PUBLICIDAD
 
jueves, 17 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Samuel Crespo
3
 

Infancia y Biblia (I): en la era del smartphone

Estamos ante una de las mayores revoluciones en la lectura de la Biblia, pasando del papel a las pantallas del móvil.

EN FAMILIA AUTOR Samuel Crespo 09 DE ENERO DE 2019 20:28 h
El smartphone ha revolucionado la manera en que millones de personas leen la Biblia. / Jenny Smith en Unsplash (CC0)

La app Youversion ha superado ampliamente los 300 millones de descargas, incorporando más de 1600 versiones de la Biblia en más de un millar de idiomas diferentes. Se trata de una de las más grandes revoluciones a la hora de leer la Biblia, que ha pasado de ser una mera stravaganzza de un prototipo de geek evangélico a ser la forma más habitual de compartir la Palabra en muchas iglesias.



Somos muchos los que aprovechamos los trayectos en Metro para leer la Biblia en el móvil, o mientras comemos en la oficina o esperamos el bus. Es más, la imagen del pastor que solía subir al púlpito con su imponente Biblia dominical ha pasado a la Historia: ahora simplemente saca su smartphone del bolsillo y, si no ha tenido la precaución de activar el modo Avión*, aún puede dar cuenta de los últimos mensajes que le han entrado antes de empezar con el sermón.



La cuestión es que la manera de acercarnos a la Biblia ha cambiado de forma dramática en esta última década y, si me apuras, en los últimos cinco años, lo que implica que aún estamos en los albores de dicha revolución.



Como a la sociedad en general, esta revolución está llegando desde las generaciones más jóvenes que se adaptan con mayor facilidad y velocidad a este tipo de opciones tecnológicas, mientras que a los más experimentados nos suele pillar de improvisto, a contrapié. Somos como ese Titanic que marcha a toda máquina enfrascado en sus asuntos y que se ve obligado a virar de sopetón.  



 



LA BIBLIA TEJANA: UN CLÁSICO DE LOS 90



No hace tanto tiempo que en las comunidades cristianas protestantes de nuestro país no había prácticamente elección ni discusión: Reina-Valera del 60. Si en un campamento infantil ponía en la inscripción “traed Biblia” no hacía falta especificar nada más, si alguien leía un texto en la escuela dominical, los demás le seguían o incluso lo podrían recitar de memoria. Eso sí, podías optar por la ilustrada, la de jóvenes, la tejana, la de piel, la de mujeres, la de tapa dura, la de letra grande, la de letra súper grande, la de letra descomunal, la de estudio, la de las flores, la del arco iris, y un larguísimo etcétera. 



En nuestros días, sin embargo, la realidad es otra. Según el Instituto Nacional de Estadística, a los 12 años, la gran mayoría de niños (sí, he escrito niños a propósito) ya tienen un smartphone. En efecto, a partir de los 10 se dispara el número de niños que disponen del dichoso y pesado aparato al cuál quedarán encadenados para el resto de sus vidas. De hecho, la relación entre móvil y adolescencia es un tema que sin duda trataremos próximamente en este blog, pero ya es harina de otro costal. 



Sin embargo, esta realidad implica que en los cursos intermedios de nuestras escuelas dominicales, estos alumnos no van más con ese obsoleto montón de hojas que llevan sus anticuados padres, sino que sacan su dispositivo, abren la app y buscan la versión de la Biblia que mejor les parece. En la App citada, por ejemplo, hay 28 versiones en español, además de las catalanas y vascas. 



 



RIQUEZA Y RETO A PARTES IGUALES



Ni que decir tiene que disponer de todo ese material de consulta es una riqueza, pero nos toca a los padres, pastores, profesores y educadores en general orientar a nuestros jóvenes sobre cómo guiarse entre tanta versión: qué escoger, por qué y para qué. Por ahora, como viene siendo habitual en nuestro entorno y siguiendo el ejemplo de los ancestros israelitas, cada uno hace lo que bien le parece (parafraseando RVR1960, por supuesto). 



Es por este motivo que en las próximas semanas conversaremos con diferentes personas que nos pueden orientar sobre esta cuestión, aclarar dudas y, sobre todo, reflexionar como iglesia sobre una cuestión que es fundamental para nuestra vida de fe. La máxima Sola scriptura nos la dejaron los reformadores hace quinientos años, situando a la Biblia como única fuente de autoridad, un legado que debemos transmitir a nuestros hijos guiándoles y dándoles la mano en el proceso de conocer la Palabra de Dios.



 



(*) Sí, existe algo llamado “modo avión” y deberías usarlo más a menudo.


 

 


3
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Samuel Crespo
13/01/2019
10:49 h
3
 
Gracias isaias y flash por vuestros comentarios. Esta claro que muchos preferimos el papel por varios motivos, sin embargo y lo curioso, es que hay toda una generación que se lo plantea al revés: ¿cambiar mi pantalla por el papel? Saludos!
 

isaias
10/01/2019
13:59 h
1
 
En lo personal no cambio el papel por el digital, más que nada por los problemas a la vista que puede ocasionar un smartphone, (no me imagino leer una hora con el celular), sin embargo las app de biblias son muy buenas tengo 3 distintas para distinto uso pero solo las utilizo para consultar las distintas versiones.
 
Respondiendo a isaias

flash
12/01/2019
14:56 h
2
 
Estoy de acuerdo con Isaias, yo también no cambio el papel por este "bendito" aparato.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Infancia y Biblia (I): en la era del smartphone
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.