PUBLICIDAD
 
viernes, 19 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
5
 

Lutero y la sublime gracia

Discurso leído al recibir la Medalla de Honor del CEM en el Día de la Reforma, 31 de octubre de 2013, en el Paraninfo de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.
MIRAD@ZUL AUTOR Pedro Tarquis 04 DE NOVIEMBRE DE 2013

P. Tarquis durante su exposición, detrás su esposa Asun Quintana / M.GaLa


Siendo todo por fe y por gracia, como nos recuerda el Día de la Reforma que conmemoramos y celebramos hoy, está casi de más decir que cualquier Premio es inmerecido o al menos que es Dios quien realmente es el único digno de recibirlo por cualquier obra o vida.

Pero entiendo que esta Medalla es reconocer que Dios utiliza a personas con sus errores. Imperfectas, como yo, pero que Él usa para sus planes.

Dicho esto, en la parte humana, y sin falsa humildad, es cierto que trabajé y trabajo mucho y con ilusión. Pero es justo también reconocer a personas sin las que mi labor de servicio al Señor hubiera sido imposible. La primera mi esposa, a la que le adeudo tanto que sólo el amor puede en parte suplir lo mucho que le he quitado o dejado de dar; y a la vez quien más me ha apoyado en los peores momentos y guiado en las situaciones más difíciles. Sin ella nada de lo que he hecho hubiese sido posible y si fuese por mí, tengo claro que ella merece mil veces más que yo esta medalla.

En cuanto al inicio del Consejo Evangélico de Madrid (CEM) y la firma del Convenio con la Comunidad de Madrid hace ahora 20 años, además de la generosidad política de Ruiz Gallardón, fue clave el apoyo y visión de Mariano Blázquez como Ferede, sin el que ni la legalización del CEM ni la firma del Convenio se habrían podido realizar. Y por supuesto el respaldo de la junta directiva del CEM, cuyo presidente Emmanuel Buch retorna a su cargo veinte años después.

En cuanto al desarrollo del Convenio, es importante reseñar que en esa etapa realizó una labor no sólo ejemplar, sino de entrega absoluta, Manuel García Lafuente como Consejero de Cultura. El fue quien impulsó de forma digna, responsable y práctica la enorme actividad que se generó a partir de la firma del Convenio, y que hizo posible que siga hasta hoy ante el buen resultado, la seriedad y el cumplimiento de todo lo acordado. Jornadas, conferencias, publicaciones, ayuda al patrimonio, todo pasó por sus sabias y responsables manos.

También en esta etapa fueron fundamentales las diputadas Henar Corbi (PSOE) y Sandra Myers (PP) que supieron entenderse y colaborar a favor de la libertad religiosa y el desarrollo de los acuerdos desde sus respectivos partidos, sin protagonismos personales ni políticos; en el mejor ejemplo de lo que la política bien entendida y ejercida puede hacer por los ciudadanos.

También es una satisfacción que el CEM exista más allá de mi persona, y que tras mis siete años como Secretario ejecutivo hayan seguido desempeñando de manera eficiente esta labor otros siete Máximo García primero y Manuel Cerezo después, lo que muestra que la institución esté más allá de las personas, aunque cada cual deje su huella y pequeña historia. Pero el CEM ha sido, es y será lo que somos todos quienes formamos parte de él por encima de individualidades.

Finalmente, y pensando más allá del CEM, en mi labor en Protestante Digital y la Alianza Evangélica Española donde me siento plenamente integrado y comprometido, quiero agradecer de forma especial el apoyo siempre generoso de tres personas: Juan Antonio Monroy, Pablo Martínez Vila y Jaume Llenas. Habría más, pero no quiero dejar a nadie fuera y estos tres nombres exponen quienes para mí son personas que aman al Señor, a su Palabra, y a su Iglesia, desde una perspectiva actual, profunda e íntegra. Son un referente para mí además de un estímulo y apoyo.

Lo que si querría ya para terminar es reflexionar ahora que se cumplen 20 años de la fundación del CEM, y con mi experiencia que empieza a ser larga, sobre el papel de las personas, entidades e instituciones evangélicas en la sociedad y la vida pública.

Pienso que hoy más que nunca debemos elegir entre ser reyes o profetas. Dios dejó claro que prefería que no hubiese rey en Israel. El rey suele terminar buscando mantener sus privilegios, lograr posesiones, enseñorearse del pueblo, hacer pactos para mantenerse en el poder o lograr sus intereses.

El profeta dependía finalmente de que realmente estuviese acorde a la voz y el corazón de Dios. Nada podía ganar o perder porque todo lo tenía ganado y perdido. Su fuerza era el respaldo de Dios y si fallaba ningún paracaídas más tenía que evitase que se estrellase. Ni necesitaba ni podía tener alianzas estratégicas.

Lutero es uno de los mejores exponentes de esos profetas que necesitamos. Y recordando su figura, no puedo dejar de decir que si hoy en día volviese a clavar sus tesis lo haría en más de una iglesia y medio de comunicación evangélico, donde se vende la gracia con bulas de prosperidad. Esa gracia inmerecida, impagable, sagrada porque es la única respuesta que nos salva y rescata de nuestra culpa y nos ofrece la relación con Jesús, y que a Él le costó todo para dárnosla gratuitamente.

Termino con un poema atribuido a Teresa de Jesús, que dedico a mi Señor, y que proclamo hoy como mi experiencia personal en la que sigo enamorado de un Jesús del que nunca podré entender ni por qué me amó y salvó, ni por qué ha querido usarme, pero al que agradezco su permanente gracia y misericordia en mi vida:

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

Muchas gracias.
 

 


5
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Óscar Margenet Nadal
07/11/2013
01:14 h
5
 
Felicitaciones, querido Pedro, por un reconocimiento - humano, pero reconocimiento al fin - para quien como tú trabaja para el mejor Señor con los dones que Él te ha dado. Ojalá tu labor junto a tu esposa sea prosperada en la genuina entrega a Cristo de mucha gente. Gracias a Dios por tu ejemplo de servicio.
 

Alfredo Pérez Alencart
04/11/2013
22:23 h
4
 
Querido Pedro, hermano en Cristo y en la poesía: Mucho me alegro que se reconozca esa inmensa misión que realizas para comunicar mejor el Evangelio. Mi abrazo y mi admiración.
 

Enrique
04/11/2013
22:23 h
3
 
¡¡¡ GRACIAS PEDRO !!! 'Lutero es uno de los mejores exponentes de esos profetas que necesitamos. Y recordando su figura, no puedo dejar de decir que si hoy en día volviese a clavar sus tesis lo haría en más de una iglesia y medio de comunicación evangélico, donde se vende la gracia con bulas de prosperidad.'
 

Daniel Hofkamp
04/11/2013
22:23 h
2
 
Pedro, gracias por tu entrega, trabajo y ejemplo. Enhorabuena por la medalla y a seguir!
 

Carme Rosell Miralles
04/11/2013
13:06 h
1
 
Enhorabuena, Pedro, me ha gustado tu artículo. Y, por cierto, precioso poema escrito por un corazón generoso.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Lutero y la sublime gracia
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Toda la Biblia: Marcos Toda la Biblia: Marcos

Este es un evangelio lleno de acción, con detalles cercanos a la vida de Jesús.

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.