PUBLICIDAD
 
viernes, 22 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    José Hutter
     

    Los beneficios de la autocrítica

    Arrepentimiento y autocrítica no ocurren solo una vez, sino que forman parte de la vida cristiana.

    TEOLOGíA AUTOR José Hutter 17 DE OCTUBRE DE 2018 20:07 h
    Mirarse al espejo. / Foto de Marc-Olivier Jodoin en Unsplash (CC0)

    La capacidad de ser crítico consigo mismo es una de las señales de madurez de cualquier persona y particularmente del cristiano. Sin embargo, quiero constatar desde el inicio: por supuesto no es plan auto-inspeccionarse continuamente y de forma patológica. Esto puede llegar a ser una auténtica obsesión. Tampoco es la idea ser inmune a cualquier tipo de pensamiento crítico hacia nosotros o nuestras ideas y vivir en una burbuja donde todos están equivocados menos yo. Vamos a dejar los extremos e intentaremos centrarnos en lo que podríamos llamar una autocrítica sana y bíblica.



    La Biblia nos llama a ser autocríticos y a evaluarnos a nosotros mismos, en muchos versículos1. Entre otras cosas, es la función de la Santa Cena precisamente el llevarnos a la autocrítica delante del Señor.



    Es cierto que existe el extremo del perfeccionismo y de la continua auto-flagelación. Pero me da la sensación de que ya por naturaleza tenemos más bien la tendencia a perdonarnos con mucha facilidad nuestras propias meteduras de pata y culpar a todo el mundo menos a nosotros mismos.



    Nuestros antepasados en la fe, precisamente los reformadores y sus herederos de los siglos XVII y XVIII tenían una forma muy saludable de ponerse a sí mismos a prueba. El auto-examen para ellos tenía mucha importancia. Y la razón para ello era en primer lugar de índole pastoral: simplemente nos hace falta para una vida cristiana equilibrada. Forma parte de pastorearse a uno mismo.



    No solamente nuestros pastores vigilan por nuestras almas. También el creyente hace bien en no recurrir al “out-sourcing” espiritual y dejar la responsabilidad en los demás, sino procurar llevar a cabo personalmente un mínimo imprescindible de higiene espiritual. Y esto se consigue cuando nos miramos al espejo.



    Ser capaz de mirarse a sí mismo de forma crítica nos ayuda a no caer en la trampa de la egolatría y del autoengaño. Ser crítico consigo mismo es una protección contra la hipocresía y nos ayuda también a vivir nuestra fe con más seguridad.



    El auto-examen bíblico saca a la luz al hipócrita y nominalista que hay dentro de nosotros porque nos enfrenta a las preguntas esenciales del asunto: “¿Cuál es el fundamento de mi vida? ¿Hay alguna otra esperanza que no sea Cristo y él crucificado? ¿Me fío de mis obras, de mi seriedad, de mi reputación, de los halagos que me hagan, de mi ministerio? O puedo confesar más bien con Pablo: 



    Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo (Filipenses 3:7-8).



    Famosas son las 75 preguntas que Jonathan Edwards -uno de los teólogos y filósofos más brillantes de todos los tiempos- se ha hecho2.



    Haciéndonos este tipo de preguntas críticas a nosotros mismos nos damos cuenta de que ni nuestro amor, ni nuestra fe, ni nuestra santificación son auténticas. Siempre se mezcla lo carnal, lo egoísta con lo que es espiritual. Y qué bendición cuando somos nosotros los que hacemos este descubrimiento antes de que lo hagan otros.



    Recuerdo el ejemplo de un hermano que ejercía una función importante dentro de una organización evangélica. Ante las críticas que le llovían de forma incesante en una reunión en cuanto a su gestión y su carácter, simplemente respondió de forma escueta: “señores, acepto las críticas. Pero quiero que sepan una cosa. Se han equivocado con sus críticas. En realidad soy mucho peor y aún más incapaz de lo que insinúan.”



    Ser crítico con nosotros nos lleva al arrepentimiento, a confesar delante de nuestro Señor nuestra absoluta incapacidad de hacer las cosas como Él espera de nosotros. Porque la barra de medir es Él y no nosotros o las expectativas de los demás.



