PUBLICIDAD
 
martes, 23 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Pablo Martínez Vila
5
 

Lluna Araguàs: In Memoriam

La oración modelo de Jesús en la prueba: “Que tu fe no falte”.

MENTE Y CORAZóN AUTOR Pablo Martínez Vila 17 DE ABRIL DE 2018 15:00 h
montañas, horizonte Imagen: B. Huang (Unsplash, CC0)

La inesperada partida de Lluna Araguàs a la patria celestial nos ha conmocionado como pueblo evangélico. La muerte repentina de una vida joven es lo más antinatural que puede haber; si, además, es una vida llena de fe y de servicio al Señor, entonces  sacude con fuerza nuestros corazones y despierta preguntas de difícil respuesta.  



La familia Araguàs es la que vive el dolor de la separación con mayor intensidad y ellos están de forma muy especial en nuestro corazón y en nuestra oración. Mucho dolor ha causado también entre los estudiantes de G.B.U, donde LLuna era una líder destacada y muy querida.



Es significativo que la familia de los G.B.U se ha visto conmocionada por la muerte prematura de algunos de sus líderes estudiantiles más destacados en siete ocasiones desde 1979: Mari Carmen Berdayes, Rolando González, Tuula Waris, Reme Sahuquillo, Abigail Ruiz, Abigail Garrido y ahora LLuna nos han dejado en la flor de la vida, en plena juventud, de forma tan inesperada como humanamente incomprensible.



En momentos así la perplejidad y la fe se entremezclan. Sobran las palabras y los argumentos.



Sólo tres bálsamos nos ayudan a mitigar la crudeza del dolor: el calor de la compañía, el silencio de la reflexión  y la esperanza de la fe.



Y es aquí donde unas breves pero profundísimas palabras del Señor Jesús, horas antes del sufrimiento más injusto en Getsemaní, se nos aparecen como un consuelo supremo: «Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti que tu fe no falte» (Lc. 22:31-32).



Formidable oración. Estamos aquí ante una auténtica oración modelo en la hora de la prueba. Contiene a la vez una explicación y una palabra de afirmación. Estas dos frases han sido columna de mi fe en los duelos más duros de mi vida, aquellos momentos cuando las palabras no pueden expresar el dolor desgarrador. No es el momento de entrar en la primera de las frases, el papel del diablo en las tragedias que acosan a los santos de Dios. Como hemos dicho, no es hora de razones, sino de emociones.



La segunda frase, por el contrario, ilumina nuestra oscuridad y la llena de esperanza: “pero yo he rogado por ti que tu fe no falte». Jesús quería enseñarle a Pedro una lección esencial: en la hora del sufrimiento lo más importante no es entender enigmas, sino encontrar a Dios; la pregunta clave no es «¿por qué Dios?», sino «¿dónde está Dios ahora?». Y entonces descubrimos que Jesús en persona, el gran intercesor, está orando por nosotros y llorando con nosotros, de la misma manera que se conmovió profundamente ante la tumba de Lázaro y lloró.



¿Por qué el Señor ora así? Ante la inminencia del sufrimiento injusto que se avecinaba, Jesús podía haber pedido muchas cosas por sus apóstoles. Podía orar, por ejemplo, para que el Padre les evitara la prueba, o que proveyera una salida adecuada, o que el sufrimiento fuera lo más breve posible; todo ello entraría dentro de las peticiones legítimas de un creyente abrumado por el dolor. Tampoco Jesús se entretiene en darle explicaciones a Pedro sobre las aflicciones que se avecinaban: el cómo, el por qué, cuánto tiempo, etc. Se limita a una frase tan escueta como elocuente: “he orado para que tu fe no falte».



Ésta es la súplica que todo creyente puede y necesita hacer en medio del sufrimiento más intenso. Cuando la tormenta arrecia, la fe es el bien supremo a preservar y a cultivar. Ello es así por muchas razones: en la prueba la fe es la columna que nos sostiene, es el alimento que nos fortalece, es la luz que alumbra nuestra oscuridad, es el vínculo inquebrantable que nos mantiene unidos a Cristo (Ro. 8:38-39). Pero hay una razón que viene primero: la fe es el mayor tesoro que puede tener el creyente, es el bien más preciado a guardar. En palabras del mismo Pedro (¡lo había aprendido bien!) la fe es «mucho más preciosa que el oro». Por ello, cuando atravesamos «el valle de sombra» lo primordial es cuidar tu fe, «que tu fe no falte».



Saber y sentir que el mismo Señor que rogó por Pedro está orando y llorando por mí es la experiencia más necesaria en la hora del dolor incomprensible. Nos ayuda a salir del horno de fuego fortalecidos y con una esperanza renovada.



Lloramos, sí, lloramos la muerte de Lluna, pero nuestras lágrimas son  lágrimas llenas de esperanza. La fe en Cristo no nos hace inmunes al dolor de la separación, pero no lloramos “como los que no tienen esperanza» (1 Tes. 4:13) porque sabemos “que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros” (2 Cor. 4:14).



La visión de la esperanza es la visión de la eternidad y abre ante nuestros ojos una perspectiva que deviene bálsamo para el corazón herido. Como cristianos tenemos la certeza de que hay un segundo acto en el drama de la vida porque Cristo “quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio” (2 Tim. 1:10).



Y en este segundo acto se hará realidad la gloriosa promesa de Isaías 60:20:




No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque Jehová te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados”.



 

 


5
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

JOSE
28/04/2018
09:54 h
5
 
Michas gracias Pablo, por tu reflexión que sin duda será de bendición no solo para la querida familia Araguás, sino para todos los creyentes y otros lectores. Oramos por el acto de esta tarde, que sin duda marcará un antes y un después en la iglesias de Esparraguera y en toda la comarca. José C.C
 

LEROCA
26/04/2018
11:39 h
4
 
Gracias Pablo por tus palabras de consuelo y hacemos nuestra tambien la petición al Señor: "aumentanos la fe", en momentos en los que se puede humanamente debilitar. Oramos por la familia de Lluna y por todos los ministerios en los que servía al Señor, que El supla su ausencia.
 

Miguel
21/04/2018
11:18 h
3
 
Los que viajan por las carreteras en el servicio del Señor, y Lluna y su familia lo hacvían, estan expuestos a los accidentes, como el apóstol Pablo. Pero el naufragio de su barco produjo un fruto eterno. No entendemos, en el momento, el por qué, pero confiamos en que las grandes preguntas, las verdaderamente importantes, tiene su respuesta en los propósitos de Dios, a pesar de nuestra incomprensión.
 

X. Manuel Suárez
21/04/2018
10:27 h
2
 
Gracias, Pau, por ayudarnos a enmarcar el dolor en la fe. Oramos para que la fe de la familia de Lluna y la de todos nosotros se reafirme y aporte bálsamo, en la consciencia de que esto son sólo "las primeras cosas", el final del primer acto de nuestra vida.
 

JMJ
18/04/2018
22:32 h
1
 
Gracias.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Lluna Araguàs: In Memoriam
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.