PUBLICIDAD
 
jueves, 18 de julio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    El compromiso de Ciudad del Cabo 2010 (8)
    5
     

    Paz social y reconciliación, lectura desde España

    La reconciliación es la clave del evangelio: el mismo Dios muere en una cruz para reconciliar al mundo; asume Él mismo el castigo del enemigo.
    LAUSANA AUTOR Grupo `Efecto Lázaro´ 12 DE ABRIL DE 2013

    En estos albores del siglo XXI, en el que las sociedades occidentales- autoerigidas como baluartes de las libertades tanto individuales como colectivas- se debaten entre la búsqueda de una vida sin espiritualidad o bien de una espiritualidad no definida por valores previamente dados, no deja sin embargo de resonar con cierta urgencia el “bienaventurados los pacificadores” en todas las formas posibles.

    Esta es quizá la demanda más clara que aún se hace al mundo religioso, sea cual sea la forma en que se haga y la cosmovisión que la formule. No se entiende una iglesia o un creyente que no busque la paz. Su dejación escandaliza en grado sumo. La paz por lo tanto no es una opción, sino un imperativo, para el cristianismo de este siglo. Así se recoge en el Compromiso de Ciudad del Cabo. Un mandato éste que el documento coloca junto al de la participación social y al de la transformación ética.

    Tratar de encarnar el llamado de Ciudad del Cabo a ser pacificadores en nuestro país exige empezar, como bien hace el Compromiso, hablando de reconciliación. Y ahí la sociedad española suspende.

    España es una sociedad no reconciliada, y este hecho fundamental la incapacita para el bien común.

    LA SOCIEDAD ESPAÑOLA
    La fractura social e ideológica, que culminó primero en una guerra civil fratricida y después en 40 años de dictadura, sigue a pesar de los más de 30 años de democracia sin haber sanado. Este sustrato de falta de reconciliación aflora en cada situación de conflicto: en cada proceso electoral, en las opuestas reivindicaciones en torno a la cuestión de la memoria histórica, en el eterno debate sobre educación, en las tertulias de los medios de comunicación, en las rencillas de los pueblos, pero sobre todo aflora sin medida en el debate político y en la adopción de medidas legislativas. La principal consecuencia de esta no reconciliación es la incapacidad para pensar en el bien común y pergeñar su diseño. El Otro ideológico sigue siendo de alguna forma el enemigo a batir, lo que evita cualquier pacto permanente, por apremiante que sea la gravedad de la situación.

    Ello hace imposible un trazado político que ayude buscar soluciones conjuntas y efectivas a la crisis económica, un acuerdo en torno a una educación que defienda un modelo basado en el ser humano y en la igualdad de oportunidades; un convenio en relación con el modelo de Estado; un consentimiento mutuo que ampare a todas las víctimas de todo tipo de terrorismo en nuestro país -y una hoja de ruta consensuada y pacificadora para acabar definitivamente con él; un concierto en torno a la inmigración digno de una sociedad históricamente emigrante; un compromiso compartido que dé futuro a toda una generación de jóvenes que ya se ha definido como la generación perdida.

    La reconciliación es la clave del evangelio: el mismo Dios muere en una cruz para reconciliar al mundo; asume Él mismo el castigo del enemigo, y desautoriza al hacerlo cualquier actitud que implique la muerte del Otro en cualquiera de sus formas. Reconciliados con Dios, reconciliados con nosotros mismos, reconciliados con el Otro ¿Cómo es por lo tanto la Iglesia que mana de esa invitación hecha carne? Una Iglesia reconciliada, que trabaja unida como agente comprometido con la reconciliación en cualquier situación de conflicto. ¿Cuál será por tanto la clave del testimonio cristiano en España en estos albores del siglo XXI? Una Iglesia experta en reconciliación, que ha experimentado en propia carne las dificultades del reconocimiento, del perdón y del abrazo, y las ha vencido, y es por lo tanto vivo ejemplo de pensar en el bien común.

    LOS CRISTIANOS EN ESPAÑA
    Sin embargo, ¿es ésta la experiencia que proyecta el cristianismo en nuestro país? Claramente no. La reconciliación está presente con intensidad en el ámbito de la pastoral privada, pero es una exigencia que no va mucho más allá del ámbito local o denominacional. Son más escasos, por el contrario, los gestos de la iglesia de reconciliación efectiva en el ámbito público, capacitadores para el bien común y que puedan servir de ejemplo en los ámbitos socio-políticos. Faltan actos relevantes y declaraciones concretas reconcilantes en muchas de las situaciones sociales y políticas descritas más arriba. Dicho de otro modo, tenemos la formación teórico-práctica, pero nos faltan las prácticas profesionalizantes.

    Es urgente volver al espíritu que impulsó a Nehemías: Lejos de reprochar qué facción del pueblo de Dios había provocado la ruina de Jerusalén, asumió la situación de crisis como propia y se comprometió con ella de una nueva manera. El estilo de vida bíblico incluye la justicia, la compasión, la humildad, la integridad, la generosidad, la búsqueda de la paz, entre otros.

    Nuestra actuación en los presentes retos sociopolíticos debe pasar de manera prioritaria y como un primer paso ineludible por un ejercicio interno de reconciliación, por un hacerse cargo común de la percepción distorsionada del mensaje cristiano que nuestra sociedad española ha recibido, y por una voluntad conjunta de rectificación. Este proceso de perdón y reconciliación nos capacitará, tal y como propone el Compromiso “para la expresión pública de un amor al prójimo y un respeto hacia las personas e instituciones, cuales quiera que sea su credo o ideología, incluso extendido a quienes nos odian, calumnian o persiguen; nos hará responder a la violencia con bondad, misericordia y compasión”; y nos acreditará como interlocutores válidos y deseados.

