PUBLICIDAD
 
domingo, 21 de julio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
José Hutter
7
 

¿A Dios le importan las buenas obras?

La autenticidad de nuestra fe se demuestra precisamente en nuestras obras, no en nuestras palabras.

TEOLOGíA AUTOR José Hutter 26 DE JUNIO DE 2019 12:09 h
Foto: Tom Swinnen, Pexels (CC0)

“Pero, ¿no acabó Lutero con el tema de las buenas obras?”, fue la pregunta de una persona que asistió a una de mis conferencias. No era complicado explicarle que lo que Lutero realmente hizo era corregir la errónea doctrina de la justificación por las obras. Y no es exactamente lo mismo.



Las buenas obras juegan un papel muy importante en el Nuevo Testamento y particularmente en las enseñanzas del Señor Jesucristo. Y como estamos tratando en esta serie la vida después de la muerte nos interesa: ¿nuestras buenas obras tendrán efectos más allá de esta vida? Y la respuesta es: sí. No en nuestra salvación y no como mérito propio. Pero tienen efectos eternos.



Apocalipsis 14:13 nos enseña -independientemente de nuestra escatología- que a los santos (es decir: a los que fueron justificados por Jesucristo) sus obras les siguen. Es un versículo realmente notable: nuestras buenas obras tienen efectos no solamente en esta vida, sino también en la otra vida. De hecho, en el mismo libro, en el capítulo 19:8 leemos que el lino fino que llevaremos es precisamente las buenas obras.



El problema nuestro es que nos cuesta horrores tener una visión equilibrada de este tema. Porque con mucha facilidad podemos ver ahora cantidad de literatura que automáticamente relaciona el tema de las buenas obras con el tema de la santificación. Y parece que lo de la santificación es algo bastante cansino y estresante, por lo menos juzgando por este tipo de literatura.



Unos versículos que nos ayudan mucho a mantener un equilibrio en este sentido es Efesios 2:8-10. Porque los que seguimos en la tradición de la reforma, a veces parece que incluso la misma expresión “buenas obras” nos suena mal, casi ofensivo. Y es así si las juntamos con el tema de la justificación. Pero debería ser igual de ofensivo relacionarlas con el tema de la santificación. De este pasaje se suele citar los versículos 8 y 9, pero raras veces el versículos 10:



Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.



No es el momento de hacer una exposición exhaustiva de estos versículos pero parece evidente para cualquier persona que de la misma manera que la salvación es por gracia, las buenas obras también lo son, porque no son nuestras, sino Dios las preparó de antemano. Esta sencilla verdad nos debería bajar bastante el nivel de estrés para vivir la vida cristiana: nos queda simplemente andar por el camino que Dios ya ha preparado.



Esta simple verdad lo cambia todo. En este camino nos equivocaremos, por supuesto. Caeremos y nos levantaremos. A veces nos perderemos en caminos equivocados y volveremos. Pero Dios ya ha trazado una ruta por donde andar. Y esto es tranquilizante.



Porque ahora podemos afirmar de todo corazón y sin complejos: Sí, las buenas obras son importantes porque forman parte del paquete de la salvación. De la misma manera que Dios es glorificado en nuestra salvación, él también es glorificado en lo que hacemos, también para su gloria. Y ambas cosas –justificación y santificación– son un regalo de Dios.



De hecho, es por esta razón que las buenas obras no se pueden separar de la justificación. Son como uña y carne, los dos lados de la misma moneda. Es inconcebible una vida cristiana que no produzca buenas obras, lo que a veces la Biblia llama “fruto” (Mateo 7, Santiago 2:17.18 y Gálatas 5:22.23). Cristo recibirá algún día a los suyos con las palabras: “Bien hecho”, y no “bien dicho”.



El actuar como Cristo actuaría es uno de los privilegios del creyente. Pero en esto el creyente no actúa de forma pasiva. Es precisamente esta tensión entre la soberanía divina y la responsabilidad humana que desde hace siglos mantiene ocupado a ejércitos de teólogos. Sin que se sepa que nadie haya conseguido casar ambos conceptos totalmente verídicos y bíblicos de una forma lógica.



