PUBLICIDAD
 
viernes, 19 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Aniversario 11M
7
 

11-M: ¿Estás en la lista?

Pedro Tarquis estaba como médico de guardia el día del atentado del 11M en Madrid en uno de los hospitales que acogieron a muchas de las víctimas. Nos deja aquí sus recuerdos y reflexiones de aquel día.

MIRAD@ZUL AUTOR Pedro Tarquis 10 DE MARZO DE 2016 23:00 h

Uno de los trenes, tras el atentado del 11M en Atocha / Efe


He visto que preguntan los medios, en cada aniversario del atentado del 11M en Madrid, si los ciudadanos nos acordamos de qué hacíamos o dónde estábamos aquel trágico día. Para mí es una pregunta obvia. Yo estaba de guardia como internista en el Hospital Clínico de Madrid dsde el día anterior, 10 de marzo, y debía permanecer hasta las 09.00 horas del día 11 en el hospital.

La mañana del 11 de marzo de 2004 aproximadamente a las 08.00 horas me sonó el busca personas. Tenía que dirigirme a Urgencias porque había ocurrido un atentado y podían llegar heridos. Pensé que era de nuevo ETA. Pero la realidad, como un tsunami, me fue pasando por encima.

Vi llegar un autobús rojo de línea lleno de heridos. Luego el goteo continuo de ambulancias, los gritos, las familias, la sala de Urgencias que se vació de “enfermos normales” para llenarse de víctimas del atentado. Batas blancas por todas partes (ningún compañero libró la guardia, muchos dejaron sus días libres para ofrecerse a ayudar).

En cuanto la locura entró en un caos organizado, me encargaron como portavoz del hospital (entonces era parte de mi trabajo como médico) ir confeccionando la lista de ingresados, sus diagnósticos y pronósticos. Cada hora se actualizaba y se pasaba tanto a la dirección del hospital como al centro de coordinación que se organizó en el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

A la vez, historias humanas, padres o amigos que llegaban preguntando por sus conocidos, familiares en estado de shock que recorrían hospitales (los móviles dejaron de funcionar, por seguridad, las primeras horas en Madrid; además de los que se dañaron en las explosiones de las bombas… y los que sonaban sin que sus dueños pudieran contestar, algunos ya no podrían hacerlo nunca más).

Cuando miré el reloj, no podía creérmelo. Eran ya las 17.00 horas. Todo había pasado muy deprisa. Nos mirábamos y casi no podíamos comentar nada. No vi hasta el día siguiente las imágenes del atentado, y cuando lo hice comencé a llorar como un niño ¡Cuánto dolor, cuánto daño sin sentido, cuánto odio inhumano!

Aún seguí en el hospital hasta las 22.00 horas, sobre todo porque comenzó a ocurrir algo que nunca olvidaré. Llamadas, casi dos decenas de llamadas de amigos (y amigos de amigos), conocidos (y conocidos de conocidos), hermanos en la fe…

Todos ellos tenían una sola pregunta: “¿Está en la lista?” y me decían un nombre.

Yo tenía acceso directo a la lista de heridos del hospital, y también del centro de Coordinación de la Comunidad de Madrid. Quienes no encontraban a sus seres queridos, y que presunta o seguramente estaban en los trenes del atentado, necesitaban saber si estaban en la lista de las personas ingresadas, si habían sobrevivido al atentado.

No estar en la lista suponía, a esas alturas de la tarde o de la noche, que con casi total posibilidad estaban entre las víctimas.

No se pueden imaginar la enorme alegría que experimenté al poder decir en una de las ocasiones que sí, que aquel nombre figuraba en uno de los centros hospitalarios. Tampoco se pueden imaginar cuánto puede cortar el silencio, como un cuchillo, hasta que sangra un “No, no está, lo siento de veras, lo siento” las muchas veces que me ocurrió el tener que decirlo.

