PUBLICIDAD
 
jueves, 22 de agosto de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Antonio Monroy
     

    Carta a Manuel Fraga (2010)

    Texto publicado en la revista Vínculo, en julio de 2010. 

    ENFOQUE AUTOR Juan Antonio Monroy 17 DE JULIO DE 2019 09:30 h
    Fraga fotografiado en 1963. / Wikimedia Commons

    Le debo esta carta que la inicio recordando un hecho que usted habrá olvidado. Lamento que exija una larga introducción. Es indispensable para centrar el tema que trato, aún cuando ya lo trato en otro lugar de este libro.



    En enero de 1966 inicié en Madrid la publicación de una revista con el nombre de Restauración. Eran tiempos de censura, discriminación religiosa, antiprotestantismo, usted lo sabe. Carecía de respaldo legal. Me limité a enviar una carta simple al Ministerio de Información y Turismo que usted presidía solicitando autorización. Nunca obtuve respuesta.



    En febrero de 1967 recibí una invitación de la Sociedad General de Autores de España para asistir al homenaje que se tributaba a un escritor en el famoso Hotel Ritz de Madrid.



    Yo me sentía perdido entre tantas eminencias. Allí estaba usted. Por entonces era ministro de Información y Turismo, cargo que ocupó desde 1962 a 1969. Nunca lo supo, pero yo estuve espiando sus movimientos en espera de poder acercarme a usted. La ocasión se presentó cuando se dirigió para firmar en el libro que los organizadores del acto habían expuesto en un rincón del salón. Me adelanté. En lugar de rúbrica, estampé con grandes letras mi nombre y primer apellido. Luego pasé a usted mi pluma. Se vio obligado a escribir bajo mi nombre. Al devolverme la pluma preguntó:



    -¿Es usted Juan Antonio Monroy?



    -Sí, señor ministro- respondí- Aprovecho esta ocasión para decirle que hace un año solicité a su ministerio autorización para publicar una revista protestante y aún no he obtenido respuesta.



    Usted me miró fijamente. Antes de dar media vuelta, respondió:



    -Tampoco se la hemos prohibido.



    Cuando comuniqué el incidente a mi amigo José Cardona, a quien usted conoció, comentó:



    -Estás salvado, Monroy. Ya puedes seguir publicando la revista sin miedo. No te la han autorizado por escrito porque aún no existe una legislación en la que basarla. Pero las palabras de Fraga equivalen a una autorización verbal. Si un partido político contrario al régimen hubiera hecho lo que tú, desde el primer número estarían sus dirigentes en la cárcel.



    Ahí queda. Me decidí a escribir esta carta cuando hace pocos días le vi en televisión empujado en silla de ruedas por pasillos del Senado. Claro, tiene usted 88 años. Pero bien vividos. Ha sido un caso único en cuanto a capacidad de estudio y de memoria. Alfonso Guerra dijo una vez que usted tenía el Estado en la cabeza. A los 26 años ya era catedrático titular de Derecho Político de la Facultad de Valencia.



    Aunque jamás he militado en partido alguno, mis ideas políticas no coinciden con las suyas. Pero en esta carta no me dirijo al político. Escribo al hombre. Las ideas no deben convertirse en cadenas. Uno debe considerarse lo suficientemente libre para reconocer los méritos del contrario y estar dispuesto a decir gracias.



    No escribo en nombre de los protestantes españoles. Mantengo interés en dejar esto claro, muy claro. Escribo en mi propio nombre, aunque me consta que un número importante lo aprobaría. En aquél equipo gubernamental que debatió la primera Ley de libertad religiosa, finalmente aprobada en junio de 1967, los protestantes tuvimos a tres hombres del régimen que apostaron a favor de una Ley que nos concediera derechos que se nos estaban negando. Fueron Fernando María de Castiella, José Solís Ruiz y usted mismo. En aquellos tiempos de hierro ustedes tres representaban el ala liberal del Gobierno frente al integrismo católico y político. Cuando Castiella, que era ministro de Asuntos Exteriores, presentó el primer borrador del proyecto en una reunión ministerial celebrada el 10 de febrero de 1967, seis ministros manifestaron su oposición abandonando el salón de reuniones. El ministro del Interior, Camilo Alonso Vega, dijo que la libertad religiosa sólo acarrearía problemas. Federico Silva muñoz, ministro de Obras Públicas, añadió que “conceder libertad religiosa a las sectas minoritarias contribuiría a quebrantar la unidad espiritual española”.



