PUBLICIDAD
 
miercoles, 17 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Isabel Pavón
     

    Madre e hija. Herencia

    Me pregunto si habrá alguna manera para desprenderse de la herencia que recibimos, de las imposiciones, las presiones que otros ejercen sobre nosotros.

    TUS OJOS ABIERTOS AUTOR Isabel Pavón 23 DE FEBRERO DE 2018 11:00 h
    Madre e hija anónimas retratadas por Amer, de la calle del Carmen de Barcelona, entre 1900 y 1910. Colección particular donada por Mercedes Cruces Martín. / 20minutos

    Herencia. ¿Qué ha adquirido esta niña que pronto será mujer? Del físico no hay duda, se parece a su progenitora. Esta encierra en su rostro una gran  tristeza acompañada de recelo. La hija, a pesar de tenerla a su espalda y no poder verla, reproduce la misma expresión. Más bien parece aterrada.



    La madre parece estar poseída, además, por la soberbia. Observo una gran mezcolanza de sentimientos ocultos en sus ceños fruncidos. Da miedo verlas y sin embargo, me atraen. Me hacen pensar.



    La dama sujeta a la niña por el brazo, no la acaricia, la aprieta. ¿Será para protegerla?, ¿de qué? ¿Procura simplemente que no se mueva y cumpla sus deseos de salir en la foto?, ¿la obliga a posar junto a ella por la fuerza?



    Otra cuestión: ¿Quieren ser fotografiadas o ambas son obligadas con fines a aparecer en algún álbum familiar? Sus ropas dan a entender que son de buena familia, ¿cómo será el hombre que habita con ellas en la casa?



    En sus rostros no aflora una pizca de alegría, como que nunca ha formado  parte de sus vidas.



    Si la imagen hubiese sido captada al borde de un precipicio sentiría que la madre está a punto de lanzarla al vacío y la niña lo intuye. ¡Cuántas veces los deseos familiares insanos nos conducen a múltiples suicidios!



    Es obvio que las dos sufren horrores que nos son desconocidos. No está claro si en las manos de la niña, forzosamente colocado, se encuentra un ramito de flores o un par de guantes. Sea lo que sea, lo considero destinado a caer al suelo de un momento a otro. ¿Ha sido la madre quien le ha dicho que lo agarre u otra persona, quizá el retratista? La otra mano, la izquierda, no está relajada. Cierra el puño vacío en señal de tensión, ¿podría algún adivino conocer el motivo de dicha rigidez?



    La chica ha soportado, además, la reproducción en su pelo de rizos artificiales.



    Y a la madre, ¿de dónde le viene ese talante tan triste, tan desconfiado? ¿cómo es su vida? ¿Desea para su hija la misma experiencia?



    Las dos miran al fotógrafo con recelo. Sugeridas por él están apostadas de perfil, no de frente. ¿Le conocen? Es posible que deseen que acabe pronto este trabajo realizado ante un fondo impreciso.



    Los ojos de la dama muestran odio.



    Se me antoja que no han llegado hasta allí por voluntad propia. Están incómodas, quieren marcharse, salir de allí corriendo, huir a toda prisa, pero, ¿hacia dónde, hacia qué libertad?



    El desconocimiento de sus vidas me hace pensar que bien podrían estar sacadas de alguna página de un libro de terror.



    Contemplamos una imagen de luto, sea cual sea la causa, pero su tristeza les llega de otra parte, de entre los vivos.



    Temen. Se las ve atemorizadas. Alguien las ha hecho desdichadas, las han enseñado a no ser felices.



    En esos dos rostros tan ferozmente iguales se esconden muchas vivencias que parecen estar encerradas a cal y canto sin encontrar una salida. Ocultan algo, más bien ocultan mucho, ¿lograrían escapar algún día?



    ¿Son realmente sus caras el espejo del alma? A través de lo que nos muestra esta foto no puedo creer que hayan sonreído alguna vez.



    Este capricho mío de querer inventar los sentimientos que me transmiten las fotografías me hace analizar que, el diario vivir, nos hace acostumbrarnos a los rostros con los que nos cruzamos a diario sin reparar o sin querer reparar  en ellos para que no nos preocupen y, de este modo, no vernos obligados a indagar, a prestar ayuda. ¡Cuánto dolor hay instalado entre la gente anónima! ¡En toda la gente!



    Me pregunto si habrá alguna manera para desprenderse de la herencia que recibimos, de las imposiciones, las presiones que otros ejercen sobre nosotros. ¿Puede ser cada cual como le gustaría ser? ¿Podemos avanzar a contracorriente del mundo? Por supuesto que sí. Poco a poco, con fuerte decisión, todos podemos quitarnos esa camisa de fuerza que nos impide movernos y lograr lanzarnos a vivir con libertad.



     


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Madre e hija. Herencia
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    ¡2000 suscriptores y 3ª Temporada! ¡2000 suscriptores y 3ª Temporada!

    Mosaico está de vuelta y lo celebra en un vídeo en el que participan muchos de nuestros integrantes para dar salida a la nueva temporada.

     
    Toda la Biblia: Marcos Toda la Biblia: Marcos

    Este es un evangelio lleno de acción, con detalles cercanos a la vida de Jesús.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.