PUBLICIDAD
 
jueves, 17 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
José Hutter
2
 

De Partia a Jerusalén

Antes de emprender el viaje, había otra sorpresa en los cielos: una conjunción de Marte, Júpiter y Mercurio. Parece que los cielos bailaban de alegría.

TEOLOGíA AUTOR José Hutter 19 DE DICIEMBRE DE 2018 09:42 h

Después de los acontecimientos del 17 de junio del 2 aC, los magi deben de haber tomado la decisión de emprender su viaje hacia Jerusalén. Era demasiado claro lo que Dios había puesto en los cielos: primero la triple conjunción de Júpiter y Regulus, seguida de otra conjunción tan espectacular que Júpiter y Venus parecían una sola estrella. Nadie había visto jamás una conjunción así. Pero no era simplemente el nacimiento de un rey judío lo que les facilitó la decisión de viajar. Fue el hecho de que este Rey sería el “Mesías Príncipe” (Daniel 9:24). Porque era la época del cuarto reino (Daniel 2:40.44). A los magi no se les habrá escapado este detalle, anunciado en varias profecías de su gran maestro Daniel. Pero el 19 de agosto, antes de emprender el viaje, había otra sorpresa en los cielos: una conjunción de Marte, Júpiter y Mercurio. Era la novena conjunción en 15 meses. La probabilidad de que esto ocurra en este corto espacio de tiempo es una vez cada 540.000.000 años. Parece que los cielos bailaban de alegría.



Seguramente los preparativos para el viaje tardarían unas semanas. Habría que conseguir el beneplácito del rey de Partia, por lo cual su camino les llevaría por su capital, Susa. Y seguramente, la comitiva consistía no solamente de tres personas sino de una caravana en toda regla, de tal vez 20 a 30 personas con sus respectivos camellos de montar y de carga, incluidos soldados para la protección en el camino. Por las altas temperaturas en verano en la zona es incluso probable que no se pusieran en camino en dirección oeste hasta el mes de octubre. Muy probablemente viajarían la ruta tradicional a lo largo del valle de Éufrates, luego cruzando el desierto de Siria, llegando finalmente a Tadmur que se conocía en el imperio romano bajo el nombre de Palmira. De allí habrían tomado el camino hacia Damasco para luego bajar por el valle del Jordán hacia Jerusalén.



Sin duda, los magi estarían bien informados sobre la ruta y la geografía de su itinerario. Mucha gente solía tomar este camino y era particularmente conocido entre los judíos que vivían en Babilonia, Persia y Media. Más de uno había hecho este viaje por lo menos en algunas ocasiones para estar en las fiestas principales del calendario judío en Jerusalén (pesaj, shavuot y sukkot que son la pascua, pentecostés y la fiesta de los tabernáculos). Que esto no es ciencia ficción nos lo confirma Lucas en Hechos 2:9 cuando habla de la fiesta de pentecostés y de los grupos presentes: “Partos, medos, elamitas (persas) y los que habitamos en Mesopotamia…”. No era necesario que ninguna estrella les guiase en el camino hacia Jerusalén, aunque muchas tradiciones y hasta canciones de Navidad hablan de una estrella que hacía de guía. El texto bíblico no lo menciona y que la estrella iba por delante de ellos… de esto hablaremos la semana que viene. Si el Mesías había llegado, entonces solamente había un sitio donde buscarlo: Jerusalén. Y no era necesario un GPS celestial para guiarlos allí. 



Sin embargo, el planeta Júpiter, tsedeq, el planeta real, estaba cada vez más alto en los cielos nocturnos, como compañero silencioso y reluciente. 



Saliendo del oasis de Tadmur, los magi podrían haber llegado a Damasco a finales de noviembre o inicio de diciembre del año 2aC. Bajarían a continuación por los altos del Golán, la antigua Basán, y cruzarían el río Jordán cerca de Bet-Shean. Llegando a Jericó unos días más tarde, subirían a Jerusalén por el wadi Quelt. A mediados de diciembre vislumbrarían finalmente la ciudad de Jerusalén. En la segunda parte de la noche, el planeta Júpiter, tsedeq, el planeta real, de nuevo estaría muy alto en los cielos nocturnos de la capital de Judea.