    Frente a sus compañeros de Gobierno, Solís y usted se mantuvieron firmes en defensa del proyecto de Ley. Los tres refutaron por orden las 239 enmiendas presentadas al texto de Castiella. Cuando el 26 de junio de 1967 las Cortes aprobaron definitivamente aquella Ley incipiente, con sólo nueve votos en contra, ustedes respiraron satisfechos.



    Créame que en su día todo esto lo seguimos paso a paso y en reuniones de dirigentes protestantes reconocimos la valiosa aportación de ustedes tres, católicos sinceros y practicantes, pero con mentes abiertas al reconocimiento de los derechos ajenos.



    Años más tarde, en abril de 1977, en respuesta a preguntas de Restauración, usted recordaba su apoyo a la Ley de libertad religiosa. Decía: “Fui de los ministros que lucharon a fondo (con el llorado Castiella) para lograr la ley actual”. Admitía que la Ley del 67 supuso un gran progreso “no suficientemente reconocido por algunas minorías” protestantes. Verdad. Aquella Ley dividió en dos a la clase protestante española. Fue una injusticia de la que luego se arrepintieron los provocadores, que con el tiempo acabaron aceptándola y hasta bendiciéndola.



    En aquella entrevista, en contra del sentir de la jerarquía católica, usted afirmaba que no era “partidario de la confesionalidad, sino de la mutua independencia, y de una cooperación inteligente y eficaz”. Cuando en 1978 se discutía el entonces polémico artículo 16 de la Constitución,  en el que se decía que “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”, otra vez saltó la alarma entre los políticos integristas. No les bastaba con que la Iglesia católica se hubiera colado en el texto constitucional, con mención específica, al igual que siempre desde que España es España, sino que clamaron al cielo (¿al cielo?) ante la posibilidad de que el Estado pactara con protestantes. Como en el 67, usted salió en defensa de la libertad. En entrevista concedida a Pilar Urbano dijo a la periodista: “Este artículo se basa en la libertad religiosa, que es principio básico del pensamiento cristiano, y en el reconocimiento del hecho histórico y sociológico, con los grupos relevantes a atender a las creencias mayoritarias”.



    Hubo algún obispo que a punto estuvo de pedir su excomunión.



    Y ¿ahora qué, don Manuel? Nada le digo que no sepa: usted anda ya por los últimos tramos de ese camino que, según el sufrido Job, no tiene regreso. Está establecido al ser humano que muera, dice la Escritura inspirada. Y añade que no valen armas en esta guerra. La batalla contra la muerte la tenemos perdida desde el instante de nuestra llegada a la tierra. En la Canción de Rolando, el protagonista “siente que la muerte se apodera totalmente de él. De su cabeza desciende hacia el corazón…..siente que su tiempo se ha acabado”. Ese es el destino del hombre en la tierra. ¡Qué le vamos hacer!



    El profeta Amós tiene en su libro un texto de advertencia para navegantes despreocupados. Les dice: “Prepárate para venir al encuentro de tu Dios”.



    ¿Está usted preparado, señor Fraga? Sé que toda su vida ha sido un hombre creyente, fiel a sus principios católicos. De religión lo sabe usted todo. De religión anda usted sobrado. Pero aquí no se trata de religión. El consejo de Amós no es para católicos ni para protestantes. Es para todo individuo cercano al gran paso. ¿Le bastará a usted con la última confesión y el último perdón de pecados? Si es así, nada digo. Si a la final jornada otra luz le ilumina, acuda a la Biblia, que usted conoce bien.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Carta a Manuel Fraga (2010)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años

    Tras conocer algo más sobre la fe de los astronautas repasamos la actualidad visitando Brasil, Montreal, Taiwán y Jerusalén.

     
    Toda la Biblia: Judas Toda la Biblia: Judas

    Esta carta confronta el engaño y a los engañadores que estaban dentro de la iglesia.

     
    Toda la Biblia: 3ª Juan Toda la Biblia: 3ª Juan

    En el ministerio, la clave es servir, darnos a los demás.

     
    ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia

    Unas mil personas atraviesan cada día la frontera cerca de Cúcuta. JUCUM y Operación Bendición han establecido un espacio para dar refugio y ayuda al caminante.

     
    El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid

    90 organizaciones provida estuvieron presentes en la reunión anual de la OEA. En Europa, una red de entidades cristianas trabajan juntas para luchar contra la trata.

     
    El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

    La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.