PUBLICIDAD
 
miercoles, 16 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Conductas inapropiadas

El empleo de términos casi neutros en lo que concierne al orden moral, solo puede acabar en dos alternativas, que son la parcialidad o el falseamiento.

CLAVES AUTOR Wenceslao Calvo 08 DE MARZO DE 2018 10:46 h

Es sabido que en medicina de la exactitud en el diagnóstico depende la recuperación del enfermo. Un mal diagnóstico significará aplicar un remedio inútil, mientras que un buen diagnóstico supondrá ir en la buena dirección. Aunque el diagnóstico no lo es todo, pues habiéndose hecho uno acertado pudiera ser que la enfermedad es irreversible. Pero tal irreversibilidad no es por el diagnóstico, sino por la enfermedad misma.



El principio que es válido en medicina en cuanto al valor del diagnóstico, se puede aplicar también a otros campos de la vida, como las relaciones en el matrimonio y la familia y todavía a mayor escala en las relaciones sociales. Igualmente es aplicable a la relación del individuo consigo mismo. Los problemas que son anejos a la vida humana precisan, si queremos resolverlos, un análisis pormenorizado para ir a las raíces y es ahí donde tiene un papel primordial el diagnóstico.



Pero para que un diagnóstico sea acertado completamente, ha de plasmarse en palabras acertadas, pues si se usan palabras falseadas el diagnóstico también resultará falseado. Las nociones son vitales y la única manera que tenemos de articular dichas nociones es por medio de las palabras… de las palabras correctas. De ahí el peligro que tienen las jergas, que consisten en una adulteración del lenguaje, siendo especialmente peligrosas cuando dichas jergas adquieren tal preponderancia que acaban por configurar el pensamiento de una mayoría.



Las jergas no surgen por casualidad sino que obedecen a un tiempo definido y a determinados intereses que las necesitan para promover su ideario. La jerga es un arma que se puede usar tanto para exagerar como para aminorar, dependiendo de lo que queramos conseguir. Si lo que deseamos es destruir a un enemigo, nuestra jerga será extremar todo lo posible el significado denigratorio de los términos empleados, aunque no hagan justicia al caso totalmente; pero si lo que buscamos es suavizar y dulcificar un problema, entonces emplearemos los giros y vocablos más rebuscados para hacer que lo grisáceo parezca blanco o lo deslucido sea esplendoroso.



Con motivo de los escándalos sexuales suscitados en el seno de una conocida organización humanitaria, a los responsables de la misma no les ha quedado más remedio que salir a dar la cara y reconocer los hechos. Pero la expresión que han empleado para referirse a los mismos ha sido la de ‘conductas inapropiadas’. Esta palabra, inapropiado, está muy de moda y pertenece a una determinada jerga, popular en psicología, que tiende a atenuar la gravedad de las cosas. Le quita al acto toda carga moral y no digamos delictiva o penal, librando a la persona de demasiada responsabilidad. Es evidente que inapropiado es, por sí mismo, algo que no es bueno, pero tampoco tan malo como para echarse las manos a la cabeza. Se mueve en un terreno abstruso e impreciso, pero eliminando todo lo que evoque ignominia o vileza, palabras estas demasiado contundentes y horribles y por tanto inapropiadas para ser usadas.



Es llamativo en relación a este caso, que los mismos medios de comunicación, al trasmitir las disculpas de los responsables de la organización humanitaria, han dado implícitamente por buena la frase ‘conductas inapropiadas’, sin molestarse siquiera en preguntarse si no se trata de un rodeo dado para evitar reconocer el mal en toda su extensión. Porque ¿qué habría ocurrido si el escándalo hubiera sido protagonizado por clérigos? ¿Sería una ‘conducta inapropiada’ la suya? ¿Qué pasaría si al abusador de menores o al violador de mujeres que está sentado en el banquillo de los acusados, el fiscal le acusara de haber tenido una ‘conducta inapropiada’? ¿Nos contentaríamos con que el marido que maltrata a su mujer admitiera que lo que ha hecho se basa en una ‘conducta inapropiada’? 



El empleo de términos casi neutros en lo que concierne al orden moral, solo puede acabar en dos alternativas, que son la parcialidad o el falseamiento. La parcialidad, al emplearlos selectivamente, dependiendo de quién y de qué; el falseamiento al despojar al lenguaje de su verdadera concreción y fuerza, lo que desemboca en engañarnos a nosotros mismos.



Por eso me quedo con el vocabulario que emplea la Biblia, donde el valor de las acciones no se rebaja ni se agranda, sino que se describe tal cual es. Lo que hizo David con Betsabé no fue una ‘conducta inapropiada’ sino un pecado, lo mismo que lo que hizo Pedro al negar a Jesús. Y precisamente la veracidad en el diagnóstico y su reconocimiento por parte de los transgresores fue el primer paso para el perdón en ambos casos. Una lección que nuestro mundo y tiempo, amante de jergas disolventes, debe tener en cuenta, si quiere encontrar verdaderas soluciones.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Conductas inapropiadas
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.