En aquellos días, Herodes, de unos 70 años, estaba con problemas serios. Desde hacía medio año sabía que su propio hijo Antípater había planeado un atentado contra él para quedarse con el poder. Herodes estaba esperando el permiso del emperador romano Augustus para poder ejecutarlo. Pero este permiso tardaba. Esto explica el estado de nerviosismo de Herodes. 



Al ver aparecer a la comitiva de oriente en la ciudad preguntando por el nuevo rey de los judíos se le deberían haber encendido todas las luces de emergencia. Probablemente, los magi llegan a la capital de Israel poco antes de la fiesta de Hanukkah que se celebraba en aquel año del 22 al 29 de diciembre. Y van directamente hacia el palacio de Herodes, el segundo edificio más importante de la ciudad después del templo, con sus tres torres sobresalientes en la parte noroeste del muro superior de la ciudad. Ellos viajaban en misión oficial y por lo tanto era de rigor diplomático presentar sus respetos a Herodes el Grande.



Los sabios no tardarían mucho en mencionar la estrella, el planeta Júpiter y seguramente los demás fenómenos estelares que habían visto. Además los historiadores contemporáneos de aquellas fechas nos cuentan que la gente tenía expectativas de que algo especial iba a ocurrir.[1] El historiador romano Tácito escribe: 



“La mayoría estaban convencidos de que estos acontecimientos se hallaban registrados en las antiguas escrituras de los sacerdotes, y que en aquel mismo tiempo Oriente iba a prevalecer, y saldrían de Judea quienes habían de dominar el mundo.”[2]



En su obra De Vita Caesarum: Divus Vespasian 4,5, Sueton dice que “se había extendido por todo el Oriente una antigua y establecida creencia de que en aquel tiempo el destino había establecido que hombres de Judea iban a gobernar el mundo.”  



Pero no solamente los autores seculares, sino la Biblia misma indica ese ambiente de expectativas mesiánicas: la gente - particularmente los fariseos - de la época de Jesús estaban a la expectativa de la llegada del Mesías. En Juan 1:41 leemos: “Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).”



Incluso la mujer samaritana tenía esa idea en la mente. Dijo a Jesucristo en Juan 4:25: “Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas.” 



Desconcertado por sus preguntas, Herodes convoca a sus propios consejeros, los principales sacerdotes y los escribas. Siendo él de origen edomita no disponía de conocimientos suficientes para poder averiguar el lugar donde el Mesías iba a nacer. Ellos correctamente citan Miqueas 5:2: Belén Efrata sería el lugar del nacimiento del Mesías, en la comarca de Judea. 



A partir de allí en la mente de Herodes se forma un plan diabólico. Sin embargo, no era un plan sin precedentes: en el año 63 aC, personas que pretendían conocer el futuro habían hecho una presentación delante del senado romano donde explicaron por qué en aquellos días un nuevo emperador había nacido. El senado romano respondió a esta revelación con la orden de matar a todos los varones recién nacidos con la edad aproximada del posible candidato.[3]



¿Esto nos suena familiar? Cuando Herodes finalmente da la orden de matar a los niños de Belén simplemente estaba siguiendo un precedente de la historia romana. Y precisamente por esta razón, toda la ciudad de Jerusalén estaba muy preocupada. Cabía la posibilidad de que iba a correr sangre. Y así fue. 



Pero antes, a los magi les esperaba la cita más importante de su vida. 



 



Notas



[1]Como ejemplo, Sueton nos relata en De Vita Caesarum DivusTiberius, 69.



[2]Tácito,Historiae,V,13



[3] SuetonDe vita Caesarum, divus Augustus 94,3


 

 


2
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Ana
19/12/2018
18:28 h
2
 
Tengo un pregunta: ¿Qué fuentes tenemos para saber que efectivamente los escritos de Daniel eran conocidos en el mundo persa de entonces?
 

jorgevaron
19/12/2018
16:46 h
1
 
Aplausos!!! perfecta narración, agrega no poca alegría a la que nos llena por estos días en que celebramos el nacimiento de nuestro Rey. REY de reyes y SEÑOR de señores para gloria de Dios nuestro Padre. Gracias JH.
 



 
 
ESTAS EN: - - - De Partia a Jerusalén
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.