Esto quiere decir que la salvación depende de Dios y se aplica de nuestra parte por la fe que es un don divino, de lo contrario no oraríamos por la conversión de otros. De la misma manera dependen nuestras buenas obras de la gracia divina y se aplican a nuestras vidas simplemente actuando según la voluntad de Dios. Lo cual también es un don divino.



Y al mismo tiempo, nuestra recompensa y posición en el Reino de Dios depende de nuestras obras (Mateo 5). Negar esta verdad es simplemente ignorar una parte importante de las enseñanzas de Jesucristo y sus apóstoles.



Por lo tanto, el hacer bien debería ser el mejor reclamo del creyente. Si la iglesia cristiana fuera una empresa, uno de sus lemas podría ser: “Somos expertos en buenas obras.” O como dice el refrán: “Haz el bien y no mires a quien.”. Y a Agustín de Hipona es atribuida la palabra: “Predica el evangelio, a más no poder. Y si es necesario, usa palabras.”



Y esto nos lleva a un punto muy importante que mencionamos antes de paso: la autenticidad de nuestra fe se demuestra precisamente en nuestras obras, no en nuestras palabras. Es la supuesta contradicción entre Santiago 2 y la justificación por la fe. En realidad, no es ninguna contradicción. Pablo y Santiago usan las mismas palabras (“fe” y “justificarse”) pero cada uno en un sentido diferente, lo cual es evidente si consideramos el contexto. Mientras que Pablo habla de una fe auténtica y del haber sido declarado justo de parte de Dios, Santiago usa los mismos términos para hablar de una fe estéril y de no dar señal ninguna de justificación.



Ha sido nuestro tiempo superficial que también en la teología ha producido el “easy believism”, la fe facilona. Levantar una mano, hacer una oración o rellenar una tarjeta con la dirección de email y el número de móvil ya se contabiliza por conversión y no sé cuántas cartas de “oración” triunfalistas he leído donde, si vamos sumando, la población entera de España debería haber sido ya convertida al evangelio por lo menos una vez. Aunque muchos de los levantamanos nunca han entendido para qué han levantado la mano. De hecho, con suficiente pericia del predicador la levantarían en cualquier culto. Y luego su vida sigue como antes. Sin cambios.



Esto no son conversiones. Es una burla pública de Dios. Es vender un producto a precio de ganga.



Queda para la eternidad la frase que todos los reformadores firmaban con mucho gusto: Sola fides justificat, sed fides non est sola: Solo la fe justifica, pero no una fe que está sola. El asunto que hoy se ha convertido de nuevo en un debate, realmente los reformadores lo tenían muy claro con todo su énfasis sobre la justificación por la fe: si no hay fruto en la vida del creyente existe una seria duda si esta fe que profesa realmente es auténtica.



Y esto nos da bastante para pensar y meditar.



 



Notas



N.d.E. Artículos anteriores de esta serie:



1. Hoy es un día perfecto para morir



2. Hogar, dulce hogar



3. El infiero es real... y es peor



4. Leyendas urbanas sobre la muerte y el porvenir



5. ¿Habrá juicio para el cristiano?


 

 


7
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Shaul
14/07/2019
08:39 h
7
 
Para mí, todas las anteriores con el enfoque del autor. Lo importante de las obras es SU MOTIVACIÓN: Humanamente se afirma que cualquier acto de altruismo no está exento de orgullo o egoísmo. Las obras del nacido de nuevo en forma genuina, son “impulsadas” o motivadas por el Amor agape de Dios que el Espíritu Santo pone dentro de nuestro espíritu regenerado (Ro 5:5). Los católicos llaman al agape Caridad y en ellos hacen mas obras en Colombia que los protestantes. Gracias Pastor DLB
 

jorgevaron
29/06/2019
17:48 h
5
 
Al ser humano renacido le son connaturales las "buenas" obras, estas son un producto de su nueva naturaleza. Pero las "buenas" obras, por si mismas, no prueban el nuevo nacimiento. Aquel hombre que en el templo oraba diciendo: "Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: estafadores, injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador de impuestos", podemos estar seguros de que decía la verdad. Pero no regresó a su casa justificado. El nuevo nacimiento implica mucho mas que eso.
 

