PUBLICIDAD
 
miercoles, 23 de mayo de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Antonio Monroy
     

    Substancia y trascendencia del hecho religioso

    Rápidamente propagado por todo el mundo entonces conocido, el Cristianismo marcó una nueva fase en lo moral, en lo religioso y en lo espiritual de la humanidad.

    ENFOQUE AUTOR Juan Antonio Monroy 18 DE ABRIL DE 2018 11:00 h

    La historia de Adán es la historia de la religión en su primer caminar por los derroteros del corazón humano. La sociedad que vivió en la tierra tras su caída fue una sociedad religiosa. No fue una sociedad con Dios al margen.



    Con la caída de Adán y Eva no desaparece el sentimiento religioso. Sus hijos se crían en el conocimiento de Dios. En la adoración. Caín adora con productos de la tierra. Abel adora con productos del ganado. Pero adoran. Viven en una sociedad religiosa, de ninguna manera secularizada. El sentimiento religioso se desarrolla y perfecciona en las sociedades posteriores.



    Cuando Noé sale del Arca después del diluvio lo primero que hace es construir un altar a Dios para adorar en él. Cuando Abraham peregrina por la Mesopotamia en busca de la tierra prometida (Génesis 12:8-9, 13:18, etc.) por donde pasa va dejando testimonio de su presencia en los altares que levanta. Porque, según decía Carlyle, “la adoración es un elemento trascendental”.



    De las siete maravillas conocidas del mundo antiguo, seis de ellas tenían una significación religiosa. Las pirámides de Egipto se empezaron a construir unos 3.000 años antes de Jesucristo como tumbas reales para asegurar la inmortalidad de sus moradores.



    Los jardines colgantes de Babilonia. La construcción de estos jardines se remonta al año 605 antes de Cristo. Fue obra de un rey muy citado en las páginas del Viejo Testamento: Nabucodonosor. La versión más aceptada es que los mandó construir para su esposa que, según las leyendas era hija de diosa o de sacerdotisa.



    La estatua de Júpiter erigida en Olimpia, sudoeste de Grecia, alrededor del año 435 antes de Cristo, era un monumento a esta divinidad temible, padre y rey de los dioses helénicos.



    El templo de Artemisa, en Éfeso, fue empezado hacia el año 620 antes de Cristo. Se construyó en honor de la diosa Artemisa, llamada Diana por los romanos.



    El famoso Mausoleo de Halicarnaso, en Asia Menor, fue mandado construir por la reina Artemisa para su esposo, el rey Mausolo, quien falleció el año 353 antes de Cristo. En aquellos lugares del mundo se creía que el alma era más dichosa después de la muerte si el cuerpo moraba en lugar suntuoso.



    El Coloso de Rodas, la gigantesca estatua levantada por los habitantes de la isla griega entre los años 300 y 288 antes de Cristo, era una representación de Apolos, dios de las artes, de la poesía, del día y del sol.



    Solo el Faro de Alejandría, cuya construcción se inició hacia el año 300 antes de Cristo en el Delta del Nilo, no tenía significación religiosa. Ya decía Jenofonte en sus “Cartas a Sócrates” en el siglo V antes de Jesucristo: “Las instituciones humanas más antiguas son aquellas donde existe más religión”.



    Unos 1510 años después de Moisés, 752 años después de la fundación de Roma, en el año 42 del reinado del emperador Octaviano Augusto, encarna en Belén el Hijo Eterno del Padre. Con Él, el mundo conoce una nueva dimensión religiosa.



    Jesús de Nazaret promueve el movimiento religioso más fecundo y arrollador en la historia de la humanidad. Para quienes creemos en las profecías de la primera parte de la Biblia, toda la historia antigua fue tan sólo una preparación para la venida de Cristo al planeta tierra.



    La religión es por esencia un lazo entre los hombres y Dios. Esta es, precisamente, la columna vertebral de la fe cristiana: Cristo es el revelador de una religión poderosa. Más que eso, es el pan de vida del que se alimenta la humanidad desde entonces y del que ha de vivir hasta la consumación de los siglos.



    El Cristianismo no es sólo una religión, es una religión absoluta, milagrosamente revelada y por lo mismo inmutable. El Cristianismo es la última palabra de Dios para los seres humanos. El Cristianismo es el fin al que coinciden todas las especulaciones filosóficas y religiosas de la antigüedad.



    Aquella religión nueva se convirtió pronto en un fuego que enardecía las almas. Abrazó todas las inteligencias, fundó una nueva sociedad espiritual. Ligando a los hombres por una fe común, les dio también sentimientos comunes. Rápidamente propagado por todo el mundo entonces conocido, el Cristianismo marcó una nueva fase en lo moral, en lo religioso y en lo espiritual de la humanidad. Decía Giovanni Papini que para quien sepa leer, “la historia de la humanidad es como la circulación de órbitas en torno de un punto fijo: la Cruz de Cristo”.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Substancia y trascendencia del hecho religioso
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Es Dios un 3 en 1? ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Jesús ¿el único camino para llegar a Dios?

    Hay miles de formas de buscar a Dios ¿No es exclusivista, intolerante y orgullo espiritual que el cristiano afirme que Jesús es la única opción válida?

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte? ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Jeremías Toda la Biblia: Jeremías

    Muchas veces este profeta se desanimó por la falta de respuesta, pero siguió adelante con valentía.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
    Mosaico en Buenas Noticias TV Mosaico en Buenas Noticias TV

    El programa evangélico de RTVE dedica un amplio reportaje a presentar la comunidad de youtubers cristianos, que está a punto de cumplir su primer año.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.