PUBLICIDAD
 
domingo, 22 de septiembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    José Hutter
    11
     

    Las raíces judías de nuestra fe

    La historia del Antiguo Testamento es nuestra historia, la historia del pueblo de Dios de todos los tiempos.

    TEOLOGíA AUTOR José Hutter 04 DE SEPTIEMBRE DE 2019 10:32 h
    Foto: Robert Alvarado, Pixabay

    Hoy vamos a empezar una nueva serie y no va a ser nada menos que indagar en nuestras raíces. Mejor dicho: las raíces de nuestra fe. Y no debería ser una gran sorpresa darnos cuenta de que estas raíces son judías.



    Para muchos cristianos, hablar de las raíces judías de la fe cristiana parece tan extraño como la afirmación de que el cristianismo haya venido de otro planeta. Siglos de antisemitismo explícito e implícito nos dificultan ver esta relación con cierta objetividad. Y por si esto fuera poco, por regla general un cristiano tiene sus problemas con el Antiguo Testamento. Y no estoy hablando solamente de creyentes de a pie, sino de teólogos con años de estudio, pero más influenciados por las enseñanzas de la filosofía griega o el racionalismo que con algún conocimiento sólido de la lengua, cultura y el pensamiento hebreo.



    El simple hecho queda: todos los autores del Nuevo Testamento, con la probable excepción de Lucas, eran judíos. Y por supuesto, todos los autores del Antiguo Testamento lo eran. La fe cristiana adora a un Mesías judío cuyos discípulos eran judíos y cuyos primeros pasos -durante unos 15 años- se hicieron en un entorno netamente judío. Jesús y sus discípulos hablaban arameo y griego, pero indudablemente entendían y escribían perfectamente el hebreo del Antiguo Testamento. Ellos acostumbraban reunirse en sinagogas judías y Jesucristo enseñaba a sus discípulos con principios y técnicas propias de otros rabíes de su época. Jesús de Nazaret era un judío de la línea de David, por parte de su padre legal, José,  y por parte de su madre y Pablo era estudiante de uno de los rabinos más famosos de su época, Gamaliel.



    Entonces, ¿por qué es tan importante explorar y entender las raíces judías de la fe cristiana? La respuesta es: ignorar o no valorar esta herencia simplemente no puede hacer otra cosa que causar una distorsión en nuestra forma de ver y entender nuestra propia fe. Sin los judíos y sin su herencia no habría cristianismo. Era el Hijo de Dios que dijo a la samaritana: la salvación viene de los judíos. Y por lógica, tenemos que entender nuestras raíces judías para entender la Biblia correctamente. Si no lo hacemos, vamos a malentender muchas cosas que son esenciales para nuestra fe.



    Si hoy preguntamos a un evangélico en España por qué se llama “cristiano evangélico”, nos va (espero) a indicar que se siente heredero de la reforma de Lutero y de Calvino y de muchos otros que hace 500 años quitaron el polvo de una iglesia petrificada y corrupta.



    ¿Son estas nuestras raíces? Va a ser que no, porque Lutero y Calvino y muchos otros simplemente quitaron el polvo de algo que ya existió antes: el “evangelio”, las buenas nuevas de la llegada del Salvador, llamado el Mesías. Y ¿de dónde viene esto? Pues, nuestro evangélico de a pie indudablemente –aun y cuando no haya cursado muchos cursos de historia- va a decir: esto viene de Jesucristo y de los apóstoles. O sea: de las mismas páginas del Nuevo Testamento. Bien hasta aquí. Y ¿esto es todo?



    Claro que no. Porque lo que nosotros llamamos el “Nuevo” Testamento, es simplemente una continuación del “Antiguo” Testamento. Y este Antiguo Testamento (AT) forma tan parte de nuestra fe como el nuevo. Y allí está la madre del cordero. Porque esto es lo que a muchos creyentes les cuesta mucho: reconocer y sobre todo ver que el Antiguo Testamento forma parte de nuestra propia historia.



    Entonces, ¿realmente, que es el Antiguo Testamento?



    Quiero dar una respuesta escueta de antemano: el Antiguo Testamento no es en primer lugar la historia de los judíos –aunque también, por supuesto. Es la historia del pueblo de Dios, y por lo tanto de todos aquellos que somos creyentes en el Mesías que proclama. Porque aunque cuenta la historia del pueblo judío, empieza antes de que hubiera judíos.