Hoy quiero terminar con una reflexión. Un día se leerá en el cielo una lista, escrita en un libro sellado, y sólo esos nombres sobrevivirán a una eternidad sin Dios, a un atentado diabólico que afectará a gran parte de la humanidad.

La buena noticia es que tú puedes rogar (y serás escuchado/a) para que tu nombre esté en esa lista. Se escribe con la sangre de Jesús, a los pies de la cruz que quedó vacía, porque Él venció con su resurrección el dolor, el daño sin sentido, y el odio inhumano que anida en mayor o menor medida en cada corazón humano.

¿Estarás tú en la lista? Me encantaría poder oír tu nombre, y lo digo porque sé que yo, por su Gracia, su misericordia, su amor y su perdón allí estaré ¡Sí, mi nombre está en el Libro de la Vida y ojalá que el tuyo también! Lo demás será entonces transitorio y secundario.


 

 


7
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

JACT
16/03/2016
13:31 h
7
 
Gracias, Pedro. No obstante, creo que lo de "ETA" sobra... (ojo con el inconsciente propio y ajeno). Por otro lado, la "Lista" podría ser inmensa. El Plan de Dios provee Reconciliación Cósmica de TODO EN JESUCRISTO... Sí, se a lo que me arriesgo, pero a estas alturas..., habría que abrir el debate... Respeto mucho tu trabajo en esos fatídicos días... Me recuerdan los días que pasó mi amigo el Dr. Luis Rojas Marcos en NY. "Impagable"...Fruto del amor, la solidaridad, y la Imago Dei. SGD
 

josuedejuan
11/03/2016
10:56 h
6
 
Hacer justicia a esas muertes es exigir la verdad, no las versiones que circularon en aquellos dias, osea, eta o alqaeda, pues ni lo uno ni lo otro.
 

Encarni (Málaga)
12/03/2014
17:49 h
5
 
Gracias Pedro, después de diez años, todavía relatos como el tuyo hace que la emoción nos embargue, con que verdad más grande acabas tu historia, que alegría saber que nuestro nombre está escrito en la lista de Dios, porque como dice el título de una película todos andamos por la vida con la muerte en los talones, y no hay nada como tener el mejor seguro de vida. De nuevo muchas gracias.
 

Rodolfo A.
12/03/2014
17:49 h
4
 
Gracias, Pedro, por este informe reflexivo. No debemos recibir las noticias como si fueran una novela. Si no somos capaces de reaccionar, es solamente por falta de sensibilidad ante la situación humana
 

Pablo
11/03/2014
13:23 h
3
 
Gracias.
 

Óscar Margenet Nadal
11/03/2014
13:23 h
2
 
Doy gracias a nuestro Padre eterno por volver a leer a Pedro. Me hizo llorar pues reviví esa cruel odisea que seguiamos por TV en mi tierra natal. Allá y entonces oramos en familia por muchos sin saber sus nombres. Tres años antes ya habíamos vivido por TV el horror del 11-S. Y ahora, mientras la clase política local saca el polvo de remanidos discursos y el periodismo re-interpreta la historia, doy gracias a Dios por esa lista que nos recuerda Pedro: la que ya tiene mi nombre escrito gracias al Propósito divino y al sacrificio voluntario del Hijo de Dios. Recordemos a los muchos que aún lloran a seres amados muertos por el odio fratricida.
 

Beatriz
10/03/2014
23:48 h
1
 
Pedro bonita reflexion y comparto contigo cada una de tus palabras. No le demos la espalda a la realidad esta vida es pasajera, nos queda una eternidad para vivir con Dios y con todos los que decidan buscar a Dios. Yo quiero vivir esa eternidad con Dios. Gracias Pedro.
 



 
 
ESTAS EN: - - - 11-M: ¿Estás en la lista?
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Toda la Biblia: Marcos Toda la Biblia: Marcos

Este es un evangelio lleno de acción, con detalles cercanos a la vida de Jesús.

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.