PUBLICIDAD
 
jueves, 15 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Pedro Tarquis
    27
     

    El feminismo de Jesús

    El lobby LGTBI primero nos robó el arco iris, y ahora también nos ha robado el feminismo. Recuperemos lo que es nuestro.

    MIRAD@ZUL AUTOR Pedro Tarquis 30 DE OCTUBRE DE 2018 19:00 h
    mujer orando Mujer orando, Ben White / Unsplash

    Veo con preocupación que en nuestra comunidad cristiana evangélica, al margen de los discursos de igualdad, respeto y dignidad que se le da a la mujer (¡faltaría más!), la realidad dista mucho de ser la que Jesús enseñaba, tal y como yo la veo.



    En la España machista del nacionalcatolicismo franquista las mujeres no podían abrir una cuenta corriente sin permiso del marido, casarse sin el visto bueno de su padre, o estudiar en la universidad.



    Las primeras mujeres universitarias españolas fueron dos alumnas evangélicas preparadas por una profesora y misionera evangélica: Alice Gordon Gullick, mujer ejemplar y pionera vinculada con el feminismo cristiano surgido en EEUU.



    Sí, feminismo cristiano.



    Porque los evangélicos estamos confundiendo la palabra “feminismo” como equivalente a “ideología de género”.



    Sin duda hay feministas en la ideología de género, Pero lo triste, lo muy triste, es que no haya una corriente de genuino feminismo cristiano entre el pueblo de Dios. Un feminismo que no hace mejor o superior a la mujer respecto al hombre, sino sencillamente iguales en valor, con características diferentes.



    El lobby LGTBI primero nos robó el arco iris, y ahora también nos ha robado el feminismo. Recuperemos lo que es nuestro.



    Porque Jesús era feminista.



    Tenía mujeres entre sus discípulos, amigas (Marta y María, por ejemplo), dignificando a la mujer en todo momento y circunstancia (la mujer encorvada, la enferma con flujo de sangre, la mujer adúltera, etc., etc.)



    Es más, el mensaje de su resurrección fue encargado en primicia a una mujer (un testimonio que no era legalmente creíble). Y se acercó a aquellas que los hombres despreciaban pero que comerciaban con su cuerpo (la pecadora en casa de Simón el fariseo; incluso Jesús mismo eligió desde antes de los tiempos descender de una prostituta extranjera, Rahab).



    En este sentido como en otros muchos Jesús fue revolucionario para su tiempo. Y como antes comenté, hombres y mujeres cristianos evangélicos fueron parte del impulso del inicio del movimiento de liberación de la mujer. Sí, liberación real y justa: poder votar, elegir con quién casarse, estudiar en la universidad, asumir lugares de peso y decisión…



    Y en nuestro mundo evangélico actual nos hemos quedado anclados en el pasado, incluso retrocedido y/o anquilosado. Para mí es una vergüenza ver que casi no hay mujeres en lugares de verdadera responsabilidad o relevancia (ya no hablo sólo del pastorado, cuestión de debate que dejo al margen), sino de seminarios, instituciones, ONGs, federaciones, alianzas, consejos, medios de comunicación, entidades paraeclesiales, congresos, encuentros, editoriales, empresas cristianas..



    Y esto comienza en la propia iglesia local, donde mujeres de enorme valía (a veces más que reconocidas en su labor profesional extraeclesial) “sólo” sirven para cantar, llevar la escuela dominical, ayudar en la obra social u otro tipo de servicio similar.



    ¿Valen menos, tienen menor capacidad? No ¿Entonces? ¿por qué no se alza de verdad la voz, o se impulsa un cambio (en especial los varones)? Sólo se me ocurren dos opciones: o no interesa o no importa.



    Como decía, el mundo evangélico está confundiendo la palabra feminismo como equivalente a la ideología de género. Pero me temo que tras ese telón está arraigado un machismo que nada tiene de cristiano, con palabras políticamente correctas y muy educadas, pero con una realidad que grita que “lo que haces no me deja oír lo que dices”.



    Y estoy cansado, harto, de esta situación. También del silencio de los hombres buenos, esos que en el fondo saben que esta situación existe, pero que callan para no tener problemas o dificultades.



    Y preocupado, porque el futuro de la iglesia es de los jóvenes, de las mujeres y hombres jóvenes, que llegan buscando seguir a Jesús, no a una institución arcaica impregnada de machismo.



