PUBLICIDAD
 
miercoles, 22 de febrero de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    El compromiso de Ciudad del Cabo 2010 (18)
    1
     

    El Amor alcanza a los pueblos dispersos

    Dos preguntas clave… ¿Se puede amar y no evangelizar? ¿O se puede evangelizar sin amor?
    LAUSANA AUTOR Juan Blake 21 DE JUNIO DE 2013

    Nunca olvidaré aquella noche: eran las 3.30 de la madrugada y aún estaba totalmente despierto, no podía dormir… Por fin me levanté y fui al dormitorio de mis padres, y dije, “¿Papá, estás despierto?” No sé si yo le desperté o no, pero él dijo, “Sí estoy despierto.”

    Entonces le expliqué: “Ya sabes que mañana salgo para el servicio militar y puede ser que no vuelva a casa por dos años…” Era durante de la guerra en Corea, y yo iba para ser entrenado y servir en aquel país.

    “Bueno –dije- yo no puedo marcharme de casa sin tener la seguridad de tu salvación eterna”. Qué alivio y qué alegría cuando me aseguró que sí, que él había recibido a Jesús como su Salvador. Entonces el oró conmigo, la primera vez en mi vida; yo ya tenía 20 años. Y es que antes de aquella noche, mi padre no había dado ninguna evidencia de ser creyente.

    Con esto hago lo que para mí personalmente son dos preguntas clave… ¿Se puede amar y no evangelizar? ¿O se puede evangelizar sin amor?Puede que esto suene obvio y sencillo, pero, en la práctica ¿cómo vamos? Si no tengo claro el amor y la urgencia de alcanzar a “los míos”, ¿tiene sentido que esté muy preocupado por los pueblos dispersos?

    El apóstol Pablo muestra el modelo más llamativo en Romanos, en el capítulo uno. Demuestra su carga por la gente que escuchó el evangelio en Jerusalén, en Pentecostés, y volvieron a Roma, o luego llegaron a vivir allí. Pablo dice, pronto estoy para ir a vosotros. Ya, con urgencia, con la carga de asegurar su salvación y crecimiento.

    Luego en 9.1: “…tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne.” Pablo tenía claro lo que dijo Jesús, “el que no cree ya ha sido condenado…” (Juan 3.18).

    Yo pongo en duda la claridad de la salvación o la madurez espiritual de algunas personas que profesan ser Cristianos, nacidos de nuevo, transformados con nueva vida y la salvación eterna, pero no tienen ninguna preocupación por sus parientes, amigos o vecinos que sin Cristo están condenados al castigo del infierno, la separación eterna de Dios. Con la claridad del destino de mis parientes, y todos los no creyentes, sin Cristo, el paso siguiente sería atender al mandato de Jesús de preocuparme de que el evangelio llegue a toda criatura, a todo ser humano.

    @MULT#DER#60403@Ahora, ¿quién es mi prójimo?¿Quiénes son los pueblos dispersos? No sería raro que tus vecinos de enfrente sean “dispersos”. No hay que cruzar el mar ni la frontera para encontrar gente fuera de su contexto o ambiente de nacimiento, de origen. Es fácil que hasta muchos de los 200 millones de personas en el mundo, que están lejos de sus países o lugares de origen, estén en tu propia ciudad, muy necesitados y abiertos al amor de Cristo que está en cada creyente verdadero.

    ¿Cómo sería el amor a los Pueblos Dispersos?¿Has oído alguna vez a un hermano en la fe lamentándose de que murió un pariente o un amigo a quién el hermano había pensado que a él le tocaba compartir la buena nueva de la salvación, pero por ir demorándolo, de repente se murió el amigo o pariente, sin haber oído el evangelio?Luego imagina el sentido de culpabilidad.Dando por supuesto que el amor preocupa por las necesidades físicas y materiales, en el fondo ¿no es tan o más urgente su estado en cuanto a la eternidad?

    Seguimos con Juan en su primera Epístola, “…el que dice que está en Cristo debe andar como el anduvo… No amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y verdad… Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con… Jesucristo.” Y “…el que guarda su palabra, en ese verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado.”

    Resumiendo, según la palabra de Dios, la persona que dice que cree en Jesús debe amar a otros. Dicha capacidad de amar procede de Dios viviendo en el creyente y le mueve a compartir su fe a otros.

    ¡Ojo, la conducta cuestionable sin el amor al prójimo puede cerrar sus oídos totalmente a la buena nueva de nuestras palabras!¿Recuerdas? “…si hablase lenguas angélicas y no tengo amor…” mis palabras serían, un sonido molesto, irritante. ¿El apóstol Pablo estaba exagerando cuando dijo, si tuviera entendimiento de todo, si tuviera fe para mover montañas, y aunque sacrificara y diera todas mis posesiones al necesitado, sin amor, nada soy? Piénsalo, toda esta lista de cosas importantes y NADA SOY.