    El pasaje clave para entenderlo se encuentra en Génesis 15. Es una historia tan fundamentalmente importante para todo lo que sigue, que a veces parece asombroso que muchas personas no captan su mensaje. Se trata -en resumidas cuentas- de que Dios hace un pacto con Abraham. Por la forma, es un pacto que se ajusta perfectamente a las costumbres del segundo milenio antes de Cristo en la zona de Mesopotamia. Dos contrayentes pasan por en medio de animales de sacrificio partidos en dos. La idea es, para que se me entienda: ¡que te parta un rayo si no cumples las estipulaciones de este pacto!



    Abraham prepara todo cuidadosamente. Y está a la espera de nada menos que de… Dios. Pero Dios aún no aparece. De momento, Abraham tiene un sueño que le enseña la suerte de este pueblo de Dios que se está formando. 600 años como en una película. Y cuando Dios viene -en forma de llama de fuego- y pasa por en medio de los animales de sacrificio, Abraham duerme como un tronco. Y el sagrado texto pone de forma escueta: “En aquel día hizo Yahwé un pacto con Abraham…” Este pacto no solamente incluye la tierra que se menciona a continuación, sino también las demás promesas: de una multitud que nadie puede contar. Dios promete nada menos que la formación de un inmenso pueblo de Dios.



    Y el hecho de que Abraham se quedase inmóvil durmiendo, explica la naturaleza de este pacto: es un pacto unilateral. En otras palabras: Dios hace un pacto con Abraham, pero Abraham no hace un pacto con Dios. Su cumplimento depende de la fidelidad de Dios, no de la fidelidad de Abraham ni de sus descendientes. 



    Ese pacto abrahamico es anterior al pacto de la circuncisión del capítulo 17. Y es precisamente el argumento de Pablo en la carta a los Gálatas en contra de los falsos profetas judaizantes: es el pacto de Abraham que perdura en los siglos que vienen, no el de la circuncisión. 



    Es decir: de allí a formar un pueblo, el pueblo de Israel, el cual siempre estaba abierto también para otras personas de otros pueblos, tenemos la historia del Antiguo Testamento. El resto es simplemente aprender como Dios forma un pueblo que iba dar al mundo al Mesías. Y es evidente -debería serlo- que la Gran Comisión de Mateo 28 se basa en el pacto abrahamico. Y de allí a ver el cumplimiento de las promesas de Génesis 15, tenemos la historia del Nuevo Testamento -que nos relata los inicios- y la historia de la Iglesia hasta el día de hoy. Finalmente todo se verá cumplido en Apocalipsis 7:9: “Después de esto  miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero…” Indudablemente: esto es el cumplimiento de pacto de Génesis 15. Y así Pablo lo explica en Gálatas: “Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.”



    Está más claro que el agua. La historia del Antiguo Testamento es nuestra historia, la historia del pueblo de Dios de todos los tiempos, no solamente la historia de los judíos. Y una vez que entendamos esto, hacemos bien en hacer todo lo posible para entender la historia de nuestro libro y de nuestro Dios. La salvación viene de los judíos, pero no se limita a ellos. Conocer esta historia es fundamental para cada creyente.



    De esto vamos a hablar en las próximas semanas. De las raíces judías de nuestra fe. Y este tema es tan importante que Pablo le dedica tres capítulos enteros en su carta a los Romanos.



    Lo examinaremos la semana que viene.


     

     


    11
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    josuedejuan
    11/09/2019
    21:33 h
    11
     
    Lo de las "raíces judías de nuestra fe" está totalmente fuera de lugar, podríamos decir que hebreas, o por qué no cananitas, si tiramos hacia el pasado son edenitas, pero creo que las raíces de nuestra fe son el Señor Jesucristo, el Hijo Eterno de Dios.
     

    Angel
    11/09/2019
    13:10 h
    10
     
    A Manuel5. Al final, no todos los descendientes ("simiente") de Abraham “según la carne son hijos de Dios”, ni la tierra física es el mejor “premio” del pueblo de Dios; ni ninguno, tanto judío como no judío seremos salvos aparte de la verdadera y definitiva “simiente, la cual es Cristo”. A menos que nos opongamos al testimonio del Nuevo Testamento (Gál.3.16,19; Hch.3.25-26) De todas maneras, estamos anticipándonos a todo cuanto tenga que decir el hermano Hutter.
     