    Si contrastamos nuestra incapacidad con la plenitud de Cristo, con su perfección, con su amor sin fingir, con su elección incondicional de nosotros y su misericordia para con nosotros cuando aún vagábamos en la oscuridad “sin esperanza y sin luz”, se hace realidad en nuestras vidas lo que Pablo expresa de forma tan magistral en Romanos: su bondad nos lleva al arrepentimiento. Es bueno que nombremos nuestros pecados delante del Señor. Y si hemos pecado públicamente tampoco pasa nada si pedimos perdón a aquellos que hemos fallado - en público, se entiende. Y eso sin esa frase tan ridícula que empieza con las palabras: “Si alguien se pueda haber sentido ofendido... blablabla.”



    El ser crítico con nosotros mismos nos lleva al punto de desconfiar de nosotros mismos y de nuestras capacidades, por lo menos en el ámbito espiritual. Somos simplemente mendigos a los cuales el Señor les ha llenado las manos.



    Ser autocrítico, examinarse a sí mismo, no tiene la finalidad de convertirnos en gente amargada que continuamente hacen un ejercicio de introspección. Tiene que llegar el momento cuando el aire fresco y el oxígeno del perdón de Cristo lleve a nuestra vida de forma experimental la fe y la confianza en la obra que él ha empezado en nosotros. 



    Quiero poner un ejemplo: tal vez en algún punto de nuestras vidas tuvimos la seguridad de reunir las características de un cristiano verdadero. Estábamos preocupados por el pecado e intentamos alejarnos de todo lo que nos debilitaba en nuestra fe. Encontramos en Cristo nuestra fortaleza y un refugio seguro en su sangre, muerte, pasión y obediencia. Nuestra vida de oración era sana. Buscábamos la voluntad de Dios en todo.



    Y sin embargo, las cosas empezaron a torcerse. Nos vemos ahora en el espejo de su Palabra y podríamos llegar incluso al punto de dudar de nuestra propia salvación. Mirando lo que vemos en nosotros surge la pregunta: “¿Y como ha podido pasar todo esto?”



    Estos momentos de claridad y sustos son buenos. Porque los fracasos de nuestra vida, también de nuestra vida espiritual nos deberían llevar al punto de refugiarnos de nuevo completamente en Jesucristo. Solo aquel que se cuestiona y que tiene el valor de mirarse en el espejo se da cuenta de su situación real. Puede asustar, pero es un susto que nos lleva a cambiar. La Biblia lo llama “arrepentimiento”. 



    El arrepentimiento no ocurre una sola vez a la hora de convertirnos, sino forma parte de nuestra vida cristiana. No fue por nada que Martín Lutero empieza las primera de sus 95 tesis con estas palabras: “Cuando el Señor Jesucristo dijo “arrepiéntanse” (Mat. 4:17), quería que la vida entera de los creyentes fuera de arrepentimiento.”



    El arrepentimiento es fruto de la autocrítica y es una de las características de un creyente. Nos hace falta un arrepentimiento diario precisamente porque el pecado siempre hará acto de presencia en nuestras vidas. Esa guerra continua se lleva acabo en el campo de batalla de nuestros corazones. Pero esta lucha es beneficiosa para nosotros, porque nos ayuda a fortalecer nuestra fe y nuestra unión con el Señor Jesucristo.



    El arrepentimiento diario -el abrazar a Cristo de nuevo todos los días en un encuentro nuevo con Él- es el secreto de una vida cristiana verdadera y auténtica. Arrepentimiento y autocrítica no ocurren solo una vez, sino que forman parte de la vida cristiana.



    Tal vez las 75 preguntas de Jonatan Edwards nos pueden ayudar a vernos un poco en este espejo divino.



     



    11 Cor. 11:28; Rom. 12:2; 14:22; Gal. 6:4; 2 Cor. 13:5; 1 Tes. 5:21; Apoc. 2:2; Ef. 5:10; 1Thess 5,21.22; Fil. 1,9.10; 1 Juan 4:1; Rom. 2:18. La lista no es completa.



    http://esclavosdecristo.com/jonathan-edwards-sobre-la-auto-examinacion/



     


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Los beneficios de la autocrítica
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    7 Días 1x06: Bolivia, la asamblea mundial de la WEA y la intolerancia contra la religión en España 7 Días 1x06: Bolivia, la asamblea mundial de la WEA y la intolerancia contra la religión en España

    Esta semana, en el podcast de actualidad de Areópago Protestante, analizamos la transición en el poder de Bolivia, la asamblea de la Alianza Evangélica Mundial y el informe sobre delitos de odio contra creencias y prácticas religiosas en España.

     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

    Una reflexión sobre la historia de Eliseo y Naamán desde su inicio, desde la joven israelita que animó al funcionario sirio a buscar el favor del Dios de Israel.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.