    La consecuencia del pecado original en el Génesis fue que “el hombre se enseñoreará de la mujer”. No es una orden de Dios, sino el anuncio de un fruto envenenado del pecado cometido.



    En el nuevo orden de Jesús no debe ser así. En la iglesia sobran señores, faltan siervos. Siervas ya hay muchas, y además a menudo ignoradas o anuladas en la indiferencia a su potencial y llamamiento de parte de Dios.



     



    Dejo aquí una Convocatoria para participar el 24 de noviembre en un acto evangélico del Día contra la violencia de género, en la Puerta del Sol de Madrid.



     




     

     


    27
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    12/11/2018
    18:45 h
    26
     
    Mi redacción me traiciona. Sobre el comentario 17 debo decir que toco dos temas y aparecen como uno solo. Uno fue mi cuestionamiento a la enseñanza sobre los testigos de la resurrección y otro fue mi cercanía con el artículo por distinguirse de otros feminismos. Es correcto interpretar que uní el segundo tema para reforzar el primero, pero en conjunto parecen una posición más hostil, quizá debido a la exclamación. No tomaba esa actitud, aunque sí reclamé porque no había una respuesta. Lo siento.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    14/11/2018
    17:48 h
    27
     
    Dicho de otra manera, al unir estos dos conceptos, identifiqué los feminismos que rechazo por considerarlos contrarios a Dios con los feminismos (imagino que hay matices) que ejercen, profesan o apoyan los hermanos y hermanas que han enseñado de manera común la interpretación que he censurado y que más de una vez han mostrado ser racionales y justos.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    07/11/2018
    14:17 h
    25
     
    Amados hermanos. Mi intención no es reclamar ni avergonzar a nadie. Ni desconocer las razones de tantos esfuerzos por justicia que sacan adelante. Simplemente creo que algunos reclamos de hoy confunden a muchos creyentes, que también hay un fuerte componente político en el feminismo al cual le importa poco lo ético, que también a veces se recurre al facilismo de dar la razón al discurso sin analizarlo, que también es difícil aceptar los errores de la posición afín. No procuro pontificar tampoco.
     

    Marc
    06/11/2018
    05:53 h
    19
     
    Estoy harto de estas cuestiones. Suficiente tengo con sobrevivir en Argentina. Lo real es que si nos roban,es porque no estamos vigilantes. Además, que vamos a recuperar lo que es nuestro si algunos cristianos se matan discutiendo sobre si la mujer puede o no ser pastora y cosas así. Imposible recuperar algo peleando entre hermanos. Todavía no estamos maduros para enfrentar personas aguerridas como los ideólogos de género y feministas. Nos pasan lustre cuando quieren. Esa es la realidad.
     

    Beatriz Garrido
    05/11/2018
    01:46 h
    16
     
    Solamente puedo decir, Espléndido Pedro!! Espléndido!! Me encantaría asistir a esos talleres, pero el 25 estaré en otro lugar. Y no soy ninguna cosas extraña, Recuerdo en estos momentos un bellísimo poema de Gioconda Bellí Y Dios me hizo mujer...... Y bendigo mi sexo. Acabo de leer esto ahora mismo, curioso que el Señor me hablara de lo mismo una vez más en mi vida de mujer, mujer, y muy mujer. Un abrazo! Beatriz Garrido.
     
    Respondiendo a Beatriz Garrido

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/11/2018
    14:08 h
    18
     
    Extraordinarias palabras, Beatriz (16). Admito que hacía falta centrar el tema y lo has hecho de forma oportuna. La palabra dicha a su tiempo, ¡cuán buena es! Quizás he contribuido a desviarnos de la invitación de Pedro, pero también tengo mis preguntas. Reitero mi tristeza por te hayas sentido en la necesidad de pedir disculpas por tu correcto artículo sobre Mical. Aprecio siempre la amabilidad con que los escribes todos. Que Dios te bendiga.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    04/11/2018
    03:30 h
    13
     
    Según Mateo 28:2-6 y 11-13, los primeros testigos de la resurrección fueron varones. No sólo eso, al dar ese testimonio dieron cumplimiento a la palabra del Señor anotada en Mateo 12:38-40. ¿Elogiaremos el sexo que tenían estos testigos? ¿Diremos "¡aleluya Señor, porque elegiste a hombres para anunciar tu gloriosa resurrección!"? ¿No les suena eso a elogio barato típico del evangelio de la prosperidad? (Bueno, allí oí la frase). ¿Ven que no todo apoyo a la mujer es bueno, aun siendo cristiano?
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/11/2018
    13:52 h
    17
     