    Angel
    11/09/2019
    13:05 h
    9
     
    A Manuel5. Esa “superficie” fue "descubriéndose" para dar paso a una visión más espiritual que terrenal y más centrada en Jesucristo que colectiva. De ahí que el mismo Señor dijera: “Abraham se gozó de que había de ver mi día y lo vio, y se gozó” También Pablo, nuevamente hace referencia a la descendencia de Abraham según la carne, “y de la cual vino Cristo” (Ro.9.5) (A. Bea)
     

    Angel
    11/09/2019
    13:01 h
    8
     
    A Manuel5. Personalmente prefiero seguir el hilo del pensamiento de Pablo que sabía mejor que yo y que tú que, “simiente” era un término que se podía emplear, tanto de forma plural como singular. Y en relación con la promesa dada a Abraham, fue tanto colectiva –de donde vendría el Cristo- como en singular y en referencia a Cristo. Como bien dice Hendrisem: “Aun Abraham ya sabía que había mucho más en esta promesa de lo que aparecía en la superficie…” (A. Bea)
     

    Al
    09/09/2019
    14:44 h
    5
     
    Es cierto que el cristianismo tiene, digamoslo así, un principio en el judaísmo, pero entiendase por este a la Torá, debemos aclarar muy bien siempre que aquel judaísmo no tenía nada de común con el fariseismo al cual Cristo se enfrentó y por lo cual fue despreciado y asesinado. Este *judaísmo*, farisaico, que devino talmúdico, es el actual judaismo, satánico, y no guarda ninguna relación con el cristianismo - y esto no nos hace "antisemitas": (Revelación 2,9). Las verdad total, no a medias ...
     

    alicia
    09/09/2019
    10:59 h
    4
     
    Y allí está la madre del cordero me parece una expresion, fuera de lugar
     

    Manuel5
    06/09/2019
    16:51 h
    3
     
    Jesús de Nazaret fue un judío observante de la Torah que no vino para abolirla...
     

    Manuel5
    06/09/2019
    16:50 h
    2
     
    En la simiente de Abraham serán benditas todas las familias, pero el texto no dice nada del Mesias
     
    Respondiendo a Manuel5

    Angel
    10/09/2019
    16:50 h
    6
     
    "Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a tus simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo" (Gál.3.16): "Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois y herederos según la promesa" (Gál.3.29) ¿Qué promesa? La que Dios le dio a Abraham: "En tu simiente serán benditas... etc."
     
    Respondiendo a Angel

    Manuel5
    10/09/2019
    18:18 h
    7
     
    “A tu simiente “ En Génesis 12:7 leo: “ A tu descendencia..” . Es una palabra plural. . Es evidente que los cristianos no son descendencia de Abraham . Y la pregunta más importante: “Las promesas” hechas a Abraham ,¿cuáles fueron? .¿Esas promesas se cumplieron en Jesús? EN TU SIMIENTE SERÁN BENDITAS TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA. . Sería interesante ver que eso se cumple en Jesús de Nazaret.
     

    Angel
    05/09/2019
    12:17 h
    1
     
    Ya en la introducción se ve lo importante de no hacer división entre aquel pacto de Dios con Abrahan y el cumplimiento del mismo más allá del pueblo de Israel, vehículo para la venida del Mesías y cumplimiento del anuncio: "En ti y en tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra". De ahí la importancia de ver la Gran Comisión como el medio para el cumplimiento de aquella antigua promesa. Por eso, "en Cristo todos sois (no siendo judíos) linaje de Abrahan". Gracias José Hutter.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Las raíces judías de nuestra fe
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán

    Beltrán analiza el mayor estudio científico realizado hasta la fecha, su metodología y conclusiones. Una entrevista de Julio Pérez (Onda Paz, El Tren de la Vida).

     
    España, ante la ‘tormenta perfecta’ España, ante la ‘tormenta perfecta’

    La crisis de investidura tras las elecciones nacionales, la amenaza de un Brexit duro y la sentencia del "procés" en septiembre colocan a España ante una "tormenta perfecta" social, política y económica, opina César Vidal.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

    Marcó el rumbo de la historia al dejar de lado el rencor y convertirse en un agente de bendición para quien no lo merecía.

     
    El informativo #12: Por la vida y la familia en México El informativo #12: Por la vida y la familia en México

    La actualidad evangélica desde México a la Unión Europea, donde se pone en marcha un proyecto pionero de estudio del cerebro.

     
    El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca

    Entre otros temas, viajamos a Hong Kong, donde se ha celebrado un congreso para promover la unidad de los cristianos chinos.

     
    El informativo #10: Día mundial contra la trata El informativo #10: Día mundial contra la trata

    Visitamos las excavaciones arqueológicas que revelan la ciudad bíblica de Gat. Un testimonio directo nos explica cómo los cristianos memorizan la Biblia en Corea del Norte.

     
    El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años

    Tras conocer algo más sobre la fe de los astronautas repasamos la actualidad visitando Brasil, Montreal, Taiwán y Jerusalén.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.