PUBLICIDAD
 
jueves, 24 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Wenceslao Calvo
4
 

La pirotecnia y el Big Bang

Si de las explosiones menores no se obtiene más que desolación y terror, ¿cómo puede ser que de aquella explosión saliera belleza, orden y vida?

CLAVES AUTOR Wenceslao Calvo 31 DE MAYO DE 2018 12:00 h

La reciente explosión de un almacén clandestino de pirotecnia en Galicia ha dejado sin nada a decenas de familias que vivían en sus inmediaciones, ignorantes de su existencia. La catástrofe se ha llevado la vida de dos personas y ha dejado varios heridos, quedando la zona, en un amplio radio, devastada, con numerosas casas totalmente destruidas y semi-destruidas. El panorama es similar al de una zona de guerra tras un bombardeo.



Hace menos de tres meses pude visitar en Cádiz la exposición dedicada a la explosión que sacudió esa ciudad en agosto de 1947, cuando el arsenal militar de varios cientos de toneladas de munición saltó por los aires, acabando con la vida de 150 personas y dejando miles de heridos, además de destruir media ciudad. La explosión se oyó a decenas de kilómetros y las secuelas reparables de la catástrofe tardaron años en ser reparadas.



Pero si hay una explosión de consecuencias inusitadas, seguramente es la de la central de Chernóbil, cuando en abril de 1986 se produjo el mayor accidente nuclear de la historia, que si bien sus víctimas mortales directas e inmediatas fueron solo unas decenas de personas, las indirectas no se han podido calcular, bailando las cifras desde varios miles a varios cientos de miles, aparte de las enormes pérdidas ecológicas que el desastre produjo y que continúan hasta el día de hoy.



Las explosiones son siempre sinónimo de destrucción y muerte, no habiendo nada positivo en las mismas, fuera de tomar nota de los errores que las provocaron para que no pasen de nuevo, lo cual es evidencia de que hay que evitarlas a toda costa. Y aunque es verdad que hay determinada clase de explosiones que son necesarias y sirven a buenos propósitos, como las controladas para la construcción de túneles y vías de comunicación, tales explosiones por sí mismas, sin el posterior trabajo de construir sobre lo destruido, no pasarían de ser episodios de devastación. Porque la explosión, por propia definición, nada construye. Dejada a su propia fuerza, arrasa todo lo que encuentra a su paso. Nada más.



Sin embargo, contradiciendo lo que la experiencia enseña, ha surgido la teoría de que el origen del universo se debió a una gran explosión, el famoso Big Bang, al que se podría denominar la Explosión Primordial, o la Madre de todas las Explosiones, en cuya comparación lo de Chernóbil es un inocente juego de niños. Pero si de las explosiones menores no se obtiene más que desolación y terror, ¿cómo puede ser que de aquella explosión saliera belleza, orden y vida? ¿Es creíble que de forma aleatoria aquella explosión produjera lo que ninguna de las demás explosiones produce? ¿Es razonable pensar que lo que la experiencia afirma, y la experiencia repetida y demostrada se erige en ley científica, no funcionara en aquel Big Bang? ¿Por qué las cosas pasan siempre de una manera, menos aquella vez? ¿Dónde está el soporte intelectual que sostenga esa argumentación? Hay una gravísima contradicción en este razonamiento. De acuerdo a ese planteamiento, para que el universo produzca más y más belleza, orden y vida, lo ideal sería que nosotros mismos le ayudáramos, provocando explosiones aquí y allá, a cuál más letal, sabiendo que en última instancia serán réplicas de aquella primera explosión edificante y constructiva. Pero solo a un loco o a un monstruo se le ocurriría tal despropósito.



Tal vez se puede argumentar que las explosiones destructivas son las que el hombre produce, por error o por mala voluntad, pero las que produce la naturaleza son diferentes. Pero en estos días asistimos a la erupción del volcán Kilauea en Hawái, que ya ha desplazado a más de mil personas de sus hogares. Aunque las imágenes de la erupción son ciertamente asombrosas, prefiero no vivir allí. Tampoco las gigantescas explosiones que ocurren en la superficie del Sol son beneficiosas para la Tierra; si no fuera por el campo magnético que la rodea, la vida que hay en ella no podría resistirlas.



Por eso, llegados a este punto, me quedo con el relato que Génesis presenta sobre la creación del universo, en el cual una mente sabia y bondadosa y una poderosa acción, dirigida por dicha mente, hizo posible que las cosas existieran, que la vida se produjera y que el orden y la armonía fueran las leyes que rigen todo. En definitiva, que la belleza de la creación, en todas sus esferas, inanimada y animada, animal y humana, reflejara la belleza de su Autor.



Creo que la primera explosión primordial que se produjo en el universo no fue ningún Big Bang creativo, sino otro destructivo, consistente en la rebelión de la criatura contra el Creador. Allí, en el cielo, sucedió el primer Big Bang, cuando Lucifer quiso ser como Dios. Y aquí en la tierra, tuvo lugar la réplica, cuando Adán le siguió. La onda destructora expansiva de ese Big Bang moral, sigue vigente. Pero fue el Creador mismo quien descendió a este epicentro de la explosión y haciéndose hombre, comenzó una obra que es preludio de un cielo nuevo y una tierra nueva. Porque el cielo y la tierra actual están destinados a ser destruidos por la acción de un Big Bang judicial.


 

 


4
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Ignatius (de Loyola)
03/06/2018
12:35 h
4
 
Si es que no hay nada mejor que fijarse bien, !hombre¡ De las explosiones no puede salir nada bueno; y ya puestos si te fijas bien está claro que la Tierra es plana y que el Sol todos los días se mueve para salir por el Este y ocultarse por el Oeste...es cuestión de prestar atención.
 

Logan
02/06/2018
09:14 h
3
 
Cierto, la experiencia nos demuestra que las explosiones "no suelen" traer nada bueno. También la experiencia nos demuestra que la resurrección no es posible, o que los mares se abran en dos. La argumentación del señor Wenceslao es pobre, muy pobre. ¿Orden y armonía en el relato de Génesis? ¿Y la astuta serpiente creada por Dios que pinta entonces ahí?
 

Antoine
02/06/2018
01:53 h
2
 
"Las explosiones menores no se obtiene más que desolación y terror"… porque no interviene la gravedad. Con la gravedad se forman estrellas, galaxias y planetas. Esto no es ningún misterio. Tampoco son misterios todas las observaciones que apoyan el Big Bang (ver "El Big Bang en 7 puntos" en PD). En cuanto a la aparición vida, solo los ateos tipo Dawkins mantienen que es un problema resuelto. Pero por muy supernatural que pueda resultar, la razón de su aparición no va a deshacer las observaciones
 

el culé
31/05/2018
16:56 h
1
 
Sólo es razonable...cuando uno se hace un "hartón" de buscar argumentos para que le apoyen en lo que quieren creer. Estas "razones" sólo las creen aquéllos que NO QUIEREN tener a Dios en su noticia.
 



 
 
ESTAS EN: - - - La pirotecnia y el Big Bang
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.