PUBLICIDAD
 
domingo, 17 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Eduardo Delás
    1
     

    ¡Cuida de ti mismo!

    Lo que propone la palabra de Dios no son sugerencias prescindibles, sino compromisos ineludibles que el pastor debe requerir de sí mismo.

    ACTUALIDAD 06 DE NOVIEMBRE DE 2019 10:00 h


    “Ten cuidado (vela) de ti mismo y de la doctrina. Persiste en ello, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”. 1ª Timoteo 4:16




    No voy a hablar del tema como quien se encuentra en un lugar de privilegio  desde la cátedra de teología, sino como alguien llamado a recorrer el mismo camino que propone. Cuando el apóstol Pablo, en el otoño de su vida, con un largo “kilometraje” de obra pionera, pastoral y enseñanza escribe la primera carta a Timoteo, le dice:




    “Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero”. 1ª Timoteo 1 :15




    Estas palabras del apóstol sólo pueden ser dos cosas: o un “farol” que refleja falsa humildad, o el reconocimiento de su propia injusticia delante de Dios y de los demás para que nadie le tome por lo que no es. No le dice a Timoteo: “¡Chaval, no tienes ni idea de lo que te espera en la obra pastoral, haz caso a los consejos que te doy porque voy sobrado de experiencia y de conocimiento!”  Nada de eso. Todo lo contrario. El espíritu de sus palabras sería más este otro: “Timoteo, bienvenido al grupo de los que quieren servir al Señor en la pastoral. El Señor nos salvó y nos liberó. Yo solo soy un pecador incorregible como tú. Y en eso, me considero el primero.  Por tanto, desde esa conciencia de quién soy, aquí van mis sencillas palabras”.



    Como pastores tenemos la responsabilidad de prestigiar, enaltecer y honrar el evangelio del reino que predicamos, porque eso habla alto y claro del Dios en el que creemos. Por eso, lo que propone la palabra de Dios no son sugerencias prescindibles, sino compromisos ineludibles que el pastor debe requerir de sí mismo.



     



    ¿QUÉ SIGNIFICA CUIDAR DE UNO MISMO?



    1. AMAR A LA IGLESIA 



    Por descontado, el primer mandamiento de la Ley es “amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”, pero según Jesús, el segundo es semejante a este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” (Mt. 22:36-40). Jesús desconfía siempre de las declaraciones hechas con la boca, por eso decir que se ama a Dios solo es verificable en el amor a los otros. “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?... Hijitos míos, no amemos de palabra, ni de lengua, sino de hecho y en verdad”. (1ª Juan 4:20; 3:18)



    Cuidar de uno mismo significa amar a la iglesia sin medida tomando conciencia de que el amor es siempre autodonación a fondo perdido. Cuidar de uno mismo significa aprender a amar a la iglesia sin pretender cambiarla para reconstruirla según nuestros deseos. Cuidar de uno mismo significa aprender a amar a la iglesia descendiendo hasta los sótanos de su alma colectiva para conocer y compartir el gozo y el sufrimiento, las luces y las sombras, la alegría y el dolor del pueblo de Dios.   



    Andando el tiempo, las personas que forman parte de la iglesia se olvidarán de nuestras palabras, conferencias y discursos, pero siempre recordarán cuando estuvimos cerca de ellas acompañándolas en el camino, compartiendo su dolor, escuchando sus preocupaciones, sufriendo con los que sufren. Porque los hechos juzgan las palabras y la palabra moviliza, pero el ejemplo arrasa. Está prohibido amar sin demostrarlo.



     



    2. COMPRENDER QUE LA PERFECCIÓN ES ENEMIGA DEL PROGRESO




    “Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna”. 1ª Timoteo 1:16




    Como pastores, ni somos perfectos, ni tampoco debemos esforzarnos por aparentarlo. Cuanto antes cometamos errores mejor, porque no estamos autorizados a “venderle” a nadie falsas y mentirosas ideas de perfección, o de santidad barata. Hemos sido llamados a ser modelos imperfectos que se encuentran siempre en camino del completamiento. Ignorar eso es practicar un fariseísmo impresentable y distorsionar la realidad de lo que somos.




