PUBLICIDAD
 
martes, 23 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
José Hutter
10
 

Lobos en pieles de charlatanes: el engaño de la teología de la prosperidad

Según esa teología, la fe no es un acto teocéntrico de nuestra voluntad, la simple confianza en Dios, sino una fuerza espiritual antropocéntrica. Sin embargo, cualquier teología que reduce la fe a ser una simple herramienta para ganancias materiales es inadecuada y herética. 

TEOLOGíA AUTOR José Hutter 01 DE AGOSTO DE 2018 11:00 h

Después de describir y analizar el fenómeno de la teología de la prosperidad, ha llegado el momento de mirarlo a la luz de la Biblia. ¿Realmente es compatible este tipo de mensaje con las enseñanzas de Jesucristo y los apóstoles? Independientemente de como llamamos el mensaje de las promesas de bienestar físico y financiero que está tan en auge en el mundo evangélico podemos reducir su mensaje a pocas palabras: Dios quiere que los creyentes sean ricos, sanos y felices. En palabras de Robert Tilton, uno de los representantes más famosos de este tipo de enseñanza: “No pongo mis ojos en el hombre, sino en Dios que me da el poder para conseguir riquezas.”12



Una teología equivocada induce a los creyentes al error. Y la teología de la prosperidad está equivocada en muchos aspectos, como veremos. Hay cuatro áreas donde esto se ve claramente. Los errores tienen que ver con el pacto abrahamico, la redención, las ofrendas y la fe. Vamos a mirar cada uno de ellos.



 



1. LA TEOLOGÍA DE LA PROPERIDAD Y EL PACTO CON ABRAHAM 



Según esa teología, el propósito principal del pacto de Dios con Abraham fue bendecirle económicamente. Edward Pousson escribe: 




“Los cristianos son hijos espirituales de Abraham y herederos de las bendiciones de fe…. Esa herencia abrahamica se ve en primer lugar en términos de derechos materiales.”3




Y Kenneth Copeland explica: 




“Ya que el Pacto de Dios se ha establecido y la prosperidad es un elemento de este pacto, tienes que darte cuenta que te pertenece esta prosperidad.”4




Para apoyar esta afirmación estos predicadores citan con frecuencia a Gálatas 3:14 que menciona que las bendiciones de Abraham vinieron sobre los gentiles por medio de Jesucristo. Sin embargo, se olvidan citar también la segunda parte del versículo que habla del don del Espíritu Santo por la fe. En otras palabras: Pablo recuerda a los gálatas de la bendición espiritual de la salvación y no de las bendiciones materiales. Está hablando del don del Espíritu Santo y no del bienestar material.



 



2. LA TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD Y LA REDENCIÓN



Otra área problemática tiene que ver con la redención. Supuestamente, no solamente la salvación sino también la salud y la prosperidad están incluidos en la redención de Cristo. Kenneth Copleand escribe: 




“El principio básico de la vida cristiana es saber que Dios puso nuestro pecado, enfermedad, preocupación, tristeza y pobreza en Jesús en el Calvario.”5




Un versículo que se cita con frecuencia en este contexto es 2 Corintios 8:9. Lo que pasa es que Pablo de ninguna manera está enseñando aquí que Cristo murió en la cruz para aumentar nuestro bienestar material. Parece mentira que esos mercaderes del evangelio sean capaces de tergiversar y sacar del contexto prácticamente cualquier versículo con tal de que diga supuestamente lo que ellos quieren. De hecho, Pablo está enseñando justo lo contrario: precisamente porque Cristo ha conseguido tanto por nosotros en su muerte deberíamos nosotros poner nuestras vidas y pertenencias a su servicio (2 Corintios 8:14). Cualquiera con un esfuerzo mínimo entenderá de este pasaje lo que a los campeones de la prosperidad se les escapa. 



 



3. LA TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD Y LAS OFRENDAS 



La fuerza decisiva detrás de las ofrendas generosas a las cuales nos animan los predicadores de la prosperidad no es el altruismo o la gloria del Señor sino lo que podríamos llamar la ley de la compensación: si damos, entonces Dios nos devolverá aún más. Es como una inversión financiera en un fondo que da excelentes resultados. Y por eso cada vez serán más prósperos aquellos que dan con generosidad. El versículo que supuestamente lo apoya se encuentra en Marcos 10:29.30: Dios nos devolverá 100 veces lo que sacrificamos para Él. Aunque la realidad es más bien que los evangelios y el resto del NT nos animan a dar sin esperar nada a cambio (Marcos 10:35) y no como forma de aumentar nuestro patrimonio. Pero ese detalle no interesa a los que tan bien viven de la ignorancia bíblica de sus feligreses. 



