PUBLICIDAD
 
lunes, 19 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Una frase para cambiar el mundo

    Para muchos ciegos de nuestra cultura secular, la felicidad está en el poseer, en el consumir, aunque tampoco allí puedan encontrar sentido a sus vidas.

    DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 26 DE JUNIO DE 2018 16:13 h

    Dos frases, dos sentencias bíblicas: “La vida del hombre no consiste en los bienes que posee” y “Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate”. ¿Dónde estamos nosotros los cristianos?



    Me dirijo a los que vivimos en sociedades de consumo donde hay muchos cristianos que desconocen o no se fijan en sentencias bíblicas impactantes. Hay frases en la Biblia que, realmente, son locura para el mundo secular y consumista hoy, pero que los cristianos tampoco nos ponemos a la vanguardia haciendo que estas frases se inculturen en los ambientes consumistas en las que nos movemos.



    ¿Qué le parecería al hombre de hoy, incluidos los cristianos, si, en alguno de los lujosos almacenes de consumo o en concesionario de lujo, se pusiera esta frase en la entrada: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”? (Luc. 12-15). ¿Le impactaría haciendo cambiar sus valores, o pasaría de ello con una sonrisa burlona?



    Quizás pensarían que el mundo se había vuelto loco. Sería un contrasentido, una locura. Más aún si agregamos el contexto de la frase: “Mirad y guardaos de toda avaricia”. Evangelio versus cultura consumista, valores del Reino frente a aquellos valores mundanos en contracultura con ellos. La Biblia golpeando las estructuras egoístas y de valores injustas ante la mirada ajena de los creyentes. 



    La única forma en que estas frases estuvieran circulando por las grandes ciudades, los centros de consumo, por la calle, en los centros de trabajo y en todas las áreas de la vida en general, sería el que los cristianos llevásemos grabada esa frase en nuestro rostro: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”. Desgraciadamente, no creo que éste sea el caso. Los rostros de los creyentes, iluminados por sus estilos de vida y prioridades que, muchas, veces están en contracultura con los valores bíblicos, no reflejan esas sentencias bíblicas, esos valores en contracultura con el consumo desmedido.



    Alguien se puede reír, pero es posible. El rostro de los cristianos debe reflejar sus estilos de vida, sus prioridades y lo que hay dentro de su corazón. Y no solamente se debe reflejar en el rostro, en los ojos y en la mirada, sino en los gestos, las solidaridades, las acciones, la entrega y el servicio incondicional al que sufre. Sí, porque existe una frase que puede cambiarnos a nosotros y al mundo: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”



    ¿En qué consiste la felicidad? Es posible que algunos se lo pregunten, pero hay que tener muy fuertes convicciones cristianas para pregonar que la felicidad puede estar en la entrega, en el dar, en el darse, en el desprenderse de lo superfluo y en la vida sencilla. Hoy, en contracultura con la Biblia y para muchos ciegos de nuestra cultura secular, la felicidad está en el poseer, en el consumir, aunque tampoco allí puedan encontrar sentido a sus vidas y sientan el vacío que conduce a la angustia vital, al sinsentido, al absurdo… pero no saben buscar.



    ¿Se meten estos valores antibíblicos también en nuestras congregaciones? Los cristianos debemos tener cuidado de no caer en la trampa de sobrevalorar al rico y al ambicioso, pues los valores antibíblicos también se meten en nuestras congregaciones y, muchas veces, los llamados cristianos viven como los que no tienen esperanza. Nos lanzamos a la ganancia, al consumo, a la acumulación, al ahorro que muchas veces es inútil y rara vez resuena en nosotros la frase que puede cambiar el mundo: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.



    El mundo necesita seguidores de Jesús que cambien la situación social y sus valores consumistas. Es esa sentencia bíblica tenéis un arma adecuada. Con esta frase podríamos transformar el mundo, pero lo que pasa es que, aunque la hayamos leído en la Biblia, no la hemos hecho vida en nosotros en la mayoría de los casos. Es entonces cuando esta frase resulta inoperante en nuestras vidas y no se comunica, no puede cambiar la vida del otro, ni la cultura, ni la economía, ni la sociedad insolidaria en la que nos movemos.



    La frase de Jesús: “La vida del hombre no consiste en los bienes que posee”, es hoy una frase chocante, desquiciante para muchos, difícil de aceptar incluso para los seguidores de Jesús. Es una frase que está en contracultura en relación con los valores egoístas que se desenvuelven en el mundo. Poco lugar queda entre los hombres para que encaje esta frase que puede cambiar el mundo y salvar vidas. 



    Para terminar, vamos a contraponer estas dos frases ya citadas desde el inicio: La frase de Jesús, “La vida del hombre no consiste en los bienes que posee”, y la frase del rico necio egoísta que refleja el estar en manos del falso dios de la riqueza: “Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate”. Hay que elegir. Todos sabemos dónde deben estar los cristianos. Y no sólo como vivencia personal, sino como mensajero para un mundo en el que esta gran frase puede cambiarlo todo: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Una frase para cambiar el mundo
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.