PUBLICIDAD
 
sábado, 16 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    José de Segovia
    4
     

    La demagogia de “El político”

    En una democracia no se puede gobernar, independientemente de la opinión pública. La búsqueda de consenso y la práctica de persuasión tienen que ser una prioridad para los cristianos que quieran servir a esta sociedad.

    MARTES AUTOR José de Segovia 30 DE ABRIL DE 2019 10:00 h
    Según la famosa frase de Lord Acton, si el poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente.

    Tras la resaca de la campaña electoral, se lamentaba Juan Manuel de Prada en ABC de que “los españolitos se disponían a elegir al demagogo de izquierdas o derechas que los apaciente”. Me llama la atención el escepticismo del intelectual católico más conocido por su oposición al aborto, en contraste con el ingenuo entusiasmo de algunos evangélicos por ese partido que ha hecho de ello su bandera, para atraer al electorado religioso que hace de esto su decisión de voto. 



    La verdad es que el nuevo populismo conservador no ha cambiado todavía nada la legislación en ese tema, allá donde ha triunfado, pero ciertos grupos siguen siendo fácilmente manipulables, si les dices lo que quieren oír. De eso trata la novela en que se basa la película sobre la perfecta demagogia de El político (1949) populista, Todos los hombres del rey de Robert Penn Warren (1905-1989) –reeditado por Anagrama, a propósito de la nueva versión del filme que hizo Sean Penn–.  



     



    La novela en que se basa la película El político de 1949 muestra el engaño de la demagogia del populismo.

    Leer estas oscuras páginas puede parecer un ejercicio de cinismo, pero este libro ha abierto los ojos a varias generaciones sobre la ambición que hay detrás del populismo. La realidad humana que palpita detrás de esta sobrecogedora historia de decepción nos desvela los entresijos del alma humana, habitada por pasiones –tanto admirables como vergonzosas, nobles como villanas, altruistas como egomaníacas–. Esa realidad contradictoria que compone ese inmenso rompecabezas de lo que somos.



     



    LA GRAN NOVELA AMERICANA



    El personaje de Willie Talos, conocido popularmente como 'The Boss' (El Jefe) está supuestamente inspirado en un gobernador de Louisiana, Huey Long, que fue senador en Estados Unidos a mediados de los años 30. Su historia la cuenta Jack Burden, un historiador convertido en periodista político que se hace la mano derecha de Talos. Sus vidas se entrelazan en el relato de una desilusión que ha inspirado obras como la anónima Primary Colors –llevada maravillosamente al cine por Mike Nichols con John Travolta y Emma Thompson emulando a los Clinton, en la crónica del desengaño del nieto de un luchador afroamericano por los derechos civiles–, que llama a su presidente con el mismo nombre que el gobernador al que sucede Talos: Stanton.



     



    El título español fue una imposición del franquismo, que manipuló esta película, ganadora de dos Oscar por la interpretación de la pareja protagonista, Broderick Crawford y Mercedes McCambridge.

    La versión que tan bien traduce Francesc Roca está basada en una edición restaurada que ha hecho Noel Polk de la novela de 1946. En ella vuelve al texto manuscrito de Warren, que llama a su personaje Talos, en vez de Stark –como aparece en las versiones cinematográfica que ha hecho Rossen en 1949 y Zaillian el 2006–. Su título viene de una rima infantil, pero hace sobre todo referencia al eslogan de Long, Cada Hombre es un Rey. Las dos películas se llaman igual que el libro, pero la primera tenía otro título en España: El político. Su nombre fue una imposición del franquismo, que manipuló esta película, ganadora de dos Oscar por la interpretación de la pareja protagonista (Broderick Crawford y Mercedes McCambridge).



    La evolución del personaje se ve en la novela en episodios como cuando al principio no consigue que se modifique un proyecto para construir un colegio. Todavía no es consciente del enorme poder que pueden llegar a tener quienes sacan a la luz la despreocupación y demagogia de los políticos. Entonces lo único que parece importarle es el pueblo, porque se siente parte de él. Pero en cuanto los hechos le dan la razón y mueren varios niños por culpa de la negligencia de los que diseñaron y mandaron construir este centro educativo, su popularidad se dispara y asume el papel de mesías, que le ofrecen las circunstancias.