    Ok. Lunes por la mañana en Lima y tres pulgares abajo; no hay problema con eso, puedo vivir con opinión en contra. ¿Hay alguien que admita la verdad o que pueda sustentar que me equivoco? ¿Hay alguna persona honesta que admita que se le ha estado dando a la mujer un honor gratuito solo por su sexo en un evento bíblico? Me encanta el título este artículo de Pedro Tarquis: "El feminismo de Jesús". ¿La razón? Pues porque hay otros, muchos otros, totalmente tóxicos, engañosos y perversos. ¡Sí o qué!
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    07/11/2018
    13:27 h
    24
     
    Hola Ángel, de nuevo. Sólo unas aclaraciones en (23): La segunda oración debe empezar "Lo que sí se afirma..." También cuando escribo "esos hombres" no me refiero a los soldados, sino a los principales sacerdotes que se reunieron con ellos, y de los sacerdotes hablo en adelante. En realidad se trata de uno de los momentos más oscuros y tenebrosos de la biblia. No se puede creer. Por fin los maestros de Israel hallaron al Mesías e hicieron todo lo que pudieron para ocultarlo. Hasta el día de hoy.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    06/11/2018
    14:00 h
    23
     
    No se dice explícitamente que los soldados vieron al Señor. Lo sí se afirma es que su testimonio fue suficiente para dar a conocer la resurrección. Pero, Ángel, el sexo de los testigos es tan intrascendente. Mateo 12:39 dice que esa sería la única señal que esos hombres recibirían. De hecho, creyeron. Creyeron sin ver. Superaron a Pedro, a Juan, a los apóstoles, a las mujeres ante la tumba, a María ante el mismo Jesús en el huerto. Pero lo primero que hicieron fue buscar cómo ocultar la noticia.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    06/11/2018
    13:37 h
    22
     
    Claro Ángel (21), me explico: A partir de Mateo 28:2-6,11-13, digo: Los primeros testigos de la resurrección fueron varones. Los versos 2-6 narran los acontecimientos ocurridos. Quizás entre los versos 4 y 5 no hay continuidad temporal, pero es claro que el ángel es el mismo. El verso 11 afirma que el testimonio de los soldados fue anterior al de las mujeres. Testificaron de los hechos. ¿Y qué supieron los principales sacerdotes? Del verso 13, es claro que habían entendido que el Señor resucitó.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Angel
    06/11/2018
    09:22 h
    21
     
    Con todo respeto, Alfonso Chíncaro, yo leo que los testigos primeros fueron mujeres, no hombres. ¿De dónde sacas esa conclusión de que fueron hombres los primeros que vieron al Señor resucitado? Ellas lo vieron primero y fueron a dar la noticia a los discípulos de Jesús. ¿O no?
     

    Sandra Pi
    02/11/2018
    18:18 h
    9
     
    Mas a ellos les parecían locura las palabras de ellas, y no las creían. Lc. 24:11
     

    Luis14
    02/11/2018
    15:17 h
    7
     
    Que triste el egalitarismo haya llegado a la iglesia. Muy triste, soy un joven de apenas 18 y me entristece tanto ver a la iglesia de Dios llamar el orden creado por El como arcáico, anticuado, en definitiva, fuera de tiempo. Que corrosivo a ser esto para la iglesia
     
    Respondiendo a Luis14

    Marc
    06/11/2018
    06:18 h
    20
     
    ¿Por qué lo dice?
     