 



4. LA TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD Y LA FE 



El Nuevo Testamento entiende la fe como confianza en la persona de Jesucristo y la verdad de su enseñanza y obra. Sin embargo, los predicadores de la prosperidad lo ven de otra manera. Copeland escribe: 




“La fe es una fuerza espiritual, una energía espiritual, un poder espiritual. Es esta fuerza de fe la que hace que las leyes del mundo espiritual funcionen… Hay ciertas leyes que gobiernan la prosperidad revelada en la Palabra de Dios. La fe es la causa por la que funcionan.”6




Según esa teología, la fe no es un acto teocéntrico de nuestra voluntad, la simple confianza en Dios, sino una fuerza espiritual antropocéntrica. Sin embargo, cualquier teología que reduce la fe a ser una simple herramienta para ganancias materiales es inadecuada y herética. 



Solo con estos cuatro puntos llegamos a la siguiente conclusión: 



La hermeneútica de la teología de la prosperidad deja mucho que desear. Su método de interpretar la Escritura es altamente subjetiva y arbitraria. En muchas ocasiones versículos bíblicos son sacados de su contexto. Un buen ejemplo es 3 Juan 2 donde el apóstol escribe a Gayo: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma.”



Oral Roberts, al que se considera el padre de la teología del bienestar, relata que Dios le llevó milagrosamente a este versículo al inicio de su ministerio.7También Copeland atribuye su ministerio a este versículo. Pero, ¿apoya realmente a la teología de la prosperidad?



Los que lo entienden así cometen dos errores de bulto: el primero es contextual y el segundo es gramatical: en el versículo 2, Juan no enseña un principio de aumentar el bienestar, sino simplemente se sirve de un saludo bastante común en aquel entonces. Pero si esto fuera poco, el término griego que la RV 1960 traduce como “ser prosperado” (euodóomai) no se usa en el sentido de ganancias materiales en las cuatro ocasiones donde aparece en el NT sino significa simplemente “ser bien guiado”, “tener éxito en un proyecto”. 



En resumen, podemos identificar cuatro problemas con la teología de la prosperidad: está basada sobre una interpretación equivocada del pacto con Abraham, del alcance de la redención, de los principios de las ofrendas cristianas y de la naturaleza de la fe



Todo esto se resume en una frase: Copeland y compañía no entienden correctamente la relación entre Dios y el hombre, desconocen el verdadero evangelio y niegan la gracia divina. El hombre llega a ser la medida de todas las cosas y se sirve de Dios para alcanzar sus sueños aquí en la tierra. A Dios se le reduce simplemente a un Papa Noel de tamaño XXX o a un botones al servicio de sus adoradores.



 



Notas




Robert Tilton,God’s Word about Prosperity(Dallas, TX: Word of Faith Publications, 1983), p. 6.





Todas las citas son traducciones mías de los originales en inglés.





Edward Pousson,Spreading the Flame(Grand Rapids, MI: Zondervan, 1992), p. 158





4 Kenneth Copeland,The Laws of Prosperity,p. 51.





5 Kenneth Copeland,TheTroublemaker,6.





6 Kenneth Copeland,The Laws of Prosperity,19.





7 Bruce Barron,The Health and Wealth Gospel(Downers Grove, IL: Inter Varsity Press, 1987), 91.



 

 


10
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

John van der Dussen
06/08/2018
16:15 h
8
 
Qué dice la Biblia misma? Salmo 112:1-3: Bienaventurado el hombre que teme a Jehova, bienes y riquezas hay en su casa. (La traducción portuguesa de Ferreira de Almeida dice: Prosperidade e riquezas haverá na sua casa) Proverbios 22:4: Riquezas, honra y vida son la remuneración del temor de Jehová. El temor de Jehová es algo bíblico? Entonces la promesa de prosperidad ligada a este temor debe ser bíblico también.
 
Respondiendo a John van der Dussen

Blanco
06/08/2018
19:15 h
9
 
Estimado Sr. van der Dussen, veo que no copió usted todo el pasaje. El v. 1 termina: "Y en sus mandamientos se deleita en gran manera." Obviamente, estos mandamientos en los salmos incluyen la Ley de Moisés. ¿Se puede cumplir hoy esa Ley? ¿Dónde está el Templo y el sacerdocio aarónico? Podría destacar otros puntos de este salmo, pero está claro que no se puede interpretar literalmente. ¿Cree usted que Dios aprueba que alguien le sirva con el objetivo explícito de conseguir riquezas económicas?
 
