PUBLICIDAD
 
martes, 10 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Noa Alarcón
7
 

El mal liderazgo

La cultura del liderazgo, del éxito, de lo empresarial y la obtención de objetivos no es en sí un concepto bíblico.

AMOR Y CONTEXTO AUTOR Noa Alarcón Melchor 16 DE SEPTIEMBRE DE 2019 11:44 h
Foto: Lukas, Pexels


Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.



Marcos 9:35




Por muy sano que pueda llegar a ser, por muy útil nos resulte, la cultura del liderazgo, del éxito, de lo empresarial y la obtención de objetivos no es en sí un concepto bíblico: es algo de nuestro aquí y ahora, nuestros siglos XX y XXI, nuestra industria, nuestro mercado, nuestro sistema capitalista. Si a esto se le pueden aplicar principios bíblicos, siempre será bueno. Pero hay que conocer que no son lo mismo. A la larga, es lo más sano.



Desde finales del siglo XX, al menos que yo conozca, se nos han llenado los grupos de estudio, los discipulados y las librerías cristianas de materiales sobre liderazgo. En realidad, el que se llenara el espacio evangélico de este discurso ha sido una especie de alargamiento de la proliferación de materiales no cristianos sobre este tema desde finales de los ochenta. Se empezó a divulgar sobre la cultura empresarial y al final ese lenguaje acabó en una parte de la sociedad, y de ahí a la iglesia. El problema es que aquí resulta un poco extraño venderle libros sobre principios bíblicos de liderazgo a, por ejemplo, un funcionario de la Agencia Tributaria que va felizmente los domingos a su iglesia evangélica local. O intentar meterle a un grupo de adolescentes medio despistados aún con la vida la idea de que ellos pueden ser buenos líderes. Llega un momento en que resulta ridículo que se insista en que todos pueden ser líderes, porque nadie quiere asumir el papel de seguidor. De hecho, ninguno de estos materiales sobre el tema quiere asumir la paradoja: siguen insistiendo, con las blancas sonrisas exitosas de sus autores en la portada, que todos podemos ser el líder de alguien. Es decir: que debemos serlo para poder ser personas y cristianos de éxito.



No pongo en duda que haya directores de pequeñas y medianas empresas (¡e incluso grandes!) a las que estos principios les vengan como anillo al dedo. Y no estoy pidiendo la retirada de estos materiales, ni mucho menos. Hablo de que también se le deje un espacio a, por ejemplo, una auxiliar administrativa de un barrio de la periferia para que crezca en su iglesia sin meterle esto con calzador en el currículo educativo, tan solo porque a alguno de los líderes, en otro contexto, en otro momento, le resultó revelador.



Esto también me lo digo aquí a mí misma: no porque algo me haya resultado apropiado a mí, tiene que valerle a todo el mundo. No consiste en eso el discipulado.



He visto, leído y traducido muchos de estos materiales, para bien y para mal. Creedme cuando os digo que los conozco bien. Y creedme cuando os digo que, con toda la buena intención de los autores, en el fondo lo que está transmitiendo es cómo sacar provecho, de alguna manera, a la cultura del dominio y del poder. Todos queremos ser líderes, igual que todos querríamos ser grandes estrellas de rock: porque así tendríamos poder. Hay quien tiene ese poder de forma natural y tiene que aprender a gestionarlo sabiamente. El resto, normalmente, no lo tenemos.



Muy a menudo he visto en estos materiales cómo se cita este versículo de Marcos 9:35 y cómo se utiliza como excusa para predicar un liderazgo sano. El caso es que, al final del día, lo que esta cultura del éxito y del liderazgo empresarial nos enseña no puede encajar con el verdadero evangelio que se ha de vivir. Quien se ocupa en potenciar su imagen de marca no puede, al mismo tiempo, renunciar a sí mismo. Quien está dispuesto a ser humillado y perder su vida por el evangelio, no puede, al mismo tiempo, pretender tener muchos seguidores y ser aplaudido. Quizá sea yo, pero a mí no me termina de encajar, y a estas alturas de la vida tiendo a huir de los focos de frustración segura.