     



    HISTORIA DE UNA DECEPCIÓN



    El Jefe no tenía hasta entonces nada de autoritario. Era un abogado idealista y débil candidato a gobernador. Casado, honesto y abstemio, sus nuevas responsabilidades le hacen cambiar. Esta transformación radical le convierte en un personaje carismático, extraordinariamente poderoso. El camino de la corrupción va acompañado de una extraña sinceridad, que le hace verdaderamente temible por su enorme capacidad de seducción. Las versiones cinematográficas no profundizan tanto en el aspecto psicológico, como en las escenas de masas, que Rossen rueda con extraordinaria fuerza y realismo. Zaillian intenta imitarlo al rodearlo continuamente de gente, capaz de provocar continuos conflictos dramáticos.



    En la novela, Burden acompaña con su asesoramiento legal al personaje de Talos, en una serie de trapisondas tan indecorosas, que se convierte en todo un experto de submarinismo de alcantarillas. Tal máquina de poder, basada en el patrocinio y la intimidación, le lleva a tapiar sus sentimientos bajo una coraza de cinismo, cuando en otro tiempo vibraba de amor y buenas intenciones. Su andadura política le convierte en un mamporrero de las faenas más sucias. Los protagonistas se ven así enroscados en una dinámica que hace que padres e hijos luchen y conspiren entre sí, amigos deseen a la misma mujer y hermanos se enfrenten en sus opiniones respecto a otro.



     



    No hay sistema político, por lo tanto, ni autoridad, libre de los efectos del mal.



    El enfoque de esta historia es evidentemente moral. Los manipuladores son manipulados. La gente con principios que abraza la corrupción, recibe a la postre el castigo que merece por sus crímenes. Su final sirve de expiación y catarsis. Todos los hombres del rey es un relato sobre la pérdida, la traición y el arrepentimiento. El supuesto pesimismo de Warren no es por lo tanto más que un reflejo de nuestra capacidad de autoengaño. Nuestras más mezquinas ambiciones se mezclan con los mejores sentimientos en una confusión tal, que ya no sabemos quiénes somos.



        



    ¿ES EL PODER EL QUE CORROMPE?



    Según la famosa frase de Lord Acton, si “el poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente”. La democracia se ve así, como el mejor antídoto a la capacidad corruptora del poder. Es evidente que la detentación de poder suele degenerar en abuso del poder, pero esa tentación puede florecer en cualquier forma de gobierno. La clave está en la condición moral de quien lo detenta. Por eso Platón consideraba la aristocracia como la mejor forma de gobierno, presuponiendo que los aristoi (literalmente, los mejores) eran personas nobles y sabias.



    La división de poderes de la democracia anglosajona está indudablemente influida por el principio puritano de la depravación total del hombre. Esta doctrina, que a menudo se ha tachado de excesivamente pesimista, corresponde sin embargo a la visión realista del hombre que tiene la Biblia. La visión reformada de la depravación total del hombre no significa que el hombre sea tan malo como pudiera ser; si no que no hay aspecto de la vida humana que esté libre de corrupción. A diferencia del catolicismo-romano, los reformadores mantienen que no hay mente, corazón o conciencia, libre de los efectos de la corrupción, que la Escritura llama pecado.



    No hay sistema político, por lo tanto, ni autoridad, libre de los efectos del mal. El mejor gobernante no es entonces quien tiene los mejores sentimientos para con sus semejantes, sino quien, conociendo las miserias humanas, trabaja por el bien y la justicia que vienen por esa gracia común que se muestra para con todos los hombres. Jesús dice que “su Padre hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos” (Mateo 5:45). No se trata aquí del bien merecido, si no del rechazo a la injusticia. Por eso “el príncipe falto de entendimiento multiplicará la extorsión; más el que aborrece la avaricia prolongará sus días′ (Proverbio 28:16).



     



    Es el relato de una desilusión que ha inspirado obras como la anónima Primary Colors.

    ¿SIERVOS O REYES?



    Pablo habla de los ministros del Estado como “siervos de Dios para hacer lo bueno” (Romanos 13:4). Lo sorprendente es que no está hablando de judíos o cristianos, si no de oficiales romanos paganos. Dios ha instituido el Estado para mantener la ley, el orden, la justicia y el bien. “Lo bueno” implica, por lo tanto, la búsqueda de una protección y un bienestar para todos. La política es ciertamente un juego de poder, pero también una esfera para servir a Dios y a los hombres.



