PUBLICIDAD
 
lunes, 21 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

La conclusión de los pastores

El mismo Dios que se complace en revelar, también se complace en hacerlo de forma contraria a lo que la razón humana estipula correcto.

CLAVES AUTOR Wenceslao Calvo 25 DE ENERO DE 2018 11:33 h

Aquella noche era una guardia más sobre sus ovejas, de las muchas que aquellos pastores estaban acostumbrados a hacer, aunque en esta ocasión había un tema de conversación inusual, como era el flujo de gente que había venido a la ciudad procedente de otros lugares, a fin de empadronarse para cumplir el mandato de Augusto César. En una población pequeña y tranquila, como era la suya, un suceso así, que en otros lugares no tendría tanta relevancia, no podía pasar desapercibido. Cualquier cosa que rompiera la monotonía era todo un acontecimiento, pues, después de todo, un pueblo es un pueblo, habiéndose convertido el mesón en el centro de acogida de muchos forasteros.



Y mientras unos comentaban las novedades más recientes del día y otros dormitaban tratando de descansar por el trabajo realizado, de pronto ocurrió algo que les sobresaltó, sacándolos de sus conversaciones y sueños. Un ser celestial se apareció a ellos, rodeado de luz y gloria, de modo que la noche se convirtió en día súbitamente, siendo su reacción la lógica ante algo abrumador, inesperado e inexplicable. Lo que conocemos y controlamos no nos conmueve y aunque haya acontecimientos naturales que exceden a nuestra experiencia y expectativa, sorprendiéndonos y admirándonos, no producen una reacción de gran temor, que fue lo que instantáneamente sintieron aquellos pastores. Porque un fenómeno natural extraordinario provoca asombro, como contemplar la aurora boreal, pero un fenómeno sobrenatural insólito en el que hay gran despliegue de poder y grandeza, sobrecoge e impone. Durante unos momentos, que les parecieron eternos, los pastores no simplemente vieron a cierta distancia ese despliegue de esplendor, sino que quedaron envueltos por el mismo. Unos pocos, antes que ellos, también habían entrado en contacto con lo celestial, siendo la reacción la misma, la de quedar estremecidos por la experiencia. La irrupción de lo sobrenatural en lo natural produce miedo paralizante.



Pero el mismo ser sobrenatural,que tanta perturbación les produjo, también les sosegó, al decirles que no tuvieran temor, anunciándoles la noticia que nunca oídos humanos habían escuchado. Se trataba de la más extraordinaria jamás proclamada, porque suponía el cumplimiento de los antiguos anuncios proféticos sobre el nacimiento del esperado. Por fin, después de siglos, de milenios, el instante supremo había llegado y la historia había alcanzado su punto álgido; no la historia desde la perspectiva humana, sino desde la del Señor de la historia, en cuya mano están los tiempos y las edades. Y ellos estaban siendo partícipes directos de aquel momento sin par. El gran temor que se había apoderado de ellos fue desplazado por el gran gozo desbordante de la nueva.



Y es que el que acababa de nacer no era simplemente alguien especialmente destacado. Los nombres con los que el ángel se refiere a él van in crescendo en definición y concreción a medida que los proclama. Aunque usa el artículo indeterminado, un, y un nombre, salvador, que ya se había empleado antes para otros personajes, pudiendo dar la impresión de que estamos simplemente ante uno más en una lista de hombres sobresalientes, el segundo nombre, ungido, afina todavía más la identificación, si bien aún hay la posibilidad de que alguien piense que no se trata más que de una réplica de David; pero lo que ya termina por excluir cualquier similitud con otros, es el tercer nombre que el ángel le da, el Señor. Aquí ya no caben escapatorias ni equivalencias con otros personajes. Si es el Señor, quiere decir que es Dios, porque tal nombre no es como el de salvador o ungido, que son aplicables a hombres, sino que es exclusivo y excluyente. De modo que el Salvador Ungido es el Señor. Ése es el que acababa de nacer.



Pero a continuación el ser celestial les dice algo por lo menos confuso o contradictorio y es que reconocerán al niño porqueestá acostado en un pesebre. ¿Cómo conciliar tanta grandeza y excelencia con algo tan inusualmente absurdo? ¿Qué consonancia hay entre la magnificencia del que ha nacido y lo desconcertante que rodea su nacimiento? No solo eso, es precisamente el hecho de que esté acostado en un pesebre, la clave para poder identificarlo. No es un dato accesorio, algo a ser pasado por alto, sino que es precisamente el dato a tener en cuenta para sacar la conclusión de que efectivamente se trata del anunciado.



La lógica humana diría que mensaje y señal son incompatibles. La lógica divina, contradiciendo la humana, dice que mensaje y señal concuerdan. Aquellos pastores tenían dos alternativas, una era guiarse por su propio raciocinio y al llegar al pesebre deducir que el mensaje era imposible de aceptar, porque sus sentidos, fuente de conocimiento humano, no les transmitían que allí hubiera alguien especial. Pero la otra alternativa era deducir que el mensaje era verdadero, siendo la señal la prueba de su veracidad, porque el mismo Dios que se complace en revelar, también se complace en hacerlo de forma contraria a lo que la razón humana estipula correcto.



Dos alternativas que siguen vigentes hoy. Hay los que no ven más que lo que le dicen sus sentidos y hay los que ven lo que les ha sido anunciado, aunque contradiga a sus sentidos. ¿En qué lado estás tú?


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - La conclusión de los pastores
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.