    “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.  Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento en Cristo Jesús”. Filipenses 3:11-13




    Filipenses es una de las llamadas cartas de la prisión. Una epístola que Pablo escribió ya hacia el final de su carrera como cristiano. A su dilatada experiencia personal como misionero, pastor y docente, el apóstol añadía una formación académica privilegiada. Y, sin embargo, cuando se dirige a sus hermanos no se coloca en el oráculo de los dioses para ostentar una espiritualidad inmaculada desde arriba que le distancia de los demás. Todo lo contrario. Desde una posición realista, afirma que él del mismo modo que sus hermanos, se encuentra en el camino progresando, evolucionando y creciendo sin descanso con los ojos puestos en la meta final, pero sin haber llegado a ella todavía y sin ostentar ninguna superioridad espiritual sobre los demás. 



    Los pastores, como todos los demás, somos víctimas y responsables de una imperfección que tiene como causa primera y última del pecado y la injusticia que nos habita, por tanto, no podemos situarnos en la estratosfera de la impecabilidad para ostentar una posición espiritualmente ventajista sobre los demás, como si fuéramos “santos de altar”. De ninguna manera. Todos, incluidos los pastores, nos encontramos  en un proceso de completamiento que conduce a la plenitud, tomando como referente la imitación y el seguimiento de Jesús, que significa aprender a ser como él fue y a vivir como él vivió, porque el anhelo patológico de perfección es siempre enemigo del progreso. 



     



    3. NADIE ES PASTOR PARA FIGURAR




    “Hubo también entre ellos una disputa sobre quién de ellos sería el mayor (jerarquía por considerarse mejor). Pero él les dijo: los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve”. Lucas 22:24-27




    Si alguien en el pastorado aspira a lograr prestigio, poder, posición y pretende sobresalir, destacar y convertirse en un “VIP” se ha equivocado de lugar. Para lograr ese altar preferente debería ser futbolista, torero o tertuliano. No estamos en el pastorado para hacernos un nombre, ni para obtener prestigio, ni por buscar notoriedad y ejercer dominio. En nuestro mundo evangélico pastoral sobra oropel y falta sencillez; sobra arribismo y falta humildad; sobra imagen y falta autenticidad; sobra postureo y falta trabajo a pie de obra.



    La tarea que un pastor debe exigirse a sí mismo ha de orientarse siempre desde abajo, desde cerca y desde dentro de la iglesia. No con la oscura pretensión de lograr otras aspiraciones inconfesadas, sino con la limpia intención de convertirse en un experto en la tarea del servicio de “toalla y palangana”. Un trabajo que no aumenta el “PIB” (Prestigio Interior Bruto), ni dispara la cotización del prestigio personal, pero nos coloca en sintonía con el camino de Jesús:




    “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas… Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos”. 1ª Pedro 2:21; Lucas 17:10




    Esto no significa que no tengamos valor, ni que nuestro trabajo haya que tirarlo a la basura, ni que se menosprecie nuestro quehacer, sino que no podemos esperar de lo que hacemos gloria, honra y reconocimiento, porque todas estas cosas tienen dueño y no somos nosotros, sino el Señor.  


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Calvo
    07/11/2019
    09:13 h
    1
     
    Una excelente exposición que debería de ser lectura obligatoria para algunos pastores modernos que parecen gozarse incluyendo en sus "¿predicaciones"?, temas vanidosos de ellos y sus modélicas familias sin olvidarse de asuntos sexuales, que nada tienen que ver con lo que inicialmente anuncian como sermón.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¡Cuida de ti mismo!
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio

    Una reflexión sobre Juan el Bautista y la manera en la que Dios lo utilizó para cambiar el transcurso de la humanidad.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.