    Conclusiones… el resto del capítulo 13 de 1ª Corintios enseña que el amor de Cristo nos motiva a suplir las necesidades de la gente alrededor de nosotros. Pero, ¿Hay alguna necesidad más urgente que la salvación eterna? ¿Quién sabe cuándo va a morir?

    Y ¿quién es mi prójimo? En la 1ª Epístola de Juan 3.18 se ve otro factor del amor Cristiano, que me trae a la memoria un poema que aprendí de memoria en Inglés hace 50 años.

    “Prefiero ver un sermón que oírlo… Prefiero que uno ande conmigo en lugar de sólo señalar el camino… Tus palabras muchas veces me son confusas, pero tu ejemplo es siempre muy claro, fácil de seguir…”

    Otro dicho “fuerte y claro”… “tus acciones hablan tan fuerte, que no puedo oír lo que me dices…”Bueno ya sabemos… el amor es fruto del Espíritu. A medida que vayamos poniendo muerte al yo, estaremos llenos del Espíritu y el amor de Dios irá perfeccionándose en nosotros.

    ¿A quién le toca llevar la buena nueva de perdón, paz, seguridad, salvación y esperanza a los pueblos dispersos?

    ¿Estás haciendo tu parte?¿Estás dispuesto a aprender cuál es y cómo hacer tu parte? “No digas, aun faltan cuatro meses para la cosecha… Mirad los campos, porque ya están blancos para la cosecha” (Jesús).

    Y quedan allí los 200 millones de personas dispersas esperando el amor y esperanza.

    Este artículo se corresponde a la serie que en un blog bajo el nombre de "Lausana" analiza y aplica el documento "Para el mundo al que servimos: La llamada a la acción de Ciudad del Cabo" elaborado en el tercer encuentro del Movimiento Lausana (realizado en 2010 en África del Sur, al que acudieron cuatro mil líderes evangélicos de todo el mundo, y que se celebra cada diez años aproximadamente).
     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Saul Mendez Ortiz
    24/06/2013
    21:22 h
    1
     
    Pastor Juan Blake: Oramos para que el Señor le siga bendiciendo en todo lo personal, familiar y ministerial. No se puede evangelizar sin haber nacido de nuevo en forma genuina. Sólo el “Amor agape” que Dios pone en nuestro espíritu nos hace aptos espiritualmente para llevar el mensaje, para ser utilizados por el Espíritu Santo quien “toca” el espíritu del nuevo creyente y deposita en él los dones de fe y de arrepentimiento, células espirituales indispensables para el “nuevo nacimiento” o regeneración o resurrección del espíritu. CONCLUSION: Sin Amor Agape de Dios en nuestro espíritu no podemos ser instrumento del E.S., quien otorga los dones de fe y arrepentimiento.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Amor alcanza a los pueblos dispersos
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Las lecciones del Caso Nóos: César Vidal Las lecciones del Caso Nóos: César Vidal Análisis del significado profundo del primer juicio a un miembro de la Casa Real, Cristina de Borbón, cuya sentencia ha condenado a su marido Iñaki Undargarín a más de seis años de cárcel.
     
    La Biblia del Oso ya tiene su tesis

    Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

     
    Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

    “Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

     
    Política de Trump: análisis de C. Vidal

    Relación con Israel y cristianos, Decreto refugiados, muro con México, política antiabortista, elección juez conservador para Supremo, postura internacional. Análisis de César Vidal. 

     
    Idea2017: ruptura y reconciliación

    El teólogo José Hutter introduce el principio bíblico de reconciliación y explica el desafío que supone vivirlo para los cristianos en un mundo roto.

     
    Pastor David Ortiz, superviviente y vencedor en el nombre de Jesús en Israel

    Entrevista al pastor David Ortiz, cuyo hijo Ami salvó milagrosamente la vida en Ariel (Israel) al estallarle una bomba que era para él. Su historia y la de su esposa Leah es un mensaje de esperanza y perdón en medio de la barbarie, y del poder de Dios obrando de una forma tan real como sobrenatural.

     
    España, paraíso de la trata en Europa

    Miles de mujeres son traficadas en España para su explotación sexual. Carolina Sánchez dirige dos casas de acogida para víctimas de trata en nuestro país.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

    Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

     
    Los poetas y Dios 2016 Los poetas y Dios 2016

    Culminó el XIII Encuentro celebrado en Toral de los Guzmanes (León), con apoyo de ADECE y bajo el lema 'Natividad del Amado galileo'. Fotos de Pablo Rodríguez.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

    Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

     
    3MJ #50: no hay lugar para Dios 3MJ #50: no hay lugar para Dios

    Al rechazo y desprecio hacia Jesús, él responde ofreciéndonos un lugar. De eso trata el evangelio.

     
    8 causas: mártires 8 causas: mártires

    Muchos mantuvieron su fe en Cristo hasta las últimas consecuencias: llegaron a entregar la vida por mantener sus convicciones.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.