PUBLICIDAD
 
lunes, 12 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Jaime Fernández
     

    Felices jugando

    Dios quiere ver a sus hijos jugando, escuchar cómo sale de ellos una voz de alegría porque se están divirtiendo.

    CON OTRO RITMO AUTOR Jaime Fernández 12 DE MARZO DE 2018 11:22 h

    El actor Robert Redford ha dirigido en los últimos años varias películas de éxito, una de ellas, La leyenda de Bagger Vance, narra la historia de un jugador de golf que tiene un caddie muy peculiar, un niño que parece tener siempre algo nuevo que decir. Una de sus frases preferidas era: «Dios es más feliz cuando sus hijos juegan».



    Tengo tres niñas. Como todos los padres del mundo, yo también pienso que son las mejores que existen. La verdad es que no puedo darte una razón demasiado especial, pero sí puedo decir que ellas son las que me despiertan cada mañana y en muchos otros momentos del día (no solo estamos dormidos cuando estamos durmiendo) diciéndome que me quieren y que le dan gracias a Dios por vivir en nuestra familia. Yo disfruto mucho con ellas, sobre todo cuando juegan, cuando las contemplo felices riendo y disfrutando de la vida.



    Nuestro Padre celestial también disfruta cuando nosotros jugamos. Cuando juegas con tus hijos, o con tus padres, y pasas tiempo con tus amigos siendo feliz con todas las cosas buenas que tienes. Cuando sabemos hablar, pasear, viajar en lo posible, descubriendo lo mejor de la vida y viviendo cada día como si fuera una aventura nueva.



    ¿Y acaso no lo es?



    Jugar es crear, inventar, imaginar, soñar, disfrutar de lo nuevo y crear nuevas soluciones... Muchas veces en la vida olvidamos cómo jugar, porque parece ser que nos encanta trabajar, planificar, ordenar y controlar todo. Pocas veces hemos aprendido a disfrutar de la vida, a descansar cuando hace falta, a observar la naturaleza, a agradecer por la vida de los demás y por la nuestra. Pocas veces somos capaces de mirar hacia arriba para recordar que nuestro Padre en el cielo nos hizo para relacionarnos con él y disfrutar.



    Jugar con los niños, correr, olvidarse de los deberes alguna que otra vez para estar con el Creador, dejar a un lado el «tengo que hacer, tengo que ir...», y abandonar sobre todo nuestras ansiedades y amarguras, a las que tanta importancia les damos. Debemos aprender a disfrutar de los momentos junto a nuestros amigos y nuestra familia. Ser felices con una buena conversación, un paseo, regalando el tiempo que nuestros hijos (¡o nuestros padres!) necesitan. ¡Disfruta como si nadie te estuviese viendo! Riendo, contando historias divertidas que hagan disfrutar. Recordando momentos que merezcan la pena; situaciones en la familia que nos hacen ser como somos. Juega, ríe, diviértete, disfruta...



    Abraza a las personas que amas y recuérdales cuán importantes son para ti. Es lo que Dios espera que hagamos: «Saldrá de ellos canto de acción de gracias y voz de los que se divierten; los multiplicaré y no disminuirán, los honraré y no serán menospreciados». (Jeremías 30:19)



    Dios es único. Él quiere ver a sus hijos jugando, escuchar cómo sale de ellos una voz de alegría porque se están divirtiendo. Si es cierto que siempre encontramos tiempo para casi todo, deberíamos hacer un esfuerzo mayor para pasar tiempo con él, todos juntos. Para disfrutar y cantar con el Señor. Para divertirnos con él.



     


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Felices jugando
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.