PUBLICIDAD
 
martes, 10 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Hannah Eves
    1
     

    Nuestra relación con los objetos: sobre Marie Kondo

    ¿Cómo podemos pensar los cristianos acerca de hacer limpieza, de nuestros valores y de nuestra relación con los objetos que nos rodean?

    JUBILEO 10 DE OCTUBRE DE 2019 10:00 h
    Uno de lo momentos del programa que Marie Kondo presenta en Netflix. / Netflix

    En enero, Netflix trajo una nueva recomendación: A ordenar con Marie Kondo. Desde entonces, el método de Kondo ha recibido multitud de comentarios, entre los cuales destacan los de amantes de los libros ofendidos por tener que hacer limpieza con este método.



    Tal como dijo textualmente un bibliófilo disgustado: “no buscamos que algo nos transmita alegría, queremos nadar entre maravillas”.



    Para aquellos que no conozcan el método de Kondo, anima a sus clientes a que sostengan en las manos objetos que tienen en su hogar para comprobar si les “transmiten alegría”. Si el objeto supera la prueba, se queda y se guarda de forma organizada. Si no supera la prueba, se desecha. 



    Este método ha sido un blanco que ha terminado siendo motivo de parodia en internet. Me gustaría destacar mi tweet favorito: “Yo solo quiero que Marie Kondo entre hoy en el Parlamento con el artículo 501y que pregunte: “¿esto te transmite alegría?”.



    Dejando de lado las bromas, Kondo también ha recibido críticas bastante duras, como las que dicen que su enfoque solo hace que haya un exceso de desperdicios. La verdad es que es alarmante leer descripciones de clientes que “han tirado bolsas con 200 latas de 45 litros en una sentada”.



    Otros ven preocupante cómo Kondo fetichiza un comportamiento obsesivo. Al recordar su infancia en su bestseller titulado La magia del orden, no es difícil alarmarse un poco con las descripciones que da la joven Kondo: “En el colegio, mientras los otros niños jugaban al pillapilla o a saltar a la cuerda, yo me escabullía y me iba a ordenar las repisas de libros de nuestra clase, o a ver qué había en el armario de limpieza. Todo esto lo hacía mientras comentaba en voz baja lo pésimos que eran los métodos de almacenamiento utilizados”.



    Como mínimo parece algo excéntrico y hasta podría verse como sintomático de una neurosis profunda.



    Al contrario de lo que piensa la opinión pública, a mí me gusta Marie Kondo. Creo que en parte es porque me encanta hacer limpieza y no soy capaz de acumular muchas cosas. Además, ella es muy agradable y suele caer bien. En el programa se muestra encantadora y va en la línea del tono de su libro. 



    Creo que también hay algo que podemos afirmar sobre su filosofía con los objetos, lo cual trata de ser más considerados con las relaciones que tenemos con lo que poseemos.



    En un artículo del periódico The Guardian, la autora se toma un tiempo para reflexionar sobre su colección de libros y los recuerdos que tiene arraigados a las voces que habitan en su repisa de libros. Concluye diciendo: “El problema es que no estoy segura de si este tipo de orden me hace sentir más libre, más feliz y más conectada con el mundo que mi colección de libros desordenada”.



    El método de Kondo tiene que ser algo profundamente personal, como ella misma afirma: “El orden es dependiente de los valores personales extremos de cómo una persona quiere vivir”.



    Entonces, ¿cómo podemos pensar los cristianos sobre hacer limpieza, sobre nuestros valores y sobre nuestra relación con los objetos que nos rodean?



    Tenemos tendencia a cultivar relaciones con nuestras posesiones. En su programa, Kondo anima a sus clientes a darles las gracias a los objetos desechados por su servicio antes de deshacerse de ellos; a tener en cuenta cómo, por ejemplo, ese jersey nuestro nos dio calor o cómo las palabras de algún libro nos dieron consuelo en algún momento.



    “Valorar y atesorar lo que tenemos; no tratar a nuestras posesiones como algo prescindible, sino como algo valioso, da igual cuál sea su valor real; esas cosas y poner los objetos a la vista para valorarlos de manera individual forma parte del estilo de vida japonés Shinto”.



    Podemos hacer que estos principios enriquezcan nuestro entendimiento mientraslo aplicamos desde la perspectiva de nuestra relación con un Dios profundamente relacional.



    En definitiva, la gratitud que expresamos hacia esos objetos debe de entenderse como nuestra gratitud hacia Dios por su provisión.



    En Marcos 14, una mujer utilizó un frasco de alabastro lleno de perfume como acto de alabanza a Jesús. Algunos dijeron con indignación: “¿Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume? Porque podía haberse vendido por más de trescientos denarios, y haberse dado a los pobres”. 



    Jesús respondió a sus críticas diciendo: “Dejadla, ¿por qué la molestáis? Buena obra me ha hecho. Siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis. Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella”.



    Lo que falta en el método KonMari es la relación que nuestras pertenencias tienen con el Dios que creó el mundo y que nos bendice con lo que tenemos



    Como cristianos podemos usar nuestras pertenencias como la mujer hizo, para alabar al Señor, considerándolas bendiciones que no están solo para acumularse, sino para usarse en comunión. Y sí, también pueden desecharse si es necesario.



    El método de Kondo pregunta: “¿Esto te transmite felicidad?”. El enfoque se centra en los deseos y necesidades de una persona, pero nosotros conocemos una verdad distinta. En el Salmo 89:11 leemos: “Tuyos son los cielos, tuya también la tierra; El mundo y su plenitud, tú lo fundaste.” 



    Como cristianos podemos reflejar en la cultura popular, y no siempre con una voz polémica, lo que está bien. Podemos sostener nuestras pertenencias con las manos y estar agradecidos, no con el objeto en sí, sino con el Dios que lo proveyó en relación con nosotros, que somos de los suyos.



    Podemos afirmar lo de dar aquello que no necesitamos. Tal como leemos en Mateo 6:19-21: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”. Tenemos que ver los tesoros que tenemos en la tierra a desde la perspectiva de los tesoros que tenemos en el cielo. 



    Hannah Eves participa en el programa de graduados SAGE del Jubilee Centre. Se graduó de la Universidad de Nottingham con un máster en Gobierno y desarrollo político.



    Este artículo se publicó por primera vez en la página web del Jubilee Centre y se ha vuelto a publicar con permiso.



     



    Notas




    1Tratado de la Unión Europea establece que "todo Estado miembro podrá decidir retirarse de la Unión de conformidad con sus propios requisitos constitucionales".



     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Galo Nómez
    14/10/2019
    06:57 h
    1
     
    No vaya a ser que en una de sus emisiones, la presentadora acabe tirando un ejemplar de la Biblia, o incite a algún participante a hacerlo, ya que no significa nada para él. Ahí todos los creyentes que han recomendado esa serie, incluso la articulista, la tratarían de diabólica y anti cristiana
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Nuestra relación con los objetos: sobre Marie Kondo
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

    En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

     
    Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

    Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

     
    Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

    El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

     
    7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

    Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héros: una mujer admirable Héros: una mujer admirable

    Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.