PUBLICIDAD
 
viernes, 21 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Yolanda Tamayo
    1
     

    Una herida que me sana

    Él, que entra en Jerusalén envuelto en vítores, sabe que se quedará solo en aquel angustioso Getsemaní. No lo va a dudar, no va a escoger un camino alternativo, Él escogerá la cruz y esa elección nos hará libres.

    ÍNTIMO AUTOR Yolanda Tamayo 23 DE MARZO DE 2018 13:34 h

    El azahar impregna el aire, envuelve las calles con su ambiguo aroma fresco, dulzón y picante. Ha llegado la primavera y con ella la musiquilla copiosa de los tambores que anuncian una semana procesional, religiosa, sumergida en el ritualismo con el que cada año se celebra la semana de Pasión.



    Al cerrar los ojos lo veo llegar. Un improvisado cortejo espera. Tienden mantos en el suelo, cortan ramas de los árboles, Jesús aparece en Jerusalén y es aclamado con voces de júbilo. La multitud sale a recibirlo entre cantos y vítores. Él, montado en un humilde pollino permite ese alegre recibimiento, sabe lo que le aguarda en esa semana, sin embargo, se deja abrazar por las alabanzas de un pueblo que pronto lo abandonará en un frío Gólgota.



    Los reyes victoriosos hacían su entrada en las ciudades conquistadas montados a caballo, el Rey de Reyes opta por una modesta cabalgadura enseñándonos una lección de humildad.



    Él, que entra en Jerusalén envuelto en vítores, sabe que se quedará solo en aquel angustioso Getsemaní. Ha de verter con dolor una oración al Padre, rogando que sea Dios quien tome las riendas de todo cuanto queda por hacer. Sabe que pronto llegarán los soldados, que Pedro impetuoso cortará la oreja de aquel hombre llamado Malco y tendrá que solventar el colérico impulso sanando al siervo herido. Sabe que ese mismo Pedro llorará amargamente cuando el canto del gallo desgarrando el aire le devuelva a su realidad. Aún quedan una serie de juicios injustos y un homicida que se habrá de beneficiar de aquella ilegalidad. Aún quedan los azotes, la dolorosa corona tejida de espinas, los clavos, la suerte sobre sus ropas, una esponja empapada en vinagre, un ladrón injuriándole, una lanza en el costado…



    Desde aquel Getsemaní, en las horas más angustiosas sentirá la soledad humana, el desconsuelo, el miedo. Esas horas teñidas de ausencia, saboteadas por pensamientos de temor las habrá de vivir a solas con el Padre, carente de calor humano. Él, que ha sanado tantas heridas, que ha saciado tantos estómagos, que ha ejecutado con poder milagros sorprendentes, se ha de encontrar frente a su muerte rodeado de soledad. Aún queda el clamor de una oración intensa en busca del consuelo para su espíritu. Aún queda por sentir el peso del pecado que caerá sobre Él.



    Pero todo ello, lo hará  por amor.



    Puede decidir alejarse de todo, huir, esconderse y dejar pasar aquella copa, pero quiere hacer la voluntad del Padre, seguir el camino trazado y derramarse para dar vida. Él, El Soberano, El Maestro Divino, tomará una determinación que cambiará el rumbo del mundo. Con arrojo sentenciará que debe morir para regalar salvación. No lo va a dudar, no va a escoger un camino alternativo, Él escogerá la cruz y esa elección nos hará libres.



    Cristo relata con cada una de sus laceradas heridas una historia de amor, del verdadero y único amor del gran Dios hacia el hombre.



    Leo en las manos de Cristo lo que soy, una marca de dolor que Él lleva muy cerca de sí y a la cual no mira con desaprobación sino con ojos compasivos.



    Con el corazón sacudido de emoción puedo concebir como Dios sigue haciendo estragos en mi vida, vislumbrando la pasión que se me despierta cuando me acerco a Él y descubro cuánto me ama.


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Evangelio
    25/03/2018
    19:52 h
    1
     
    Me agradó su escrito. A quienes le seguimos Él nos exhorta también a tomar la cruz. "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará." (Mateo 16:24-25) Oremos por todos aquellos que creen seguir a Cristo pero que no toman su cruz ni se niegan a sí mismos sino que priorizan sus deseos (concupiscencias) a la palabra de Dios.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Una herida que me sana
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

    Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

     
    Mediterráneo Mediterráneo

    “Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

     
    ‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

    Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.