PUBLICIDAD
 
jueves, 15 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    La evangelización y sus tentaciones

    Un Evangelio que se despreocupa del destino de los sufrientes, es una evangelización que está cayendo en la tentación.

    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 06 DE NOVIEMBRE DE 2018 18:02 h

    Es verdad que, en la evangelización, también podemos ser tentados. Sí. La Evangelización tiene sus tentaciones, que no vienen precisamente de Dios, para que nuestro esfuerzo evangelizador no se adapte a los parámetros bíblicos y, así, no alcance su fruto.



    Una de las tentaciones es la de evangelizar desde los integrados del sistema mundo y, desde allí, lanzar mensajes evangelísticos a toda la humanidad. En Jesús fue al revés. Se posicionó al lado de los sencillos, marginados y sufrientes, y, desde allí, lanzó sus mensajes evangelísticos a todo mundo.



    Quizás, una de las mayores tentaciones es no unir nuestra evangelización a la dinámica de los valores del Reino que exaltan a los humildes y a los últimos. Así, lanzamos nuestro mensaje evangelístico sin los compromisos ni preocupaciones ante la injusticia, la opresión y el sufrimiento del mundo en general. Si caemos en esta tentación, hacemos una evangelización no arraigada en nuestra historia, de dimensión vertical que mira más, o casi únicamente, al cielo, olvidando los focos de conflicto que se dan en el suelo y en donde sufre nuestro prójimo.



    Es verdad que, a muchos evangelistas, les es difícil conjugar el mensaje metahistórico, sublime y de referencias al más allá, con la preocupación por la injusticia, la opresión de los débiles y la pobreza y exclusión que se da en el mundo de forma escandalosa. Pero es un mandamiento bíblico ineludible.



    Otra de las grandes tentaciones es no saber conjugar, tal y como hicieron los profetas y Jesús mismo, el anuncio de las Buenas Nuevas con la denuncia de las estructuras injustas económicas y de poder, la denuncia de aquellos que las mantienen y sostienen, y la fuerte denuncia a los que abusan de los débiles de la tierra. En una correcta evangelización, el anuncio y la denuncia deben caminar juntos. Esta debe ser la línea evangelística de los seguidores del Maestro. Él supo aunar ambas facetas dándonos ejemplo.



    También, una gran tentación de la evangelización es hacerla cómoda para los que nos escuchan, hablando de las bendiciones celestiales, de los goces y disfrutes de conocer al Dios de la vida, pero poco de los compromisos que todo convertido adquiere, no sólo ante Dios, sino ante el prójimo. Muchas veces, no se les enseña ni se les advierte a los evangelizados del hecho de que creer es comprometerse también con el prójimo y con el mundo, lo cual nos va a llevar a trabajar por un mundo más justo, buscando el equilibrio en el reparto de los bienes de la tierra que son de todos, y a la crítica de los necios que almacenan insolidariamente, sin amor. No hay que caer en esta tentación para los evangelistas. Es algo fundamental en la doctrina bíblica y que todo evangelizado debe tener nociones de su responsabilidad ante el hombre y ante el mundo. Recordad la parábola del rico necio.



    Por tanto, toda evangelización cómoda, no comprometida, que mira sólo al cielo, y de predicación de un Evangelio que se despreocupa del destino de los sufrientes, es una evangelización que está cayendo en la tentación. 



    Otra de las tentaciones de la evangelización, sería perder las referencias de lo sagrado. Muchas veces vemos como único lugar sagrado el templo. Allí llevamos a aquellos que se han convertido, los dirigimos al culto, al ritual, al ceremonial. Y no está mal, pero quizás sea algo incompleto. También les conducimos hacia la piedad personal y hacia la búsqueda personal de la salvación, cuando, realmente, no les mostramos otros lugares sagrados que, además de Dios mismo, son el hombre, el prójimo, el ser humano al que nos debemos como mano tendida, el sufriente ante el cual debemos sentirnos movidos a misericordia. Evitamos el llevar al recién convertido al enfrentamiento con la injusticia, con el robo de dignidad de muchos seres humanos que son nuestros prójimos en nuestro aquí y nuestro ahora. Faltamos a la doctrina bíblica. Una tentación realmente dañina.



    Quizás Dios quiere que, tanto el evangelizador como el evangelizado, se mezclen con los hombres empatizando con su sufrimiento, que vivamos con ellos y entre ellos. No todo consiste en la redirección a los templos para el ritual, sino que el compromiso humano, tanto con Dios como con el prójimo, debe ser mostrado y enseñado en la tarea evangelizadora.



    La evangelización, el evangelizador y el evangelizado, no pueden ser indiferentes ni dar la espalda al grito del prójimo sufriente. Sería algo muy cómodo, quizás gozoso, el pensar sólo en las realidades trascendentes, pero insolidario, falto de amor y de compromiso.



    El evangelista no sólo debe reconducir a sus evangelizados hacia lo excelso del Dios santo sentado en su trono de gloria, que nos prepara un lugar precioso en el cielo, sino que debe reconducir también su mensaje evangelístico hacia el compromiso con Dios y, por ende y por amarle en relación de semejanza con Dios, también con el hombre, con el prójimo, con el apaleado y sufriente de este mundo.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - La evangelización y sus tentaciones
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.