Hay dos opciones: una, ignorar todo lo que acabo de decir, seguir obsesionándonos con las claves del éxito y seguir consumiendo estos libros, mensajes y conferencias, y seguir viendo cómo funciona pero, poco a poco, nos aleja sin querer de la vida vibrante de la fe; y dos, aplicar un liderazgo sano donde y cuando encarte, y en lo demás buscar una doctrina real, sana y práctica. Aunque esto suele cansar más.


 

 


7
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

EZEQUIEL JOB
19/09/2019
15:37 h
7
 
Felicidades y Bendiciones Noa, eres muy valiente. Seguramente sufrirás persecución de los servidores del Templo. La mayoría teme escribir estos temas para no perder su "liderazgo" o sustento del templo de barro. El verdadero siervo busca agradar solo al Señor Jesús(el evangelio), y no a los hombres(Gal1:10). Es el tiempo de la sana doctrina, de la leche no adulterada, del evangelio de Cristo. "2Ti 3:12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;".
 

Walter
19/09/2019
05:51 h
6
 
Si es verdad. y lo viví en USA, y lo veo aquí también en las librerías cristianas en el Perú, que están llenas de libros de liderazgo cristiano. Me parece que la teología de la prosperidad invadió gran parte del cristianismo mundial e influyó en ese pensamiento de: ¨ seré un gran líder cristiano y prospero ¨.
 

EZEQUIEL JOB
18/09/2019
16:32 h
5
 
Un líder necesita seguidores o alguien a quien dirigir, se mueve con respecto y frente a las personas, "para ser vistos por los hombres", en cambio el siervo solo se mueve y agrada a su SEÑOR (Jesús), es decir obedece sus mandatos, principios, etc., establecidos en el evangelio. El líder ora y se muestra a los demás, el siervo ora y ayuna en privado(Mat 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te reco
 

EZEQUIEL JOB
17/09/2019
16:13 h
4
 
(líder(RAE)= persona que dirige y conduce, que va a la cabeza entre los de su clase), el concepto "líder" no es bíblico, ha sido adoptado por los servidores del templo de barro(fariseos), para seguir "enseñoreándose" de los demás(1Ped5:3). El único "líder" es el Señor Jesús, todos los demás somos hermanos y sumisos unos a otros(Mat23:8)(1Ped5:5), es decir somos siervos del Señor y de los demás, todos somos iguales ante Dios. En ninguna parte el evangelio manda que seamos "líderes", sino "siervos
 

Earendil
17/09/2019
00:30 h
3
 
Muy bueno Noa. Se me ocurre también que tu artículo podría cambiar la palabra liderazgo por feminismo y seria igualmente válido. Porque la corriente del feminismo (falsamente) bíblico es tan insistente e invasivo como este tema. Por otra parte, la solución a esto del liderazgo no bíblico se la copio a Gene Edwards: no dejar ningún puesto de liderazgo a cristianos de menos de 25 años en el evangelio.Los tratos de Dios, la humillación por la que pasa alguien de edad es garantía más que el carisma.
 

jomagofu
16/09/2019
20:12 h
2
 
Pues sí, el Señor aborrece la doctrina de los nicolaítas, que si hacemos caso a la etimología sería algo así como a los que se enseñorean sobre los laicos. Esto concuerda con las palabras del Maestro indicando a sus discípulos que no quisieran que les llamasen raví, pues solo El es nuestro Maestro. Además, y quizás por todo esto, el liderazgo de las iglesias neotestamentarias era plural. Para el Eterno un verdadero líder es un siervo, para el mundo todo lo contrario.
 

Félix de Alcalá
16/09/2019
19:42 h
1
 
¡Qué buen artículo Noa! Con tanto lider, pocos cristianos de base quedamos. ¿y la humildad? ¿y la sencillez en Cristo sin aspavientos? Gracias Noa.
 



 
 
ESTAS EN: - - - El mal liderazgo
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

 
7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héros: una mujer admirable Héros: una mujer admirable

Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.