PUBLICIDAD
 
martes, 23 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
1
 

Camino al cielo y senderos en el suelo

El cielo y el suelo deben estar en conexión en nuestra percepción y vivencia de la espiritualidad cristiana.

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 18 DE SEPTIEMBRE DE 2018 17:00 h

El cielo y el suelo. ¿Antagónicos? ¿Irreconciliables? ¿Sólo miras al cielo o sólo miras al suelo? ¿Dónde está la auténtica espiritualidad cristiana? Nadie encontrará el camino al cielo si no sabe transitar justa y misericordiosamente por los senderos del suelo. No separemos lo que Jesús ha unido.



El cielo y el suelo se unen con la irrupción de Jesús en el mundo. Dios, a quien creemos contemplar en el cielo, ¿se puede contemplar también en el suelo, en el prójimo?  ¡Qué grandioso que, en cuanto a la práctica del amor, se nos ponga en relación de semejanza el amor a Dios y al prójimo. Si damos la espalda a los senderos del suelo, por donde camina nuestro prójimo apaleado, no seremos capaces de encontrar nunca el camino al cielo. 



La iglesia y sus pastores deberían ser muy conscientes de esto. Si enseñamos el camino al cielo, anclados, a veces, en teologías estáticas que no nos motivan a lanzarnos al mundo como manos tendidas de ayuda y siendo los pies de Jesús en medio de un mundo de dolor, el camino al cielo se nubla, se desdibuja. Nos están indicando mal la dirección. Quizás haya senderos del suelo que están señalando el camino al cielo.



Pastores y responsables de iglesias: Cuidado con no envolver a los creyentes en una dogmática paralizadora y estática que no nos redirige al prójimo que anda por esos senderos de sufrimiento del suelo, como señales indicadoras del camino al cielo. El cielo y el suelo deben estar en conexión en nuestra percepción y vivencia de la espiritualidad cristiana.



Considerad los senderos del suelo. Si no somos capaces de posicionarnos ante el mundo, a tomar postura como seguidores de Jesús ante la realidad social injusta y problematizada, nuestro camino al cielo se hará imperceptible y no lo encontraremos. Será un camino de humo que acabará deshaciéndose y desapareciendo. Caminos de neblina falsa.  Nos mostrarán sólo sucedáneos falsos que nos consuelen en nuestra situación de espaldas al prójimo.



El camino al cielo pasa, necesariamente, por no dar la espalda a los senderos del suelo, por la asunción de nuestra responsabilidad ante el prójimo mientras transitamos por la tierra. El cielo y el suelo se unen en la vivencia de la espiritualidad cristiana y nos abre los ojos para encontrar el camino hacia el trono de Dios. Lo que pasa es que, en ese transitar por los senderos del suelo, nos vemos obligados a posicionarnos ante el mundo, a tomar partido y postura frente a tanta exclusión, sufrimiento, pobreza y opresión siguiendo los pasos de Jesús.



Camino al cielo y senderos en el suelo. La iglesia tiene una gran responsabilidad en la enseñanza del evangelio de la gracia y de la misericordia de Dios a los creyentes, una responsabilidad ante el hecho de enseñar e instruir a sus miembros en el amor al prójimo, la búsqueda de la justicia y la solidaridad cristiana para con los que sufren. Eso es transitar eficazmente por los senderos del suelo que ya apuntan también hacia el camino al cielo.



Creer ya es comprometerse. Creemos y nos comprometemos mientras que caminamos por los senderos del suelo, del mundo. La vivencia del cristianismo no es sólo una realidad cómoda que nos hace sentarnos y quedar sordos ante el grito de los que sufren, de los pobres y apaleados de la tierra. Eso sería mirar al cielo olvidando al prójimo y desoyendo los gritos que se lanzan desde los senderos del suelo.



Esto se nos dice en la Biblia sobre los senderos del suelo: “Estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida”, nos dijo Jesús indicando que tenemos que pasar por todas las fases del seguimiento aunque, finalmente, su cruz no se nos haga pesada, sino algo ligero que nos hace caminar por los senderos de la vida, en nuestro aquí y nuestro ahora, experimentando la alegría del servicio.



El camino al cielo no se consigue con el conocer mucho sobre doctrina, sino que, hemos de conjugarlo con esos senderos difíciles del suelo en donde hemos de poner en práctica la solidaridad cristiana manchándonos las manos como buenos samaritanos. El error de muchos creyentes es el pensar que ya lo han conseguido todo como si estuvieran ya al final del camino al cielo, pero, esa seguridad, en muchos casos falsa, debe estar indicando que cuando creemos insolidariamente que ya hemos llegado, es que, en su lugar, hemos perdido el camino.



La sana doctrina nunca nos debe paralizar, sino lanzarnos a los senderos del suelo con manos tendidas de ayuda. La fe viva, debe actuar por el amor lanzándonos a recorrer los caminos de la vida allí donde se encuentra los que han quedado tirados al lado del camino. Cuando es así, en nuestra mente está la dirección clara del camino al cielo que se nos abre delante de nosotros sin que tengamos que hacer esfuerzos suplementarios. Sólo creer, y que esta fe sea activa y trabaje a través del amor como diría el apóstol Pablo.



Cuando la iglesia nos convierte en cristianos cómodos y estáticos, preñados de doctrinas que no nos ayudan a posicionarnos ante las crueles realidades e injusticias del mundo, dejándonos mirar sólo a las nubes celestiales, es que algo está fallando en nuestra conversión, en nuestra vivencia de la fe. Llamo a todos, desde el compromiso con la Palabra de Dios, a que hagan una reflexión que nos ayude a cambiar el mundo, y llevar a los senderos del suelo los valores del Reino de Dios.


 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Shaul
05/10/2018
04:57 h
1
 
Así es, amado pastor Juan: Los sacerdotes y los levitas de hoy, no pueden seguir pasando por el otro lado del "camino ", como lo denunció Jesús frente al intérprete de la Ley (expertos en ortodoxia, pero ajenos a la ortopraxis) Lucas 10:30-32 Parábola del Buen Samaritano.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Camino al cielo y senderos en el suelo
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.