PUBLICIDAD
 
miercoles, 23 de mayo de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Antonio Monroy
     

    Marxismo y secularismo ante el hecho religioso

    Si Dios queda reducido a la proyección del ideal humano, el cielo no es más que el techo atmosférico que nos cobija.

    ENFOQUE AUTOR Juan Antonio Monroy 02 DE MAYO DE 2018 13:00 h

    La crítica marxista contra la religión, implantada en el siglo XIX, recoge parte de la herencia antirreligiosa del XVIII. Charles Darwin nace en Inglaterra en febrero de 1849. Karl Marx llega al mundo en Alemania en mayo de 1818. Evolución y marxismo constituyen las dos trincheras desde donde se dispara sin cesar contra las creencias religiosas a partir de la segunda mitad del siglo XIX. A Darwin y a Marx se unen prohombres del pensamiento, científicos, filósofos y sociólogos que hacen de la crítica religiosa su principal estandarte. Con una diferencia: en tanto que la evolución se mueve en el terreno de las hipótesis, en el pudo haber sido así, el marxismo descarga fuertes martillazos contra la conciencia religiosa creyendo que hace un bien a la humanidad.



    Es cierto que cuando el joven Marx entra en escena ya hacía tiempo que se había dictado sentencia contra la religión. Los jueces que habían formado el tribunal de última instancia habían sido Feurbach, Strauss y Bouer. Pero Marx insiste, desplegando una energía inusitada contra todo tipo de religión constituida, especialmente contra el judaísmo y contra el cristianismo. Quiere ser él quien dé el último y definitivo tiro de gracia a la religión.



    Para Marx, la religión es enteramente obra del hombre. La familia, el Estado, la moral, la metafísica y todo el resto de esas ideologías están supeditadas a la religión, dominadas por ella.



    Marx llega para ser su libertador, el verdugo de toda idea religiosa. Su obra Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, escrita entre finales de 1843 y enero de 1844, contiene un pasaje que se ha hecho famoso y que se repite constantemente, por ver en la religión el peligro número uno para la humanidad. Dice Marx: “la religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu. Es el opio del pueblo”.



    ¿Qué queda de la crítica de la religión de Marx?”, se pregunta el teólogo suizo Hans Kung. Citando a Luckmann, Kung dice que “apenas hay nada que se haya dado por muerto tantas veces como la religión”.



    La religión no puede morir. No morirá jamás. Los caminos de hierro del ateísmo nos llevarían al abismo. El destino humano no es vivir una vida sin religión. La humanidad dotada de sensibilidad espiritual no se dejará aprisionar en esta vida. Siempre creerá en una evolución más allá de la tumba. Lo cual significa que tendrá siempre una religión.



    “Todo pasa y todo llega”, escribió Machado y canta Serrat. Ha pasado el siglo de las luces. Ha pasado el siglo de la razón. Ha pasado el siglo de los ataques contra la religión. Y ésta, la religión, sigue viva y viril, alzada en el pedestal humano de la conciencia, presidiendo la vida de todos los días.



    Al iniciar el prólogo que escribió al libro La ciudad secular, del teólogo protestante encuadrado en la teoría de la muerte de Dios, Harvey Cox, el jesuita Eusebio Colmer insinúa que “el mundo moderno adquiere cada vez más un rostro secular”. Según Colmer, Cox acaricia este proyecto como una liberación de los prejuicios y ataduras religiosas que rodean al hombre desde la época presecular.



    ¿A dónde va, qué pretende, cuáles son los objetivos del secularismo? Citando al holandés C.A. Van Peursen, Cox afirma que el secularismo es la liberación del hombre. ¿Liberación de qué? Responde: “Primero, del control religioso, y después del metafísico sobre su razón y su lenguaje”. Ya con pensamiento propio, Cox añade que la sociedad secular “es la liberación del mundo de sus concepciones religiosas y la ruptura de todos los mitos sobrenaturales y símbolos sagrados”.



    Y si esto llega a ocurrir algún día, ¿qué nos quedaría? Vaciaría la vida humana de contenido. Si Dios queda reducido a la proyección del ideal humano, el cielo no es más que el techo atmosférico que nos cobija, la existencia empieza y termina en la materia, no existe el alma ni el espíritu, desaparecemos para siempre, definitivamente en el polvo como desaparecen el perro y el cerdo y todo el contenido cristiano sólo vale para dar algún sentido moral a la sociedad.



    El riesgo fundamental que amenaza a la ciudad secular de Harvey Cox es el empeño en convertir la ciudad en secularismo. El hombre se desliga del Padre nuestro que está en los cielos. Se basta a sí mismo. Es antártico. Ya no es él quien depende de Dios, sino que más bien le parece que Dios depende de él. En esta desdivinización del mundo, la religión no tiene razón de ser. Así dicen los pobres ilusos.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Marxismo y secularismo ante el hecho religioso
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Es Dios un 3 en 1? ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Jesús ¿el único camino para llegar a Dios?

    Hay miles de formas de buscar a Dios ¿No es exclusivista, intolerante y orgullo espiritual que el cristiano afirme que Jesús es la única opción válida?

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte? ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Jeremías Toda la Biblia: Jeremías

    Muchas veces este profeta se desanimó por la falta de respuesta, pero siguió adelante con valentía.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
    Mosaico en Buenas Noticias TV Mosaico en Buenas Noticias TV

    El programa evangélico de RTVE dedica un amplio reportaje a presentar la comunidad de youtubers cristianos, que está a punto de cumplir su primer año.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.