flash
28/06/2019
04:09 h
3
 
Ratzinger como teólogo afirma:” La expresión “sola fide” de Lutero es cierta si no se opone la fe a la caridad, al amor. La fe es mirar a Cristo, encomendarse a Cristo unirse a Cristo, conformarse a Cristo, a su vida. Y la forma, la vida de Cristo es el amor; por tanto creer es conformarse con Cristo y entrar en su amor." Y así, siempre lo ha enseñado la Iglesia Católica. Saludos.
 
Respondiendo a flash

MigueCG
28/06/2019
15:36 h
4
 
El "siempre" de su penúltima frase sobra. Lea a Martin Chemnitz para entenderlo. Cada una de sus publicaciones nos reafirma en los principios de la Reforma. A Dios sea la gloria por la gracia derramada en nuestros corazones que nos ha permitido salir del galimatías romano.
 
Respondiendo a MigueCG

flash
30/06/2019
00:18 h
6
 
Miguel CG, el "siempre" tiene raíz católica desde sus orígenes. Lamentablemente dentro del protestantismo, no hay unanimidad acerca de la fe y las obras. Gracias por tu invitación de leer a Martin, pero en realidad prefiero a Ratzinger. Saludos en Cristo
 

EZEQUIEL JOB
27/06/2019
22:12 h
2
 
Los apostoles siempre han hablado de una fe obediente al evangelio (frutos o buenas obras), pero como explica Santiago han aparecido personas que falsamente entienden la fe como creer y nada mas, sin obediencia al evangelio. La FE CRISTIANA siempre se entiende como OBEDIENCIA AL EVANGELIO, caso contrario es una "fe" idolátrica.La FE cristiana va aumentando y creciendo mediante la lectura, entendimiento y obediencia a la palabra(Rom10:17),crece de semilla a planta de "mostaza" con frutos(2Cor9:10
 

EZEQUIEL JOB
27/06/2019
15:00 h
1
 
El problema es que hay personas que entienden mal la fe, piensan que simplemente es creer y nada mas, sin obedecer al evangelio, asi también creen los demonios(Stg2:19). Pero la FE VERDADERA implica necesariamente OBEDIENCIA AL EVANGELIO(Rom1:5), esto lo aclaran Pablo y Santiago, porque la OBEDIENCIA (fe verdadera) produce BUENAS OBRAS "Stg 2:24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe." Santiago aclara que buenas obras y fe es lo mismo. DTB
 



 
 
ESTAS EN: - - - ¿A Dios le importan las buenas obras?
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

 
“Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

 
“Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

 
“Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

 
“Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

 
FOTOS Fotos
 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Judas Toda la Biblia: Judas

Esta carta confronta el engaño y a los engañadores que estaban dentro de la iglesia.

 
El informativo #7: Victoria para la libertad de expresión en Reino Unido El informativo #7: Victoria para la libertad de expresión en Reino Unido

Nos acercamos a las marchas profamilia en República Dominicana y la celebración del Foro Mundial del Trabajo en Filipinas.

 
Toda la Biblia: 3ª Juan Toda la Biblia: 3ª Juan

En el ministerio, la clave es servir, darnos a los demás.

 
‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia

Unas mil personas atraviesan cada día la frontera cerca de Cúcuta. JUCUM y Operación Bendición han establecido un espacio para dar refugio y ayuda al caminante.

 
El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid

90 organizaciones provida estuvieron presentes en la reunión anual de la OEA. En Europa, una red de entidades cristianas trabajan juntas para luchar contra la trata.

 
El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

 
Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.