PUBLICIDAD
 
martes, 25 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Simarro
     

    Negocios que nos ensordecen

    Muchas veces, estamos alienados por todo tipo de “negocios” humanos que nos impiden la visión de Dios y nos hacen sordos a sus múltiples invitaciones.

    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 02 DE ABRIL DE 2019 16:00 h

    Negocios que nos alienan, nos estresan, nos hacen perder las prioridades. ¿Se puede considerar actual hoy esa parábola que nos narra Lucas, la de la Gran Cena, en donde los ricos e integrados sociales no pueden acceder por estar alienados por sus negocios? ¿Nos alienan a nosotros también los negocios de la vida en torno al dinero, la situación social y el poder hasta el punto de no aceptar la invitación de Dios de una forma comprometida y sincera? 



    Hoy hay esclavos, cansados, agobiados que caminan por el mundo cargados por el trabajo de sus negocios. Algunos caminan por la vida bajo el yugo y el peso de las riquezas a cuya consecución dedican los mejores esfuerzos de su vida, si no todos. Otros, andan en situaciones no boyantes económicamente, pero igualmente preocupados por el negocio, el tener, el poseer. Quizás, los únicos resignados sean los pobres de la tierra, los que han sido tirados al lado del camino despojados de bienes y, en muchos casos, de dignidad.



    Otros están desorientados en sus prioridades por ruidos, fiestas y jolgorios. Sí. Nos pesan las celebraciones humanas, las diversiones y compromisos que, a veces, da igual que sean bodas o entierros. El caso es que, muchas veces, estamos alienados por todo tipo de “negocios” humanos que nos impiden la visión de Dios y nos hacen sordos a sus múltiples invitaciones. En la parábola, “todos comenzaron a una a excusarse” ante la invitación de ese amo todopoderoso que anunciaba que “todo estaba ya preparado”.



    Nos volvemos sordos, presentamos excusas, nos escondemos u ocultamos bajo nuestras ganancias. Cuando estamos muy inmersos en el sistema mundo de injusto reparto, nos ensordecemos ante la voz de Dios. El amor al negocio, al dinero, las fiestas o el poder, consiguen que podamos tirar todo por la borda. Así, las palabras de Dios tienen que sonar como un megáfono fuerte a nuestros oídos: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que se poseen”. 



    Hay muchos tipos de esclavitud. Hoy se habla de nuevas esclavitudes en torno a la prostitución, los abusados en los trabajos injustamente pagados, mal considerados, humillantes. Pero poco se habla de la esclavitud a la que están sometidos tantos y tantos conciudadanos nuestros, esclavos del poseer, del tener, de la búsqueda cegadora de lo material. Estos esclavos de las posesiones jamás entrarán al ámbito de la Gran Cena, al espacio del Reino de Dios. 



    Hay pocos que buscan y siguen las verdaderas líneas de liberación de todos estas problemáticas. Para poder disfrutar de la cena del Reino es necesaria una premisa previa: Convertirse, compartir los bienes para que el mundo sea más justo, dejar a un lado la esclavitud de la riqueza, y entrar en líneas de liberación. Es lo único que abrirá nuestros oídos para escuchar y responder a la invitación de Dios.



    Muchos se arrastran entre las basuras que les llevan a la perdición. Entre los esclavos de las posesiones, están demasiados acumuladores necios que nos recuerda la Parábola de Jesús “El rico necio”. Almacenaba y almacenaba tontamente sin saber que pronto le iban a pedir su alma. La pregunta era que, lo almacenado, eso que había causado escasez y opresión de muchos, eso que había ensordecido el oído del acumulador para ser sordo a la voz de Dios, esos bienes y riquezas injustamente acumulados, ¿para quién serán? Esclavos necios que sólo conocen la senda de la perdición por la cual se arrastran como por una cuesta abajo que lleva a los infiernos de la perdición.



    Muchos, alienados por negocios mundanos, desconocen los auténticos valores. Hoy, en el mundo, se rechaza la frase de Jesús “Vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y ven y sígueme”. Nos parece locura incluso para aquellos que proclaman fuertemente ser seguidores del Maestro. La verdad es que, a veces, es difícil entender la radicalidad de Jesús. Quizás sea porque necesitaba ser ese megáfono abierto que atruena los oídos humanos. 



    Son ciegos ante la visión de los ceros de sus cuentas corrientes. A veces parece que al hombre de hoy le importan y le aportan muy poco las invitaciones del Maestro. Prefieren sus propios banquetes y fiestas mientras que miran o piensan en sus abultados almacenes, sus cuentas corrientes que sólo son para ellos y, como mucho, para sus hijos y descendientes. No se piensa en tanto prójimo necesitado como hay hoy. Ni piensan, ni ven, ni oyen. Se permanece ajeno a las orientaciones divinas. La gran tragedia de los esclavizados por el sistema mundo gobernado por el dios Mamón.



    Han vendido su tiempo. Hombres grises que tienen todo su tiempo consumido, gastado, desaprovechado. Pendientes del capital invertido, del negocio abierto, de la fiesta pendiente. Es como si pudiéramos falsamente decir: Señor, no les invites ahora mientras que se regodean con lo ganado o invertido. Espera. Busca otro momento. Lo que pasa es que la oportunidad de la invitación que Dios nos hace hoy, quizás no se repita nunca más. Ha pasado la hora, “el día aceptable, el día de salvación”.



    Se quedan en soledad, aislados y, en su necedad, sonríen porque creen que han dejado a Dios en la estacada. Quizás pensemos que estamos dejando sólo a Dios, pero no es verdad. En estos, casos los que nos quedamos solos somos nosotros. Dios tiene pueblo que, si es necesario, los buscará entre los excluidos de la historia, los sufrientes, los despojados y olvidados de los sistemas y estructuras económicos del mundo: “Ve por los caminos y vallados y fuérzales a entrar, para que se llene mi casa”. 



    No seamos necios, no caigamos en esclavitudes que, de inicio, se nos presentan como buenas y atractivas. Seamos de los sencillos del mundo, pero herederos e invitados del Reino de los Cielos. 


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Negocios que nos ensordecen
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

    La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

     
    Toda la Biblia: 1ª Juan Toda la Biblia: 1ª Juan

    Esta carta una y otra vez nos presenta la preeminencia del amor de Dios, un amor que quita todos los miedos.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.