    De esta manera romperemos las cadenas del mal que aprisionan nuestro futuro común como sociedad y abriremos las puertas a un derramamiento creativo que contribuya a la resolución de los retos planteados a través de un perdón de dimensión nacional, de una reparación capaz de cerrar heridas, de una sabiduría mayor que nos haga una sociedad más justa y de un consenso que garantice la sostenibilidad de cada ser humano en todos los ámbitos.

    ACCIONES A TOMAR
    Reconciliados, podremos actuar con pertinencia sociopolítica espiritual a través entre otras de las siguientes acciones:

    a) la identificación de toda iniciativa de reconciliación en marcha en nuestro país y del compromiso con ella en la medida de nuestras posibilidades;

    b) la no colaboración con todo tipo de discurso en cuyos presupuestos no subyazca la reconciliación y la búsqueda de un futuro de bien común que integre a todas las partes implicadas;

    c) la propuesta creativa de espacios neutrales de diálogo donde partes en conflicto se puedan sentar a discutir con garantías de respeto y la confianza de que se busca un bien común.

    La llamada a procurar la paz en la ciudad, dice Ciudad del Cabo, obedece a que “reflejamos el carácter del Dios Padre (…) así Éste recibe alabanza y gloria”. Tal es el compromiso que debiera estar en la agenda de la Iglesia española a no más tardar: una paz entendida como expresión del amor de Dios por el mundo y por todos los pueblos. Esta es la misión.

    Este artículo se corresponde a la serie que en un blog bajo el nombre de "Lausana" analiza y aplica el documento "Para el mundo al que servimos: La llamada a la acción de Ciudad del Cabo", elaborado en el tercer encuentro del Movimiento Lausana (realizado en 2010 en África del Sur, al que acudieron cuatro mil líderes evangélicos de todo el mundo, y que se celebra cada diez años aproximadamente).
     

     


    5
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Manuel galo
    17/04/2013
    01:37 h
    5
     
    'Cuando digan Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repentina'. No se si el Señor está cerca, lo que si ya ha llegado es la Apostasía que la precede. El Ecumenismo precede Su venida. El Señor está cerca.
     

    Salvador Cañas
    17/04/2013
    01:37 h
    4
     
    Se nos ha ido la cabeza o qué?. La Recociliación de los hombres con los hombres es una quimera que nos quieren hacer creer. No existe evidencia alguna de que esto sea posible, el siglo XX con sus guerras mundiales es ejemplo de ello. El hombre es un lobo con el hombre, y pretender que los lobos se comporten como ovejas es pretender ir contra la realidad de su naturaleza. No debemos hacer Doctrina contra hechos y que el hombre es malo es un hecho. Primero el hombre ha de cambiar su naturaleza, ha de ser un hombre nuevo, por arrepentimiento y fe en Cristo, no por medio de compromisos que simplemente ni quiere ni puede cumplir. Estamos llamados a predicar el Evangelio, a dar a conocer que el
     

    Samuel
    15/04/2013
    00:54 h
    3
     
    Es bueno que busquéis la paz. Yo estuve en Guerra, pero ahora estoy en Paz. Estoy en Paz, significa que antes estaba en Guerra contra Dios, y ahora ya no lo estoy. Su Sangre me dió Su paz. Yo ya no busco la Paz, yo la tengo desde niño. Pero vosotros buscarla, que bueno que la busquéis. El problema es que ya sois muy mayores, y deberéis esforzaros pues cada vez os queda menos tiempo. Pero os animo, buscad la Paz.
     

    Sammy
    14/04/2013
    19:50 h
    2
     
    Leyendo este buen comentario vino a mi mente el legado que recibimos de Jesús: 'La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo' (Juan 14:27). No hay más que una paz. Pero depende de quién la dé si ha de ser o no efectivamente paz. Pedro nos insta a vivir en la paz de Cristo: 'Porque: el que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño; apártese del mal, y haga el bien; busque la paz, y sígala.' 1ª Pedro 3:10,11. Está claro que es solo viviendo en paz con Dios y con nuestros semejantes, que estaremos en condiciones de ser pacificadores sociales.
     

    luis gomez
    14/04/2013
    19:53 h
    1
     
    La reconciliacion es renunciar a mucha verdad,a mucha justicia.Es tragarnos nuestros muertos y seguir adelante.En los años setenta tuvimos que escoger entre otra guerra civil y la reconciliacion.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Paz social y reconciliación, lectura desde España
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Judas Toda la Biblia: Judas

    Esta carta confronta el engaño y a los engañadores que estaban dentro de la iglesia.

     
    El informativo #7: Victoria para la libertad de expresión en Reino Unido El informativo #7: Victoria para la libertad de expresión en Reino Unido

    Nos acercamos a las marchas profamilia en República Dominicana y la celebración del Foro Mundial del Trabajo en Filipinas.

     
    Toda la Biblia: 3ª Juan Toda la Biblia: 3ª Juan

    En el ministerio, la clave es servir, darnos a los demás.

     
    ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia

    Unas mil personas atraviesan cada día la frontera cerca de Cúcuta. JUCUM y Operación Bendición han establecido un espacio para dar refugio y ayuda al caminante.

     
    El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid

    90 organizaciones provida estuvieron presentes en la reunión anual de la OEA. En Europa, una red de entidades cristianas trabajan juntas para luchar contra la trata.

     
    El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

    La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.