PUBLICIDAD
 
martes, 23 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Juan Simarro
 

Te invocamos, Dios sufriente

Invocamos al Dios crucificado sabiendo que, a su vez, es el Dios Omnipotente que, sin lugar a dudas es también bondad.

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 17 DE JULIO DE 2018 17:00 h

¿Te has preguntado alguna vez si te atrae más el Dios Todopoderoso o el Dios Sufriente? ¿De quién te sientes más cercano? Esto no quita nada a que todos consideremos que el Dios Todopoderoso es el mismo que el Dios que sufre con sus criaturas. Dios lo es todo y nunca pierde sus atributos. No, no se trata de poner en prioridad un concepto u otro, sino pensar si hoy, en medio de tantos sufrimientos, racismos, despojos y corrupciones, el presentar al Dios sufriente en medio de un mundo de dolor, tendría una mayor recepción por parte de nuestros coetáneos.



El mundo sufre con un nivel de sufrimiento que aumenta cada día más. Los medios de comunicación nos llevan los problemas del mundo cuando estamos sentados a nuestra mesa. Podemos ver pobres cada vez más pobres, excluidos de los bienes sociales, las pateras, las marchas de los refugiados con niños y ancianos, personas que parecen no tener un lugar en el mundo, niños trabajadores que no acceden a la capacitación de ningún tipo, los apaleados y marginados de la historia. Dios en medio de ellos, sufriendo junto a ellos, apelando a los cristianos con su frase icono de su bondad: “por mí lo hicisteis”.



¿De qué aspecto de Dios te sientes más cercano? ¿Del Dios Todopoderoso o del Dios sufriente? Sin duda que el Señor está ahí, esperando el cumplimiento de los tiempos, para separar el trigo de la cizaña para quemar la maldad que se inserta en los cuerpos y mentes de muchos humanos. Él tiene su tiempo. Él dará la respuesta.



Lo sé, lo sé. El Dios Omnipotente, el Todopoderoso existe y está ahí. Nada se escapa de su control, pero ¿no nos sentimos inclinados a invocar al Dios sufriente en medio de tanta tragedia y escándalo humano?



¿A quién entenderá mejor tanta humanidad lacerada? Más de media humanidad en pobreza hasta llegar al horror del mundo de los hambrientos. Unos mil millones de humanos. Señor: ¿Cómo los ves tú: desde tu fuerza todopoderosa, o desde tu sufrimiento? ¿Identificamos al Dios sufriente en los apaleados del mundo? ¿Nos sentimos impelidos a invocar al Dios sufriente?



Podemos hacerlo: Señor, Dios sufriente, te invocamos en medio de la angustia del mundo. Sabemos que tú no eres indiferente al dolor de tantos sufrientes, tantos despojados, tantas víctimas del egoísmo humano. Te invocamos ante el dolor del mundo. Te invocamos ante la injusticia y la opresión. Te invocamos ante tanta falta de misericordia.



Nosotros, Señor, ni siquiera ponemos en tela de juicio el concepto de la teodicea del Dios Omnipotente. No es incompatible este concepto con el invocar o hablar del Dios sufriente. Sabemos que sufres con tus criaturas. Recordamos la frase de Jesús: “Por mí lo hicisteis”. Podemos hablar de tu poder en medio de tanto escándalo humano, de tanto dolor, de tanto abuso… aunque los montes temblaran y se deshicieran, aunque el grito de dolor humano suene en todo el universo. Creemos en ti, Dios Todopoderoso, Dios Sufriente. Eres el mismo, pero te invocamos como el varón de dolores, el experto en sufrimiento.



Quizás, Señor, lo que ocurre en medio de tanta tragedia humana, es que nos puede parecer más fácil o más idóneo invocar tu nombre como el Dios sufriente, aquel que se pone al lado de los que están en el no ser de la exclusión, del dolor, de la enfermedad grave. Sabemos que aún hoy, desde tu trono de gloria, eres sensible al sufrimiento de tantos inocentes sacrificados en el altar del consumo desmedido, de la acumulación injusta, del desigual reparto de los bienes de este planeta que tú creaste. Eres sensible al sufrimiento de los enfermos, de los deprimidos, de los torturados. Eres el sumo sacerdote que pasaste por nuestras miserias y dolores.



Quizás por eso, sin olvidar tu poder y sin querer manejar tus tiempos, queremos invocar al Dios sufriente, al experto en sufrimiento, al quebrantado y molido por nuestros pecados, al que puede comprender el dolor del mundo. Invocamos al Dios crucificado sabiendo que, a su vez, es el Dios Omnipotente que, sin lugar a dudas es también bondad.



Señor, queremos invocarte ante las oleadas de refugiados, ante los miles de millones de pobres de la tierra, ante los niños y mujeres abusadas por las mafias, ante los torturados y apaleados de la vida. Tú que tanto sufriste, no te olvides de los sufrientes de este mundo.



¿Cómo se puede entender la omnipotencia de un Dios que sufre con las víctimas del mundo? Te invocamos, Dios sufriente. Queremos hacerte cercano a nuestros dolores, a nuestra hambre, a tantos niños, mujeres y, también, hombres abusados por aquellos que se quieren llamar a sí mismos poderosos… pero no son el Todopoderoso. Sus fuerzas son un ridículo ente el auténtico poder de un Dios omnipotente que es capaz de sufrir con sus criaturas. Podemos decir: Dios omnipotente, Dios sufriente.



Señor Jesús, tú que fuiste humano. Queremos humanizarte en medio del sufrimiento y del dolor de los hombres. Un Dios contextualizado en medio de un mundo de dolor: “Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades...”. Lo dice tu palabra, la Biblia en donde tú hablas a los hombres. Además, cosa curiosa, nos dices que tu poder se perfecciona en la debilidad. Bástenos tu gracia, Dios sufriente, al cual invocamos hoy. No te olvides nunca de los perdedores del mundo.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Te invocamos, Dios sufriente
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.