PUBLICIDAD
 
viernes, 16 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    1
     

    Dar saltitos para que me vean

    Somos carne egoísta mirándonos el ombligo.

    TUS OJOS ABIERTOS AUTOR Isabel Pavón 19 DE ENERO DE 2018 11:28 h

    Cualquier cosa nos sirve con tal de llamar la atención y disfrutar de un minuto de gloria. Eso de que le miren a uno y ser el protagonista es todo un disfrute. Considero a las iglesias como algunos de los mejores lugares para conseguirlo.



    Unos disparan amenes que estallan como balas de cañón en el ambiente. Otros aplauden en el momento menos oportuno, por eso lo hacen, para que les miren. Algunos se levantan para orar y, más que hablar con Dios, parece que le están contando a los hermanos su vida de cabo a rabo, para que se enteren bien de lo que les pasa. El que decide cantar un solo elige la composición más larga con el fin de lucirse más tiempo y, cuando llega al final, se ha gustado tanto que repite. Están, además, los que se levantan con frecuencia, van para arriba, van para abajo; se mueven de izquierda a derecha; se sientan un momento y se vuelven a levantar y sólo pierden su silla los que se van a Sevilla. Por otro lado, se señala el que saca el móvil para contarle al que tiene al lado cualquier cosa con tal de distraerle y que fije su atención en su persona, no en la predicación. Aparecen las personas que, cual si fuesen portadoras de pasteles, empujan la mesa camarera por los pasillos mostrando al desnudo todas sus enfermedades, las de sus hijos, las que han ido heredando de sus antepasados y las posibles que vendrán en el futuro. Está el que pide permiso para vociferar desde el púlpito las más recientes noticias sobre las catástrofes que nos esperan, porque, eso dicen, cuadran exactamente con lo que viene en el libro del Apocalipsis y anuncian la inminencia de que ya nos vamos, que damos el salto final en pocas horas y que, a lo mejor, a ti ni te da tiempo a llegar a casa. Un saltito más puede considerarse la predicación, cuando el responsable coge el hilo y cose, cose, cose, hace dobladillos, ojales, pespuntes, punto de cruz, mantel y servilletas y no termina porque piensa que tiene todo el tiempo del mundo para él, aunque vea en los demás las caras mustias y desesperadas. Entre todos estos está la persona que lo sabe todo en griego sin haber estudiado griego en su vida presente ni lo hará en la futura. El otro, el que no tiene una conversación normal, porque se expresa solamente a través de versículos, para que sepas todo lo que él sabe y tú no, y les cuesta hablar de otra manera contigo, no vaya a ser que se ensucie de polvo terrenal, pero ¡ojo! ya en su puesto de trabajo, en la calle, fuera de la iglesia, no se atreve a hablarle a nadie así, porque se ve ridículo y lo sabe. Está el que da el saltito para augurarte lo primero que se le viene a la cabeza sobre el futuro, así se concede a sí mismo ese protagonismo y a ti te mete, entre ceja y ceja, la intriga padre.  



    Hay ocasiones en que la iglesia viene a conformarse como una especie de collage en el que buscar a Cristo cuesta más que encontrar a Wally. Considero que tales comportamientos nos muestran dando saltitos para asomar la cabeza y que nos vean, para destacar ante el prójimo, o sea, que somos carne egoísta mirándonos el ombligo. Son costumbres, pantomimas que forman parte de un ambiente ya consolidado y solidificado como el hierro. Condiciones que padecemos y hay que controlarlas para sacarlas, poco a poco, de nuestro interior mediante el ejercicio expiatorio y dejar todo el hueco posible para que nos inunde la gracia del Señor.


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Earendil
    18/02/2018
    06:46 h
    1
     
    Lo termina bien, querida Isabel, pero no le parece un poco que le salen las garras de los buitres aquellos que juzgaban demasiado rápido y duramente a otras avecillas? No ha tenido paciencia Dios con usted? Pues le animo a pedir más para soportar esas cosas que vamos a ver siempre, sí o sí, forever and ever, si nos dedicamos a mirar al prójimo el "día del culto", en vez de a mirar más a Dios...y que conste que esto se lo dice uno de los que ha odiado mucho mucho el "día del culto" desde pequeño.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Dar saltitos para que me vean
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.