PUBLICIDAD
 
lunes, 22 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Juan Simarro
2
 

Transforma tu pan maldito

Pan bendito, signo o señal en el mundo de la solidaridad cristiana, de la fraternidad que debe reinar entre los que son hijos de un mismo Padre.

DE PAR EN PAR AUTOR Juan Simarro 27 DE FEBRERO DE 2018 18:34 h

Ese niño que, en el entorno del milagro de los panes y los peces, compartió lo poco que tenía y lo puso en las manos de Jesús en un momento en que las gentes estaban hambrientas, se convierte hoy en un icono de fraternidad universal, una llamada a las conciencias de los hombres, un aldabonazo al corazón de los cristianos.



Un niño que se convierte en un símbolo de pan bendito válido en  nuestro entorno en donde, además de tanta pobreza, más de medio mundo, existen unos mil millones de hambrientos. Icono de fraternidad frente al mayor escándalo del mundo hoy. Cuidado con que nuestro otro pan no compartido se transforme en pan maldito, pan que llene de acidez nuestro estómago ahíto.



Transforma tu pan maldito. Un niño con su cestita para su merienda, nos da ejemplo. No busquéis los grandes ídolos del mundo, no admiréis solamente a aquellos triunfadores que tienen bajo su pie a media humanidad, no os fieis de los parámetros humanos que nos quieren poner de ejemplo a muchos triunfadores que, quizás, sean insolidarios. Mirad a este niño. Seguid su ejemplo de permitir que su pequeña posesión se ponga en las manos del Señor. Nunca minusvaloréis a un niño como éste.



Toma nota: Existe el pan maldito. Si despreciamos el ejemplo, si minusvaloramos ese comportamiento solidario, si dejamos en el olvido a los pequeños, nuestro pan ni va a ser bendecido, ni multiplicado. No servirá para nada en el mundo. Sólo para alimentar a nuestros estómagos. No será pan bendecido por servir para quitar el hambre a otros. Se puede convertir en pan maldito símbolo del egoísmo humano, signo de la necedad de los hombres que están de espaldas al Señor. Pan maldito que puede llegar a apestar.



Si quieres evitar el pan maldito y que tu pan sea bendecido, no te consideres el dueño absoluto de tu pan. Nada es nuestro, todo es de gracia. El Señor da y el Señor quita. El pan bendito debe ser signo y señal de que en este mundo, todo lo que tenemos al ser bendecido, no nos acredita para que nos consideremos el dueño absoluto de lo que Dios nos da. El pan bendito ha de tener una característica: Debe estar al servicio y a la disposición de todos. Lo otro, quizás sea y se hunda en el agrio concepto del pan maldito.



Transformemos nuestro pan maldito. ¿Qué precio tiene el pan bendecido, el que se pone en las manos de Jesús para que lo multiplique? ¿A qué cantidad de dinero podremos comprarlo o venderlo? ¿Dónde podremos esconderlo o guardarlo si ya lo hemos puesto en las manos del Señor? Pan bendito, signo o señal en el mundo de la solidaridad cristiana, de la fraternidad que debe reinar entre los que son hijos de un mismo Padre. El pan bendito, bendecido porque lo hemos puesto en las manos del Señor no debe tener dueño. Debe estar a disposición de todos.



Trastoca los valores y parámetros del pan maldito. Que las manos de nuestro Señor lo bendigan y, entonces, ocurrirá el milagro: Será bien redistribuido para alimentar los estómagos de los pobres, los despojados, los injustamente tratados, los niños que tienen hambre, los hambrientos de la tierra. Lanza tu pan bendito como símbolo del acercamiento de los valores del Reino, del gran proyecto de Jesús que irrumpe en nuestro mundo con su nacimiento entre nosotros.



Transforma tu pan maldito. Cámbialo trastocando todos los valores insolidarios. El pan avalado por los valores del Reino es pan bendecido y espanta todo aquello que es maldito, que es egoísta, que es tan necio como el rico de la parábola que, neciamente, ampliaba sus graneros con sus soliloquios en donde los posesivos “mi, mío, mis” suenan a necedad falsa.



En el mundo hay mucho pan maldito que pertenece a dueños que no lo quieren transformar en bendición. Pan maldito que apesta y que no debería estar nunca ahí escondido en las alforjas de los cristianos. Que lo tengan ellos, que lo guarden bien y que le pongan mil guardianes. Es posible que cuando vayan a por él lo encuentren podrido y agrio, comido de gusanos que parece que lo engullen para protestar contra el hambre en el mundo.



Si quieres que en tu mesa haya pan bendecido, has de estar dispuesto a compartir. Son las leyes de la palabra de Dios que nos dice que es más bienaventurado dar que recibir, máxime cuando el prójimo lo necesita. Comer sin compartir es un fermento que agria toda la masa.



Por eso la iglesia y los creyentes deben compartir pan. Unos lo harán en el ámbito familiar, otros crearán tejido social solidario, en organizaciones en donde haya pan bendecido. Otros usarán la iglesia para que reparta su pan de forma solidaria, otros denunciarán la acumulación desmedida y necia que se da en el mundo con respecto a los recursos que hay, otros buscarán justicia para los empobrecidos de la tierra, otros usarán sus manos y sus pies para que el pan llegue a la boca de los que tienen hambre, otros lo compaginarán con el reparto del pan espiritual para que nunca tengan ese tipo de hambre…



Todos estos serán buscadores y repartidores del pan bendecido que irá eliminando poco a poco el pan maldito guardado insolidariamente en graneros de injusticia. Espero que nosotros deseemos poder comer un pan que esté lejos de toda maldición. El  texto bíblico nos dará orientación para saber cómo conseguirlo.


 

 


2
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

EZEQUIEL JOB
27/02/2018
23:13 h
1
 
Felicitaciones Juan, muy buen tema lo cual nos llama a la conciencia y reflexión. Lo que tu deseas lo deseamos todos, pero se llevará a cabo solo cuando la persona se arrepienta y convierta al Señor, para que el Espíritu Santo(Cristo,2Cor3:17) entre LITERALMENTE a morar en su cuerpo y lo haga nacer en otra criatura(2Cor5:17), y crezca conforme al carácter de Cristo(2Cor3:18). Por eso ANTES es necesaria la PREDICACIÓN, para el accionar del ESPÍRITU, caso contrario es pedir peras al olmo(Jer13:33)
 
Respondiendo a EZEQUIEL JOB

EZEQUIEL JOB
01/03/2018
05:27 h
2
 
Perdón la cita correcta es: (Jer 13:23 ¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?)(Eze 36:26-27 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.)(Jua6:63...las palabras...son espíritu y son
 



 
 
ESTAS EN: - - - Transforma tu pan maldito
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.