. Así “el Padre se convertirá en el Hijo”. Su muerte y resurrección, nos puede llevar sin embargo a un exceso de alegorización, que la película no justifica…

Si los cristales kryptonitas, en la primera parte parecían mantener el espíritu divino de Jor-El, ahora es sólo una forma de tecnología. Luthor cita incluso al escéptico Arthur C. Clarke, para decir que cualquier forma avanzada de tecnología es indistinguible de la magia. Cuando padre e hijo hablan con tal intimidad, más que un eco del Evangelio, hay aquí el ansía de paternidad de alguien que se ha sentido huérfano en este mundo. Su anhelo del padre es conmovedor, pero nos muestra a alguien necesitado de un salvador, no al Salvador mismo.

Sin embargo como dice Luthor, “el corazón humano está sujeto a un engaño monstruoso”. Es por eso que Lois dice que “el mundo no necesita un salvador”, ni ella tampoco. Aunque como Superman nos recuerda, “la gente clama por él cada día”…


APOYO MULTIMEDIA
Trailer de la película “El retorno de Superman” (4 Mb) aquí

Entrevista en audio a José de Segovia sobre el “Evangelio según Krypton” (3’ 6 Mb) aquí
 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - El evangelio kryptonita
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.