    Los evangélicos hoy ya no tienen tantos prejuicios como antes, para entrar en política. El problema es que se mantiene un espíritu de cruzada, que hace que muchos de los que amamos la Biblia seamos conocidos por nuestra hambre de autoridad para imponer las leyes de Dios a todos los hombres. Pero en una democracia no se puede gobernar, independientemente de la opinión pública. La búsqueda de consenso y la práctica de persuasión tienen que ser una prioridad para los cristianos que quieran servir a esta sociedad.



    Los grupos de poder, como los dirigentes autoritarios intentan conseguir y usar su poder, sin el apoyo público. Pero lo que provocan es la oposición y el terror, pudiendo gobernar durante muy poco tiempo. La democracia expresa el valor divino de la dignidad que todos tenemos como individuos. Nuestro poder, sin embargo, ha de ser limitado. En una sociedad filosófica y religiosamente pluralista como la nuestra, el proceso democrático se basa en el consentimiento y la solución de conflictos.



     



    ¿TRAICIÓN O TÉRMINO MEDIO?



    La política consiste en llegar a acuerdos. Buscar el término medio no es abandonar tus principios, sino estar dispuestos de forma realista a aceptar un mal menor, cuando no podemos conseguir todo el bien que buscamos. Perder y ganar es una señal de madurez política. Las decisiones políticas son tremendamente complejas y suponen siempre cierta controversia. Las valoraciones, prioridades y opiniones sobre los resultados a largo o corto plazo, serán siempre diferentes. No es fácil calcular las consecuencias, sobre todo cuando son involuntarias.



     



    El supuesto pesimismo de Warren no es más que un reflejo de nuestra capacidad de autoengaño.



    En política hay que escoger a menudo entre varios males. Elegir el mal menor no es sacrificar nuestros principios. La sabiduría que nos muestra Salomón en el Primer Libro de Reyes, capítulo 3, se muestra en poder actuar creativamente ante los desafíos a los que nos enfrentamos. En política no hay muchos blancos y negros. Hace falta cierta flexibilidad para poder gobernar.



    Es evidente que la política es un juego de poder, que es a menudo dominado por la envidia, el odio, la malicia y la hipocresía. El problema no está sin embargo en el poder, sino en el corazón del hombre. Jesús nos enseña que lo que contamina al hombre, no viene de fuera, si no de dentro de nosotros (Mateo 5:18). Por eso Salomón nos llama a guardar nuestro corazón (Proverbio 4:23). No porque sea inmaculado e inocente, si no “porque de él mana la vida”. La solución para nuestros problemas no está, por lo tanto en el poder, sino en “un nuevo corazón”. Y eso no nos lo dan las leyes, si no el Espíritu de Dios.


     

     


    4
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    unapastoraateaseatrincheraensuiglesia
    06/05/2019
    17:27 h
    4
     
    Creo que a la hora de votar debemos hacernos la pregunta votaria el SEÑOR. JESUS atal o cual partido si estuviese aqui en la tierra?.Es mas no dicw en Apocalipsis que el quiere o frio o caliente porque lo tibio lo vomita por la boca (Apoc 3) y esto aunque se refiere a la iglesia de LAODICEA se puede aplucar a todos los terminos de la vida.El SEÑOR quiere discipulos radicales.Fgg.
     

    Earendil
    03/05/2019
    11:11 h
    3
     
    Saludos.Emborrona el principio de su artículo el resto del mismo. Señalar una opción política sobre el resto no es propio de un cristiano. Precisamente el partido al que se refiere sin nombrarlo también ha cedido para "consensuar" con otros en Andalucía.También es destacadamente bíblico y Jesús dio ejemplo de ello, que no se puede ceder ante la injusticia, por eso aunque la política sea, en parte, llegar a acuerdos, Cristo no cedió ni acordó nada con lo injusto. Sea un poco ponderado en esto.
     

    EnriqueAguilar
    01/05/2019
    08:42 h
    2
     
    Sin lugar a dudas, un extraordinario artículo. Sabis palabras sobre coo los emergentes partidos políticos hace que los creyenetes escuchen lo que quieren oír sin que eso sea una garantía de que cumpliarán lo que dicen por lo queno debemos idealizar ninguna tendencia política y respetar la necesaria diversidad de criteríos en cuanto a cómo gobernar. Además, nos muetra la necesidad de crcer en nuestra participación política.
     

    Estéfanas
    30/04/2019
    13:58 h
    1
     
    Amén.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - La demagogia de “El político”
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio

    Una reflexión sobre Juan el Bautista y la manera en la que Dios lo utilizó para cambiar el transcurso de la humanidad.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.