    Respondiendo a Marc

    Vale
    03/11/2018
    19:27 h
    11
     
    por qué?
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    31/10/2018
    17:40 h
    6
     
    Tengo algo de resquemor por lo que diré, pero la mayoría trata de resolver el tema de la igualdad. ¿No habrá que cuidar también la contraparte? ¿No hace falta además entender el tema de la diferencia? Me explico: Quizá pasa lo que ocurre con el tema del sufrimiento, que nos afecta más, le dedicamos mayor reflexión y dejamos olvidado lo tocante al placer (reflexión de Ravi Zacharias al iniciar una enseñanza sobre el placer). Creo que los más afectados con la beligerancia son las personas casadas.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Sandra Pi
    02/11/2018
    19:53 h
    10
     
    El feminismo trata sobre alcanzar el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre, y muchas más cosas importantes... El feminismo NO quiere centrar sus reivindicaciones para que la mujer sea igual al hombre: pues no lo es (Gn.1:27) Con "cuidar también la contraparte" ¿a qué se refiere usted? A cuidar ¿al hombre? ¿el antifeminismo? o a: ¿cuidar el machismo? ... El feminismo NO ES UNA GUERRA entre hombres y mujeres (ni trata de casados o solteros).
     
    Respondiendo a Sandra Pi

    flash
    04/11/2018
    13:39 h
    14
     
    La paz Sandra, decir que María, como Virgen, es un modelo sublime para restaurar la felicidad que Dios quiere para las mujeres es algo difícil de vender en estos círculos. Pero no imposible. Si los hombres siguen a Jesucristo, ¿por qué las mujeres no imitan a la Virgen María? No olvidemos que el primer derecho que tuvo la Virgen, fue la vida. No entiendo por qué algunas mujeres feministas reclaman como SU "derecho", el aborto. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    04/11/2018
    01:50 h
    12
     
    Sandra Pi (10), saludos. La contraparte a la igualdad es la diferencia, lo dije en la proposición siguiente. Quiero decir lo mismo que usted cuando cita Génesis 1:27. Es decir, si no somos iguales ¿alguna diferencia hay, no? Creo que muchas personas viven confundidas, no saben cómo actuar con el sexo opuesto porque no saben qué está bien o qué está mal al momento de discernir machismo, mostrar gentileza, dar un elogio, censurar, etc. debido a que hay feminismos de toda clase denunciando de todo.
     

    flash
    31/10/2018
    10:29 h
    4
     
    Si Jesús fue o era "feminista", pregunto ¿por qué no eligió dentro de los Doce a una mujer? El icono de la mujer, está reflejada en la imagen y vida de la Virgen María. Llama la atención que María ante la cruz donde está su Hijo, no diga ni una sola frase ante tamaña imagen de su Hijo. ¿Qué “feminista” ha "protestado" que desea ser como María, la SIERVA de Yahvé? Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Sandra Pi
    02/11/2018
    18:15 h
    8
     
    Fue debido a que Jesús les confió una tarea misionera entre las masas, y una mujer no la hubiera podido asumir en la sociedad de su época. Jesús sintió la injusticia de los hombres hacia las mujeres en la sociedad de su tiempo. Jesús se rodea gustosamente de mujeres, habla con ellas, las considera personas completas, especialmente cuando son menospreciadas... Es a: una mujer, a la primera que Jesús se aparece (eligió) después de su resurrección... y la llamó por su nombre... Jn.20:16
     
    Respondiendo a Sandra Pi

    flash
    04/11/2018
    13:46 h
    15
     
    La paz Sandra, mi pregunta se centraba más en la ELECCIÓN que en la evangelización que es posterior. Todos los apóstoles fueron evangelizadores, pero no a todos se les dijo: "Apacienta mis ovejas". Saludos desde el Perú.
     

    charly
    31/10/2018
    01:19 h
    3
     
    El verdadero valor solo lo puede dar Dios, tanto al hombre como a la mujer, porque son SU creación.
     

    Galo Nómez
    30/10/2018
    23:05 h
    2
     
    ¿Y hemos hecho algo los cristianos para evitar que estos grupúsculos seculares tomen aquellas banderas? Claramente no. Y basta escuchar a unos cuantos predicadores, la mayoría varones, para darse cuenta
     
    Respondiendo a Galo Nómez

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    31/10/2018
    16:55 h
    5
     
    ¿Y qué propones, Galo?
     

    jorgevaron
    30/10/2018
    21:25 h
    1
     
    La palabra feminismo, como muchas otras en un mundo que se complace en la manipulación y deformación del lenguaje, ha pasado a significar cosas contradictorias, por ejemplo: Hay un feminismo que lucha por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres manteniendo la natural diferencia entre los sexos, feminismo justo y sano. Hay otro feminismo, casi equivalente a lesbianismo, que no se conforma con la igualdad sino que busca la supremacía sobre el otro sexo, debería llamarse nuevo machismo
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El feminismo de Jesús
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.