Respondiendo a Blanco

John van der Dussen
07/08/2018
09:51 h
10
 
Sr. Blanco, el espacio limitado que PD ofrece no me permite citar un Salmo entero, pero cada lector puede leer el contexto en su própria biblia. Ud. me pregunta: ¿Cree usted que Dios aprueba que alguien le sirva con el objetivo explícito de conseguir riquezas económicas? No, no he escrito esto ni sugerido. Pero sí creo que Dios aprueba que alguien le sirva en el temor de Jehová, y que Dios entonces cumplira sus muchas promesas a una tal persona, entre las cuales la promesa de prosperidad.
 

jorgevaron
05/08/2018
23:43 h
6
 
Blanco#4 No he escuchado a Copellan ni a ninguno de su cuerda prometer a sus seguidores convertirlos en magnates al estilo Bill Gates. Cuando estos predicadores hablan de prosperidad se refieran a una prosperidad tipo clase media Americana, que para los españoles o los hispanoamericanos suene a fabulosamente ricos es otro cuento. Reprocho, eso sí, a estos "pastores" que no centren su predicación en el evangelio y el crecimiento espiritual, cuando lo demás debe venir por añadidura.
 
Respondiendo a jorgevaron

josuedejuan
06/08/2018
11:42 h
7
 
Copeland no vive en la "clase media", ni Benny Hinn, ni Joyce Meyer, ni ninguno de la TBN/Enlace, aviones, mansiones, vacaciones en parajes exoticos, vigilancia y seguridad armada... creo que eres muy crédulo.
 

jorgevaron
03/08/2018
16:22 h
3
 
Sin defender lo indefendible: El antiguo testamento asimila bendición de Dios con prosperidad material, negar esto es bobada inútil. Pero existe el nuevo testamento de nuestro Señor Jesucristo, que pone las cosas en orden: primero lo primero, lo demás vendrá por añadidura. Si continuamos lanzando piedras a tontas y a locas contra la TdelaP, vamos a terminar en brazos del marianismo (ICAR) que fundó su impresionante imperio material y corrupto a partir de la Teología de la Pobreza de los demás.
 
Respondiendo a jorgevaron

Blanco
03/08/2018
21:31 h
4
 
No se puede generalizar y afirmar que el AT asimila bendición de Dios con prosperidad material: "¡no me des pobreza ni riqueza! Dame solo lo suficiente para satisfacer mis necesidades" (Pr 30:8 NTV). Tampoco el NT: "Así que, si tenemos suficiente alimento y ropa, estemos contentos" (1Ti 6:8 NTV). Esto es lo que enseña el evangelio, que si buscamos el reino de Dios por encima de todo lo demás y llevamos una vida justa, él nos dará todo lo que necesitemos (Mt 6:33 NTV). No tergiversemos la Biblia.
 

josuedejuan
03/08/2018
16:20 h
2
 
Copeland, Roberts, Tilton, personajes que nos pillan muy lejos. Por qué se tiene miedo a hablar de pastores de la prosperidad que nos tocan más de cerca como Marcos Witt, Dante Gebel, Danilo Motnero, Cash Luna? O incluso algunos pastores afincados en España como Enrique Montenegro o españoles bastantes famosos que normalmente apoyan falsos profetas como Rony Cháves o Ana Méndez? Mucho hablar de pentecostalismo y derivados cuando ellos organizan eventos donde van nuestros jóvenes.
 
Respondiendo a josuedejuan

Blanco
03/08/2018
21:59 h
5
 
Estoy convencido de que una gran proporción de las nuevas iglesias evangélicas que se implantan en España enseñan la Teología de la Prosperidad, en alguna de sus múltiples facetas, como la que enseña que los miembros de la iglesia son "príncipes" y "princesas". Pero solo se mencionan por nombre iglesias, pastores o pastoras que enseñan esta teología en Latinoamérica y EEUU, pero no las de España. Y si alguien lo hace, los "Consejos Evangélicos" del lugar le invitarán "amablemente" a "no juzgar".
 

Blanco
03/08/2018
12:22 h
1
 
Cuando uno lee artículos como este, se le lleva a la conclusión de que la Teología de la Prosperidad es una herejía que se practica en lugares lejanos (EEUU, Corea del Sur, etc.), ajena al contexto religioso evangélico en España, y que solo enseñan pastores muy conocidos internacionalmente como Kenneth Copeland. Ni una sola referencia concreta, en ninguno de los artículos publicados, a denominaciones, iglesias, pastores o pastoras que enseñen alguna faceta de esta teología en España o Europa.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Lobos en pieles de charlatanes: el engaño de la teología de la prosperidad
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.